(Chile) Sobre feminismo, puñaladas y dizque-nazismo

Ad portas de la “fiesta” del feminismo que se celebrara este 8 de marzo a nivel mundial y que específicamente en Chile han estado haciendo noticia con sus manifestaciones. Replicamos este texto aparecido en la última entrega de la revista Ajajema (numero 6).
Las filosas e incorrectas reflexiones de Tanu acerca de un hecho particular en una manifestación en Santiago de Chile en julio del año pasado toman vital relevancia hoy, a solo horas de una nueva marcha feminista.


A continuación expondré un texto sobre la realidad nacional chilena, en éste abordaré un hecho muy violento en donde resultan heridas de puñaladas tres mujeres en una marcha de la lucha feminista. Escribo estas letras con intenciones maliciosas y cizañeras, con la idea de contribuir a la intensificación de la violencia civilizada. Porque deseo lo peor para la civilización, que se pudran las relaciones sociales, que se tuerzan las desconfianzas, que todo se extremicey agudice y que reviente en un completo caos es mi mayor deseo. Así que si alguien busca una opinión que analice políticamente el caso o que pretenda dar soluciones al conflicto aquí no encontrara nada de eso. Para el lector que desconoce los sucesos, a continuación expongo los ingredientes:

El contexto
En la capital de Chile el día 25 de julio se convoca a una marcha en defensa del aborto, la manifestación que es abiertamente feminista convoca a una gran multitud. Son pasadas las siete de la tarde y ya es de noche cuando empieza la caminata. Como es de costumbre, llegado un punto de avance aparecen los vandálicos encapuchados, de inmediato se empiezan a generar los desmanes; intentos de saqueos, destrucción de la propiedad, piedras, cocteles molotov y barricadas son parte de la escena. Una vez más los inadaptados de siempre desbordan en violencia la concentración pacífica.
Es en circunstancias como estas cuando los siempre indeseables ciudadanos (feministas) empiezan a recriminar el compartimento de la horda destructiva, se generan entonces discusiones entre los unos y los otros, saliendo golpeados de patadas y puños algunos ineptos héroes ciudadanos. En este ambiente y con los ánimos caldeados es que un par de encapuchados armados previamente con cuchillos carniceros logran herir a tres hembras. Con heridas en las piernas, caderas y abdomen… les regalan un pasaje de ida derechito al hospital.

Sangre pacifista
En un acto de violencia pocas veces visto en el sur somos testigos de este interesantísimo evento de violencia. La gallada hippienta predicando la paz, idiotamente osa desafiar a parte de los violentistas, en su afán heroico y obviando toda lógica enfrentan a una multitud extasiada por la violencia. Y es que claro, no se esperaban una respuesta así de homicida por la contraparte. Demás que estaban acostumbrados a salir sanos y salvos de hechos parecidos. Pero esta vez no, esta vez fueron por lana y salieron trasquiladas. Ese día se derramo en el piso sangre heroica, sangre de paz y eso siempre es bueno.

Lloriqueo feminista
Era que no, de inmediato los medios festinaron con la noticia. El grito en cielo que pegaron las organizadoras del evento aún se escucha, comenzaba a salir a flote toda la asquerosidad progresista y victimista llamada “feminismo”. El progresismo híper-civilizado de inmediato pidiendo responsables, desde los ciudadanos comunes hasta altas esferas políticas horrorizados con el hecho. Todas al unísono escupiendo la misma hediondez. Asustadas y preocupadas ante un hecho sin precedentes en sus filas, se hacen las desentendidas y no ´pueden explicarse como dentro de sus “mismas filas” han sido violentadas.

Pseudo nazis
La otra alarma y el hecho noticioso que tiene directa relación con los hechos ha sido la aparición ante los medios de un grupo nacionalista llamado “Movimiento Social Patriota”. Resulta que estos tipos ese misma tarde en un acto de contra-manifestación realizaron una particular intervención en rechazo a las demandas de la “marcha del aborto”. Pintan la calle de rojo simbolizando sangre, prenden un poco de fuego y lanzan papeles. De inmediato las feministas organizadoras de la marcha achacan a este grupo como responsable de los apuñalamientos. Y como era de esperar la prensa con su acostumbrada idiotez y falta de conocimiento replican la noticia y se arma la grande. Los ingredientes para los medios estaban en la mesa; grupo neo-nazi, feminismo, encapuchados, apuñaladas, ahhh…
Pero con la misma inmediatez este grupo “nazi” pasa a desmentir públicamente los hechos, aclarando ante todos que no han sido los responsables de un acto que escapa de su lógica de acción.

