(es) Del Holceno al Antropoceno

 

Traducción de “From the holocene into the anthropocene”, tomado de Antisocial Evolution.



A lo largo de millones de años, como especie, y como otras formas de vida, nos hemos adaptado a nuestro medio ambiente, porque no hacerlo lleva a la muerte e incluso a la extinción de manera inexorable. Esta regla básica de existencia no ha cambiado; todavía debemos adaptarnos a nuestro entorno o sufrir las despiadadas consecuencias. Sin embargo, nuestro desarrollo tecnológico es tan profundo y potente que hemos comenzado a crear nuestro propio entorno, aparte del ámbito natural que nos creó interactivamente como seres biológicos. Nuestro entorno tecnológico artificial es actualmente incompatible con el entorno natural, como es evidente a partir de la devastación ecológica generalizada que se ha perpetrado sobre las formas de vida, los océanos, la atmósfera y la tierra del mundo natural. La responsabilidad principal de la devastación del mundo natural se remonta a las creencias religiosas, particularmente al libro sagrado judío y cristiano del Génesis, que dictaminan que la vida y los elementos de la Tierra son para el hombre como su propiedad, generando una mentalidad perniciosa que lo ve todo como un recurso para ser explotado sin fin para obtener ganancias privadas.

Los cambios artificiales en el mundo natural se han vuelto tan pronunciados que realmente hemos generado una era geológica completamente nueva, la transición del Holoceno que comenzó al final de la edad de hielo más reciente, en el antropoceno, lo que significa que las actividades humanas están marcando La Tierra en formas que serán detectables millones de años en el futuro, y alterando nuestro entorno a una escala significativa en el proceso.

Cuando te adaptas a tu entorno, ya no parece “caótico” y “malo”. Piensa en un pantano: para los forasteros parece ser un reino miserable y desordenado de oscuridad y descomposición, pero para los habitantes nativos es un paraíso en el que prosperar.

Es fundamental reconocer que la principal razón física para la degradación ambiental generalizada, las enfermedades, las guerras e incluso el comportamiento incívico es simplemente el resultado de una vida abarrotada, y la superpoblación de nuestra propia especie que se compara con el espacio y material limitado que tenemos en este pequeño planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.