Tag Archives: Atentado Amoral

(AMÉRICA) LO SALVAJE SE MANIFIESTA CON VIOLENCIA INDISCRIMINADA

Tomado de Nomen Nescio, sumándonos a la celebración por el Caos reinante ante las manifestaciones de lo Salvaje.


Diferentes zonas de América se ha visto sacudidas violentamente por gigantescos huracanes durante las últimas semanas, tanto las islas del Caribe como varios estados de Estados Unidos y México han sido golpeadas por estos fenómenos naturales que han dejado una hermosa desolación, pérdidas millonarias y lo más importante, muertos y desaparecidos.

Los gobiernos ahora tienen una amenaza mucho mayor que sus pleitos trasfronterizos, la Naturaleza Salvaje se ha manifestado indiscriminadamente y ha demostrado la fragilidad de la pútrida civilización.

Los multitudinarios cortes de luz, las enormes inundaciones, las carreteras colapsadas, aeropuertos cerrados, en sí, la infraestructura en general de las urbes y fuera de ellas han sufrido graves golpes ante la fuerza de estos huracanes.

Como si no fuera suficiente el pasado 7 de septiembre, un terremoto de 8.4 grados richter se ha manifestado a media noche en México y Guatemala. El salvaje movimiento telúrico tumbó edificios y casas, la tierra se abrió inesperadamente, se presentaron explosiones de condensadores de energía, el terror se apoderó de las mentes de los híper-civilizados que corrían y se refugiaban mientras sus edificaciones caían sobre sus cabezas, se registraron más de 70 muertos durante los pocos minutos que lo Salvaje se dejó sentir violentamente sobre la civilización.

Algo que causó sorpresa durante el terremoto fueron las luces que se apreciaron en el cielo, luces que ya algunos le han dado explicación científica, para nosotros, aquellas bellas luces son la representación del Caos, la presencia de lo Desconocido azotando con su violencia a aquellos que no escuchan ni ven el llamado de lo Salvaje.

Para aquellos que piensan que la humanidad es el centro del universo, lo Desconocido les está haciendo recordar que no son nada, que con un simple soplo de destrucción, la Naturaleza Salvaje les puede arrebatar fácilmente sus miserables vidas.

¡Hermanos y hermanas, alegrémonos y festejemos los embates del Cataclismo Salvaje!

EL ECO-EXTREMISMO EN ESTADOS UNIDOS

A propósito de la campaña contra el eco-extremismo y la pelea en la feria del libro anarquista en Seattle.

El principio

Es sabido por muchos, que los escritores y propagandistas en Estados Unidos que se identifican con la Tendencia del Eco-extremismo, han ido en aumento durante estas últimas lunas, tanto así que han sido ya varios proyectos que se conforman en aquellos territorios en donde los nativos más aguerridos compartían entornos con los búfalos, las águilas, los alces, los osos, los salmones, etc.

Las tierras del norte del continente americano están siendo ganadas por la Tendencia que se aleja del humanismo político y escupe burlonamente a los valores civilizados híper-morales.

El primero en difamar esta Tendencia es muy popular en los círculos anarco-primitivistas, Juan Zerzan fue quien se abalanzó en contras de esto desde que, incluso, no hubiera más propagandistas que el teórico Chahta-Ima. Zerzan encontró desde el principio una amenaza en el eco-extremismo al darse cuenta que si esto seguía avanzando, pronto sus tontas y políticamente correctas teorías se verían en serios problemas, y eso pasó.

Fue por eso que en su radio por internet (Anarchy Radio), Zerzan se desvivía vomitando infamias en contra de Reacción Salvaje (en su momento) para previamente criticar con una vara más estricta los actos y palabras de ITS en su fase de internacionalización.

Muchos se le fueron uniendo como sus patéticos perros de la revista Black and Green Review, y algunos cuantos “haters” de escritorio con mentalidad de adolescentes que deambulan en los pasadizos virtuales de Anarchist News.

Era obvio que los seguidores del humanismo a ultranza se manifestaran en contra de las incorrectas palabras y los “atroces” actos de ITS en México, Argentina, Chile y Brasil. Asustados se decían al oído “-Espero que ITS no llegue a Estados Unidos”, y eso fue lo que pasó, ITS no ha llegado a Estados Unidos, pero (aquí está el “pero”) poco a poco fueron llegando los más emblemáticos teóricos eco-extremistas que levantaron proyectos editoriales y que pusieron en circulación sitios web que reproducían el discurso en contra del progresismo humano.

Un desarrollo único

El fenómeno del eco-extremismo en Estados Unidos no puede ser comparado con ninguno otro, no puede ser comparado con el desarrollo que se dio en México o con lo que se está dando en Chile (por mencionar un par de ejemplos), no, el eco-extremismo en tierras norteñas ha ido en aumento y ha encontrado tierra fértil al toparse con las raíces salvajes que dejaron los sabios nativos en esos territorios, su crecimiento se debe también a la práctica heredada de los ecologistas radicales de antaño, que sin duda, sus contribuciones en su momento han influenciado a buena parte del eco-extremismo norteamericano; aparte de esto, la Tendencia se ha topado con un movimiento anarquista totalmente hipócrita, que vive inmerso en una doble moral bastante asquerosa, muchos de los que ahora se sienten atraídos por la Tendencia, se han cansado de los lineamientos políticos de izquierda y han ido a formar parte de las filas de los “inhumanistas” pese a las lloronas críticas de los mismos anarquistas.

Una campaña en contra

Pero este desarrollo único no puede seguir sin que existan complicaciones.

Desde 2016, ITS ha ido escalando su violencia en contra de diferentes objetivos, tanto así que al día de hoy el grupo terrorista en México ha asesinado a 6 personas, enumerando, un estudiante del IPN (mayo 2016), un trabajador de la UNAM (junio 2016), el vicerrector del Tec de Monterrey (febrero 2017), dos excursionistas (abril 2017) y una ex-universitaria de la UNAM (mayo 2017), encima, ITS se ha internacionalizado contando con más de un grupo activo en Chile, Argentina y Brasil (de momento), estos grupos han cometido atentados explosivos e incendiarios de consideración, han realizado amenazas de bomba y han generado movilizaciones policiacas importantes durante el último tiempo. Los grupos de ITS se han topado con la complicidad de otros grupos terroristas que se dejan ver su simpatía en diferentes partes de Europa. Todo este frenético avance hace que los grupos e individuos que nada tienen que ver con actos ilegales les llegue parte de la responsabilidad al compartir una Tendencia.

