[es] (Francia) Terroristas, ecologistas: ¿quién está detrás del grupo ITS, los Individualistas Tendiendo a lo Salvaje?

Desde la prensa francesa, la traducción de su artículo publicado recientemente.


Los ecoterroristas de ITS (individualistas Tendiendo a los Salvaje) son extremistas ecológicos para los cuales “todos los seres civilizados merecen morir”. Al menos cinco ataques han sido reivindicados en cuatro países, incluida Grecia, desde diciembre de 2018. ¿Su credo? El Nihilismo. ¿Su lucha? El retorno a la naturaleza, convencidos de la ineludible destrucción del mundo. Presentamos una entrevista exclusiva con un miembro de esta célula terrorista, presente en América Latina y Europa.
Quien dice terrorismo piensa en los yihadistas de al-Qaeda o el ISIS. Pero no se imaginan a personas que pueden colocar bombas en nombre de la ecología. Es una práctica de los Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (ITS), un grupo ecoterrorista creado en 2011 en México, y que propagó de nuevo el terror en Chile el 4 de enero de 2019, después de detonar una bomba en una parada de autobús. En el mismo centro de la ciudad capital, dejando cinco heridos.
Sus miembros parecen sacados de una novela de ciencia ficción. Se mueven clandestinamente en Internet, y en el video enviado a TV5MONDE aparecen encapuchados y vestidos de negro. El miembro de la organización que habla en este video se describe a sí mismo como el “jefe de ITS en México”.
TV5MONDE ha logrado ponerse en contacto con este grupo a través de un blog dirigido por otro grupo ecoextremista de habla hispana, “Maldición Écoextrémiste” (Maldición Ecoextremista español). Este blog está alojado en el servidor italiano Altervista, oficia como “medio oficial” de ITS. Todos los comunicados de prensa del grupo (hasta ahora 75, el último publicado el 22 de febrero de 2019), son publicados allí. El contenido del blog está en siete idiomas – Turco, Inglés, italiano, portugués, griego, checo y rumano. “Ningún miembro de las ITS habla francés”, indica un miembro de la “Maldición Ecoextrémiste” durante nuestra investigación.
Para una entrevista con un miembro de ITS, intercambiamos correos electrónicos con la “Maldición Écoextrémiste” que nos pidió crear una cuenta en un servicio de mensajería seguro, con sede en Suiza. La entrevista resultante es la sexta desde la creación de ITS, y la primera dada a un medio de comunicación en lengua francesa. Tres entrevistas ITS las dio a los medios de comunicación mexicanos, después a la prensa argentina y luego a la chilena.
TV5MONDE envió a ITS preguntas por correo electrónico. Xale, seudónimo tras el que se esconde uno de los miembros fundadores de ITS y la cabeza de la organización en México, respondió a algunas de nuestras preguntas en un video de siete minutos, puesto a disposición a través de un servidor basado en Nueva Zelanda.

Nada ni nadie
“ITS se creó espontáneamente”, dice Xale en el video que recibimos. “En abril de 2011”, continúa, “cometimos nuestro primer ataque con bomba, que hirió gravemente a un empleado universitario en México. Queríamos detenernos allí, pero al ver que podíamos usar ese modus operandi, comenzamos a hacer decenas de ataques con paquetes-bombas.”
Para ITS, un lema lo resume todo: “todos los seres humanos civilizados merecen morir”. En enero de 2019, mientras ITS colocaba un artefacto explosivo frente a una universidad en Santiago, la ciudad capital, el grupo dijo “arrepentirse” de que no haya explotado y de que no mató a nadie, “quienquiera”, dicen en un comunicado.
Ataques, pero ¿con qué propósito? Ninguno. El grupo afirmó en 2016 a un periódico mexicano: “no pedimos nada, no tenemos ningún requisito (…) no queremos resolver nada, no proponemos nada a nadie”. Un nihilismo en su aspecto más puro, con este matiz que Xale trae en el video: “Queremos participar en la desestabilización del orden establecido, y en la paranoia colectiva, para aterrorizar los buenos hábitos de una sociedad corrompida por su hipocresía”.
“Todos los seres humanos civilizados merecen morir.”
Extracto de un comunicado de ITS.
Más allá de la desestabilización del orden establecido, los nihilistas de ITS desean ferozmente un regreso a la naturaleza. Una visión tipo Rousseau, con frecuentes referencias a los pueblos indígenas de América Latina, tanto en revistas digitales, como en la puesta en escena de video, con una jarra utilizada por el pueblo chichimeca (guaje). La puesta en escena es adornada con un cráneo de oveja y raíces de una planta mexicana: el mezquite, todo iluminado con “la cera de una vela natural”, nos dice Xale.

