Tag Archives: Huehuecoyotl

Textos: Pensamientos de un eco-extremista

Con tremendo orgullo propagandístico publicamos el trabajo editorial de Jeremías Torres, mejor conocido como Huehuecoyotl, escritor eco-extremista, defensor acérrimo del inhumanismo y de la amoralidad nihilística.

El trabajo lleva de contenido los siguientes textos:

-Una nueva fraseología revolucionaria

-Apuntes sobre la violencia extincionista

-Carta a un optimista

No nos queda más que animar a todos los proyectos antiguos y recientes de propaganda anti-humanística a seguir adelante con palabras, palabras que minan la mente de los inquietos e inquietas y que se transforman en terribles actos sufridos por los miserables híper-civilizados.

¡Adelante con la difusión!

Textos-Pensamientos de un ecoextremista

(en) A false escape

Traducción al inglés de “Un falso escape”, escrito hace tiempo por “Huehuecoyotl”.

Texto disponible también en portugués.


The lie of civilization is a hydra, each of their heads seeks the right moment to bite, to kill our wild instincts and make us become automatons that walk in the condition of accomplices. From this condition no one is exempt since we are all being within society.For us eco-extremists is a constant internal and ongoing war, where one tries to live away from social practices and values. Several of these practices are, for many individuals – even some who call themselves “anti-systems” – liberating, when in fact they are practices imposed by civilization. In this work I will refer to a social practice in which a large number of hyper-civilized and individuals with “anti-systemic positions” are immersed: life within a vice. These individuals find many reasons and justifications to carry that cyclical life. Fun, a measure against sadness, disappointment, “open the mind” and the most despicable for me; The quest for escape from reality.

Reality hits us constantly, we live in a world where the road to death is getting more and more shorter in a fast way. The boring and depressive everyday life to which a large part of the citizens are bound: stress, work, family, school, routine, transportation, traffic, etc. In order to face all these sorrows they look for “escapes”, something that let them breath and make forget those bad times. It would be a mistake to think that these escapes which become part of a cyclic life, are only ingested substances.
The great technological domination is a strong pillar of the cyclical life, it has become “normal” to be able to see young people who for most of their life go with the cell phone in hand – that literally – as slave and chain.
Sinking in a virtual “world”, with virtual friends and a strong addiction to social networks, which can not last for a few minutes without checking them. Total dependents of cell phones and social networks – within these the morbid and opulence dictate day to day- this is how goes a big part of society, especially the youth
towards a life of progress and technology. Wishing within their cellular devices the “ideal life” they would like to have, while around them everything alive still perishes.
Their ideal life is summed up in non-stop consumerism, in banal relationships, an existence where everything is assumed as
a truth and nothing is subjected to criticism. The youth is already lost, they are so dependent on both the cell phone and alcohol. I see no hope in the future. Some would illusively think that future generations, upon seeing the great destruction of Wild Nature, would reflect and opt for a life antagonistic to the one established within the techno-industrial civilization. This is incredible to me. The “youths” who for the stupid leftists are biologically revolutionary, are also in the condition of hyper-civilized, carrying out the same actions as adults, engaged in their studies, leaving all his vitality for the “great” progress of mankind, a progress that is a few steps from the cliff. If young people are “our” next revolutionaries, where would their revolution go, and what if the modes of production are changed, in any case production continues.
And with this revolution … What revolution could do a young one that most of his existence is attached to a technological device? How would the idea of ​​ “the organized people” be valid, if this “people” are chained to the technologies, and continue to perpetuate the lifestyle within the canons of the techno-industry. That this is not a confusion, as an eco-extremist I do not try to establish a revolution that collapses techno-industrial civilization as a “response” or a “better” revolution. So why criticize the idea of ​​a revolution ?, or why criticize young people who feel revolutionary?
I believe that in some young people there is a feeling of guilt or indignation at what they consider to be injustice. So, they choose to appropriate ideologies that propose a change …, fill their heads with revolutionary ideas, and live on the basis of utopias, mere yearnings. This is still an escape fromreality, ignoring the present decadent reality and waiting for the revolution that will come. They live in their eternal dream, I do not see the difference of a person tied to some video game, that some other tied to the idea of ​​the revolution, both ignore the here and now. Because thinking about their virtual world, as in their most fair world that will someday come, keeps their minds occupied, and in the second “revolutionaries” heals them from their deep guilt. For many, this statement I make here will be bothersome, alarming and outrageous. They will respond euphorically that unlike those who remain within virtual reality, they as revolutionaries do analyze reality and face it. Is that true? How real will be their confrontation against reality, if in their social networks in the eyes of everyone spread their work apparently, without fear of being apprehended, a “real” confrontation against reality gives the possibilities of expressing your positions everywhere? Even some get use to drink and party while they keep “standing up in the struggle”, how funny is the way to face the reality of those “revolutionaries”. We eco-extremists, we know that we are at constant risk, that our words and actions are uncomfortable for citizens and authorities. We know that the forces of order that operate in the different territories where the savage eco-extremists attack are behind us, which is why we always wake up, we reject everything that distorts our reality because we accept it and face it even if is totally depressing, for this reason that several individualists set out to spread their knowledge on how to survive within civilization. We continue to keep out of the jail, we continue to conspire from within their cities.

