(Argentina) 73 Comunicado de ITS: Constelaciones Salvajes se posiciona

Constelaciones Salvajes, grupo de ITS en Argentina, sale al paso de las declaraciones realizadas en un programa televisivo de aquel país.

¡Con el calor del Sur se levanta la amenaza eco-extremista!

¡Que sus brotes crezcan hasta el cielo!


Tomamos la palabra para hacer algunas aclaraciones sobre una nota realizada por TN, medio masivo de Argentina en el cual entrevistan a Gastón Cavanagh, el periodista que se contactó con nosotros en el marco del G20.

Miembro de Constelaciones Salvajes con algunas armas y materiales para fabricar bombas.

I. “Extraña denominación”

Somos Individualistas Tendiendo a lo Salvaje, “Individualistas” porque nuestra lucha es por nosotros mismos, no es por el pueblo, la masa o algún grupo oprimido. Luchamos contra la civilización y la humanidad ya que su existencia lleva a la destrucción de la naturaleza salvaje de la cual formamos parte, muchos no lo quieren ver, tarde o temprano será evidente ya que la forma en la que vive nuestra especie es insostenible, estamos cavando nuestra propia tumba y la del resto de formas de vida en este planeta. Los mismos científicos que trabajan al servicio del progreso llevan décadas alertando a la humanidad sobre las consecuencias de sus acciones. Estamos viviendo la sexta extinción masiva de especies en la historia de este planeta, mayor que la que ocurrió con los dinosaurios. En el año 2007, la ONU anunció que cerca de 150 especies se extinguen por día, estudios más recientes dejan el número en torno a las 900, mientras que tan solo en el día de hoy 14.000 hectáreas de bosque fueron taladas. A los humanos no les va mucho mejor, los suicidios se cuentan por los 3000 cada 24 horas y en el mismo lapso de tiempo 22.000 personas mueren de cáncer, la enfermedad de la era moderna. Estas cifras sirven para mostrar la hipocresía de una sociedad para la cual “Una única muerte es tragedia y un millón de muertes es estadística”. En este contexto no debería ser raro que unas cuantas personas decidan adoptar una postura consistente contra toda esta porquería de sistema. Hemos asesinado a 8 personas, hemos herido a unas cuantas decenas más, eso no es NADA comparado al alcance destructivo del sistema tecno-industrial, que en el tiempo que llevamos escribiendo esto se ha cobrado más vidas que nuestra organización en los 8 años que lleva operando.

“Tendiendo a lo Salvaje” se trata de recuperar las acciones de resistencia de nuestros antepasados nativos, para quienes era evidente incluso hace más de 500 años que la llegada de aquellos hombres blancos y extraños en sus embarcaciones solo traería devastación y miseria. Se trata de rechazar la moralidad que impone la sociedad y valorar lo natural por sobre lo artificial. Ahora ves a todos los niños abordo de la moda “eco-radical”, amigados a la causa mapuche o defendiendo el feminismo de la cuarta ola, van a manifestaciones y hacen publicaciones amenazantes en las redes sociales, donde juran venganza y muerte contra los “machos/especistas/policía” o enemigo de turno. Nosotros vamos por la calle y vemos una asquerosa institución que promueve la nanotecnología, la cual será utilizada después para la domesticación o destrucción de la naturaleza o para perpetuar la nociva existencia humana y en lugar de estar descargando nuestras frustraciones en facebook/twitter o ahogándolas en drogas como la mayoría de los cobardes izquierdistas, fabricamos una bomba casera y la dejamos en la puerta para que sientan las consecuencias de sus acciones. Es decir, a diferencia de la persona común, tomamos una actitud frontal contra la aberración moderna en la que vivimos. Podrán indignarse o condenarnos mediáticamente, en el caso de los periodistas deben hacerlo. Pero en su interior saben de lo que estamos hablando, tarde o temprano la cuenta quedará saldada. Cuando no quede agua potable sin contaminar, cuando se mueran los bosques, y los mares y ríos se sequen, sabrán que la locura no estaba en oponerse a esta forma de vida, sino en perpetuarla.