Palabras finales
“(…) Éstos encapuchados comenzaron a golpear indiscriminadamente y sin provocación alguna; en ese instante una encapuchada se dirige a golpear a una compañera que simplemente les manifestó que no quemaran neumáticos (…)”
“(…) Al caminar comencé a sentir un ardor en mi pierna derecha y al tocarla noté mis manos empapadas en sangre, fue ahí que mi amigo corrió a una ambulancia cercana en la cual me trasladaron a la Posta Central, ya que esa sangre se debía a 3 puñaladas, 2 en mi piernay una en la cadera (…)”
“(…) En estos momentos aún me encuentro en shock y muy débil por la cantidad de sangre que perdí en el ataque, imposibilitada de caminar (…)”
Bueno, lo anterior solo fue un relato-resumen del hecho noticioso que nos convoca. Ya sabiendo el contexto tengo algunas cosas que decir.
Primero decir que estoy sin duda del lado de la criminalidad, por ende el apuñalamiento contra esas tres hembras es de mí más profundo agrado, el que hayan sido unas tipas feministas lo hace aún más agradable. No me entrampo en la asquerosa condescendencia contra la mujer, detesto todo ese movimiento feminista pasado a caca, por su rol ciudadano y progresista.
Y es que no me cabe en la cabeza la total victimización de todo esto llamado feminismo, no puedo entender la condescendencia hacia el sexo femenino. Si ellas mismas son las que siguen relegando siempre la voluntad de las hembras a un segundo plano, si ellas mismas son las que automáticamente se resignan a la debilidad, a la inferioridad con respecto al hombre. Ya estoy empezando a creer que el hecho de nacer con vagina sugiere una malformación o que el hecho de ser mujer implique un retraso mental, que mierda es eso. Asquerosas mil veces todas esas malnacidas feministas que ven en sus genitales debilidad. Malditas enfermas.
Se puede argumentar que la biología de una mujer es diferente a la de un hombre, que una mujer embarazada se encuentra restringida físicamente, este último punto puede ser cierto, pero eso no es siempre, no estás embarazada toda la vida. He conocido hombres enclenques y cobardes como un niño, pero también he conocido mujeres fuertes y valientes como los océanos.
A ver si más temprano que tarde todas estas feministas hediondas y las más radicales igual empiezan a ponerse a tono y cumplen todo lo que rezan sus consignas. Espero que pronto comiencen a matar machos al azar, a ver si luego empiezan a cortar penes como los lindos esténciles que pintan. La verdad, esta sería la única manera en la que me lograrían simpatizar un poco, anden, vayan, apúrense, no vaya a ser cosa que salga algún grupo misógino real que se les adelante.
Veo en este apuñalamiento una importante notica, haber, no hay que ser inteligentes para entender quienes han sido los que apuñalaron al trio de hembras. Claramente han sido individualistas cercanos a la anarquía (por no decir anarquistas).
Lo que a mí me llena de placer es el acto sanguinario, que este haya sido perpetrado por el vandalismo encapuchado independiente de su ideología es algo digno de admirar. La escena del ciudadano corriendo con la carne abierta después de dárselas de héroe me alegra el alma. Llámenme psicópata, perverso, machista, nazi o lo que quieran.
Qué bueno que los encapuchados se estén poniendo a punto, eso es lo que se debe esperar de la masa violentista. Ya no pueden salir solo con sus botellas con bencina, no, ya no pueden ir a alzar sus banderitas negras, no, ya no pueden ir a apedrear a los pacos, no. Ahora deben salir preparados a lo menos con un puñal, si es posible con un arma de fuego o una bomba. Haber si para la próxima intervención encapuchada se atreven estos pelafustanes héroes a enfrentarlos. La idea de que de ahora en más la imagen del encapuchado infunda verdadero terror es algo que se debe potenciar y agudizar, y hechos extremos como este son de vital importancia. Así que ya saben jóvenes antisociales, algunos están haciendo un buen trabajo defendiendo el terror encapuchado, procuren seguir sus pasos.
