MALDICIÓN PARA EL SANTO PADRE

Texto tomado de la revista Ajajema en su numero 3.

ME se suma a las maldiciones para con este despreciable ser, hacemos nuestra las palabras de “Místico del Bosque”.

Porque la llegada de este mísero anciano a tierras sueñas no pasara desapercibida por los espíritus de los antiguos ni de los nuevos. ¡Que empiece la desgracia…!


“No he venido a llamar a justos, sino a pecadores”

-Lucas 5:32

Alguien ya llega al sur.

La masa enardecida lo esperara ansiosa.

Imponente ser.

-Llegará.

Máxima eminencia.

Anciano y mojigato.

Lo llaman papá.

-Llegará.

Enviado del mismísimo Dios.

El portador de la paz.

Hacedor del “bien”

-Llegará.

Predicando amor.

Solidaridad.

El “bien”.

-Llegará.

Enemigo del Caos.

Del Odio.

De la Guerra.

-Llegará.

Tierras ancestrales pisará.

Paganos suelos sentirá.

Y ni se inmutará.

-Llegará.

Él no recuerda.

Que en nombre de su Dios, salvajes perecieron.

Lo olvida.

-Llegará.

Su Dios tiene las manos llenas de sangre de los antiguos.

Por su Dios empalaron guerreros.

Cortaron cabezas, pezones y testículos.

-Llegará.

Olvidando siglos de sangre.

De muertes.

En nombre de su Dios.

-Llegará.

Y cuando pise suelo sureño, la desgracia empezará.

La de Ajajema.

La de Watauinéiwa-sef.

La de las hermanas Tanu y Xalpen.

-Llegará.

Cuando pise suelo ancestral será maldecido por los espíritus araucanos.

Él y sus fieles.

Y su mismo Dios.

-Llegará.

Olvidando su historia exterminadora.

Aparecerá con total inocencia.

Con la más grande desfachatez.

-Llegará.

Ahora son “buenos”.

Su Dios es amor y bondad.

Ahora repudian la muerte y la sangre.

-Llegará.

¡Desvergonzado!

¡Infeliz!

¡Desgraciado!

-Llegará…

Me entere que llegaras, que tu inmundo ser tocará tierras sagradas. Que en el nombre de tu Dios de amor hablarás. Cuando tu pestilente hedor recorra las tierras sureñas recuerda que te maldigo, que te maldecimos. Que nos cagamos en tu puto Dios, que juramos venganza por cada salvaje evangelizado y asesinado.

Recuerda también que por ahí andaremos, por entre tus fieles merodearemos, con niples y baterías, con botellas y relojes, con cuchillas y pistolas, con maldiciones y hechizos, con paganías y satanías, con eco-extremismo y nihilismo.

Con los espíritus fueguinos, los pillanes araucanos, los disfraces y cuerpos pintados de los kloketen, con la furia de las féminas Yosi y con todo lo antiguo: maldecimos tu ser inmundo, tu falsa inocencia y a tu impotente y decadente Dios…

¡Que la maldición de la tierra y de los mares, de la cordillera y de los ríos caiga sobre ti y toda tu religión!

¡Invocamos a los espíritus de los nativos, los invocamos para que dejen caer toda su furia contra el cristianismo y sus secuaces!

Atentamente:

-Un Místico del Bosque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.