Breaking with the revolutionary illusion is not easy, but as long as one lives in it, the present reality is ignored, everything becomes so utopian that the now is forgotten. The revolution they promulgate will never come, the Human has lost its natural condition and has become an automaton that works for the progress that destroys the Nature. How long will these young people realize the illusion in which they live? I do not know, perhaps they will continue their whole lives pursuing the phantom of the revolution, because it is only that: a dead idea.
I spoke of those chained both to the virtual world, and to those who are dragging the chains of longing. Both despicable to me, both looking for false exits to the existing reality.
Others, who are plentiful in all cities, some of them falling into hypocrisy when speaking of antagonistic positions to reality with the bottle in hand and his body infested by psychotropic substances.
There are plenty of them and their reasons are many: For escaping from the regrets of life, for the sake of happiness, happiness that, as various eco-extremist communiques have already said, is totally false. In their total condition of hyper-civilized, they are not able to carry on any coexistence unless there is a substance that alters their perception of reality. A nauseous and false escape, where only the modes of “fun” imposed by civilization are perpetuated, sad are those who seek to heal their pains by getting sedated wildly. It seems that the techno-industrial hydra speaks, from his bleeding mouth come the words that command his slave: If you are sad, get on drugs! If you wish to be happy, take drugs! In spite of all or any insatiable desire for amusement, civilization offers a great deal of psychotropic substances. The total triumph: if you want to be rebellious, the same, take drugs! and the fierce warrior who could get in a war against reality, will end up transmuted to a docile slave, the hydra laughing pronounces his sentence:
Civilization has triumphed, the warrior is already sedated! There is no “freedom” in a cyclical life, many ignorant will catalog these words of moralism, it would be a mistake to think that as an eco-extremist I reject these substances because I consider it “bad” to ingest them. They will try to justify themselves in millions of ways, justifying their chains. These words are not a question of morality, since I position myself as an amoral being. These words are born of contempt, contempt for cyclical life, substances and practices that lead to that life, feel so alive when they are so dead, so dependent on a substance or a practice without which to live them It is impossible. It is not a question of morality, much less than we frighten and catalog these practices as “bad”, is mere contempt for their “liberating” activities, which are no more than a shortcut to cyclical life. So far, these words will stop for now, there will be more time to go deeper into the critique of cyclical life and the different ways in which it is presented.

Forward terrorist critics!
Long live the eco-extremist amoral war!
Death to the cyclic life of the hyper-civilized!

Huehuecoyotl
Fall 2016

 

Algunas reflexiones sobre el actuar del humano moderno desde una perspectiva eco-extremista

Texto publicado en la Revista Regresión N°7 publicada en abril pasado.


Breve introducción: Este texto se comenzó a redactar a principios de febrero y estaba pensado para ser publicado antes, pero por una cuestión y otra su redacción tuvo un ligero retraso, aun así, vimos la oportunidad de que fuera publicado en la Revista Regresión #7. Al principio del texto se pueden leer varios acontecimientos ocurridos en México, otros más concretamente en la región Lagunera (NdE 1), los cuales el lector puede investigar si quiere para una mejor comprensión. El tema expuesto en el texto es más complejo y sabemos que se necesita desarrollarlo aún más, pero es lo que hay por el momento, al menos conseguimos por medio de este escrito hecho a cuatro manos y a noches de desvelo, ordenar algunas ideas en nuestra cabeza que tan reborujadas (NdE 2) andaban.

Desde el seísmo de la crisis:

La ciudadanía sigue lamentándose por el alza de la gasolina, nuevamente en la región Lagunera “organizaciones de izquierda” quienes no pasan de veinte integrantes, se ilusionan y emocionan con el “despertar del pueblo”, otra ilusión más, otra revolución que no llegará jamás. A unas horas para que Andrés Manuel López Obrador (NdE 3), el amado líder de muchos izquierdistas -que a mí me causan demasiada gracia-, se presente en Torreón; hablando sobre la esperanza, sobre el cambio que se encuentra en un porvenir en donde él y su partido lleguen al poder.

Nos sentimos tan alejados de aquellas personas de “noble corazón”, que llorarán de emoción con las palabras esperanzadoras de su líder, o de quienes ansían otra coyuntura de descontento social para marchar y sentirse más cerca de su soñada revolución. Para ellos nuestro total desprecio y risa burlona.

