(Argentina-Chile) Comunicado 62 de ITS, declaración en conjunto y ataque frustrado

Desde tierras sureñas se destapa una red entre cómplices eco-extremistas. Prueba irrefutable de que la Mafia crece y persiste en sus intenciones negras. Saludamos a los wachos de la Secta Rojo Sangre, nuevo grupo de ITS, quienes hacen su presentación con un ataque incendiario indiscriminado que fue silenciado.

¡Adelante individualistas!


I. SRS

Un solo camino nos trajo hasta acá, no hay otras posibilidades. Encontramos nuestra verdad, manifestación única y final de la potencia de nuestro ego. Lejos de las mentiras y los engaños de los necios.

Vamos a abrir un portal hacia el otro lado, ¿Vamos a ascender? ¡No! Vamos a formar parte de algo más.

Vamos a hacer del resto de la humanidad nuestros esclavos, subordinados a la autoridad máxima de la pólvora, del fuego, de los cuchillos y las balas. La muerte reclama a sus presas, somos los emisarios.

Los Dioses oscuros quieren enviar un mensaje. Ellos nos mandan a la guerra. La bomba, el arma de los pillos y los canallas es nuestra herramienta selecta.

Por el Estado Chileno habíamos estado afilando las dagas junto a nuestras afinidades los últimos años. Entre conspiraciones y complicidades nos cruzamos con ITS, en la acción se materializa la verdad de las potencialidades y lo pudimos corroborar, después de casi dos años concluimos una etapa llena de experiencias nutritivas para el ego extremista, con toda confianza podemos decir que las interacciones criminales entre Mafiosos han dado sus frutos y hoy destapamos oficialmente esta conspiración transandina, en el marco de la conspiración internacional y transcontinental contra el progreso humano. Hoy nos desprendemos de la nutrida Horda Mística del Bosque para reclamar una identidad propia, somos ITS-Argentina, Secta Rojo Sangre (SRS).

Podemos afirmar con el pecho inflado de orgullo que los esfuerzos de los pacos por seguirnos la pista desde aquel verano del 2017 siguen siendo inútiles, ni a nosotros ni a la Horda nos han podido pisar los talones. Ni cerca nos han pasado sus repetitivos y humillantes intentos, y no crean que nos cruzamos de nuevo huyendo de ustedes. Nos mueve un llamado pasional, este mantiene nuestra sangre corriendo y nuestros dientes apretados, así que mejor seguir su flujo y acatar sus órdenes, es lo que nos toca. El constante movimiento también nos nutre y nos cuida del estancamiento. Decir más es innecesario.

Hoy solo buscamos la sangre como medio para trascender lo humano, cada herida que generamos nos desprende de este plano. Cada paso nos acerca a nuestro objetivo deseado, la sangre y la muerte. Buscamos negar a la humanidad mediante el ataque amoral, pero no cualquier ataque. Arrojamos a los pasillos del olvido los simbolismos de la praxis, vemos al ser humano individual, a cada uno, como la materialización concreta del ideal Humano que dicta que es precisamente esta especie, nuestra especie, la que domina sobre la tierra, el final y también el comienzo. Rodeado por el mundo de lo efímero el espécimen humano solo logra verse a sí mismo a donde sea que voltee. La extensión material del antro colmando la superficie terrestre, así se sustenta la ilusión.

Damos inicio a la cacería humana que entre sueños y vigilias nos llevará hasta nuestras presas, dejando una bomba incendiaria en la puerta de una casa cualquiera por el barrio de Villa Devoto, hubiésemos querido que el fuego penetre la estructura, y que su magnitud haya engullido a los habitantes pero sin noticias, pensamos que no fue así.

 

 

A la muerte le ofrecemos nuestro arrojo, pero no la sangre por esta vez, el filo aguardará paciente.

¿Necesita una unión terrorista como la nuestra, dar razón de sus ataques? No podríamos en términos ideológicos explicar lo que nos conduce, y las aunque palabras sueltas vuelan desde nuestras podridas bocas. No es la boca, no lo será, serán las manos y los pies, cerebro, corazón, carne, tripas y lo que podamos concretar. Eso dará cuenta de lo que somos.

Guerra, sangre y decadencia, ya no quedara más nada.

II. HMB

Somos las semillas del eco extremismo que germinaron en las fértiles tierras sureñas, tierras que desde hace varios años atrás viene siendo testigo del surgimiento de fieros individualistas. No olvidamos como hace años atrás experimentábamos con el fuego y lográbamos quemar estructuras. Ese camino quedo atrás pero lo revivimos con orgullo.

