[es] (Grecia) Policía temen más ataques “eco-extremistas”

Traducción de varios fragmentos de la prensa griega sobre los gruspúsculos de ITS en Europa.
Enviado al mail.


La bomba en la iglesia de Agios Dionysios en Kolonaki, asesinatos de científicos en México, la bomba en Edimburgo y la preocupación por nuevos golpes ciegos.

Ataques en laboratorios de nanotecnología y a campistas mexicanos, explosiones de bombas en Chile, bombardeos en el Castillo de Edimburgo y catedrales en España están en el “microscopio” de la policía griega especializada en terrorismo, para saber exactamente qué está sucediendo con el bombardeo de la iglesia de San Dionisio el 27 de diciembre de 2018 en Kolonaki. La “Secta Iconoclasta” (quien se adjudicó el atentado que dejó dos heridos), supuestamente está vinculada a una organización internacional de “terroristas” que se creó en 2011 en América, y que es señalada de llevar a cabo ataques sangrientos contra personas con justificaciones referentes al “odio a la humanidad”.

Algo que es de particular interés para la policía griega es entender los ataques indiscriminados como una nueva forma de acción armada. Y hay preocupación de que se amplía con el uso del término “Secta”, que se refiere a la acción de la organización “Secta de los Revolucionarios”, que protagonizaron ataques sangrientos en 2009-2010. No solo por los sinónimos, sino porque existen similitudes a los textos de la “Secta de los Revolucionarios”.

“Nuestras manos no tiemblan …”

La bomba en la iglesia de Kolonaki explotó a primeras horas, causando una lesión grave a un policía y unas más leves a un joven. La adjudicación publicada hace unos días en los medios de comunicación decía: “El Jueves de 27 de Diciembre hemos dejado una bomba en la puerta de la iglesia Agios Dyonisios, en pleno corazón de Atenas. En medio de una zona aparentemente “segura” y vigilada y en un clima de histeria anti-terrorista, hemos entrado y salido de la zona sin problema alguno, destrozando su ilusión de la seguridad.”
Los miembros de la organización tienen objetivos internacionales contra el avance tecnológico y contra la humanidad y expresan su satisfacción por las víctimas de los terremotos y erupciones de volcanes. Para concluir dicen: “Esto ha sido una muestra de lo que está por llegar. Con esto mandamos un mensaje, no solo a las autoridades estatales o a la sociedad, sino a todos aquellos que se han posicionado como nuestros enemigos. No nos tiembla la mano a la hora de derramar sangre.”

La “Secta Iconoclasta” apareció como una rama griega de la organización internacional de ITS (“Individualistas Tendiendo a lo Salvaje”) que proceden hacia acciones sangrientas.

La organización apareció el 8 de agosto de 2011 al enviar un paquete bomba al Departamento de Nanotecnología en México, lo que resultó en la lesión de dos científicos. Como dijo la organización en su proclamación, “Nuestro atentado ha golpeado a la policía, a la política, a la esfera social y, por supuesto, a la científica. Lo que hicimos con estas acciones es poner sobre la mesa la propuesta contra Tecnología y la Ciencia, creando tensión”.

Una serie de ataques sangrientos

El 8 de noviembre de 2011, ITS asesinó a un científico en el Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México en Cuernavaca. En su texto, la organización señaló que “actúa sin compasión y misericordia contra quienes son directamente responsables de la destrucción de la Tierra”. Hubo atentados con bombas en institutos universitarios, a un profesor politécnico, al Instituto Nacional de Tecnología, al servicio postal, a un ex director de Google y a un alto ejecutivo del Comisión Federal de Electricidad en ese país en particular. Pero la secuela fue aún más sangrienta.

En mayo de 2017, la organización asumió la responsabilidad por el asesinato de tres personas, dos excursionistas en México, con el argumento de que “toda persona merece su extinción”. Y una mujer que fue estrangulada con cable. Aún así, la misma organización colocó dos bombas a fines de 2017 en autobuses públicos en la Ciudad de México. Los ataques de “eco-extremistas” se presentaron en Chile y Argentina, tambiḉen atacaron en Brasil. Sin embargo, es particularmente alarmante para la policía griega y para las autoridades judiciales extranjeras señalar que en los últimos meses han aparecido grupos de ITS en Europa con el ataque con bomba el 11 de enero de 2018 en el castillo de Edimburgo en Escocia, mientras se relacionan con un ataque con bomba a pequeña escala en Valencia, España. Cuando se produjo la amenaza de una explosión de la bomba en aquella ciudad británica, hubo informes de “una gran preocupación en Europa por el hecho de que los “eco-terroristas “aparecieron en casa”.

La comparación con la “Secta de los Revolucionarios”

Los oficiales de policía griega se encuentran en otro punto de investigación tras revisar la adjudicación de la “Secta Icnoloclasta” por la bomba en Kolonaki, donde se informa que “A cerca de cumplir un año de vida como grupo activo, muchas cosas han cambiado desde que comenzamos a andar este camino de confrontación. Hemos evolucionado y aprendido tanto de nuestras propias experiencias como de las enseñanzas de nuestros hermanos y hermanas.”
Esta referencia se asemeja a un texto de la “Secta de los Revolucionarios” (quienes asesinaron al periodista Sócrates Giolios y al agente de policía antiterrorista Nektarios Savva, también atacaron una estación de policía y un canal de televisión privado). En el texto, la “Secta de los Revolucionarios” señaló que “después de nuestro tercer golpe en el verano de 2009, entramos en una oscuridad creativa para hacernos más capaces, más sustanciales, más peligrosos. Durante este tiempo, muchos de nosotros fuimos entrenados en armas, aprendimos nuevas técnicas, leímos, nos enteramos de situaciones previamente desconocidas, intercambiamos experiencias y pensamientos con otros combatientes y nos reubicamos en el campo de la logística”. Esta referencia luego se vinculó a hallazgos posteriores para entrenar a anarquistas griegos en un campo de tiro en Bulgaria y otros países balcánicos. La policía griega está preocupada por lo que podría ocultarse de este pasaje en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.