Infectado Misántropo

Furioso por la ciudad de mierda, montones de basura y pestilencia se levantan ante mi.
El cubrebocas oculta mi expresión de asco y repulsión, observo y siento, siento ese penetrante odio que inunda mi ser infectado del virus.
Virus que llegó a mi y que hizo enfrentarme a mis miedos más latetes y oscuros, me empujó a mirar hacia el abismo y reconocerme entre las sombras, mi cuerpo luchó para volver a tener fuerzas, mi respiración entrecortada es simbolo del pesimismo negro que pesa sobre mis pulmones ahora.
Estuve por días buscando una respuesta, hasta que al final la encontré en una de las alucionaciones derivadas de la fiebre infecta que me arrebataron el sueño y el descanso.
Yo y el virus somos uno mismo, estoy infecto por una razón y esa razón es el contagio, el ser humano no tiene cura, no tiene escapatoria, está en un callejón sin salida, su unica salvación es su exterminación, pueden buscar vacunas, pueden apostar por la inmunidad global pero la pandemia llegó para no abandonarnos por varios años.
¿Es un virus creado?, ¿fue obra de la naturaleza salvaje?, ¿acaso importa?, NO, no importa nada de eso, está aquí y estoy infectado de ello, un misántropo silencioso suelto en las ciudades manchando lugares públicos de mucosidades y saliba potecialmente infecciosa.
Yo mismo soy mi propia arma, ahora mi cuerpo es el arma biológica por exelencia, soy más letal que un explosivo en horas familiares, más peligroso que un incendio repentino, más lacerante que un pedazo de plomo disparado hacía las entrañas de la civilización, más cortante que la navaja más afilada.
YO, el misántropo enfermo en eras de pandemia, soy quien continuará empujando al ser humano a su abyecta miseria.
Esta vez no hay reivindicaciones, no hay tomas de responsabilidades, solo queda hacer lo que se tiene qué hacer…
Lo Salvaje, lo Desconocido me eligió a mi, mi respuesta será.

América
Tendiendo a lo Salvaje

(es) Una visión satánica de la pandemia de Covid-19

Descargo de responsabilidad

Antes de comenzar mi “polémica siniestra”, un descargo de responsabilidad es necesario. Sigo el movimiento Oculto, la subcultura, que se denomina Orden de los Nueve Ángulos (O9A, ONA). {1} Esto implica dos cosas. Primero, que “mi” satanismo es el satanismo tradicional del O9A, que difiere sustancialmente del “satanismo” moderno propagado por Howard Stanton Levey, más conocido como Anton LaVey. {2} Segundo, dado el principio O9A de la autoridad del juicio individual {3} mis puntos de vista no representan los de la subcultura O9A, ya que ningún punto de vista individual puede representar una subcultura intransigente. {4}

Un aprendizaje necesario y una dialéctica necesaria

Mi visión satánica de la pandemia de Covid-19, comúnmente conocida como la pandemia del coronavirus, es que es una limpieza natural de nuestra especie humana; parte de la dialéctica siniestra que nos evoluciona como especie, {5} y que tiene el potencial de cambiar nuestras sociedades y poner al descubierto cuán débiles somos como especie, y como individuos, cuando nos enfrentamos a una de las consecuencias de algunas de esos poderes, esas fuerzas que históricamente han sido descritas como satánicas y encarnadas en el arquetipo de Satanás.
Cuando Satanás, según el satanismo tradicional del O9A, es diferente e independiente tanto del judaísmo como de Nasrany, es considerado por el O9A como un arquetipo de rebelión, revolución, disensión, herejía, desafío y Caos, del cual el Caos puede surgir un nuevo orden, nuevas formas de vida.

Es decir, la pandemia de Covid-19 con las medidas tiránicas asociadas introducidas por los gobiernos occidentales, como “encierro”, “quedarse en casa”, cerrar la vida social normal y las interacciones sociales, hacer reuniones en público de más de dos personas, y el mensaje de “mantenerse a salvo” puede ser, debería ser, el catalizador de la rebelión, la revolución, la disidencia y el desafío. Si no inspira tales cosas, ¿qué dice eso sobre la mayoría de los pueblos de Occidente?