Y es que, el eco-extremismo que se había distinguido desde un principio por el uso de la violencia explícita implementada por los miembros de ITS y otros grupos de manera selectiva y/o indiscriminada en América Latina, en un momento específico comenzó a tener escritores que aportaban con reflexiones y estudios de manera teórica en Estados Unidos, era obvio que aunque el país del norte no tiene grupos de ITS registrados, estos se vieran afectados por las acciones de los grupo en países hispanohablantes.

Atassa y LBC

Este desarrollo en la Tendencia a nivel internacional, dejando de lado el contexto por el que pasa Estados Unidos con su nuevo presidente y con las hordas de descerebrados supremacistas tomando las calles, se ha topado con un movimiento de izquierdas que tildan todo lo que no les parece de “fascista”. Y es ahí cuando comienza la campaña en contra del eco-extremismo liderada precisamente por activistas gringos, los cuales han llenado sus sitios web de críticas infundadas, vagas e idiotas en contra de esta Tendencia que cada día se vuelve más fuerte.

La primera señal que tenemos para fundamentar esto es la publicación de la Revista Atassa, que si bien, el primer número fue un tremendo golpe para los difamadores humanistas evidenciando la llegada del eco-extremismo a Estados Unidos, el segundo número será un verdadero terremoto para esos mismos difamadores de la Tendencia.

La casa editorial “Little Black Cart” (LBC), se ha encargado de lanzar y difundir la revista, la campaña de los anarquistas en contra del eco-extremismo se ha centrado en difamar a sus integrantes diciendo que LBC tiene nexos con ITS, algo completamente estúpido, lo cual que deja ver la sucia jugarreta que implementan estos enfermos izquierdistas que no saben cómo detener el avance de la Tendencia en sus zonas.

Seguramente en sus reuniones, con sus espaldas encorvadas, frotándose suavemente las manos y mirándose de reojo dicen:

-¿Cómo es que vamos a detener a los eco-extremistas?

-Digamos que la casa editora LBC y los escritores de Atassa tienen nexos con ITS, y seguro que el FBI llegará a detenerlos y registrará sus casas, así muchos de ellos dejarán de contribuir con esa tendencia diabólica.

-¿Pero eso está permitido en la moral anárquica?

-¿la moral que?, ¡aaahh, esa moral!, deja eso de lado ahora y clamemos porque la justicia detenga a esos locos, todo sea para seguir trabajando por un mundo mejor lleno de risas, baile y okupas.”

Que patéticos, los mismos anarquistas que se dicen contrarios al Estado y sus instituciones, ahora claman porque ese mismo Estado junto con sus instituciones se “encarguen” de los detestables eco-extremistas activos en su país. ¡Pero a qué nivel de sinvergüenza han llegado estos progresistas modernos!

A todo esto, la campaña contra lo nuestro se hace cada vez más insistente por parte de una mujer con el pseudónimo de “Scott Campbell”, ésta en uno de sus textos más recientes pone en duda la efectividad de la Interpol, clamando por la detención del teórico eco-extremista Abe Cabrera.

Como se sabe, Cabrera ha trabajado desde hace tiempo de manera pública participando en radios, escribiendo interesantes reflexiones, grabando audios y videos en donde hace manifiesto su sentir con la Tendencia (no por nada es el jefe editor de la Revista Atassa), llegándolo a considerar por muchos como un fiero defensor del eco-extremismo sin miedo a pagar las consecuencias legales que acarrea eso. Cabrera es sin duda el que lleva las riendas del proyecto eco-extremista en su parte teórica en el norte del continente, se valora grandemente su persistencia y su dedicación.

El merecido ahorcamiento de Seattle

La escalada en la campaña en contra de los eco-extremistas y sus aliados en Estados Unidos, por pura lógica iba a tener que llegar a un punto de no retorno. Esto acaba de ocurrir ya, el 26 de agosto durante una feria del libro anarquista en Seattle, los individuos que representaban el sello editorial LBC tuvieron un altercado con un par de anarquistas que de manera altanera llegaron a reclamarles por la publicación del segundo número de la Revista Atassa, próxima a ser lanzada, al parecer uno de los anarquistas rompió un ejemplar de la Revista Atassa esperando a que su acto no tuviera consecuencias pero se equivocó, uno de los integrantes de LBC se lanzó directamente al cuello de este anarquista tirándolo al suelo y ahogándolo, ventajosamente un segundo anarquista intervino con golpes, a lo que otro miembro de LBC golpeó al segundo y al primer anarquista varias veces en sus cabezas, para después ser separados por la multitud para después, ambos grupos ser expulsados de la feria del libro.

Este hecho al parecer ha desatado la crítica de un sector importante de anarquistas en Estados Unidos que acusan a los aliados de LBC de provocadores, sabiendo que los que comenzaron con el pleito fueron los anarquistas y que los de LBC sólo respondieron como cualquiera lo hubiera hecho. Y es que el asunto con LBC es que no es un sello editorial que se dedica a publicar sólo material eco-extremista, no, podemos decir que un 90% de su material es de carácter anárquico, un 9% es material comunista y solamente un 1% es material eco-extremista y nihilista. Al parecer, a muchos anarquistas se le ha olvidado el importante papel que ha tenido LBC en la difusión de sus ideas, o no les importa porque ahora están lo suficientemente enojados como para detenerse a pensarlo.

De cualquier forma, los incidentes entre eco-extremistas y sus aliados con los anarquistas izquierdistas seguirán en Estados Unidos, de eso estamos seguros.

Desde Maldición Eco-extremista queremos alentar a la continuidad de la teoría de esta Tendencia en Estados Unidos, que sepan los teóricos de aquellos territorios que desde muchos lugares de Latino América seguimos su trabajo y valoramos que sigan así, aun sabiendo que tienen literalmente a una gran mayoría del movimiento anarco-llorón en su contra junto con las agencias de investigación: ¡FUERZA!

¡Con lo Desconocido de nuestro lado!

¡Animando a las bombas contra los difamadores anarquistas en América Latina!

¡Nudillos enrojecidos contra las cabezas de los anarquistas en Estados Unidos!

Maldición Eco-extremista

(es) Moralidad

Traducción del “Morality” de Antisocial Evolution.