Recientes acontecimientos han sacudido a México desde saqueos en distintos puntos del país (NdE 4), un tiroteo en un colegio de Monterrey (NdE 5), hasta un intento de suicidio en una preparatoria de Torreón (NdE 6), todo esto tiene estremecida a la ciudadanía e indignados y preocupados a los izquierdistas de noble corazón. Nosotros no sentimos empatía por ninguno de esos “trágicos” sucesos, ya que disfrutamos de ver que todo dentro de la civilización se va pudriendo, a fin de cuentas, el progreso que nos prometen y venden no es tan ideal ni bonito.

Hoy el salvaje viento nos hizo imaginar a Cachiripa (NdE 7) manifestándose ante los fieros irritilas, aunque fuera un fuerte viento que nos abrazó de melancolía; sabemos que eso jamás volverá. El hombre al tornarse totalmente dependiente de la tecnología perdió toda su naturalidad, volviéndose artificial y aceptando esa condición con júbilo y emoción, entusiasmados van los híper-civilizados hacia el futuro tecnológico ideal. Hoy el viento que azotaba la ciudad sólo iba infestado de residuos industriales que envenenan el aire, el viento sólo apestaba a progreso y urbanismo desenfrenado. Una regresión es imposible, no buscamos que el humano retorne a la edad de piedra, pues eso nos haría unos ilusos más, para nosotros el humano merece desaparecer.

Esto es lo que nos motiva a escribir hoy, ya que, no sabemos si las personas ajenas al eco-extremismo carecen de la capacidad para realizar una lectura analítica o los eco-extremistas realmente somos pésimos escritores, porque al parecer hay algo que conflictúa mucho a todos aquellos pseudo-críticos que “estudian” y “explican” los hechos y comunicados que realizamos. Es muy recurrente ver u oír a esos “críticos” realizar la pregunta de: ¿Y qué buscan estos locos?, o en otras ocasiones realizan sus fantasiosas explicaciones sobre qué es lo que quieren los grupos eco-terroristas, sin olvidarme del error más recurrente: tildarnos de anarquistas aun y cuando en casi cada comunicado que realiza algún grupo se recalca que los eco-extremistas/terroristas ¡NO! somos anarquistas.

Algunos anarquistas aún buscan un cambio radical en la forma de las relaciones humanas, pasar de una manera jerarquizada a una horizontal en donde nadie esté por arriba de nadie, nosotros los eco-extremistas no buscamos un cambio en las relaciones humanas, a nosotros lo humano nos resulta despreciable, que el obrero no sea explotado o que el transporte público suba de precio es algo que nos tiene sin cuidado, esto es algo que los intelectualoides no logran estructurar al momento de hablar sobre el eco-extremismo, que nuestra guerra no es por ni para el humano, sino todo lo contrario, somos la antítesis de lo humano.  Es por eso que nosotros nos mantenemos ajenos y repudiamos toda lucha e ideología que busque aportar de manera positiva a la humanidad, es decir; el eco-extremismo se posiciona contra el progreso humano y todo lo que eso conlleva pese a la contradicción que nuestra condición representa.

No somos seres de buen corazón, incluso rechazamos el concepto de ser “bueno”, ¿por qué?; porque hace tiempo dejamos de encontrar “motivos” para luchar por el desarrollo y el bienestar de la humanidad. Como lo escribimos anteriormente, algunos analistas intentan descifrar el pensamiento de los eco-extremista, sin ser capaces de quitarse esa óptica antropocentrista al momento de postular sus conjeturas sobre el eco-extremismo. Con esto nos referimos a que siempre intentan buscar un sentido humano a las acciones de la tendencia. Es decir, cuando se realiza un atentado por algún grupo eco-extremista los cuestionamientos giran en torno a, ¿qué es lo que piden estos grupos?, e incluso de una manera horrorosamente errónea se ha llegado a decir en algunos noticieros que los atentados eco-extremistas son para “exigir” la liberación de presos ligados al movimiento anarquista. Los medios de información siguen mintiendo y dejan ver su ignorancia cada que hablan sobre nosotros. Ni “oficiales” ni “alternativos” están exentos de este repetitivo error.

Pero ¿qué se puede esperar de aquellos “grandes sabios” e intelectuales?, ¿qué se puede esperar cuando alguien que vive por y para cumplir objetivos se encuentra con algunos que no viven persiguiendo objetivos ni sueños, incluso que no esperan nada de sus acciones, ni un triunfo pues saben que ya se ha perdido? Aquel grito de “Nada está perdido”, dejó de tener significado alguno en nuestra recepción. Efectivamente todo está perdido, pero para los intelectuales que hablan y hablan sobre nosotros y nuestras acciones, aquellos que portan los sentimientos humanistas, moralistas y antropocentristas (NdA1) tan característicos de la cosmovisión occidental todo sigue un curso ideal o al menos no dejan de verlo de esa forma hacia el pleno desarrollo humano, empleando tal concepto sin ni siquiera cuestionar que implica este.