Dice que son mundanos. Que son débiles. Que se han vuelto mansos, dóciles. Y que por eso quizás no merezcan sobrevivir. O si sobreviven, dice que va a merecer su destino: ser siempre mundanos, ovejas, plebeyos, gobernados y manipulados por vulgarianos, muchos de los cuales los vulgarianos son magos por naturaleza o porque se han alineado con aquellos que consideran que están en “El lado ganador”, y que han sido recompensados por su servicio sincrónico a los que son magos por naturaleza.

Mientras tanto, la subcultura O9A continuará con la Fase Tres de su siniestra dialéctica. Clandestino para empezar. Que esla fase del reclutamiento clandestino, personal, revolucionario, que implica hacer que otros sean conscientes de nuestro satanismo, de nuestros arquetipos como Satanás y nuestra mujer Baphomet, {6} y de cómo ciertos roles pueden socavar el status quo y, por lo tanto, el poder de los vulgarianos y sus Hubriati. {7}

No me disculpo por esto, en mi opinión, esta es una auténtica perspectiva satánica de la pandemia que está matando gente. Para mi Satanás, el Satanás del O9A, mata, es disruptivo, encarna tanto el Caos como la Evolución. Él, como Baphomet, su consorte y contraparte femenina, es parte de nuestra evolución natural como especie, aunque esta sabiduría cósmica ha estado oscurecida durante décadas por el llamado “satanismo” mundano del plebeyo llamado Howard Stanton Levey.

Kerri Scott

Oxonia

March 2020
ev

{1} Ver “The Physis Of The O9A section of Insight Rôles, The Seven Fold Way, And The O9A”, incluido en
https://omega9alpha.files.wordpress.com/2019/10/o9a-trilogy-print.pdf

{2} https://wyrdsister.wordpress.com/2018/07/29/traditional-and-modern-the-two-types-of-satanism/

{3} Ver dos textos “Authority, Learning, and Culture, In O9A Tradition and The Authority Of Individual Judgement: Interpretation And Meaning which”, estos incluidos en
https://omega9alpha.files.wordpress.com/2019/10/o9a-trilogy-print.pdf

{4} Ver “A Sinister Anarchic Vision section of the text Authority, Learning, and Culture, In O9A Tradition” incluido in
https://omega9alpha.files.wordpress.com/2019/10/o9a-trilogy-print.pdf

{5} Como escribió Nietzsche: Was mich nicht umbringt, macht mich stärker. (Trad.: “Lo que no me mata me hace mas fuerte”)

{6} Nuestra Baphomet femenina – Maestra de sangre, de sacrificio humano, y algunos de sus seguidores – se describen en la novela “O9A Eulalia: Dark Daughter of Baphomet”, disponible en
https://omega9alpha.files.wordpress.com/2018/03/ona-eulalia.pdf

{7} Los Hubriati son definidos por el O9A como “esa clase de individuos, en Occidente, que han estado y están subsumidos por el ethos de los magos y el engaño de las abstracciones, y que ocupan posiciones de influencia y/o de poder. Hubriati incluye políticos, magnates de los medios y sus sirvientes, comandantes militares, funcionarios del gobierno, industriales, banqueros, muchos académicos y maestros, y así sucesivamente. La oligarquía (elegida y no electa) que forma parte de los controladores de los gobiernos occidentales es casi por excelencia hubriati. Entre las abstracciones que engañan a los hubriati están el Estado.
“A Glossary of Order of Nine Angles Terms”, incluido en
https://omega9alpha.files.wordpress.com/2019/10/o9a-trilogy-print.pdf