La moral es la teoría de que todo acto humano debe ser bueno o malo. El propósito de todos los sistemas morales es fijar el comportamiento humano mediante la imposición de normas absolutas, diseñadas de tal manera que permanezcan más allá del examinar y de la crítica. Todos los sistemas morales se presentan como la norma superior, la ley absoluta, el orden perentorio que impone a todo el mundo, en todo momento, lo que deben hacer y lo que no deben hacer, aplicable a todos los seres humanos sin excepción.

Para comprender plenamente cómo funciona la moralidad como mecanismo de control, es útil examinar las funciones psicológicas subyacentes a los códigos morales y las justificaciones utilizadas para exigirles la obediencia universal. Hasta hace poco una de las más comunes de estas justificaciones era un llamado Dios y, de hecho, esto no ha desaparecido por completo. Este dios nos dice lo que es correcto o incorrecto o así dice la creencia. Este concepto metafísico del sueño emite reglas para que nosotros obedezcamos, y si nos negamos a hacerlo, este dios nos castigará horriblemente. Sin embargo, al amenazar a otras personas de tal manera, el moralista ha cambiado la cuestión a una cuestión de moralidad, a otra de conveniencia, a evitar los dolorosos resultados de no someterse a alguien o algo más poderoso que nosotros mismos.

Por supuesto, hay quienes no creen en un dios que no obstante son creyentes en la moralidad. Estos moralistas humanistas buscan una sanción para sus códigos morales en alguna otra idea fija: el Bien Común; una concepción teleológica de la evolución humana; las necesidades de la humanidad o de la sociedad; derechos naturales, y así sucesivamente. Un análisis crítico de este tipo de justificación moral demuestra que no hay más detrás de el que hay detrás de “la voluntad de Dios”. Conceptos como el “bien común” o “bienestar social” son meras piezas retóricas de gran resonancia utilizadas para disfrazar los intereses particulares de quienes las utilizan.

Es precisamente este disfraz de intereses particulares como leyes morales que se esconde detrás de la mascarada ideológica de la moralidad. Los sistemas morales funcionan como un ocultamiento del propósito real y del motivo y casi siempre son una “voluntad de poder” disfrazada. Empape los planos luminosos de los Salvadores Morales de la Humanidad en el ácido del análisis brutal y vea el patrón escondido en el rollo: el deseo de forzar una cierta línea de acción sobre todos, el deseo de gobernar y reprimir. Sólo cuando, en ciertos momentos y lugares, por medio de la fuerza física o de la astucia superior, algunos logran imponer su particular interpretación moral a los demás desde una sola moral que triunfa, comprendida y seguida por todos de la misma manera -como en la Edad Media, cuando la Iglesia católica había disuelto toda la variedad en unidad, o como vemos hoy en ciertas partes del mundo islámico.
Uno de los usos más populares del mito moral es añadir una guarnición al plato ya desagradable de la política. Al convertir incluso las más insignificantes de las actividades políticas en una cruzada moral, se puede asegurar el apoyo de los crédulos, los vengativos y los envidiosos, así como dar una pseudo-fuerza a los débiles y los vacilantes. Si bien es de esperar que aquellos que deseen gobernar a otros invoquen reprimendas morales en un intento de convertir (o purgar) al iconoclasta ideológico desviador o crítico, es profundamente desalentador observar a los autoproclamados anarquistas actuando en la misma farsa, en la forma de los códigos del discurso políticamente correcto, las restricciones dietéticas, las elecciones de los consumidores, la ética social dogmática y las moralidades esclavistas como el pacifismo. Es difícil imaginar algo más deshilachado, más irremediablemente plausible, para fundar una rebelión antiautoritaria que la moral, pero los anarquistas lo hacen todo el tiempo, en detrimento de su propia lucha y credibilidad.

El egoísmo consciente del egoísmo – no es ni moral ni inmoral. Está más allá del “bien y el mal”. Es amoral. Un egoísta puede ser veraz o mentiroso, considerado o desconsiderado, generoso o cruel, de acuerdo con su naturaleza, gustos o circunstancias, y a su propio riesgo, pero no está obligado a ser ninguna de estas. Puede comportarse de una manera que la moral llama “buena” o de una manera que ellos llaman “mal”, pero lo hace porque juzga su interés por mentir en una dirección u otra, no porque esté poseído por el espectro del moralismo o del inmoralismo.

Mientras que el moralista tiende a ver los conflictos entre individuos (y grupos e instituciones) en términos de “correcto” e “incorrecto”, el egoísta nunca considera a un adversario correcto o incorrecto en ningún sentido moral. Cada uno está simplemente persiguiendo el cumplimiento de su propia agenda, y si el conflicto no puede ser resuelto de otra manera, debe ser resuelto por la fuerza. Pues, no se equivoquen, al repudiar la idea de moralidad, los egoístas no hacen excepción a la “violencia”. Tampoco trazan ninguna distinción piadosa entre la iniciación de la fuerza o la fuerza de represalia. Se usa cualquiera de las formas si es una manera conveniente de perseguir un fin dado, y para el egoísta no hay ley moral que prohíba la violencia a la que deben subordinar su voluntad a la soberanía personal.

Para el egoísta consciente, la inexistencia de la moralidad es tan cierta como dos y dos hacen cuatro, y en este sentido, el egoísmo supera los límites de las más audaces especulaciones del anarquismo sobre la soberanía individual, actuando como un disolvente poderoso para una imaginación obstruida por teorías de “correcto e incorrecto”. Sólo después de escudriñar todo el horizonte de la amoralidad -la nada que queda en ausencia del bien y del mal o de cualquier otra autoridad metafísica- el individuo se encuentra cara a cara con una libertad emocionante y terrible en la que nada es verdadero y todo está permitido.

(es) Lo extraño

Traducción de “The Stranger” de Antisocial Evolution.


‘¿A quién amas más, hombre desconcertante, dinoslo: a tu padre, tu madre, tu hermana o a tu hermano? ‘
No tengo padre, ni madre, ni hermana, ni hermano.
‘¿A tus amigos?’
Ahora estás usando una palabra cuyo significado para este día me sigue siendo desconocido.
‘¿A tu país?’
No sé en qué latitud eso miente.
‘¿A la Belleza?’
Yo la amaría de buena gana, si fuera una diosa e inmortal.
‘¿Al Oro?’
Yo lo odio como tú odias a Dios.
-¿Qué es lo que más te gusta, extraño?
“Me encantan las nubes … las nubes pasajeras … allí … allí … las maravillosas nubes!”

