(Perú) Pronunciamiento hacia el Caos

Enviado al mail.


Nuestro odio a toda la policía de múltiples uniformes. Escribimos desde una parte de esta zona llamada Perú, donde ya empezó la ofensiva de la naturaleza en respuesta a la civilización y toda su maquinaria físico emocional, luego seguiremos nosotras. Aunque tenemos conocimiento que ya otras empezaron ese camino, tampoco vamos a pretender ser las primeras ni queremos tomar cierto protagonismo con este mensaje ni con nuestras acciones. Seremos tan cautelosas paciensosas y cuidadosas como las hormigas que día a día escarban el hormigón no solo para construir sus madrigueras, sino para destruir las varias capas de cemento de las construcciones sin importar si son nuevas o viejas, todas caerán como naipes en fila tarde o temprano. No se sorprendan si cuando continuemos la ofensiva, varias creyentes de aquella iglesia que empieza con “A”, quieran cazarnos o entregarnos a la izquierda radical o a la policía para que sus nombres no queden manchados ni su buena reputación, ya que esta ofensiva les será perjudicial a sus proyectos altruístas que han forjado por décadas para poder ganarse al público peruano y poder así crear una revuelta de masas. Y pensábamos que eran contrarias a esa revuelta de masas, pero nos equivocamos, lo tragamos y lo asimilamos sin dar vuelta atrás. Entonces nos acusarán de ser infiltradas de la derecha o no tener un plan o ser ególatras o no tener consideración con sus proyectos de décadas que les dejaron sus ídolas en escritos y demás proyectos que cada año les gusta tanto darle lustre y sentirse orgullosas de aquellos logros reformistas ciudadanas y evangélicas. O simplemente nos acusarán tal como lo hacen con las hermanas “xtreams” en otras zonas, de inmaduras y hasta de fascistas. Risillas para esos delirios, y aprendan a lidiar con una guerra que toda gente metida en los movimientos libertarios desean hacer pero que pocas han decidido dar ese paso sin retorno ese paso a quizá una muerte segura o a una vida sin descanso o a una vida al límite como en las películas o en las historietas de la caca stan lee, bien muertita por cierto y encorazona que no halla visto cumplir esa meta de la vida eterna, o alguna otra mente que transmite mucho sobre guerras contra las villanas pero que a su vez pone límites de todo tipo como la moral que hay en el movimiento. Siempre queriendo quedar bien con las demás, para que las acepten, para que acepten su ideología y caminen de la mano hacia la libertad pero bajo una ilusión de novela o de película en que todas abren los ojos y se dan cuenta que siempre debieron ser parte de esa iglesia con “A”. El paraíso no existe y eso ya lo vimos hace rato, y claro, no luchamos por lograr un paraíso, eso lo dejamos para las creyentes de lo irreal, nosotras vamos por lo real por un escenario de constantes enfrentamientos contra toda forma de dominación que puede ser hasta nuestras acciones del diario, aún con eso seguiremos este camino, seguiremos aprendiendo pero con la acción y así de empíricas sin tanta maestría de libros panfletos videitos o de especialistas. Queremos trazar nuestro propio camino, tener nuestras propias fallas y nuestras propias aciertos. Queremos deshacer, ya nos queda poco, todo lo aprendido por esta civilización y sus defensoras de lo cuerdo de lo reglamentado de esa idea de un mundo editado como se haría en cualquier programa de pc. Sus mentes han sido tan corrompidas por la pc y sus avances para creerse que dentro de la ciencia algo se puede rescatar, que nos podría servir de algo luego de, que risa dan, deberían ser más sinceras y decir que su revuelta solo les va hasta el límite que su comodidad les permite, quieren seguir manteniendo este sistema, pero no le daremos esa oportunidad aunque nos odien y nos pongan emoticones molestas o de me divierte u otras que su amada ciencia les programe. Sí, tenemos rabia, rabia contra todo esto que aún está de pié y pretende estarlo con más siglos aunque ya todo se esté destruyendo y contaminando y que muchas no lo vean y afronten como tal. Pero igual de furiosas estamos contra las que pudieron ser nuestras aliadas pero prefirieron la calidéz de un hogar seguro que les ha dado la civilización y sus construcciones, mientras que las demás hermanas de otras especies afrontan sus vidas contra la megadestrucción e intoxicación de sus fuentes de vida y de futuros lugares donde ya no podrán escapar de todo esto. Esa es la lógica antropocéntrica haciendo prevalecer la supremacía humana civilizada sobre todas las demás especies. Hemos visto en las noticias que Lima se está descascarando producto de sus instalaciones de agua y alcantarillado, provocando cortes de agua y disconformidad no contra al civilización sino contra la ineficacia de esta o de sus gobernantes. Siempre queriendo sanar las heridas en lugar de luchar por no tenerlas. Es la misma ciudad un escenario de destrucción