Pande-monio

*
Es un hecho, la pandemia está trayendo un nuevo mundo, es claro que el sistema ha tomado esto para implementar nuevas medidas de control y nuevas restricciones para las masas embrutecidas, las está llevando a ser una bola de viciosos empedernidos bajo ciertas tecnologías, excesos de radiación, el espejo negro emitiendo luces a cada momento, dosis de redes sociales diarias, contenido inutil para descerebrados celebrando una era patética repleta de la sucia doble moral que inunda los pestilentes pensamientos y actos de los hipercivilizados.
El virus se extendió, según los medios oficiales hay miles de muertos, millones de infectados, mucha gente vive con temor de salir e incluso interactuar con otras personas, la venta de antidepresivos se duplicó, trastornos mentales como la ansiedad, etc., se agravan, los estragos psicológicos que está dejando esto serán irreversibles, más cuando la humanidad piense que se ha salvado y nuevos brotes continúen afectando a los grupos vulnerables, o no.

*

Por otro lado, la cultura occidental imperante mezclada con la pandemia es un problema para la civilización, si dejaran morir a los que tienen qué morir la humanidad se ahorraría bastante fatiga, pero no, continúan cayendo en ese mismo hoyo. Los salvajes inuits, por ejemplo, al ser nómadas si en algún momento un miembro del clan resultase con una enfermedad que comprometiera a la tribu, los inuits lo dejaban en una cueva con una fogata encendida y con algunos leños secos para alimentarla, y seguian su camino, el afectado tenía dos opciones, morir por la enfermedad, o esperar a que se consumiera el fuego para que los animales salvajes los devoraran.
*
Al vivir en una sociedad humanista, que presuntamente vela por la integridad de sus miembros, dejarlos morir enfermos de covid 19 sería algo altamente reprobable, aunque eso se estuvo haciendo en diferentes partes de America y quizá también en Europa. Las contradicciones de nuevo cayendo en los esquemas psico-culturales de este sistema.

Las teorías conspiranoides indican que la elite que controla todo, al ver que el mundo tiene una sobrecarga de humanos, dejaron que el virus se esparciera para depurar y darle un respiro al planeta, de cualquier forma esa gente tambien comparte esta Tierra con todos sus “controlados”, es un plan estilo Ozimandias o Thanos, al ver que la vida está en peligro deciden eliminar a gran parte de esa vida y dejar que todo vuelva a equilibrarse. Este plan tiene varios inconvenintes, sobre todo en paises en vias de desarrollo, pongamos un ejemplo, una familia de diez integrantes, que apenas caben en un apartamento de dos cuartos, viven una cuarentena de más de dos meses saliendo muy poco, el hastio y la ansiedad se apoderará de ellos porque no aguantan relacionarse tanto tiempo con ellos mismos sean familiares o no, es así como la violencia intrafamiliar se duplicó en varios países de America.
Y si el “plan” de esa elite, era detener el avance de la humanidad, de nuevo en paises pobres y no pobres, meter a hombres y mujeres en sus casas por dos meses iba a ser contraproducente para ese plan porque, ¿qué hace un hombre y una mujer todo el día juntos por semanas? Pues se aburren y cogen, y si cogen por semanas durante su aislamiento, seguro tendrán embarazos no deseados, es así por ejemplo, si en México murieron 3000 personas por el virus, en unos meses nacerán 5000 bebés, 5000 humanos nuevos, de nada habrá servido entonces, se escucha como un chiste pero es realidad, cifras estíman que la curva de embarazos no deseados se irá al cielo después de la pandemia.

Así que en unos años, habrá más humanos de los que covid19 mató.

*

Algunos anarco-conspiracionistas culpan a los “eco-fascistas” de la expanción de la pandemia, quizá la elite más hermética sea “eco-fascista” y ni cuenta se ha dado. No es cuestión de ser ecologistas o no, si esa elite fue la responsable de esto no pensó en el planeta como una cuestión meramente prioritaria sino en el peligro que representa la frenetica vida occidental para sus intereses políticos y empresariales. Es realidad les importa una mierda la Tierra, siempre habrá de donde sacar dinero y obtener poder.