Charles Baudelaire

(es) Notas sobre la extinción

Traducción del texto “Notes on extinction”, escrito originalmente por Abe Cabrera.


La extinción es la gramática de la civilización tecno-industrial. Es como llegó a ser lo que es, y la extinción es lo que la sostiene. Es como si creara vida con el fin de simplemente destruirla. Esto va desde campos del agro-negocio, a fetos abortados, hasta pueblos enteros que han sido borrados en nombre del “progreso”. Si el nihilista pasivo puede arrojar la acusación de que la naturaleza es indiferente a las criaturas que hace nacer, lo que es aun más seguro es que la civilización Europea Cristiana (en particular) ha tomado a pecho esta premisa y ha operado con ella a un ritmo acelerado y exagerado. Aquello que a la naturaleza le lleva millones de años crear, formular y desarrollar, la civilización puede sacárselo de encima en una tarde. Todo nuestro modo de vida es alimentado por los cadáveres de animales muertos millones de años antes de que la primera sombra de un ancestro humano honrara la faz de la tierra.

En el eco-extremismo, la necesidad/propiedad/simetría de la extinción humana es la base del ataque indiscriminado. Es discutible si el ataque eco-extremista es alguna vez “indiscriminado” en un sentido absoluto. Porque para ser verdaderamente indiscriminado, uno quizás necesitaría ni siquiera levantarse de la cama y disparar un proyectil por la ventana hacia una calle adyacente. Todos aquellos ataques que no sean de esta naturaleza exacta requieren planificación, reflexión, preparación, etc. Ahora, donde uno discute que el ataque eco-extremista es indiscriminado es en la elección de la víctima. Porque a menudo puede resultar que quienquiera que esté cerca o en la “línea de fuego” sea quien sale herido, cuando esto no era intencionado. De nuevo, aún no nos libramos de la ciénaga ética incluso si hemos decidido quién es culpable o inocente. De hecho, condenas exhaustivas a gente e incluso a su propiedad son casi tan viejas como la civilización misma. Vayamos a nuestra confiable Biblia. En el bien conocido relato de la caída de Jericó, está escrito:

Cuando sonaron las trompetas, el ejercito gritó, y al sonido de la trompeta, cuando los hombres dieron un fuerte grito, la pared colapsó; por lo que todos cargaron directo hacia adentro, y tomaron la ciudad.

Consagraron la ciudad al Señor y destruyeron con la espada todo ser vivo en ella; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, ganado, ovejas y burros.”

Esto no es un evento único en las Sagradas Escrituras: El Pueblo elegido por Dios dejó ciudades devastadas como si fuese una cuestión rutinaria, e incluso fueron castigados por Dios por ser compasivos con el ganado.

Por supuesto, la gente no será particularmente persuadida al mencionar la historia antigua, así que iremos al grano. El tema de la civilización no es un tema de moralidad sino de números. No es un problema filosófico sino más bien un problema matemático y físico. Si puedes superar a tu enemigo en número, eventualmente debe sucumbir. Muchas guerras han sido guerras de agotamiento donde el bando tácticamente superior fue derrotado por ola tras ola de enemigos siéndole arrojados. Esto pasó en la guerra civil Estadounidense, las guerras Indias Estadounidenses, la guerra de liberación nacional de Vietnam, etc. etc. A menudo no es una cuestión de ser capaz de ganar, sino de ser capaz de soportar derrota tras derrota tras derrota hasta que el enemigo no pueda pelear más. La culpa o inocencia en este paradigma es irrelevante: la presencia misma de cuerpos (hombre, mujer, niño, o incluso una bestia de carga) es suficiente incursión como para garantizar su destrucción sin escrúpulos.

Eso está bien para los tiempos incultos del pasado, pero el presente ha aprendido su lección humanista, ¿verdad? Bueno, no exactamente. Sin siquiera tener que recurrir a Stalin o Mao y los millones que tuvieron que morir en el proceso creado antisépticamente de “acumulación de capital primitivo”, anula incluso al izquierdista más anti-autoritario, y encuentra a alguien que cree que está bien si, por ejemplo, un grupo insurgente vuela en pedazos una heladería llena de niños en nombre de la “liberación nacional” siempre y cuando el colonialista lo haya hecho primero:

Así que al final, no importa si algunos millones mueren, o si niños son volados en pedazos, o si unas cuantas monjas son violadas por revolucionarios. Una causa justa cubre una multitud de pecados… excepto para las víctimas de la causa justa. El tema sobre lidiar con vidas humanas es que no es un juego de números, al menos para el híper-civilizado. Mientras que muchos podrían decirle adiós a las atrocidades del pasado, nadie se está ofreciendo de voluntario para las atrocidades del futuro, precisamente aquellas atrocidades que serán requeridas para un mejor mañana. Todos quieren ser rey, nadie quiere ser el campesino que paga impuestos para apoyar al rey en su excesivo estilo de vida. Todos quieren jugar, pero nadie quiere invertir en el juego.

Ni deberían querer hacerlo, porque el juego está arreglado. Eso no detiene a los soñadores, los revolucionarios, los conservadores, etc. de ofrecer como “voluntarios” a las futuras generaciones y a gente que no conocen a la ardua tarea de forjar un mejor mañana en el cual salgan más o menos ilesos. Las visiones de un mejor futuro son agradables mientras puedas confiar en los esfuerzos de otras personas para llevar a cabo tu vision por ti. Por supuesto, esperar que la gente haga esto es tonto, pero eso no detiene al soñador revolucionario.

Saltar de estas observaciones a la conclusión de que “por lo tanto, todos los humanos deben extinguirse” puede ser correctamente señalado como un reductio ad absurdum. Solo porque nadie tenga la culpa no significa que todos tengan la culpa, o que la culpa siquiera exista.