La otra cosa noticiosa de este altercado ha sido la aparición pública de un grupo al que muchos le dan la categoría de “neo-nazis”. Que risa me da esto, si a estos patriotas no les alcanza ni para “pinochetistas”. La verdad es que nosotros y la mafia de ITS en específico sonamos más nazis que estos pollos. Cualquier comunicado de ITS los deja como unos niñitos rebeldes.
Me las daré de sociólogo pero estos maricas patriotas para mí son la máxima expresión de cuidadanismo. Demás que con el tiempo ganan adeptos, pues el común ciudadano ama su país, odia al extranjero, no quiere más delincuencia, ni pobreza ni ninguna de esas mariconadas… y bueno, quien sabe si el día de mañana llegan a ocupar un lugar dentro de los partidos políticos del país, ya que esas son sus mayores pretensiones.
No sé qué se puede esperar de un grupo así, me parece que nada muy peligroso, pues a ver si el día de mañana aparece algún verdadero grupo neo-nazi, de esos que implanten el terror y que atenten violentamente, no como estos payasos que anden con las niñadas de pegar papeles en la pared o colgar trapos.
Ya lo decía al principio, que todo se extremice, que la vida civilizada se vuelva una pesadilla. Que las pandillas delincuenciales disparen a sangre fría si hay resistencia en el robo. Que siga abundando la droga en las calles. Que las barras bravas del fútbol se pongan más bélicas y que lleven su guerra a la calle. Que vuelvan los grupos anarquistas terroristas con sus extintores. Que salgan bandas feministas radicales matando machos. Que surjan grupos nazis matadores de inmigrantes. Que el narcotráfico amenace la seguridad nacional. Que los inmigrantes armen bandas delictivas que agudicen el odio. Que aparezcan los fanáticos religiosos matando homosexuales. Que salgan las sectas místicas o satanistas sacrificando humanos. Que abunden los locos y los monstruos antisociales solitarios.
Y sepan que en medio de toda esta calaña de criminalidad, en medio de toda esta putrefacción civilizada estamos nosotros; los traidores de nuestra especie, los que tienden a los salvaje, los que se han creado deidades en los ciclos de la tierra, los místicos y terroristas que aún recuerdan sus raíces, los que han revivido los terribles espíritus de los ancestrales habitantes. Y Así, téngalo presente que en medio de todo esto no faltaran los paquetes bombas de ITS y sus terroristas pasos. Y de esta forma todos juntos hagamos de la civilización el mismísimo infierno.
La civilización se pudre y nosotros con ella. Porque si, nosotros también estamos podridos, podridos de odio y resentimiento. Hemos entendido que no queda más que podrirse para realmente ver que no hay alternativa para la humanidad, no hay esperanza para la civilización. Solo así (podrido) ya no tendrás complejos morales para desatar todo el caos que hay dentro de ti, no hay otra manera y quien piense lo contrario o quien ose arreglar toda esta mierda civilizada, quien tenga esperanzas en un mejor mañana está perdido y solo vegeta en el mundo. Perodale, necio, sigue luchando para mejorar el progreso, sigue añorando la revolución y la autogestión universal de la humanidad, sigue soñando con el mundo feliz en donde no haya policías ni curas ni cárceles…
Bueno, así queda este textito que empezó hablando de feminismo y apuñaladas. Ya saben feministas y feministos, enfermos desgraciados que no hacen otra cosa que victimizarse, si van a enfrentar nuevamente a un horda de capuchas piénsenlo dos veces antes, no vaya a ser cosa que ahora les claven la cuchilla en el corazón.
-Tanu, Jefe editor de Revista Ajajema.
“(…) Sé que es un acto terrorista de un grupo minoritario, el cual quiere que estemos con miedo, no luchemos por nuestros derechos, quieren ensuciar el movimiento diciendo que todo fue en medio de una riña, lo cual no es cierto, ya que fue un ataque directo a los que fuimos a participar de forma pacífica de esta manifestación (…)”

*Todas las citas son de una de las feministas heridas asistente a la marcha*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.