[es] (Brasil) Comunicado 79 de ITS: Ataques Destructores a la FLONA

“Debemos caminar aquí en la Tierra pisando suavemente, como un pájaro que pasa volando en el cielo y usted mira después y no deja rastros.”
– Ailton Krenak

Como el ciclo de las aguas volvemos a luchar por el salvaje. Algunas bocas sucias hablaron contra nosotros, investigadores frustrados de la PC y PF nos cazaron hasta debajo de piedras, pero ni siquiera nos encontraron, y aquí estamos nuevamente, la Sociedad Secreta Silvestre, provocando caos y terror.

Asumimos los ataques destructores en el Bosque Nacional de Brasilia (FLONA) ocurridos durante la madrugada del domingo 28 de este mes, esta vez en la región de Taguatinga. En la ocasión realizamos los siguientes ataques:

– Destrucción parcial de una torre de señal en construcción. Intentamos, pero no conseguimos derribar la torre. En cualquier caso se ha inutilizado, las bases están seriamente dañadas, así como los cables de acero que la sostienen y han sido dañados. Todos los hilos fueron cortados, incluyendo el cable de tierra;

– Destrucción total de una placa solar destinada a alimentar la torre. Cortamos el candado de la caja de control del panel con un alicate y destruimos todo lo que estaba en su interior. Con martillos destruimos toda la placa;

– Pintas con amenazas en varias placas en el bosque, especialmente a Ricardo Salles;

– Destrucción de un pequeño puente para visitantes dentro del bosque;

– Después de ser recibidos en la entrada y en la salida por un imponente Lobo Guará, como si nos saludara, causamos el incendio y la destrucción de dos coches del IBAMA (Instituto Brasileño del Medio Ambiente) a través de artefactos incendiarios de 8 litros de gasolina divididos en cuatro botellas amarradas a pequeños explosivos y varias mechas ignitoras, dejadas en la parte delantera y trasera de las camionetas;

Ni el ecoturismo ni las estructuras tecnológicas tendrán espacio en los bosques, la guerra extremista contra el mundo moderno gris y artificial sigue, a las ciudades los artefactos. Damos la espalda al Sistema Tecno-Industrial por puro desprecio. Claro, la repugnancia violenta a la civilización pulsa caliente en nuestras arterias, y la catarsis huele a explosivos. Y para quien piensa que un grupo de algunos individualistas poco puede la National Thowheed Jamath demuestra lo contrario después de la merecida carnicería contra cristianos en Sri Lanka. En diciembre del año pasado por muy poco el escenario de terror en el país no fue producido en estas tierras por nosotros los Individualistas Tendendo al Salvaje – Brasil. Pero poco importa, las intenciones siguen latentes, recuerden que lo que antecede a la explosión es el silencio. Los ataques esta madrugada del domingo en FLONA son una chispa, es lógico que el salvajismo venido de nuestras manos se materializará por encima de la ciudadanía. Esta aparición después de las investigaciones de la Policía Federal viene llena de sorpresas, en vez de intimidarnos, aumentamos el poder terrorista. La tocaia está en curso.

Los bosques para nosotros son lugares sagrados que merecen el profundo respeto, no es de nuestro hecho hacer resonar explosivos en estas áreas, antes atacar a una metrópoli a disputar con los sonidos de los bosques y de los animales. Los ataques ejecutados no fueron aleatorios. El Cerrado ha sido desertificado, lo poco que queda se extinguirá en algunos años, y eso dicen los propios científicos, gente como Antonio Donato Nobre con sus respetuosas investigaciones. Pero alguien sensible es capaz de percibir eso, no es necesario que la ciencia nos diga que la tierra está enferma. En nombre del progreso humano las ciudades tragan indiscriminadamente la naturaleza y acorrala a la vida salvaje. Los sonidos silvestres oídos en las densas matas se han vuelto memorias, un recuerdo es que el inconfundible Gavião-Peneira ya no se ve en el aire en busca de pequeñas presas en el suelo pues la tierra hoy es inhabitable, seca y de corteza asfáltica. En los últimos días hemos peregrinado en los bosques meditando en cuanto la existencia de la especie humana es destructiva. El impacto ecológico de la civilización que presenciamos viene sembrando el dolor creciente en nuestros espíritus. La tierra grita. En los bosques nos encontramos con amontonados y senderos de basura arrojados por “amantes de la naturaleza” que salen a sus “ocios del domingo”, en muchos lugares hay erosiones causadas por el enorme flujo de cientos de ciclistas, los seres de la naturaleza han estado ahuyentados por la masa de civilizados que reservan los fines de semana en los bosques como “sesión de descarga”, pero que en la semana contribuyen angustiadamente con el progreso de la tecnológica sociedad moderna. Vimos asquerosas máquinas rasgando la tierra expandiendo la urbanización y obvio, presenciamos también matas y arroyos dañados después de típicos festivales hipsters. Esto es el antiguo Cerrado sucumbiendo en la intervención de un solo ser, la especie invasora humana. Luego no sólo en las ciudades, pero en cualquier bosque el riesgo de ataque es latente. Proclamamos a ustedes humanos civilizados personas no gratas en estas áreas, se alejen de la naturaleza salvaje, vuelvan a sus ambientes artificiales y enfermos, ustedes son una especie invasora asquerosa y destructiva, los bosques no son para ustedes, déjenlos para los Lobos, las Pumas Pardas, las Seriemas, las Vívoras de Cascabel, los Venados, las Capivaras, los Teiús, los Tatus, dejen lo salvaje para lo que es salvaje. Que el ecoturismo sucumba. En cuanto piensen dos veces ustedes scouts, turistas, ciclistas, cazadores, familias, hipsters, patrullas, vagabundos o cualquier civilizado que se atreve a caminar en estos lugares donde la civilización aún no ha intervenido por completo, que no sea una sorpresa cualquier tipo de ataque bárbaro repentino.