Por lo tanto, ninguna medida disciplinaria o incluso ningún lenguaje disciplinario está justificado. Quizás esto tiene un propósito, pero déjennos ponerlo de otro modo: el ideal humano (forma) no podrá tener nunca el huésped físico apropiado (materia) para realizarse a sí mismo. La forma siempre es un fantasma, merodeando sobre la hirviente masa de material humano crudo. La humanidad nunca podrá ser motivada por un ideal, nunca podrá ser unida a un plan ético orgánico que pueda conformar sus acciones colectivas hacia un mejor futuro. En otras palabras, la humanidad como un todo es un zombie colectivo, algo que se topa con el aspecto de la vida pero en realidad está constantemente al borde de volar en pedazos por la falta de cualquier inteligencia o voluntad colectiva definida. Podemos hablar de acción colectiva global, pero es en su mayoría retórica vacía. El problema es de una escala divina pero los medios para abordarlo son demasiado humanos.

Así que a pesar de lo que uno podría pensar sobre sus partes, el humano como una categoría universal es un fenómeno endeble y fugaz. Pero de nuevo, déjennos regresar al apartado de arriba: el problema real con los humanos no es que no son lo suficientemente inteligentes, sino más bien que hay demasiados de ellos conectados de una forma desordenada por las comunicaciones y transportes globales. El problema no es un director ejecutivo o mil políticos o un millón de policías. El problema son siete mil millones de personas con sueños y aspiraciones y grandes expectativas para sus hijos… que solo pueden llegar a expensas de otros seres en el planeta. El problema son los valores de la humanidad por el bien de la humanidad, humanidad como un sistema cerrado, humanidad como el imperativo categórico. Siete mil millones de anarco-primitivistas traidores a la especie serían inferiores a una humanidad constituida solo por diez ejecutivos de Monsanto. Tus sentimientos, opiniones, creencias y acciones no cuentan. Básicamente, lo que cuenta es tu sola existencia animal, porque es parasitaria e injustificable. A menos que tu existencia particular pueda convencer a siete mil millones de personas de cometer suicidio colectivo, dejando quizás solo un puñado de homo sapiens viviendo en la Tierra como un animal entre otros, no eres distinto a cualquier otra persona.

Por supuesto, puedes decir que esto solo se aplica a la civilización Europea (post-) Cristiana híper-civilizada, pero ¿estamos realmente tan seguros? Fuera de los interminables debates sobre si el hombre acabó con la megafauna en las Américas y Australia, sabemos por seguro que el hombre acabó con el moa, un gran ave no voladora nativa de Nueva Zelanda que fue extinta a menos de 150 años de que los humanos colonizaran esas islas (bastante antes de que los europeos llegaran). El problema con las cosas que suceden es que siempre tuvieron el potencial de suceder, ceteris paribus. Incluso si algunos humanos (¿la mayoría?) nunca llevó una especie a la extinción, lo han hecho, y siempre tienen el potencial de hacerlo. Eso no es una declaración de culpa sino una declaración de hechos. Así como decir que un perro es capaz de atacar a un niño no es un juicio moral sobre el perro: es una declaración de la realidad de la situación.

Quizás el verdadero problema ético detrás del ataque indiscriminado no es uno sobre la asignación de culpa, sino sobre distinguir si la inocencia siquiera existe en este contexto. Siete mil millones de personas no viven sus vidas siendo inocentes o culpables de nada. Su modo por defecto es “ocupándose de sus propios asuntos”. Son prescindibles, no saben lo que hacen. A ese nivel, sus vidas están más que nada desprovistas de contenido ético discernible. E incluso en situaciones donde la gente se “preocupa”, a menudo roban a Pedro para pagarle a Pablo: Viven parte de sus vidas de un modo no ético para sustentar una fachada ética en alguna otra parte de sus vidas. La conclusión es: si no quieres ese bosque talado, o ese piso oceánico taladrado, o ese río contaminado, no tienes que mirar lejos para ver de quién es culpable. Tú lo eres, tus amigos lo son, aquellos a quienes amas lo son. ¿O tú y ellos comen solo aire y viven en chozas hechas de ramas de arboles nativos? ¿ O te tratas a ti mismo con plantas locales cuando estas enfermo, o chequeas tu e-mail usando solo un arco de fricción (NdT1) de madera? Si (por tus acciones, no tus palabras) no te importa la Naturaleza Salvaje, ¿por qué deberías importarle a ella? Por qué deberías importarle a alguien?

La vida humana no es ni nunca podrá ser heroica, ética, noble, ni ninguna otra de lo que apunta a ser. Puedes esperar poco de ella, y no es eterna. Aquellos que siguen defendiendo el humanismo solo desean cerrar filas y defender el poder humano como su propio fin por cualquier medio necesario, pero están defendiendo los medios materiales por los que la supremacía de esa especie es sostenida. El eco-extremista ha llegado a la conclusión de que la única forma de atacar a la supremacía humana es atacar humanos en cualquier grado en que sean capaces. No hacen esto por algún sentido invertido de moralidad, sino por el entendimiento de que la moralidad es imposible, o más bien, no puede hacer lo que dice que hace: Separar el trigo de la paja, la oveja de las cabras y el inocente del culpable. Su ataque es un rechazo a la premisa de que el ideal humano puede gobernar la vida a un nivel ético universal. Es lanzarse hacia lo Inhumano en el Nombre de lo Desconocido, con pocas expectativas en cuanto a logros humanos.

Nota del traductor:

1) Se refiere a un instrumento primitivo utilizado para hacer fuego por fricción.

(Estados Unidos) La Señora Campbell y su pleito con ITS

La campaña en contra de ITS continúa siendo liderada por “Scott Campbell”, quien es en realidad una mujer méxico-estadounidense que mantiene contacto con varias personalidades de los enfermizos entornos izquierdistas de ambos países, muy fácil de encontrar. Esta persona ahora ha escrito un pintoresco texto titulado “ITS ataca a los anarquistas”, el texto de por sí es muy cómico, hace ver a los anarquistas modernos como unas indefensas ovejas siendo acechadas por la jauría de lobos salvajes de ITS.

El texto de la señora Campbell podría ser considerado un comunicado más de ITS, con reivindicaciones en torno de sus ataques en contra de la comunidad anarquista internacional, pasando por las amenazas en contra de Zerzan, las críticas en contra del anarquista preso en Chile Joaquín García, llegando a parar a la bomba puesta por un grupo de ITS en una okupa de la Ciudad de México el año pasado.

En su texto, esta asustadiza mujer señala al pensador eco-extremista Abe Cabrera como uno de los “voceros de ITS”, acusa de “tener contacto” con ellos, decir esto es una cosa bastante idiota, puesto que los teóricos de la tendencia no tienen nada que ver con las actividades de los grupos de ITS. Sería prácticamente un suicidio que un teórico (que lleva su trabajo de manera pública) tuviera nexos con un grupo terrorista, ¿Qué piensas que somos, la Organización para la Liberación de Palestina de los años 70’s?

