(Brasil) La Policía Federal investiga amenaza terrorista en contra de Jair Bolsonaro

Desde la prensa brasileña


La Policía Federal (PF) investiga un grupo que se autodenomina terrorista y que ha amenazado con atentar en contra del presidente electo, Jair Bolsonaro (PSL) el 1 de enero. Las investigaciones se iniciaron con la Policía Civil del Distrito Federal (PCDF), que busca a los responsables de la colocación de una bomba al lado de la Iglesia del santuario Niño Jesús en el centro de Brazlândia en las primeras horas del martes (25/12), el día de Navidad . El dispositivo fue desarmado por la policía militar.
El caso ocurre casi cuatro meses después de que Bolsonaro, siendo candidato, fuera apuñalado en plena campaña política en Juiz de Fora (MG). Hasta la fecha, el futuro representante del país hace uso de una bolsa de colostomía para la eliminación de las heces debido a la gravedad de la herida en la zona abdominal.
La supuesta organización llamada maldición ancestral mantiene un sitio web donde afirman estar “en tocaia terrorística contra el progreso humano” . En su pagina de Internet, se difunden muchos mensajes de odio, deseando “caos y terror al corazón de la civilización” .
Lo que llamó la atención de la policía civil fue que el grupo ha asumido la responsabilidad del ataque, incluyendo la publicación de fotos del artefacto explosivo antes de ser llevado a la iglesia.
En extractos del texto publicado en Internet, la supuesta organización criminal dice: “Si el cuchillo no fue suficiente para matar a Bolsonaro, tal vez tendrá más sorpresas en algún otro momento, ya que no somos los únicos que quiere su cabeza ” .

“El Primeiro Comando da Capital y el Comando Vermelho también lo quieren muerto y pueden también recurrir a métodos terroristas para ello. Si no es él, servirá cualquiera de su equipo, afiliados, o incluso partidarios y simpatizantes. El día 1 de enero de 2019 habrá aquí en Brasilia la posesión presidencial, y estamos en Brasilia y tenemos armas y más explosivos almacenados …”
-Extracto del texto de la supuesta banda terrorista.

La 18ª DP (Brazlândia) abrió una investigación y, en el sitio se han identificado una serie de amenazas a Bolsonaro, la Policía Federal espera las pericias. El miércoles por la tarde (26), los equipos de PF estaban en la estación de policía de la ciudad para reunir más información sobre el caso.
El segundo jefe de la 18a DP, Adval de Matos, dijo a Metropoles que la investigación ha sido abierta para investigar los crímenes bajo la jurisdicción del PCDF, el caso de la bomba y las amenazas contra los sacerdotes de la ciudad que se han pronunciado a favor de Jair Bolsonaro en el período electoral.
“Seguimos el rastro para encontrar los autores que dejaron la bomba junto a la iglesia. En el caso de los ataques a Bolsonaro, corresponde a PF conducir las investigaciones las investigaciones”, dijo el titular de la 18a Comisaría.

Alto poder de destrucción

En las primeras horas del martes (25), una persona pasa por delante de la iglesia Brazlândia divisando una bolsa abandonada al lado izquierdo del Santuario Niño Jesús alertando a la policía militar. Mas tarde la PM verifico que se trataba de un artefacto explosivo, el Grupo anti-bombas del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) fue movilizado. Después de aislar las calles cercanas al templo, el artefacto fue detonado pasado las 4 de la mañana.
De acuerdo al BOPE, se trataba de un artefacto con un poder destructivo considerable . El aparato consistía en un cilindro de polvo extintor de incendios lleno polvora y clavos, además de un detonador movido por un reloj . El supuesto grupo extremista se atribuyó la responsabilidad del ataque:

“Reivindicamos el abandono de un explosivo de 5 kilos relleno de clavos y pólvora negra en el Santuário Menino Jesus, esta vez, en Brazlândia, hacia las 21:20. El Santuario es el segundo templo católico más grande del país. En el local, que estaba relleno de cristianos miserables se celebraba una misa de víspera de navidad, y esperábamos provocar una gran masacre durante la salida de los fieles de la iglesia. Desgraciadamente una gran operación del BOPE desactivó nuestro explosivo pues una persona sospechó de la mochila abandonada y llamó a la policía.” Así narra el texto publicado en Internet .

De acuerdo con el funcionario del santuario donde la bomba detonó, Francisco Jaime, de 58 años, una misa se celebró en el templo el día que el artefacto fue destruido. De acuerdo con el trabajador, había alrededor de 1.000 personas. Sin embargo, la amenaza se produjo horas después. “No había nadie más aquí. Fue después de la misa y el lugar estaba cerrado. Alguien vio la maleta en la calle y llamo a la policía. Ahora estan investigando “, dijo.

Conexión con las bandas criminales

estructurada como una especie de “sociedad secreta”, la organización dice tener vínculos con dos de las más grandes bandas del país.
Nos alineamos con el PCC en lo que se refiere a los planes divulgados durante los desmantelados ataques terroristas con explosivos C-4 que serían perpetrados por la banda paulista (1) durante las elecciones. Esto no es una alianza, es una alineación criminal que se refiere a objetivos, luego la policía puede también ser un blanco nuestro, es parte de nuestro aprovechador posicionamiento anti-político.” señala el grupo .
Las investigaciones ahora tratan de llegar a los autores de las publicaciones. El obstáculo es que la página web está alojada en servidores extranjeros y, según los responsables, utilizan una serie de medios de cifrado y anonimato.
De ser atrapados, los miembros del supuesto grupo podrían enjuiciados por la Ley anti-terrorista. En caso de condena, la pena prevista es de 12 a 30 años de prisión. El tiempo puede aumentar debido a otros delitos, como amenazas o intentos de detonar artefactos explosivos.

Los problemas de seguridad

La ceremonia para marcar el inicio de la gestión de Jair Bolsonaro en el Palacio Presidencial está programada para las 14h05 del día 1 de enero. Una prueba para ajustar la logística y arreglos de acciones de seguridad se llevó a cabo el domingo (23). Otra simulación debería tener lugar el próximo domingo (30).
El congresista Eduardo Bolsonaro (PSL-SP) dijo en la mañana del pasado lunes (24) en su cuenta de Twitter oficial que la seguridad en el día de la proclamación de su padre sera una jornada “sin precedentes”, porque la evaluación del riesgo es ” la más grande de la historia “.
Habrá estratégicamente francotiradores en la terraza de la Casa Presidencial y otros monumentos de la Plaza de los Tres Poderes: Congreso Nacional y el Tribunal Supremo (STF). Los Militares también estudiaron la zona donde Bolsonaro recibira la banda presidencial y los puntos de observación definidos.

Operación antiterrorista en los Juegos Olímpicos

Las primeras detenciones efectuadas por la policía en el país en base a la Ley contra el terrorismo se produjeron el 21 de julio de 2016. En la Operación Hashtag, 10 personas fueron detenidas acusadas de integrar un grupo que estaba preparando los actos terroristas en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
De acuerdo con el Ministro de Justicia en el momento, Alexandre de Moraes, la banda utilizaba aplicaciones móviles tales como WhatsApp y Telegrama para hablar y organizar ataques, que no llegaron a producirse. También de acuerdo con Moraes, los contactos con el Estado Islámico se hicieron a través de sitios de Internet, pero no hay interacción con la base.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.