(Chile) Horda Mística del Bosque: ¡Que se callen los que hablan, que hablen los que hacen!

Texto aparecido en la Revista Ajajema número 6.

Las palabras son del grupo de ITS en Chile, La Horda Mística del Bosque se refiere al reciente atentado que perpetraron en enero del 2019 y de pasada basurea a los insufribles anarco-pedorros del sur.


Una vez más nuestras manos egoístas implantaron el terror en plena civilización, una vez más hicimos sangrar cuerpos humanos con nuestros explosivos. Y es que nos lo debían, la sangre aguardo, y llego terriblemente.

Salimos de nuestros refugios encomendados a las fuerzas de la Tierra, transportamos la carga en medio del gentío repugnante y nos dirigimos a paso firme a nuestro objetivo cuidadosamente estudiado. Nuestros hermanos nos cuidan las espaldas, caminamos y caminamos. Observamos y seguimos el plan, nuestros pasos portan la tragedia, de ellos depende la desgracia. Ya estamos en el lugar, unos imbéciles nos miran, nuestros corazones nos golpean el pecho, aguardamos, pacientes. Es hora, les abandonamos nuestro regalo explosivo en pleno centro de la capital. La huida, adrenalínica, no es más que la repetición de la llegada. Estamos lejos y solo esperamos que la curiosidad mate al gato…

Una vez más nuestras siglas extremistas causaron el impacto buscado y nuestros Egos hirvieron en Caos cuando nos enteramos de la detonación.

Nuestros espíritus extasiados y nuestros cuerpos temblorosos miraron al cielo con los ojos cerrados agradeciendo a lo Desconocido por la explosión y por habernos hecho salir sanos y salvos una vez más. Los espíritus de nuestros ancestros nos bendicen y guían, ellos nos han mantenido ocultos, ellos son los que borran nuestros pasos.

Nuestra explosión abrió el portal hacia el mundo de los muertos, ahora sus espíritus danzan con nosotros al unísono, con ellos compartimos el placer egoísta de nuestros atentados. Golpeamos repentinamente como los terremotos, nos dejamos caer como el zarpazo del puma en contra de su presa. El factor sorpresa es y será nuestra mayor arma. Este es nuestro relato, este es nuestro Ego hirviente hecho letras. Relato que solo unos pocos son capaces de narrar. Ahora más que nunca; ¡que se callen los que hablan, y que hablen los que hacen! Y que así sea.

*

En tiempos en donde la palabrería abunda, en tiempos en donde los que hablan piensan que están haciendo. Hablan y hablan y puro que nunca se han puesto pálidos los bastardos culiaos. Hablamos, hablamos y hablamos y no nos cansamos de hablar, pero porque podemos, porque tenemos el “derecho”. ¡Todos los que hablan por hablar que cierren el puto hocico!

Denle, anden, vallan, vengan, salgan. Traten de cazarnos, traten de encontrarnos (y no nos referimos a la policía) traten que sea de ubicarnos malditos inmundos. Y ahí veremos de qué están hechos…

Nosotros somos los imbéciles pone-bombas, los delirantes extremistas paganos, y a mucha honra. Ustedes son la mierda más asquerosa de todas.

Son tan asquerosos que esperan a que mueran los guerreros para cagarse su honor, son tan asquerosos que les dan asco a sus mismos pares, son tan indignos que salen como enfermos de la cabeza a juzgar los arrojos indomables.

¡Porque los guerreros se recuerdan con guerra, con guerra te recordamos hermano Kevin Garrido, con guerra te recordamos hermano Mark Conditt!

Ya saben, si no hacen, no hablen…

-Horda Mística del Bosque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.