(es) Apuntar más alto

Traducción de “Aim Higher“.
¡Apunta tu odio contra la humanidad!
¡Dispara al híper-civilizado!


Alfredo Bonanno abre su famosa obra, Placer Armado, con este pasaje:
“¿Por qué diablos estos benditos muchachos disparan a Montanelli en las piernas? ¿No habría sido mejor haberle disparado en la boca?
Por supuesto que sí. Pero además habría sido más grave. Más vengativo y sombrío. Dejar coja a una bestia como esa, puede tener un lado más significativo, más profundo, que va más allá de la venganza, del castigo por la responsabilidad de Montanelli, periodista fascista y siervo de los amos.
Lisiarle significa obligarle a claudicar, hacerle recordar. Por otra parte, es una diversión más agradable que dispararle en la boca, con pedazos de cerebro saliendo a chorros por los ojos.”

Por supuesto, matar a alguien es mucho mas definitivo que dejarlo cojo, sin duda alguna. Y quizás también haya consecuencias legales involucradas (¿pinchazos de conciencia?) Es como cuando algunas personas dicen que la vida en prisión es peor que la pena de muerte. Hay un punto ahí, dependiendo de la perspectiva del observador. La gente inocente puede ser liberada, pero no puede ser resucitada. Quizás un fascista cojo puede cambiar sus costumbres, o puede que solo quieras que sufra. Quizás duermas mejor por las noches sabiendo que “solo lo dejaste cojo”. Leer la mente de alguien es un ejercicio fútil, así que no proseguiré por aquí.
¿Pero porque dispararle a un fascista en la cara sería mas “grave”, mas “vengativo y sombrío”? (“Ma sarebbe stato anche più pesante. Più vendicativo e più cupo.”) Bonanno procede a hablar de la piedad de los revolucionarios, tomando en consideración que la revolución esta lejos de ser piadosa. Para él, solo estamos por algo de cotorreo, para divertirnos en contra de la máquina gris que busca oprimirnos, y otro montón de cháchara insurreccional acerca de tener esperanza pero sin realmente tener esperanza, luchar pero divertirse al mismo tiempo etc. Todo se trata de alzarse por sobre esas dicótomas, y es por eso que la cosa menos severa es más divertida en tanto la cosa más sensible (dispararle a una persona en la cara y eliminarlo) es de alguna manera lo más moral, lo más “sombrío”, y lo menos subversivo.
Pero de acuerdo con algunos grandes insurreccionalistas sin insurrección, incluso mas subversivo es no hacer nada en absoluto y pretender que el mundo “normal”, el mundo en el que viven de hecho millones de personas, simplemente no existe. Verás, todo se trata de escapar de los binarios, bien y mal, revolución y vida real, naturaleza y civilización, el Yo y el Tú, el Uno y los Muchos etc. etc., solo afirmando que no existen. (Eso me recuerda a la historia quizás apócrifa de la Reina Victoria cruzando Boliva por fuera del mapa luego de que el Embajador de Su Majestad Real fuera procesado en las calles montando un burro a modo de humillación.) Ves como todo se trata de la percepción; ser consciente en oposición a ser “inconsciente” (estar despierto*NdT1 como dicen los niños estos días). Y en este sentido, hacer cualquier cosa que se asemeje remotamente al terrorismo, violencia revolucionaria, o incluso violencia criminal, es caer en las manos del Binarismo Opresor. En su burbuja, si denuncias lo Binario desde el comienzo, tú ganas, has trascendido. Si, yo también soy un cabrón en mi imaginación. Mis amigos imaginarios también piensan que soy especial.
(“Insurreccionalistas sin insurrección” me recuerda a la caracterización del comunista Bukharin acerca de que el anarquista es un liberal con una bomba. Los anarquistas mas modernos, en todo caso, son liberales con una bomba sin la bomba, Puedes hacer la aritmética por ti mismo.)
Fue hace aproximadamente la mitad de mi vida, pero por lo que puedo recordar de La Ideología Alemana y procesando al joven Marx, su punto principal era que la refutación de algo en lo abstracto no destruye aquello en el mundo físico. No me voy a meter en toda la polémica de “San Marx”, pero intentaré citar la Tesis sobre Feuerbach acerca de otro Hegeleano problemático que aborda el autor comunista:
“El problema de si al pensamiento humano se le puede atribuir una verdad objetiva, no es un problema teórico, sino un problema práctico. Es en la práctica donde el hombre tiene que demostrar la verdad, es decir, la realidad y el poderío, la terrenalidad de su pensamiento. El litigio sobre la realidad o irrealidad de un pensamiento que se aísla de la práctica, es un problema puramente escolástico…
