EL ECO-EXTREMISMO EN ESTADOS UNIDOS

A propósito de la campaña contra el eco-extremismo y la pelea en la feria del libro anarquista en Seattle.

El principio

Es sabido por muchos, que los escritores y propagandistas en Estados Unidos que se identifican con la Tendencia del Eco-extremismo, han ido en aumento durante estas últimas lunas, tanto así que han sido ya varios proyectos que se conforman en aquellos territorios en donde los nativos más aguerridos compartían entornos con los búfalos, las águilas, los alces, los osos, los salmones, etc.

Las tierras del norte del continente americano están siendo ganadas por la Tendencia que se aleja del humanismo político y escupe burlonamente a los valores civilizados híper-morales.

El primero en difamar esta Tendencia es muy popular en los círculos anarco-primitivistas, Juan Zerzan fue quien se abalanzó en contras de esto desde que, incluso, no hubiera más propagandistas que el teórico Chahta-Ima. Zerzan encontró desde el principio una amenaza en el eco-extremismo al darse cuenta que si esto seguía avanzando, pronto sus tontas y políticamente correctas teorías se verían en serios problemas, y eso pasó.

Fue por eso que en su radio por internet (Anarchy Radio), Zerzan se desvivía vomitando infamias en contra de Reacción Salvaje (en su momento) para previamente criticar con una vara más estricta los actos y palabras de ITS en su fase de internacionalización.

Muchos se le fueron uniendo como sus patéticos perros de la revista Black and Green Review, y algunos cuantos “haters” de escritorio con mentalidad de adolescentes que deambulan en los pasadizos virtuales de Anarchist News.

Era obvio que los seguidores del humanismo a ultranza se manifestaran en contra de las incorrectas palabras y los “atroces” actos de ITS en México, Argentina, Chile y Brasil. Asustados se decían al oído “-Espero que ITS no llegue a Estados Unidos”, y eso fue lo que pasó, ITS no ha llegado a Estados Unidos, pero (aquí está el “pero”) poco a poco fueron llegando los más emblemáticos teóricos eco-extremistas que levantaron proyectos editoriales y que pusieron en circulación sitios web que reproducían el discurso en contra del progresismo humano.

Un desarrollo único

El fenómeno del eco-extremismo en Estados Unidos no puede ser comparado con ninguno otro, no puede ser comparado con el desarrollo que se dio en México o con lo que se está dando en Chile (por mencionar un par de ejemplos), no, el eco-extremismo en tierras norteñas ha ido en aumento y ha encontrado tierra fértil al toparse con las raíces salvajes que dejaron los sabios nativos en esos territorios, su crecimiento se debe también a la práctica heredada de los ecologistas radicales de antaño, que sin duda, sus contribuciones en su momento han influenciado a buena parte del eco-extremismo norteamericano; aparte de esto, la Tendencia se ha topado con un movimiento anarquista totalmente hipócrita, que vive inmerso en una doble moral bastante asquerosa, muchos de los que ahora se sienten atraídos por la Tendencia, se han cansado de los lineamientos políticos de izquierda y han ido a formar parte de las filas de los “inhumanistas” pese a las lloronas críticas de los mismos anarquistas.

Una campaña en contra

Pero este desarrollo único no puede seguir sin que existan complicaciones.

Desde 2016, ITS ha ido escalando su violencia en contra de diferentes objetivos, tanto así que al día de hoy el grupo terrorista en México ha asesinado a 6 personas, enumerando, un estudiante del IPN (mayo 2016), un trabajador de la UNAM (junio 2016), el vicerrector del Tec de Monterrey (febrero 2017), dos excursionistas (abril 2017) y una ex-universitaria de la UNAM (mayo 2017), encima, ITS se ha internacionalizado contando con más de un grupo activo en Chile, Argentina y Brasil (de momento), estos grupos han cometido atentados explosivos e incendiarios de consideración, han realizado amenazas de bomba y han generado movilizaciones policiacas importantes durante el último tiempo. Los grupos de ITS se han topado con la complicidad de otros grupos terroristas que se dejan ver su simpatía en diferentes partes de Europa. Todo este frenético avance hace que los grupos e individuos que nada tienen que ver con actos ilegales les llegue parte de la responsabilidad al compartir una Tendencia.

Y es que, el eco-extremismo que se había distinguido desde un principio por el uso de la violencia explícita implementada por los miembros de ITS y otros grupos de manera selectiva y/o indiscriminada en América Latina, en un momento específico comenzó a tener escritores que aportaban con reflexiones y estudios de manera teórica en Estados Unidos, era obvio que aunque el país del norte no tiene grupos de ITS registrados, estos se vieran afectados por las acciones de los grupo en países hispanohablantes.

Atassa y LBC

Este desarrollo en la Tendencia a nivel internacional, dejando de lado el contexto por el que pasa Estados Unidos con su nuevo presidente y con las hordas de descerebrados supremacistas tomando las calles, se ha topado con un movimiento de izquierdas que tildan todo lo que no les parece de “fascista”. Y es ahí cuando comienza la campaña en contra del eco-extremismo liderada precisamente por activistas gringos, los cuales han llenado sus sitios web de críticas infundadas, vagas e idiotas en contra de esta Tendencia que cada día se vuelve más fuerte.