FLONA está bajo jurisdicción del ICMBio, entidad que sufrió drástico cambio esta semana en su dirección, y que a su vez está vinculado al Ministerio de Medio Ambiente (MMA), dirigido actualmente por Ricardo Salles. Las pintas en las placas dentro del bosque realzan las amenazas a este personaje charlatán y “anti-ambiental” que trabaja estrictamente en pro de mineras, industrias y agropecuaria. Salles ha sido condenado por el fraude de documentos para favorecer a las empresas mineras. ¿Acaso recuerdan lo que pasó con el bastardo del Óscar Landerretche, no? Entonces cuidado, Salles. Usted es una figura pública. No somos como los despreciables del Partido de la Causa Obrera que gruñen todo el tiempo salivando radicalismo, pero que cuando te encuentran dan palmaditas en su coche. Operamos como terroristas. No tenemos prisa, sólo disposición, arsenales y objetivos, y usted es uno de ellos, junto con la clase incompetente y patética de los “Bolsonaros” y otros que ya mencionamos. No hacemos esto esperando cambios en estas instituciones, ya que no obedecemos a lógicas políticas. Además del MMA y varios como el ICMBio, el Servicio Forestal Brasileño y el IBAMA lógicamente siempre trabajaron a favor de una insana civilización “sostenible” y progresista, como si hubiera tal posibilidad. Ahora bajo gerencia de Salles estos órganos son apenas veredictos para actividades catastróficas. Es bien sabido que este funcionamiento ecocida se intensificará de manera abisal con las intervenciones de Ricardo Salles, sus movimientos en las últimas tres semanas comprueban muy bien eso. Este tipo es del tipo que se hace de la vista gorda con empresas como la Vale que destruyó consecutivamente varios kilómetros de biomas tras dos gigantescos desastres civilizados provenientes de actividades mineras en el estado de Minas Gerais. Eso es imperdonable. Luego colocar Salles, “Bolsonaros” y compañía como blancos parte también de un vengativo odio egoísta en llamas dentro de nosotros. Esto no es por “justicia climática” querida por basuras progresistas como Greta Thunberg y ni por la oposición de izquierda, que se joda la izquierda, también podemos atacarla. Esta es una posición antipolítica, la Naturaleza Salvaje no posee “lados políticos”. Y claro, es oportuno causar paranoia y desorden político, pues salda desestabilizaciones dentro del orden social. Si bien en materia de desestabilización la incompetencia de Bolsonaro y de sus proles sucias es un líder lejano, y aplaudimos esto de a pie, las cosas patéticas y declaraciones de este grupo político aficionado colaboran activamente con el caos que deseamos ya que traban parcialmente el funcionamiento de algunas estructuras del Estado con el choque de intereses y su denso sesgo ideológico, logrando también provocar severos conflictos entre grupos a partir del dualismo político que guía la civilización occidental.

Lo que hicimos fue poco, sólo que tenemos una vida para expulsar nuestro odio a la civilización y al progreso humano. Para el momento los ataques en FLONA y dejamos este recado a Salles y grupito. ¿Es imposible atacarlos? ITS casi mató al presidente de Codelco, una de las mayores mineras del mundo. ¿Quién imaginaría? Francamente, no tenemos prisa. La venganza es degustada fríamente. Es claro que seguiremos con otros ataques indiscriminados y selectivos buscando dañar y desestabilizar la civilización. La paz y el orden serán quebradas por el salvajismo. Quien sabe en una próxima oportunidad, Sri Lanka será aquí. No vamos a extendernos más, que los explosivos hablen por sí solos. Estamos serenos y quien es parte de este grupo, sabe que es sin piedad.

De vuelta a la oscuridad nos unimos a los animales de la naturaleza, a adorar la luna, el sol, las estrellas, el viento, las aguas, los bosques, el todo.

Que la niebla cubra nuestra caminata. Misantropía y naturaleza salvaje siempre.

Individualistas Tendiendo al Salvaje – Brasil
-Sociedad Secreta Silvestre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.