Cómo vimos la palabra libertad forma parte de ese pensar humanista, pero ¿qué significa declararse libre? Declararse “libre” hoy en día es sinónimo de poder costear elecciones de consumo en la oferta del mercado, elegir el mejor lugar para embriagarse después de una atenuante semana de trabajo, viajar a los destinos con mayor atractivo turístico, formar o no una familia y un sinfín de cosas que tienen cabida en el libre albedrío del ser civilizado. Como vemos el ser libre va indiscutiblemente ligado al comercio, al consumo, a la vida mercantil. ¿El hombre civilizado será realmente libre? El humano, al nacer es el mamífero que tarda más tiempo en valerse por sí mismo a diferencia de otros animales no humanos, llega a este mundo indefenso y requiere años de aprendizaje en el seno familiar que le permitan ser autónomo; no es caprichoso ese aspecto de la vida humana, pues hace miles e incluso millones de años apropiarse de las técnicas de supervivencia requerían de un amplio desarrollo de saberes. En la antigüedad, la tribu enseñaba a los más jóvenes los conocimientos básicos y elementales para su supervivencia, para que lograran tener la capacidad y la aptitud de enfrentar los entornos naturales tan hostiles. Ahora, permanece esa característica de larga duración en el crecimiento del infante, solo que se aprovecha de manera distinta, en una primera etapa se encuentra la crianza dentro de la familia,  la cual es encargada de adoctrinar al joven humano ad hoc al modelo de vida que plantea y acepta la sociedad moderna tecno-industrial.

En este texto hemos decidido centrarnos en un aspecto que tanto la familia, la escuela, la sociedad y los diversos medios de comunicación se encargan de construir en nuestro pensamiento cuando comenzamos a tener conciencia sobre nuestra existencia. Tal vez con esto podremos dar también una explicación del por qué los ridículos analistas jamás logran comprender el pensar de los eco-extremistas. Ya que ellos al igual que todos los habitantes de la sociedad moderna, también fueron educados en los esquemas impuestos por la tecno-industria. Los contextos en los cuales se relacionan y desarrollan las distintas personas dentro de esta sociedad moderna son variados y sumamente diferentes, al menos en México esa diferencia es muy marcada, basta con analizar distintos aspectos para llegar a esta conclusión, las zonas de residencia por su ubicación denotan poder adquisitivo, lo que influye en el tipo de instituciones en donde las personas son formadas y los lugares en que se desenvuelven; las aspiraciones son otro aspecto polimórfico  en la civilización que más adelante trataremos, las diferencias de relaciones con otras personas es igualmente determinada por el contexto y lo vemos reflejado en el lenguaje, ya que a pesar de que en el país hablamos español, podemos encontrar variantes regionales, incluso en una misma ciudad contrastes por sectores, esto gracias a que la experiencia y la lengua brindan al hablante la manera de interpretar y ver el mundo, es, este entonces  la base del pensamiento (NdA2). Pero, en cuanto a las aspiraciones, aunque diferentes, es algo que los habitantes de los distintos contextos comparten, es decir, cada habitante de la sociedad moderna posee una aspiración, un objetivo el cual debe cumplir, ¿para qué?, para una banal realización, para conseguir el éxito, lo cual explicaremos.

Desde pequeños nos educan para ser “destacados” en algo, se nos implanta la idea de despuntar en un mundo mercantil como este, todos quieren ser “sobresalientes”, aunque hay diversas concepciones y formas sobre esto, de nuevo todo va dependiendo del contexto desde el cual se desea sobresalir, aunque el precio por no conseguirlo es el mismo: la frustración. La mente del humano moderno gira entorno a lograr objetivos por más superficiales que estos sean, la familia como lo escribimos arriba nos adoctrina, nos prepara en materia civilizatoria para fijarnos objetivos, aunque estos en primera instancia sean difusos, una vez que hemos adquirido las normas sociales de comportamiento, viene la escuela y la sociedad para ayudar a pulir esos deseos y objetivos que van tomando forma y esclareciéndose cada vez más. Son los distintos medios de comunicación los que dan la estocada final, pues últimamente los cibernéticos -a los cuales hasta los más jóvenes ya tienen acceso- ofrecen los esquemas a los que nuestros objetivos y aspiraciones tienen que amoldarse, pero… ¿cómo lograrlo? No importa, el punto es situarse en la cima, o engañarse aparentándolo.