La vida social es, en esencia, práctica. Todos los misterios que descarrían la teoría hacia el misticismo, encuentran su solución racional en la práctica humana y en la comprensión de esa práctica.”
Vamos a ahorrarle al lector todo el asunto de “el punto está en cambiarla”. Otro Marxista (¿Trotsky?) resumió el principio de manera más sucinta diciendo algo como (parafrasearé): “Cuando una idea busca el control de las masas, se convierte en una fuerza material.” No importa si una idea es “falsa”, si existe un dios o no etc. Debería importar, pero realmente no es asi. Si la gente esta preparada para matar o morir por ella, es una realidad física, puede que incluso sea una realidad física superior (¿un dios?). El progreso, por ejemplo, puede que sea un fantasma sin bases en la “realidad física”, pero esa idea creó la Presa de las Tres Gargantas en China: la creencia firme en el orden, el futuro, la benevolencia de la dominación del hombre sobre la naturaleza, νόμος sobre φύσις. Negarte a lidiar con eso y retraerte a tu propia imaginación y opinión simplemente significa que acabas protegido por tu fortaleza de opiniones infranqueables. Eso parece una victoria Pírrica si es que alguna ves existió una.
Pero permitannos retornar al disparo en la pierna: ¿No podríamos decir que este “placer” esta infectado por ideología Neo-Cristiana, como un malware corriendo en la parte trasera del software insurreccional? ¿Por que no es divertido ver sesos chorreando por el hueco de un ojo, pero ver a un fascista retorciéndose de dolor a causa de que le volaron la rotula es una buena pasada? ¿Podría ser que temas que te consideren un psicópata por matar a alguien, pero regodearte por dejar cojo a alguien no debería catalogarte en el estatus de psicópata, verdad? (Intenta explicárselo a tu tía Helen, puede que ella lo compre). ¿No podría tener nada que ver con todo el asunto del “No matarás” cierto? ¿O el monopolio absoluto por sobre la vida y la muerte que el Rey, el Estado, etc., han reclamado sobre la gente por milenios en el contexto Europeo? Quizás estas personas podrían empezar a ser honestas con ellas mismas, pero probablemente no. No deberían de sorprenderse, en todo caso, cuando alguno de sus compas llegue a la conclusión de que todo derramamiento de sangre es “fascista”, o si algunos incluso más confundidos coquetean con los “movimientos sociales” que promueven la intervención Estatal para desarmar a todo el mundo.
La moneda humana incluso para el insurreccionalista más ardiente, para el traidor de la especie más entusiasta, es demasiado preciada. Permitannos no invalidar esa moneda, exhortan ellos; al hacerlo uno cae en el cálculo moral de la sociedad. Al ser inmoral, uno reverencia la moralidad, en oposición a tener la actitud correcta, la “consciencia correcta”. Tan elevada percepción puede hacer de cruzar la calle un acto revolucionario, puede crear abundancia de la nada, puede partir el mar. Pero en cuanto a desafiar el humanismo inherente, el Cristianismo Inherente en todas las ideologías “radicales”, no podemos hacer eso. Lo siento, dejaremos de prestarles atención, y proseguiremos a la siguiente moda de la semana que prometa salvar a una sociedad que no quiere ser salvada, o al menos nuestro cómodo lugar en ella.
Disparar en la rodilla es disparar a las ramas más altas. El atacante está claramente perturbado por algo al punto de usar la violencia. ¿Porqué quieres herir a esa persona? ¿Por que tiene poder? ¿Quién le dio ese poder? ¿O quien consiente que lo tenga? ¿Hay mas de “nosotros” que de “ellos”, verdad? ¿Con quien estas enojado realmente? ¿Realmente crees que matarás al árbol si lo podas lo suficiente? ¿Que te detiene de disparar a la raíz? ¿Al verte enfrentado tanto al individuo y al colectivo, que te detiene de apuntar más alto, por sobre las rodillas hacia donde esta realmente el problema? ¿Mas allá del chivo expiatorio hacia la Masa amorfa que lo mantiene en su posición de poder?

Notas del traductor:
1: La palabra usada en inglés es “woke”, término político de orígen Afro-americano que se refiere a una conciencia percibida respecto a la justicia social y la justicia racial. En las acepciones mas modernas del término se usa para hablar de conciencia social en términos generales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.