II. Nuestra guerra y nuestras contradicciones

Tocamos brevemente este punto para no ser demasiado reiterativos. Usamos la tecnología, vivimos vidas normales, tenemos smartphones, autos, casas, computadoras. La civilización con su forma de vida nos ha dominado, no tenemos ilusiones de cambiar eso y por el contrario, usamos las ventajas de la vida civilizada (el amiguismo, prejuicios por apariencia, solidaridad promiscua, etc.) para desarrollar nuestras actividades terroristas. Si quisiéramos cambiar al sistema mediante las elecciones de consumo, como señala la estúpida propuesta de la moda verde, sería contradictorio lo que hacemos, pero nuestra única meta es sembrar el caos, cualquier medio es aceptable.

III. La amenaza invisible

Los medios no tiene claro si deben tomarnos en serio. Las reacciones de los Estados acrecientan esta “sombra” que cubre las actividades eco-extremistas. En México, donde nuestros hermanos han estado asesinado basura humana desde el año 2011 han resuelto ignorar de lleno nuestra existencia, ahora que gobierna un partido populista esta tendencia seguramente se vea acrecentada. Esto por un lado le otorga mayor impunidad a los grupos que han demostrado su capacidad para atacar con explosivos industriales como C-4 y dinamita, pistolas de diferentes calibres e incluso ametralladoras pero por el otro lado dificulta que la amenaza eco-extremista se expanda, aunque solo parcialmente. En Chile pasan de centrar todos sus esfuerzos en encontrarnos, a negar nuestra existencia o plantar extrañas teorías conspirativas, esto se debe a su total inoperancia para atrapar a quienes llevan más de tres años burlándose de las agencias de seguridad nacional realizando atentados bajo sus narices. En Argentina le han dado amplia difusión a nuestros actos, pero reculan a la hora de relacionarlos con nosotros y nuestras reivindicaciones, estamos pensando estrategias para revertir esa situación.

En diciembre del 2017, enviamos un paquete-bomba al decano de la UTN, en su momento no revelamos esta información ya que pensábamos atacarlo de nuevo, cambiamos de idea luego de averiguar que las autoridades sí sabían a quien iba dirigido el paquete, algo que no trascendió en los medios y que solo pudimos saber gracias a nuestros informantes. Los trabajadores de la central de Monte Grande relataron como las tuercas y tornillos salieron como balas luego de la explosión perforando otras encomiendas, y como la persona más cercana salió volando a causa de la onda expansiva, a uno se le reventó el oído, a otro se le lastimó el hombro. Si el paquete lo hubiera abierto Guillermo Oliveto en su escritorio y a centímetros de su cuerpo tal y como lo habíamos planeado, no es difícil imaginar cual hubiera sido el resultado. Pueden temernos o pueden ignorarnos, mientras el sueño humanista se va por el desagüe los peores monstruos seguirán asomándose en el horizonte.

IV. Proliferación del eco-extremismo

El eco-extremismo en Argentina ha sido una amenaza intermitente, en este año que pasó nosotros no reivindicamos ningún acto, no hemos atacado pero la amenaza esta ahí, con la paciencia de los ancestrales esperando su llegada cuando menos lo esperen. Por ahora fue el turno de la Sociedad Secreta Silvestre y su atentado que sembró el pánico en Brasilândia, seguido por el sanguinario sobre bomba de la Horda y todo el impacto que ha tenido, nuestra hora también va a llegar.

Individualistas Tendiendo a lo Salvaje – Argentina

Constelaciones Salvajes

Notas:

https://www.lavanguardia.com/natural/20170711/424052148874/sexta-extincion-especies-reduccion-poblaciones-animales.html

https://elpais.com/sociedad/2007/05/22/actualidad/1179784806_850215.html

https://www.natura-medioambiental.com/cuantas-especies-se-extinguen-cada-dia/

http://www.worldometers.info/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.