Los objetivos de cada humano no son innatos, no son sustantivos, ni el humano ya viene con esos deseos desde antes de nacer, estos están determinados por su contexto social, por lo tanto, cada objetivo no será el mismo para alguien de un barrio marginal, como para alguien de un sector lujoso y adinerado. Lo que se comparte en esta sociedad moderna es el deseo a obtener el reconocimiento que provoca conseguir tal objetivo. Los humanos modernos actúan en pos de ser reconocidos por su entorno social, y este va desde el ser más superficial hasta el más izquierdoso revolucionario, el querer ser reconocido, el ser elogiado y aplaudido por cumplir la meta es parte del funcionamiento del humano o mejor dicho del híper-civilizado que habita dentro la sociedad moderna tecno-industrial.

Hay quienes su tan soñado y anhelado objetivo es montar una empresa, y eso no es algo sorpresivo pues el cuento de los jóvenes emprendedores y la vida empresarial es un canon impulsado por todos los medios dentro de la sociedad moderna, basta con observar el tipo de educación que se imparte en la mayoría de los colegios privados, un claro ejemplo de ellos es el ITESM (Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterey), institución la cual fomenta la vida empresarial e impulsa a sus estudiantes a convertirse en esos “jóvenes emprendedores” comprometidos con el progreso mercantil y el humano.  Pero NO todos los humanos modernos tienen como fin montar su propia empresa, hay otros que esperan terminar sus estudios universitarios y así poder “ser alguien en la vida”, para luego volcarse al trabajo asalariado y aburrido esclavizándose en una compañía, pero siempre con el objetivo de poder conseguir una importante acumulación de dinero. No es novedoso escuchar a alguien que va a estudiar cierta carrera universitaria porque según él, “allí está el dinero”. Pero en el deseo pretencioso de conseguir sus objetivos -que en ocasiones son llamados objetivos de vida-, hay algo más que la acumulación de dinero, pues hay personas los cuales sus “objetivos de vida” -como ellos lo llaman- se basan en alcoholizarse, salir de fiesta cada noche y ser el más popular de todos. Se preguntarán ¿ellos no tienen ningún objetivo?, ya que la mayoría de las veces sólo están en trabajos que les permiten costearse su vicio o en algunas ocasiones no trabajan, muchos dirán –entonces ellos están rompiendo con los esquemas impuestos por la sociedad moderna, ellos son la contradicción viviente a la vida en base a conseguir objetivos. Es incluso gracioso como hay quienes se creen la “antítesis” viviente de los valores que dicta la sociedad moderna al tornar su vida en base al consumo de drogas ya sea legales o ilegales. Lamentablemente para esos sujetos que se sienten los “apestados sociales” o los grandes rebeldes, su consumo y su diversión es otro actuar impuesto por la sociedad moderna.

La acumulación de capital, el bienestar económico, el acabar la universidad, o el beber y salir a clubes nocturnos en efecto son los objetivos logrados, pero, la verdadera satisfacción tras el “gran” logro es el reconocimiento social. No debemos perder de vista que cada objetivo se determina por un contexto social, es decir, nace de la convivencia social, por lo tanto, es un producto social. Así, la sociedad moderna tecno-industrial la cual está presente hasta en la más mínima acción de sus habitantes, es la gran determinante de los objetivos que cada híper-civilizado quiere llegar a conseguir. Mejor dicho, las relaciones que son condicionadas por la sociedad moderna.

Pero el reconocimiento por cada logro no es similar en cada contexto, son distintos los objetivos que se tienen que conseguir en una familia pudiente a los que se tienen que cumplir en una pandilla, o en un grupo fiestero de amigos. Es por eso, que lo trascendental que signifique conseguir los objetivos depende del contexto social en el cual vive y convive el humano que se dispone a conseguirlos, el reconocimiento social que se otorgue depende, por lo tanto, del contexto social. Lo que para un contexto social signifique una vergüenza, para otro es razón de elogiar.

Es aquí donde todo análisis y razonamiento de los “expertos intelectuales” se encuentran con un laberinto en el cual hay infinitas salidas falsas, al intentar explicar el discurso y el actuar de los eco-extremistas. ¿Qué se puede esperar cuando quienes viven en base a cumplir objetivos motivados por el reconocimiento social que obtendrán, se hayan frente a algunos que no les interesa adquirir ningún tipo de reconocimiento social? Ya que los eco-extremistas no esperamos que nos elogien, ni nos admiren, ni seamos seres reconocidos por la civilización, al contrario, tanto de la civilización como de sus ciegos perpetuadores sólo esperamos el desprecio. Es por eso que los “analistas” no encuentran motivos guiados por su diosa “razón”, ya que lo más razonable es tener un fin, un objetivo el cual se tiene que cumplir, sus esquemas se destruyen al dar cuenta que hay quienes no basan su vida en cumplir objetivos, pues los eco-extremistas no esperamos lograr nada trascendental en nuestro actuar, ni nos engañamos a nosotros mismos pensando en que nuestro fin o mejor dicho, nuestro objetivo, es derrotar a la civilización, sabemos que eso no es posible. ¡Basta de anhelos!, les gritamos a los ilusos soñadores. ¡Basta de sueños!, les gritamos a aquellos que sólo dormitan en su efímera existencia. ¡Basta de mañanas!, les gritamos cual trueno a los que temen del ahora.