Y no sólo sería un suicidio para un teórico eco-extremista tener nexos con ITS, sería un gran problema para los mismos miembros de ITS tener incluso un sólo contacto con un teórico eco-extremista, pues esto acarrearía persecuciones y detenciones innecesarias, pondría en riesgo el proyecto criminal por el que los guerreros individualistas han estado trabajando desde hace varias lunas, hay que tener un conocimiento básico en la historia de los grupos armados del pasado para darse cuenta que un error como estos es indispensable no cometer.

Campbell dice: “ITS me amenazó de muerte en uno de sus comunicados”, ¡imbécil idiota!, ¡no sólo eres una marica (en el sentido de cobardía), sino también una retrasada!, ¿qué querías?, ¿que te aventaran flores y te premiaran con cachorros?, ¿pensabas ingenuamente que tus actos no tendrán consecuencias?, ¿que no te iba a pasar nada después de liderar una campaña en contra de un grupo terrorista internacional?, ¿de verdad estás bien de tus facultades mentales?

En realidad que no entendemos el afán de insultar y después llorar cuando se obtienen respuestas contundentes. Quizás esta mujer piensa que insultar a ITS es un juego, que siga jugando, que siga investigando, que siga pensando que es intocable.

¡Con lo Desconocido de nuestro lado!

¡Que las maldiciones salvajes aquejen a los difamadores de lo Oculto!

¡Lloro y crujir de dientes para Campbell!

Algunos consejos criminales: ADN, video-vigilancia y otros rastros

Anónimas enseñanzas sobre la seguridad a la hora de arrojarse al abismo del atentado amoral.

¡Maña y colmillo para los individualistas activos en esta Guerra!


Desde hace ya tiempo que se viene desarrollando cada vez más el estudio y aplicación práctica de técnicas en el campo de genética con fines policiales. Dada la importancia que los cuerpos de investigación policial dan a este campo, ya que les facilita bastante el trabajo, es inevitable que el avance de la tecnología enfocada a este campo se desarrolle rápidamente y resulte más barato, esto hace que cada vez sea una técnica más utilizada incluso para crímenes “menores”.

Evidentemente no en todas partes las investigaciones policiales se hacen de la misma manera, y está claro que depende de las características del crimen a investigar (número de víctimas, impacto mediático/político…etc.) se dedicarán más fondos y esfuerzo, de todos modos es conveniente nunca confiarse y actuar siempre con la máxima cautela.

Los individualistas extremistas nunca gozaremos de aceptación, siempre siendo una minoría, no podemos permitirnos riesgos innecesarios ni convertirnos en mártires.

Consideramos extremadamente útil, y prácticamente de obligación para cualquier individualista en guerra aprender de los métodos que el enemigo usa para atraparnos (o matarnos) esa información en nuestro favor.

Por ello, parte de la información aquí expuesta se ha sacado de fuentes policiales como el informe sobre investigación de ADN de la interpol (el archivo PDF está subido a internet en inglés) e igualmente recomendamos el fanzine “Exclusión: ninguna coincidencia” (de momento sólo en español) editado recientemente por anarquistas y con muy interesante información sobre la investigación de rastros ADN. Sin ningún problema moral o ético, tomamos la información válida para nuestros fines y recomendamos su lectura para información más detallada del tema, ya que este texto sólo contiene información muy básica.

No vamos a centrarnos en detalles técnico-científicos, iremos directamente a lo útil para el extremista.

ADN

El ADN se usa para la identificación de personas, el ADN se encuentra prácticamente en cualquier cosa que sale de nuestro cuerpo, sangre, sudor, saliva, lágrimas, heces, pelos, restos o células de piel… aunque se necesita una cantidad específica para hacer una identificación exitosa, el porcentaje de ADN necesario cada vez es menor debido a los grandes avances en el campo de la investigación genética. Se puede decir con seguridad que todo lo que tocamos, la ropa que nos ponemos etc., está impregnada de rastros con nuestro ADN, la cosa es minimizarlos al máximo para evitar o dificultar las investigaciones.

Pero, ¿Cómo podemos evitar o contrarrestar los rastros de ADN? ahí van unos pocos consejos.

Lo primero es no tocar NADA que vaya a ser utilizado en un crimen, no solo con nuestras manos, si no con ninguna parte del cuerpo. Tratar de adquirir los materiales o herramientas que necesitemos de la forma más posible segura (por ejemplo que estén empaquetados), de la misma forma, no almacenar estos materiales, herramientas, armas o lo que sea casa, en nuestro armario, bajo la cama o en cualquier otro lugar que frecuentes tú, tus cómplices o personas relacionadas contigo (especialmente familiares, ya que contienen muchas similitudes con tu ADN) pues que estos lugares están LLENOS de rastros de tu ADN como pelos o células que se desprenden de la piel…etc., y que fácilmente pueden adherirse a los materiales. El ADN de animales o mascotas también puede ser identificado.

Lo ideal es almacenar material sensible en un lugar que no sea tu vivienda (esto por múltiples razones no solo el ADN) con varias bolsas de plástico (nuevas, que no hayan sido usadas previamente) como cobertura para evitar contaminación de ADN, polvo, tierra u otros rastros que pueden identificarse.

Lo mismo ocurre con la construcción de artefactos, limpieza de armas etc., ha de hacerse sobre superficies asépticas, podemos usar por ejemplo plásticos o bolsas grandes para cubrir toda la superficie sobre la que vamos a trabajar, del mismo modo habrá que cubrir nuestro cuerpo POR COMPLETO, incluyendo ojos ya que pueden desprenderse pestañas, pelo de las cejas, lágrimas…, lo ideal es usar un mono de trabajo. Evidentemente todo el material debe ser nuevo a estrenar, tanto lo que usamos para aislar el entorno como la ropa que vestimos, las herramientas que usamos…y sí, las herramientas también dejan rastros específicos. También podemos trabajar en medio del bosque, si no necesitamos electricidad y no tenemos otro sitio donde hacerlo, aun así tenemos que tomar precauciones tanto con el entorno como con nosotros.