Misticismo y ecoterrorismo.
Los nombres de las diferentes ramas de ITS también hacen referencia a su proximidad a la naturaleza: la “Horda Mística del Bosque” en Chile, las “Constelaciones salvajes” en Argentina o la “Secta Pagana de la Montaña” en México. Sus miembros no creen en nada, sino en sí mismos, en su “naturaleza salvaje” y sus “raíces primitivas”. “La esperanza está muerta aquí. No existe. No habrá cambio ni revolución que convierta la mierda en oro. ¡Estamos perdidos! Y aceptamos nuestro ocaso, mientras observamos el problema real: el progreso humano y la civilización moderna “, dijo Xale, miembro fundador de ITS.
“No pedimos nada, no tenemos ningún requisito (…) no queremos resolver nada, no proponemos nada a nadie.”
Extracto de una entrevista de ITS dada a un periódico mexicano en 2016.
El grupo se inspira en el anarco-primitivismo, una “anarquía anti-civilización”. “Profundicé las teorías del Frente de Liberación de la Tierra y les di un tono diferente”, dice Xale. “Me interesaron los temas que enfrenta el continente americano, las culturas nativas que se oponían a la civilización”, dice el miembro mexicano de ITS en el video.
Sin embargo, ITS quiere deshacerse de las fronteras de cualquier ideología e indicó, en 2016, en la revista digital “Regresión – Cuadernos contra el progreso”: “no somos revolucionarios ni anarquistas, no representamos a la izquierda radical. NO somos primitivistas. El romántico ingenuo de Zerzan (nota del editor NOTA DE LA REDACCIÓN : filósofo del primitivismo) NO NOS REPRESENTA, ni tampoco el ingenuo radical de Kaczynski (nota del editor: ecoterrorista estadounidense) ni ningún otro teórico griego, español, italiano, brasileño, ni nadie”.
Según un investigador latinoamericano que prefiere permanecer en el anonimato por razones de seguridad, ITS es un “grupo de personas jóvenes, mal preparadas, tanto intelectualmente como materialmente. El grupo se basa en argumentos débiles”, continúa el investigador, “lo que los hace aún más peligrosos es que su discurso evoluciona con el tiempo “. Para este investigador, los miembros de ITS tienen más “problemas mentales que creencias políticas”, lo cual es un “doble peligro”.

Individuos tendientes a lo salvaje, anticivilización.
ITS está presente en siete países: tres en Europa (España, Grecia y Reino Unido (Escocia)) y cuatro en América Latina, Argentina, Brasil, Chile y México.
El 27 de junio de 2016, el grupo se adjudicó el asesinato de Jaime Barrera Moreno, empleado de la Facultad de Química de la Universidad de México, UNAM.
En el blog de Maldición Ecoextremista, se han reivindicado otros asesinatos desde 2011, también en relación con centros de investigación científica. Para ITS, “la humanidad está perdida”. No es hostil a la clase obrera en particular, ni hacia los poderosos, el grupo se declara en contra de la “humanidad moderna”. ¿Guerra de clases? “Es una estupidez innecesaria”.
“¿Por qué atacar a los oprimidos?”, Se pregunta en una declaración en enero de 2019. “Porque no nos importa el estado social. Rico, pobre, necesitado. Cualquier ser humano merece morir”, dice el grupo con un cinismo que no oculta tras un atentado cometido en la capital chilena.