Muchas críticas habrá hacia este texto, nos adelantamos a una, nos dirán: ¿por qué los eco-extremistas difunden comunicados y reflexiones si no buscan conseguir ningún objetivo, ni lograr lo trascendental? Los eco-extremistas estamos en guerra, por lo tanto, la propaganda y la reflexión son herramientas de las cuales nos hacemos valer al posicionarnos dentro de este debacle, tácticas como “Guerra de nervios”(NdA3) son utilizadas por los eco-extremistas, desde la filosa crítica hasta el estremecedor explosivo.

¡Qué sigan en su mundo de anhelos y sueños, nosotros seguiremos danzando en los infiernos!

 

-Ozomatli

-Huehuecoyotl

Torreón, marzo 2017

________________

Notas de Editor:

1) La región Lagunera comprende varios municipios de los estados de Coahuila y Durango, por mencionar los principales están los municipios de Lerdo y Gómez Palacio en Durango y Torreón en Coahuila. Dicha zona antiguamente compartía ríos, montañas, oasis, desiertos y una gran variedad de ecosistemas en donde deambulaban los salvajes Irritilas (entre otros), nativos cazadores-recolectores-pescadores y nómadas que fueron diezmados por las enfermedades, la migración y la guerra de los invasores europeos en el siglo XVI.

2) Revueltas, mezcladas.

3) Posible candidato presidencial de izquierda, quien dice que gobernará México con “amor”.

4) Los saqueos a tiendas comerciales, casas de empeño, gasolineras, tiendas departamentales y demás negocios, se suscitaron en enero de 2017 en ciudades como Estado de México, Ciudad de México, Veracruz, Nuevo León, Cancún, Michoacán, Chiapas, Puebla, etc. Sobre el hecho, varios grupos de ITS en el centro del país reivindicaron su participación en dichos saqueos en el décimo noveno comunicado de la Mafia.

5) El 18 de enero, un adolecente disparó fríamente una escuadra .22 contra alumnos y su maestra en el Colegio Americano del Noreste, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. El caso fue ampliamente difundido por la prensa nacional e internacional, en el link el video de la masacre y algunas foto del suceso:

http://www.bestgore.com/road-accidents/teen-student-shoot-teacher-colegio-americano-del-noreste-mexico/

6) El 20 de enero de este año un adolecente se intentó suicidar dentro de una preparatoria en la ciudad de Torreón, Coahuila. Aunque, según la prensa, el adolecente tenía pensado en matar a varios estudiantes y después suicidarse tal y como sucedió en Monterrey, no pasó así y solo se registró su intento de suicidio. Acá la nota de la prensa:

https://www.debate.com.mx/mexico/Joven-intenta-suicidarse-en-su-preparatoria-20170120-0135.html

7) Cachiripa, según lo dicho en el décimo quinto comunicado de ITS en una pequeña nota final, era una manifestación animista de los Irritilas, estrechamente relacionada con los remolinos de viento y tierra que se dan en la región.

https://maldicionecoextremista.espivblogs.net/2016/09/15/america-decimo-quinto-comunicado-de-individualistas-tendiendo-a-lo-salvaje/

______________

Notas de los autores (NdA)

1) Estos tres conceptos son sumamente complejos y complicados, más complicado aún es tratar de explicarlos totalmente a fondo en este texto cuyo fin no es ese, ya será para otra ocasión. Así que para evitar malos entendidos nosotros desarrollaremos los conceptos intentando que sea de una forma fácil de comprender. Sobre el humanismo pondremos como punto clave los derechos humanos y el lema de la Revolución Francesa “Libertad, Igualdad y Fraternidad” ya que pensamos que estos tres “derechos humanos” continúan imperando en el pensamiento de todo ser occidental, sería interesante cuestionarse que se entiende por dicho lema. Sobre el concepto moralista nosotros lo planteamos como una de las formas en que los habitantes de la civilización piensan y actúan, ya que vemos que la mayoría de sus actos y pensamientos esta regidos por la moral, dividiendo todo entre el bien y el mal y juzgando desde esa óptica. En cuanto al antropocentrismo el cual es reforzado por los conceptos anteriores nosotros vemos la tendencia en la cual todo gira alrededor del ser humano y sus intereses los cuales tienden a su progreso sin tomar en cuenta las repercusiones y consecuencias de sus actos.