La primera señal que tenemos para fundamentar esto es la publicación de la Revista Atassa, que si bien, el primer número fue un tremendo golpe para los difamadores humanistas evidenciando la llegada del eco-extremismo a Estados Unidos, el segundo número será un verdadero terremoto para esos mismos difamadores de la Tendencia.

La casa editorial “Little Black Cart” (LBC), se ha encargado de lanzar y difundir la revista, la campaña de los anarquistas en contra del eco-extremismo se ha centrado en difamar a sus integrantes diciendo que LBC tiene nexos con ITS, algo completamente estúpido, lo cual que deja ver la sucia jugarreta que implementan estos enfermos izquierdistas que no saben cómo detener el avance de la Tendencia en sus zonas.

Seguramente en sus reuniones, con sus espaldas encorvadas, frotándose suavemente las manos y mirándose de reojo dicen:

-¿Cómo es que vamos a detener a los eco-extremistas?

-Digamos que la casa editora LBC y los escritores de Atassa tienen nexos con ITS, y seguro que el FBI llegará a detenerlos y registrará sus casas, así muchos de ellos dejarán de contribuir con esa tendencia diabólica.

-¿Pero eso está permitido en la moral anárquica?

-¿la moral que?, ¡aaahh, esa moral!, deja eso de lado ahora y clamemos porque la justicia detenga a esos locos, todo sea para seguir trabajando por un mundo mejor lleno de risas, baile y okupas.”

Que patéticos, los mismos anarquistas que se dicen contrarios al Estado y sus instituciones, ahora claman porque ese mismo Estado junto con sus instituciones se “encarguen” de los detestables eco-extremistas activos en su país. ¡Pero a qué nivel de sinvergüenza han llegado estos progresistas modernos!

A todo esto, la campaña contra lo nuestro se hace cada vez más insistente por parte de una mujer con el pseudónimo de “Scott Campbell”, ésta en uno de sus textos más recientes pone en duda la efectividad de la Interpol, clamando por la detención del teórico eco-extremista Abe Cabrera.

Como se sabe, Cabrera ha trabajado desde hace tiempo de manera pública participando en radios, escribiendo interesantes reflexiones, grabando audios y videos en donde hace manifiesto su sentir con la Tendencia (no por nada es el jefe editor de la Revista Atassa), llegándolo a considerar por muchos como un fiero defensor del eco-extremismo sin miedo a pagar las consecuencias legales que acarrea eso. Cabrera es sin duda el que lleva las riendas del proyecto eco-extremista en su parte teórica en el norte del continente, se valora grandemente su persistencia y su dedicación.

El merecido ahorcamiento de Seattle

La escalada en la campaña en contra de los eco-extremistas y sus aliados en Estados Unidos, por pura lógica iba a tener que llegar a un punto de no retorno. Esto acaba de ocurrir ya, el 26 de agosto durante una feria del libro anarquista en Seattle, los individuos que representaban el sello editorial LBC tuvieron un altercado con un par de anarquistas que de manera altanera llegaron a reclamarles por la publicación del segundo número de la Revista Atassa, próxima a ser lanzada, al parecer uno de los anarquistas rompió un ejemplar de la Revista Atassa esperando a que su acto no tuviera consecuencias pero se equivocó, uno de los integrantes de LBC se lanzó directamente al cuello de este anarquista tirándolo al suelo y ahogándolo, ventajosamente un segundo anarquista intervino con golpes, a lo que otro miembro de LBC golpeó al segundo y al primer anarquista varias veces en sus cabezas, para después ser separados por la multitud para después, ambos grupos ser expulsados de la feria del libro.

Este hecho al parecer ha desatado la crítica de un sector importante de anarquistas en Estados Unidos que acusan a los aliados de LBC de provocadores, sabiendo que los que comenzaron con el pleito fueron los anarquistas y que los de LBC sólo respondieron como cualquiera lo hubiera hecho. Y es que el asunto con LBC es que no es un sello editorial que se dedica a publicar sólo material eco-extremista, no, podemos decir que un 90% de su material es de carácter anárquico, un 9% es material comunista y solamente un 1% es material eco-extremista y nihilista. Al parecer, a muchos anarquistas se le ha olvidado el importante papel que ha tenido LBC en la difusión de sus ideas, o no les importa porque ahora están lo suficientemente enojados como para detenerse a pensarlo.

De cualquier forma, los incidentes entre eco-extremistas y sus aliados con los anarquistas izquierdistas seguirán en Estados Unidos, de eso estamos seguros.

Desde Maldición Eco-extremista queremos alentar a la continuidad de la teoría de esta Tendencia en Estados Unidos, que sepan los teóricos de aquellos territorios que desde muchos lugares de Latino América seguimos su trabajo y valoramos que sigan así, aun sabiendo que tienen literalmente a una gran mayoría del movimiento anarco-llorón en su contra junto con las agencias de investigación: ¡FUERZA!

¡Con lo Desconocido de nuestro lado!

¡Animando a las bombas contra los difamadores anarquistas en América Latina!

¡Nudillos enrojecidos contra las cabezas de los anarquistas en Estados Unidos!

Maldición Eco-extremista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*