Hoy, desde las sombras hemos conspirado para generar muertos y heridos, con nuestros hermanos de sangre hemos encestado contundentes golpes. Inéditos atentados han dejado en ridículo al gobierno entero y algunos que han quedado solo en terribles intenciones. Nosotros continuamos con el camino de caos y terror que empezamos con el incontrolable fuego. Seguimos probando y planificando, ratificando escenarios y calculando vías de escape, haciendo conexiones e inventando recipientes…

Nuestro camino hasta aquí como ITS-HMB ha estado repleto de maravillosas experiencias, acompañados y rodeados de valiosísimas complicidades. Ha llegado el momento de reconocer la importancia que tuvieron (y han tenido) en nuestro camino los “originales” ITS de México, porque lo aceptamos con orgullo, esos hermanos desde un principio nos sedujeron con sus filosas palabras y sus contundentes atentados. Desde la distancia sureña les agradecemos por forjar parte de nuestro camino, por estremecernos el alma con cada nuevo comunicado de Reacción Salvaje y por hacernos volar con esas estupendas ediciones de la Revista Regresión, repleta de todos esos vitales aportes teóricos que nos nutren hasta el día de hoy. Hermanos, estén tranquilos que sus pensamientos viajaron y se esparcieron hasta el fin del mundo, acá echaron raíces y están aún perseverantes en la guerra. Sus motivaciones las hemos hecho nuestras en esta guerra contra el progreso humano y el mundo civilizado, sus ideas se han incrustado en nuestra mente y hemos decidido enarbolar con orgullo estas míticas siglas. Siglas incorrectas y perversas que han marcado la diferencia entre la rebeldía anti-sistémica y la guerra extremista contra la humanidad.

Con todo en contra, hemos logrado continuar con la expansión de las ideas extremistas afines por las diferentes partes del sur. Y así, después de haber sido nosotros los contagiados por el germen extremista, llego el momento y la oportunidad de portar nuestro virus más allá de las fronteras por encima de las gélidas montañas de los Andes. Pero esta vez no fue solo mediante la palabra, no fue solamente por la incrustación de ideas en mentes afines, no. Esta vez fuimos un paso más allá y transportamos la infección en carne y hueso. Por eso es que de esta forma y mediante este comunicado conjunto hacemos pública la red de eco extremistas que se teje por el sur. Así, de una vez por todas destapamos oficialmente la operación consistente en la propagación de la tendencia eco extremista.

Así como lo escuchan, al otro lado de la cordillera ya están ocultos unos cuantos ex-miembros de la Horda Mística del Bosque, así es como los cabros vuelven a su “madre patria”. Allá, ahora en medio de la pútrida civilización argentina se encuentran unos hermanos nuestros listos para lo que venga, con las mismas intenciones que tenían acá, con los mismos conocimientos, habilidades y materiales.

A ustedes hermanos de sangre, que han decidido valientemente emprender esta escapada de vuelta a sus lejanas tierras natales para continuar con la guerra ancestral. Para ustedes va toda nuestra fuerza en su nuevo proyecto criminal, esperamos verlos nuevamente para reír satánicamente como lo hicimos cuando nos adentramos en la FCFM de la U de Chile. Esa otra risa en la micro después de abandonar el artefacto no se olvidara jamás. Tampoco olvidaremos que gracias a su distracción en el campus ese día logramos salir sanos y salvos.

No menos importantes fueron esas noches sin luna que alumbramos solo con la fogata. Las estrellas de esas noches son las mismas que seguimos viendo ahora y ahí los vemos a ustedes. Dormir con el coro de los grillos y el sonido del rio nos lleva de nuevo a esos momentos. Por acá nosotros no echaremos marcha atrás, seguimos persistentes con los atentados.

Así nos despedimos, con el corazón hinchado de tristeza y los ojos llorosos les deseamos lo mejor en su camino por allá hermanos, esperamos deleitarnos con sus atentados en tierras argentinas. Que los espíritus de los antiguos continúen protegiéndolos allá. Nos vemos en el brillo de la luna y en el resplandor del sol. Desde acá continuamos escuchando sus aullidos, nosotros estamos conectados espiritualmente y esa conexión nada ni nadie la puede romper. Que la energía de la cordillera nutra nuestro lazo. De océano a océano, hermanados y unidos hasta el día de nuestra extinción.

Hermanitos, nosotros seguimos desde este lado de la cordillera, nuestras explosiones serán nuestro saludo cómplice.

¡Por la propagación de la tendencia eco-extremista y nihilista misántropa!

¡Adelante con la guerra grupos de ITS y afines!

 

Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (Argentina)

-Secta Rojo Sangre

Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (Chile)

-Horda Mística del Bosque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.