2) La hipótesis de Sapir-Whorf hace referencia al relativismo lingüístico que de una manera muy reduccionista cosiste en lo determinante que puede ser una legua en la forma de pensamiento en una sociedad.

3) Por ahora no ahondaremos en el concepto a de “Guerra de nervios”, ya que es algo complejo que merece un escrito aparte para lograr un mejor desarrollo.

(es-en) Audios de Abe Cabrera

Un par de audios por parte de Abe Cabrera en español y en inglés.


¿Porque amarte? Breves reflexiones nocturnas sobre el amor“. Originalmente escrito por Huehuecoyotl, leído por Abe Cabrera.

AUDIO

________________

What Does the World Dream?

Escrito originalmente por Ramon Elani, leído por Abe Cabrera.

AUDIO

¿Por qué amarte? Breves reflexiones nocturnas sobre el amor

Interesante texto escrito por Huehuecoyotl.

¡Muerte al altruismo humanista, viva la misantropía eco-extremista!


“En cuanto a mí, nunca he comprendido como dos seres que se aman y creen hallar en ese amor la felicidad suprema, no prefieren romper violentamente con todas las convenciones sociales y sufrir todo género de vergüenzas, antes que abandonar la vida, renunciando a una ventura más allá de la cual no imaginas que existan otras.” (a) Diría Schopenhauer quizá en una noche de aterro, quizá en una noche similar a esta, en la que pienso sobre el hecho de amar, sobre el amor y cómo se relaciona con la sociedad moderna.

En primer lugar, hace tiempo he estado escribiendo un texto acerca de los discursos promovidos por la mass media y cómo estos rigen la vida cotidiana del humano moderno, el texto aún no está concluido, es una realidad que aún falta tiempo para terminarlo, pulirlo y sacarlo a la luz. Sin embargo, eso no me detiene a que esta noche de abril escriba un poco sobre el amor. Pero, ¿qué tiene que ver el texto ya mencionado con este?, para mí la relación está en que el amor en esta época moderna o lo que se entiende por amor se ha formado -como en otras- a través de discursos, discursos destinados nuevamente a moldear y regir el actuar del humano.

Así como el viejo Schopenhauer no lograba comprender la felicidad que encontraban dos seres al amarse, yo unas cuantas decenas de años después; no puedo comprender cómo el humano encuentra la felicidad amando al prójimo, cuando ese sujeto referido como el prójimo es o puede ser alguien tan distante y desconocido. Aquí encaja perfectamente la frase “amor al pueblo” muy entonada por aquellos izquierdistas de noble corazón.

El “amor al pueblo”, ¿quién es el pueblo y por qué debo yo amarlo?, me cuestiono. En estos tiempos modernos el amor al prójimo se ha convertido en un arma de doble filo, quizá decir que tiene sólo dos filos es poco. ¿A qué voy con esto?, bueno a que el humano moderno en su vida cotidiana se ha visto bombardeado por discursos que le susurran sutilmente o en otros casos le gritan de forma aterradora que debe amar a su prójimo, a aquel hijo de Dios que es igual a él, y que, por lo tanto, merece su amor, tolerancia, respeto y comprensión. ¿Por qué es mi prójimo? ¿Por qué debo sentir alguna afinidad con ese “prójimo” si nuestros intereses son distintos? Es aquí donde yo me pregunto ¿Por qué amarte?, ¿por qué amar al prójimo?, ¿si no siento apego alguno a él?

Vuelvo a recordar el asunto que nos atañía a Schopenhauer y a mí, el cual era: ¿Cómo se logra la felicidad a través de amar a un ser?  Reconozco que la finalidad de amar no es totalmente igual en la concepción de Schopenhauer y en mi concepción, para mí el amor al prójimo, así como es un arma de múltiples filos, posee múltiples intereses y finalidades. ¿Cuáles son estas?

Las respuestas al interior cuestionamiento son incontables y recaen en el interés del sujeto que está reflexionando sobre el tema, para mí y mis intereses un motivo por el cual el humano moderno ama al prójimo y no sólo eso, también procura que los diversos contextos sociales en los que este se desarrolla se enteren de ese amor al prójimo expresado y demostrado por él. En efecto, el interés por amar al prójimo y demostrarlo recae en la búsqueda por reconocimiento social tan propia del humano moderno. (b)

Es así como el amor al prójimo se transforma en un objetivo, ya que el humano moderno persigue obtener un reconocimiento social al demostrar su amor por ese ente nombrado como el “prójimo” por más desconocido que este le resulte. Actos de altruismo difundidos por diversos medios, principalmente los cibernéticos, hacen que los humanos sientan empatía y apego con quien realiza el acto altruista, incluso actos “caritativos” con los animales, e incluso más recientemente con lo que ellos comprenden -o les han hecho comprender- por naturaleza.

