(es) Sentido de Pertenencia

Traducción de Sense of belongingtomado del difunto blog “Honor The Wild”.


Hace un largo tiempo que hay un profundo sentimiento de asombro y reverencia por el Universo en mi corazón, incluso habiendo crecido en medio del frío y destructivo mundo de la civilización industrial. El mundo y las estrellas siempre parecieron comunicarse conmigo en forma tal que se convirtieron en una parte de mi familia extendida al igual que lo hicieron todas las criaturas salvajes. La naturaleza me hablaba de una forma que no puedo expresar en simples palabras. Cada momento de despertar se volvió un paseo con el Universo, cada paso que daba, cada bocanada de aire era una participación sagrada en el Gran Misterio del Universo Divino y un abrumador sentimiento de conexión con toda vida, viviendo con el pleno conocimiento de que mi vida podía ser terminada por un virus o cáncer, también manifestaciones del Gran Misterio del Universo.

De todas forma siento una gran tristeza cuando visito una ciudad. Son lugares anti-naturales donde la humanidad a construido gigantescos monumentos de sí mismos a expensas de otras criaturas, exceptuando quizás un pequeño parque aquí y allá como un símbolo de lo que fue. Si vivo en ciudades siempre he vivido en las afueras, siempre cerca de algún lugar mas natural, algún lugar no tan perturbado como las ciudades y las personas que viven y se desarrollan en ellas. Encuentro en estos lugares de concentración humana una miseria de espíritu, una tragedia de corazón y una estupidez mórbida que me da un gran sentimiento de pérdida del reconocimiento de su conexión con algo todo abarcador, todo abrazador y un esplendor mas allá de las palabras.

Hay algo que falta en esta historia cultural en la que vivimos, que resulta obvio para mi. Es algo que he sabido por algún tiempo pero se muestra en algunos momentos de forma mas espectacular que en otros.

Escuché a dos hombres cercanos a mi edad hablando sobre la adicción de sus hijos a juegos tecnológicos modernos que son tan reales que uno debe mirar dos veces para saber si las escenas son de hecho reales o virtuales. Si uno fuera a tomarse esto como una simple anécdota la conversación por sí misma pronto se perdería en el tiempo, de todas formas no creo que este sea el caso. La experiencia sobre la cual oí hablar a estos dos hombres esta ahora arraigada en esta cultura en casi todos sus aspectos funcionales de la vida cotidiana. Se ha incrustado en la psique misma de la sociedad industrial.

Nos hemos vuelto extraños de la realidad orgánica de nuestros cuerpos, nos hemos divorciado de la lógica universal y del entendimiento con el que nuestros antepasados vivieron toda su vida. Hemos creado una cultura mediante energía barata en todos los niveles que ha invadido toda área disponible en este planeta y ha llevado a las especies a la extinción. Hemos caminado sobre este planeta como amos absolutos, apenas reconociendo cualquier otra criatura a menos que sirviese a nuestros fines. Hemos intentado pavimentar, cortar y envenenar cada colina, valle, océano, río y llanura y a medida que se acerca en números nuestro final, caminamos ciegos a lo largo de la tierra bebiendo de la fuente de la arrogancia y alardeamos sobre nosotros mismos como una especie de majestuosa gloria suprema de un dios adorado en nuestra propia imagen. Aquellos que ya no siguen una religión han hallado ahora un substituto en el progreso humano. La ingenuidad humana se ha convertido en un dios, un Salvador, la gloria para superar cualquier obstáculo impuesto por la naturaleza. Nos hemos convertido en nuestros propios dioses, nuestra propia referencia de nobleza y nada mas puede existir por fuera de esta errónea fantasía, esta ilusión impuesta psicológicamente que ha tardado miles de años en realizarse.

La cultura industrial no es mas que una continuación de las sociedades desconectadas de la naturaleza que la precedieron. Surgió de una ya alienada historia cultural de progreso humano, superioridad y narcisismo suicida. Ha alimentado, de todas formas, la conquista de culturas que vivieron en armonía con la tierra, aquellas sociedades que vivieron como parte de un eco-sistema en lugar de estar separadas de este.

Aquellas que tenían sentido de pertenencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.