Bombas en nombre de la ecología.
El 4 de enero de 2019, una bomba explota en una parada de autobús en el centro de Santiago. El balance: 5 heridos. Los santiaguinos se asustaban al ver cualquier bolsa o paquete olvidado en la ciudad en los días posteriores al ataque, los medios de comunicación estaban perplejos.
“Chile no está acostumbrado a este tipo de acciones, y menos aun cuando no hay una ideología fuerte detrás de él”, dice el investigador latinoamericano contactado por TV5MONDE. Pero, agregó, “como en cualquier sociedad occidental con un ritmo de vida agitado, este último ataque ya casi es olvidado por todos”.
Una bomba en una parada de autobús y un intento de incendiar un autobús fue lo que sucedió en Chile en diciembre de 2018, dejaron explosivos frente a iglesias en México y Grecia en la víspera de Navidad de 2018, cada uno de los cuales hirió a varias personas. Bombas también fueron abandonadas frente a una iglesia en el Brasil de Jair Bolsonaro, presidente de extrema derecha recientemente elegido.
Los ataques de ITS, grupo opuesto al catolicismo, se dan en lugares “pequeños, aislados, y fáciles de atacar”, analiza el investigador latinoamericano. “Lejos de un ataque en un centro comercial, rodeado de cámaras de seguridad, donde aumentaría la presión social para encontrar a los perpetradores”, observa el investigador.

Las investigaciones no avanzan
Por falta de evidencia, las absoluciones de ITS están erigidas en victorias. Después del ataque en Chile el 4 de enero de 2019, nadie ha sido arrestado hasta ahora.
Según una fuente cercana a la investigación la policía chilena tiene “pocas pistas”, y ninguna de ellas “está clara”. Hay que decir que los servicios de inteligencia chilenos fueron desmantelados después de la dictadura de Pinochet (1973 – 1990) y “no son efectivos”, dijo el investigador latinoamericano contactado por TV5MONDE. Esto explica su “torpeza”, agrega este último, y explica en parte “los principales problemas de Chile para enfrentar y anticipar los casos de terrorismo”.
En una entrevista con el periódico andino La Tercera en enero de 2019, Raúl Guzmán, fiscal a cargo de la investigación del ataque del 4 de enero de 2019 en Santiago, va en el mismo sentido: “Quisiera que la Agencia de Inteligencia chilena (el ANI) juegue un papel más operativo en el descubrimiento de información.” En otras palabras, el fiscal pide una mayor eficiencia de esta agencia. Este fiscal chileno agrega que estas acciones terroristas “no obedecen a ninguna ideología política”. El nihilismo, por lo tanto, unido al deseo de la libertad a los animales.

Guerrilleros de la causa animal.
ITS se opone a la domesticación de los animales. Con los escándalos de carne polaca estropeada, o lasaña con carne de caballo (*), se podría creer que estos ecoterroristas son parte de la línea de anti-especista como la asociación L214 pero no es así.
En un texto titulado “El mito del veganismo”, se critica la “irracionalidad de las ideas y los valores de la filosofía vegana”, denominada “régimen civilizado moderno que alimenta los sueños progresistas de los humanistas de mierda”. El ecoterrorismo no tiene fe en el hombre, ni en su futuro.
“A largo plazo, lo único que queremos es sobrevivir, continuar librando nuestra guerra, expandirnos a otras naciones y tener éxito en todos nuestros ataques”, dijo Xale en el video enviado a TV5MONDE.
Con respecto al riesgo de ataques en Francia, según nuestras fuentes, ITS “no constituye una amenaza inmediata y prioritaria en el territorio nacional y no se considera lo suficientemente capaz como para atacar los intereses fundamentales de la Nación”
*Se refiere a escándalos relacionados con la industria agro-alimentaria en Francia como la carne polaca encontrada en mal estado y la venta fraudulenta de lasaña de caballo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.