(en-en) Sobre seguridad pública

Traducción del texto “On public safety”, publicado originalmente en inglés por Abe Cabrera.


Mi co-autor Ramón Elani escribió un interesante articulo que vale la pena leer sobre la acción anti-fascista (“antifa”) en el contexto Estadounidense. Aquí ofreceré mis pensamientos desde una perspectiva personal.

Me temo que debo ir un poco mas allá de lo que dijo Ramón y declarar que no sólo no me importan los antifa, pero ni siquiera me importa cuando la gente es racista, intolerante, o hacen el saludo nazi. Apenas es registrado en mi radar de emociones. Hay una simple razón para esto: no espero mucho de los humanos. Espero algo de aquellos con los que tengo interacción directa o indirecta de alguna forma, porque las interacciones personales hacen que la gente tenga que hacerse responsable. ¿Pero la gente que no conozco?, ¿grupos sociales?, ¿mi propio “grupo étnico”? Eso se me va de las manos, y francamente no puedo controlarlo más lo que puedo controlar el clima.

En la América de Trump, yo soy el “objetivo”: mi familia es de México, yo visiblemente no soy blanco, y mi familia visiblemente no es blanca. También vivo en el Sur. Aún así cuando veo grupos de Hipsters (mayormente blancos) anarquistas e izquierdistas combatiendo aspirantes a Nazis y nacionalistas blancos en la calle, no me siento representado por el primer bando. ¿Porque?, ¿quienes son esas personas para mí?, ¿les debo apoyo moral, o alguna especie de obediencia ética? La gente siempre ha estado en contra de los de “mi tipo” en este país: ¿Me han beneficiado de forma alguna la victorias de cualquier otro “militante” en la calle, o sólo están propagando un sistema que no me gusta pero apunta a darme un “lugar más elevado” dentro de este?, ¿o acaso no termina siendo siempre cierto sector privilegiado de “no-blancos”, “no-machos”, “no-heteros”, “no-cis”, etc., etc., el que se lleva todos los beneficios, y el resto sostiene el sistema por miedo o algo peor?, ¿es esa forma alguna de vivir, o concebir tu lugar en el mundo: tu identidad es tu única protección real? Como cualquier otro individualista, yo prefiero estar por mi cuenta, sin importar las consecuencias.

También, veo el racismo como algo “racional” y mucho mas materialista, incluso si yo soy el “Diablo” en ese contexto. Nótese que puse “racional” entre comillas. Es más plausible para una persona el creer en la solidaridad basada en fenotipo superficial o cultura en lugar de creer en algún atributo espiritual que una a todas las personas sin importar la raza, antecedentes, cultura, etc. La creencia Iluminada en la unidad de toda la humanidad es un salto de fe, y no uno particularmente garantizado. Incluso si la genética dicta que todos somos lo mismo, los humanos no son un mero producto de su ADN. Es mucho más razonable basar la solidaridad en cosas que se pueden ver en lugar de potencial humano futuro el cual no se ve. Así, no creo por un minuto que progresistas, anarquistas, o Marxistas sean “materialistas”: son idealistas selectivos. Se aferran a ciertos aspectos de la realidad material pero ansiosamente evaden otros para prevenir que sus ideales de libertad, igualdad y fraternidad se ensucien. Estos son artículos de fe basados en pensamiento idealista.

Eso me haría un “fascista” llano y simple si creyera en el gobierno, el Estado o la sociedad. No lo hago. Sólo porque el sistema derechista es más racional no lo vuelve viable. Simplemente no lo es. Sin importar cuanto intentes unir millones o billones de personas: por raza, nacionalidad, credo, etc., la coerción es la misma, la alienación es la misma, y, más que nada a mis propósitos, la destrucción de la Tierra y el endiosamiento de la humanidad son el mismo proceso. Es Cristianismo secular, el único truco es qué tan consistente uno quiera hacerlo. Cuanto se debe sacrificar el individuo al ídolo Humano, y a cuál ídolo Humano: ¿la Nación, Sangre y Suelo, Comunismo, Anarquía, etc.?, ¿que diferencia tiene que opción escoja? No escojo ninguna.

No veo el punto en subordinarme a mi mismo a una comunidad, nación, raza, religión, etc., donde mi existencia siempre será un medio para un fin. Esto no es porque piense que merezco más que el ser un mero forraje: yo muero y me pudro como cualquier otro. No, sólo pienso que la parte de elección en la subordinación es estúpida. Déjenme subordinarme a aquello que estaba subordinado cuando salí del útero de mi madre: Naturaleza Salvaje, lo Desconocido, Caos, y deja que el resto se desmorone hasta las ruinas. Y deja que aquellos que dependen de cualquier otro orden sean borrados por los crueles fantasmas del Tiempo; ¿Que es eso para mi?, ¿que significado me da el Orden Humano, porque debería importarme? Incluso si tomo en consideración a aquellos que realmente me importan, ¿este los defendería sobre el final? Por supuesto que no, ellos son forraje como todo lo demás, sacrificios al Bien Humano Superior sobre el cuál los humanos no pueden ponerse de acuerdo. Todos los llamados a la solidaridad ofrecen protección pero también demandan obediencia. Engañame una ves, tu culpa, engañame dos veces, es la mía. Ya he sido engañado más de una ves.

Si la elección es entre aquellos que me odian por completo y los amigos falsos, al final eso no es una elección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*