Este sentimentalismo aparentemente inocente, amoroso y caritativo hacia las personas, los animales y las plantas, no son nada más que una falacia, una mentira en la cual los humanos modernos actúan en su búsqueda insaciable por reconocimiento social, deseo y búsqueda que en gran parte de las ocasiones es invisible para los híper-civilizados. El hecho de que un sujeto de buen corazón alimente con una pizza a un vagabundo, le dé de beber a un perrito moribundo o riegue una planta a punto de secarse, no significa nada, ni cambiaria absolutamente nada, el mundo seguirá en su camino hacia el abismo, camino en el cual es guiado y empujado por los humanos. Entonces, ¿por qué el humano moderno lo hace?, se excusan diciendo que esa acción cambia el mundo de quien recibe la acción, lo cual para mí es estúpido y falso.

Quién recibe la noble acción, o mejor dicho la “amorosa acción” sigue habitando dentro de un contexto social, así el vagabundo sigue viviendo dentro de la sociedad en la cual carece de posibilidades laborales, el perrito y la planta se siguen encontrándose dentro de un mundo envenenado en donde tarde o temprano la actividad humana los destruirá. El acto de amor excusado en la empatía y el altruismo es el acto más falso que alguien pueda cometer.

Su amoroso altruismo está empapado del interés por obtener el reconocimiento social, aunque lo nieguen, ya que, el deseo de conseguirlo es algo que se encuentra escondido ante la conciencia del humano. Como lo escribí en un principio, la vida del humano moderno está controlada, ¡aquel quién se ve libre es sólo un ciego!, los discursos plasmados en la publicidad juegan un papel importantísimo en el control del híper-civilizado el cual cada vez se arrodilla más ante estos, siempre de una manera imperceptible para él.

Hasta aquí escribiré en esta ocasión, sé que el texto no es más que una leve introducción a un tema con múltiples aristas como lo es el amor, siempre tan controversial, espero que estos diversos textos que he redactado se relacionen entre sí y sean del interés y sirvan como aportación a la tendencia. Por el momento, me parece que es un breve, pero claro esbozo de un aspecto de los muchos que se pueden desarrollar en cuanto al amor, realizado desde mi perspectiva como eco-extremista.

-Huehuecoyotl-

Torreón, abril 2017

Notas:

(a) Véase en: Arthur, S. (n.d.). El amor. En, El amor, las mujeres y la muerte.

(b) Para una mejor referencia acerca del concepto “reconocimiento social”, véase el texto que escribí junto con Ozomatli para la revista Regresión: Huehuecoyotl, & Ozomatli. (2017, abril 4). “Algunas reflexiones sobre el actuar del humano moderno desde una perspectiva eco-extremista.” Regresión. Cuadernos contra el progreso tecnoindustrial, número 7.

REVISTA REGRESIÓN N° 7

Con inmenso orgullo publicamos la séptima entrega de la Revista Regresión, siendo esta la última revista que saldrá en un tiempo, pausando así el proyecto que comenzó hace 3 años gregorianos para regresar en algún momento, según sus editores.

¡Vida a los nuevos proyectos de difusión eco-extremista!


Revista Regresión N° 7

DESCARGA POR TOR (DISPONIBLE PARA UN MES SOLAMENTE)

http://z7zbg7sxhxfergpo.onion/apcpp75dd6guelc7hzg4-qfnbfmw6sg3sipv5

DESCARGA POR MEGA:

https://mega.nz/#!FE0TlYJa!pNCtsbyFR18gfybtBvBdKr3sg2H4-TuNlgt5-9klMNc

Contenido:

-Editorial. Por el Grupo Editorial

-Atassa: Lecciones de la Guerra Creek (1813-184). Traducido de Abe Cabrera

-Los seris, los eco-extremistas y el nahualismo. Por Hats Hax

-Selknam. Ceremonias secretas reservadas para los hombres. Tomado de Martín Gusinde

-El regreso del Guerrero. Traducido de Ramón Elani

-Cronología Maldita. Por el Grupo Archivístico Öme

-Para los “nihilistas pasivos del casos”. Por Xale

-Algunas reflexiones sobre el actuar del humano moderno desde una perspectiva eco-extremista. Por Ozomatli y Huehuecoyotl

-Reflexiones respecto a la libertad. Por Zúpay

-Guerra Oculta. Por Nechayevshchina

-Clan de Sangre. Por Orkelesh

-La Guerra de José Vigoa: Un breve discurso sobre el método eco-extremista. Traducido del blog de Atassa

-José VIgoa. Datos biográficos. Por Xale

-Asesinando a nuestro civilizado interno. Por Ghoul

-Números anteriores y donde encontrarlos