En el caso de tocar algo accidentalmente, las huellas dactilares pueden eliminarse frotando enérgicamente con un trapo empapado en líquido desengrasante (alcohol o acetona van bien), algunos materiales como el metal requieren que la limpieza sea con estropajo de metal para que la superficie se “deforme” o modifique ya que las huellas no se irán con una limpieza simple con trapo.

No dejar nada en el lugar del crimen ni en sus alrededores, ni ropa, ni herramientas, ni armas, ni casquillos ni NADA. Las manchas de sangre no se van, aunque no se “vean” el rastro sigue estando en la ropa, igual pasa si hubo forcejeo o lucha cuerpo a cuerpo con alguien, sus rastros quedan en nosotros y nuestra ropa. Disparar o manipular pólvora negra (por ejemplo en la construcción de un artefacto explosivo) dejar también rastros imposibles de eliminar y suponemos que ocurre lo mismo con otras sustancias químicas, por ello mejor utilizar ropas de un sólo uso en cada acción (dependiendo de lo que vayamos a hacer, claro). Deshacerse de todo de forma segura, mejor destruirlo y quemarlo si es posible, y lejos del lugar de donde la acción ha sucedido.

Por último, se dice que la limpieza con antisépticos líquidos (como los que hay en los hospitales) contamina o destruye los rastros de ADN, no sabemos hasta qué punto esto es seguro, aunque no está de más darle una última limpieza con esta sustancia…

Todo esto puede parecer muy aparatoso de realizar, pero en el accionar extremista es mejor tomar tiempo, paciencia y buena preparación para golpear más y mejor.

Cámaras

Hace años que la mayoría de las grandes ciudades están plagadas de cámaras de video-vigilancia, ahora no sólo las de tráfico o las que instalan por “seguridad ciudadana”, así como edificios públicos, ministerios, estaciones de tren…etc., si no que gracias al auge de la tecnología barata, cualquier imbécil puede instalar su propio circuido cerrado de video-vigilancia. De este modo encontramos cámaras en domicilios particulares, comercios, garajes e incluso hay quienes colocan cámaras en sus vehículos.

Algunas son falsas, eso nos consta, otras son de alta definición y otras graban con una calidad penosa pero hay que tratar a todas como si fueran de verdad, toda cámara representa peligro.

Aparte de esto, aún existe otro tipo, las cámaras de los teléfonos móviles, cualquier idiota hoy día, incluso los niños tiene un smartphone, que no sólo le capacita para llamar a la policía, sino también para grabar o tomar fotos.

 

¿Cómo se contrapone esto? Aquí algunas propuestas:

Buscar rutas sin cámaras, mirar bien cada esquina, cada comercio… las cámaras se pueden colocar en cualquier sitio, a veces están escondidas…

Preparar varias rutas alternativas siempre, buscar lugar oculto donde cambiar de apariencia y la ropa, asegurarse que no hay nadie observando desde alguna ventana…

Si es imposible hacer una ruta sin cámaras, si son sólo una o pocas y están al alcance de la mano, pueden desactivarse o destruirse sin llamar la atención (por ejemplo cortando los cables o cegándolas con un spray de pintura) pero no el mismo momento de la acción porque esto puede atraer atenciones indeseadas, puede hacerse varios días antes de la acción y comprobar si las han reparado antes de llevar a cabo la travesura.

Si no hay otro remedio más que ser grabado, usar ropa preferiblemente ancha que desfigure las características corporales, la forma del cuerpo, la altura, el género… conseguir la ropa para la acción mejor en segunda mano, mercadillos callejeros, o robada. En general, ni se os ocurra pagar nada que vayáis a usar en alguna acción ilegal con tarjeta de crédito o conservar tickets de compra, comprar ropa y materiales con tiempo suficiente de antelación y lejos de vuestro lugar de residencia y de donde la acción va a suceder.

Andar a altas horas de la noche una o varias personas vestidas por completo de negro y con pasamontañas llama la atención de cualquiera que se cruce por medio. Para algunas acciones en zonas urbanas es preferible usar ropa “normal”, que no sea llamativa, o incluso vestir a la “moda”. Y en lugar de pasamontañas, una gorra, gafas y bufanda o, mejor aún, pelucas, barbas postizas y látex artístico. Evidentemente el disfraz debe parecer realista y creíble, de otro modo mejor no usarlo.

De doble vida, psicología y estado mental.

Vivir una doble vida, en ocasiones puede ser difícil de sobrellevar, especialmente en los inicios, no sólo porque hay que ser extremadamente meticuloso para mantener la “fachada”, sino porque en no pocas ocasiones puede ocasionar un conflicto mental con uno mismo. Vivir una doble vida requiere una fuerza de voluntad de acero, paciencia, sacrificio y mucha sangre fría.

Cuando un individualista decide pasar de las palabras/pensamientos a los hechos es, a día de hoy, dadas las características de este tipo de guerra y los factores que la rodean, prácticamente se hace imposible el tener durabilidad y “éxito” sin llevar algún tipo de doble vida que oculte nuestras intenciones y actos a los ojos del resto del mundo. Hay que tener las cosas claras en la mente antes de enfrascarse en una vida inmersa en el caos de la guerra sin cuartel permanente, ya que las consecuencias que acarrean si no se cumplen ciertas “reglas” pueden ser irreversibles. Esto no es una broma, la muerte y el presidio son muy reales y el riesgo nos acompaña a diario.

Antes de iniciar una actividad criminal/terrorista es necesario cambiar muchas cosas para tener unas mínimas garantías de seguridad, o mejor dicho, para vivir una doble vida es posible que tengas que cambiar todo tu ser: Empezando por tu aspecto y “look”, tu personalidad y hasta tu forma de socializar, tu círculo de amigos y conocidos, por dónde te mueves y qué lugares frecuentas… hay que empaparse en conocimientos sobre diferentes formas de pasar desapercibido tanto en la vida real como en internet, mil y una cosas que nos cambian la vida por completo y para lo que hay que estar mentalmente preparado, y tener en cuenta que este cambio no pude producirse de un día para otro, porque esto también llama la atención. Hay que ser consciente de que hay que renunciar a muchas cosas y hay que estar preparado para asumir ciertos sacrificios con entereza. Por ejemplo si tenemos amistades “problemáticas” o frecuentamos lugares que atraigan la atención de las autoridades… son lujos que no nos podemos permitir y hay que renunciar a ellos, inclusive si estas amistades son de años o si compartimos la misma sangre… y renunciar a nosotros mismos, a nuestra vida pasada…es algo que no se lleva fácil. Una de las características de la doble vida incluye mentir y actuar falsamente para camuflarse en la sociedad que odiamos, no pocas veces hay que morderse la lengua y fingir una sonrisa, delante de extraños pero también de conocidos y familiares. Aguantar durante todo el día conversaciones absurdas y pretender interés por las mismas idioteces sin sentido que el resto de ovejas a tu al redor… hay que tener una gran capacidad de auto-control para no delatarse a sí mismo y encajar como un ser híper-civilizado más, como uno más del rebaño. Construirse una personalidad paralela sobre la cual ocultar nuestro verdadero Yo, y en cierto modo “transformarse” en todo lo que odiamos no es para nada una tarea fácil.