al planeta, además de una forma de suicidio para quienes la habitan conciente o inconcientemente. Sus instalaciones ya no soportan más, eso es solo el principio y hasta se puede aprovechar para acelerar el proceso o quizás ya se hizo eso. No hay material construído en alguna fábrica o laboratorio que pueda reemplazar en tod sentido a lo que el planeta sus microorganismos sus plantas y animales y sus minerales hacen en pro del equilibrio, así que se terminará pagando el precio a la arrogancia humana civilizada de querer dominar al planeta. Ya sucedió con la extinción de otras civilizaciones, solo esperamos esta nueva extinción, aunque la ciencia avance desesperadamente por lanzar su cura bionanotecnológica, que no es más que otra fantasía más que terminará sucumbiendo de forma más devastadora que lo que será ahora. ¿Qué tiene que suceder para que se den cuenta que no se trata de ser superiores ni inferiores al planeta, sino ser solo parte de ella?. ¿Qué más tendría que pasarles para que se den cuenta que no se trata de administrar de manera eficáz al planeta, sino de no administrarla ni gobernar a nadie?, ¿será que están tan acostumbradas a ser gobernadas que no pueden darse cuenta que eso les está matando la mente y sus cuerpos?. Dicen que las ciudades no pueden volver atrás en tanto a su deconstrucción, porque eso les afectaría a ellas mismas, pero pregunto ¿cómo harán cuándo ya no tengan de otra y tengan que hacerlo de manera forzada por falta de abasto?, ¿por qué no empezar desde ahora esa deconstrucción o mejor dicho destrucción de sus cimientos?. Puede que no lo hacen porque siguen esperando la varita mágica de la ciencia y una futura y rápida solución a sus pesares, a la falta de agua a la falta de nutrientes para las tierras afectadas por ganaderías monocultivos transgenicos etc. Son adictas esperando una nueva droga que les cure de las otras drogas que las matan lentamente y a otras rápidamente. Hemos pasado tiempo esperando que lo entiendan, pero ni con manzanas lo entendieron, y en ese lapso a más la ciencia se ha renovado y es ahora más exacta destructiva y controladora. Para las que empiezan a entender esta guerra, no duden en tomar parte de la naturaleza salvaje y que no les importe si les intentan trabajar a la moral, eso al planeta no le importa cada vez que sacude algunas zonas con sus terremotos o maremotos. Las que mueran ahí lo harán tarde o temprano, y lo harán también con o sin esas acciones, y lo harán también como espectadoras y también contribuidoras de su propia adicción y complicidad autodestructiva. Saben que las envenenan desde la distribución del agua en cañería o en los productos envasados que compran o provenientes de monocultivos y hasta de ferias orgánicas que para vender más aceptan usar venenos para matar a las molestas mosquitas y demás que llaman plagas sean estas animalas o hierbas.Saben que también mata lenta o rápidamente el ritmo y estilo de vida citadina, pero no las veo luchando contra ello, al contrario las vemos disfrutándolo. Todas somos parte de lo que sucede, ¿pero que hacemos?, lo asimilamos. Pues ya no, es hora de luchar, pero de ha de veras. Si te aterra morir, es porque no has disfrutado aún el vivir al máximo o vivir en libertad con lo que se pueda al respecto claro porque aún no somos libres. Y date cuenta que algún día tendrás que morir, a menos que quieras ser de esas inmortales y o te quede solo conformarte con que hablen de tí en folletines de ferias o talvés eso es lo que buscas por eso no le ves sentido a esta guerra sin protagonismos sin nombres propios sin morales y sin ideologías. Pero no se confunda, que nuestra desazón no es contra toda anarquista, sino contra quienes sabiendo que el camino que ha tomado su iglesia es un puro engaño y lo siguen haciendo e intentan imponer ese camino a quienes toman otras vías recurriendo a la manipulación mediática dentro del medio para hacer prevalecer su camino de fantasía, llegando al punto de investigar quienes estamos detrás de esto y exponerlo como el trofeo que expone la policía cada vez que hacen sus operativos de inteligencia o de campo. A las demás que no recurran a esas prácticas de detectives de la cvilización y su zona de confort, no tenemos por qué odiarles. Pero cuidado que ser detectives no es lo único a odiar, sino también en ser espectadoras pasivas de toda la dominación. Al resto que cada dia forja su propio camino deconstructivo de toda esta imposición civilizatoria y autoritaria y abraza más la libertad, nuestro respeto y apoyo. No se crea el cuento de blanco y negro, que si no eres anarquista por tanto serás fascista. ¿Y qué pasó con los rótulos, dijiste odiarlos tanto que terminaron gustándote?.

Todas las iglesias arderán y lo curioso es que será en manos de sus propias creyentes cansadas de tanto engaño.

Carnalitas animalitas cariñosas del caos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.