El ser humano es un animal social, el hecho de que los individualistas extremistas (del tipo que sean) son y siempre van a ser una minoría viviendo en las sombras, hace que para muchos sea difícil encontrar cómplices o afinidades que compartan nuestros puntos de vista y en ocasiones esto puede llevar a sentirnos solos y por tanto, a intentar buscar afinidades en nuestros círculos cercanos o internet. Esto es un error fatal.

Comenzar conversaciones de temas “sensibles” con conocidos o familiares, puede hacer que empiecen a sospechar, además, el hecho de que puedan compartir algún punto de vista contigo no implica una complicidad real.

Ten en cuenta que para la inmensa mayoría de personas que nos rodean, somos el enemigo, si supieran qué es lo que tramamos o, peor aún, llegaran a saber o simplemente a imaginar nuestras actividades criminales/terroristas, se espantarían y nos delatarían a las autoridades, y poco importa que sean amigos o familiares, hay temas y conversaciones que son muchísimo mejor ni tocar y evidentemente NADIE ajeno a nuestro grupo de cómplices (si existe dicho grupo) debe estar al tanto de nuestras actividades bajo ninguna circunstancia.

Para el resto del mundo debemos ser personas comunes y corrientes, gente que no se ensucia las manos y que respeta la ley y el orden. El último en quien pensarían a la hora de señalar con el dedo como el autor de un acto ilegal.

Textos: Pensamientos de un eco-extremista

Con tremendo orgullo propagandístico publicamos el trabajo editorial de Jeremías Torres, mejor conocido como Huehuecoyotl, escritor eco-extremista, defensor acérrimo del inhumanismo y de la amoralidad nihilística.

El trabajo lleva de contenido los siguientes textos:

-Una nueva fraseología revolucionaria

-Apuntes sobre la violencia extincionista

-Carta a un optimista

No nos queda más que animar a todos los proyectos antiguos y recientes de propaganda anti-humanística a seguir adelante con palabras, palabras que minan la mente de los inquietos e inquietas y que se transforman en terribles actos sufridos por los miserables híper-civilizados.

¡Adelante con la difusión!

Textos-Pensamientos de un ecoextremista

Poema

Desde el sentir misantrópico de Krren Oscuro.


Esta miseria de mierda me seca el cerebro, no me deja ver más allá, rodeado de inmundos humanos, no quiero esto, no quiero ser esto, lo único que agradezco es poder darme cuenta de esta situación, y que el odio sea tanto, gracias odio, levantaste mi vida llena de temores y penas, o fueron ellos que mutageniaron en ti, ya no importa, el ritmo es estrepitoso, la búsqueda no tiene fin.

Que importa si mañana amanezca decapitado.

Si mañana amanezca ahogado en mi vomito o si mañana te apuñale el cuello, ya que no queda nada porqué ser feliz, ni tu ni yo entendemos de verdad esto, pero para mí no hay nada más real que el odio, que el apretar de dientes, que los músculos tensos, que la mirada desconfiada y arrogante, que el espíritu orgulloso y elevado, que las manos deseosas de ahorcarte, que el corazón palpitando deprisa, que la ansiedad que me hace vibrar, sentir, que no hay más tiempo, se acaba, se acabó.

¡Cuán grande la era de la catástrofe!

Cuan gloriosa la muerte que visita esta raza maldita, las plegarias insanas le gritan desesperadamente que nos lleve a todos fuera de aquí, lejos, lejos, donde no violemos más a la tierra, descansará de nosotros, hijos bastardos, escoria de la galaxia, enfermedad de sí mismos, terminal. Gloriosas las bacterias que nos comen por dentro, diosas bacterias, reinas del horror y el desconsuelo humano, representantes de la muerte, emisarias de la muerte, reclamen nuestros días, reclamen la peste humana, que se va, nos vamos, adiós, vida, adiós, a donde nunca debimos salir, de vuelta a lo inorgánico, hay el único paraíso perdido, la no conciencia.

Tierra tráganos, vomítanos, aplástanos como cucarachas, y el mañana será y nosotros no seremos más, ¡qué día más brillante!, ¡la noche más profunda!

La muerte que nos besa y nos muerde nuestra libertadora, sácanos, sácanos de aquí, somos el estorbo estúpido.

Mi orgullo es despreciarlos por sobre todas las cosas, despreciarme por sobre todas las cosas, hay la grandeza, mi grandeza, lo demás son estupideces, miedos a nuestro fin, el relámpago ya viene, el ácido ya viene, el fuego nos llevará, nos incinerará, nos aplastará y será el día que los más despiertos, los más puros, llorarán de felicidad, los más degenerados gritarán de horror y, ahí nuestro gozo será más alto que nuestro orgullo, más grande que nuestros ataques, que nuestra violencia, reina, reina, la guerra es nuestra madre y el terror nuestro padre, seremos el agonizante anti humano que los desprecia, que se desprecia pero, ¿si no quién?, ¿quién más va a querer quemar a su prójimo? nadie, es por eso que seguimos vivos, porqué en nuestro proceso de auto aniquilación necesitamos llevarnos al otro lado a los más posibles, todos, vengan, vengan, matémonos, no tengan miedo, apúntenme, tírenme ese plomo, yo se los devolveré y moriremos dignos, felices, moriremos matando, porque ese es el único destino digno de ser vivido, lo demás, es cobardía, es ser humano, bestias somos, animales, caníbales, depredadores.

Atrás, atrás la sociedad, no nos miren, se convertirán en una montaña de cenizas.

Desde las malditas tierras al sur del mundo (Chile)

-Krren oscuro-