Tag Archives: Mata

(pt/es) Índios isolados

Enviado al mail.

Traducido por “Mata”.


Com tamanha valentia

disse com alegria

nossos índios irão acabar.

Com enorme desprezo

falou que nossos primogênitos

irão se globalizar,

dizendo com a mão no peito

essa nação irei salvar.

Com minha voz bem singela

digo que a flor amarela não irei mais entregar

se na paz não teve jeito

por causa do seu despeito

agora vou atacar.

Com a força do meu coração

Coloco-me a disposição

para junto dos meus irmãos

o nosso verde poder salvar.

I MOMYI-PYRA’ANGA RATÃ RESÉ.

——————————————————————————-

Indios aislados

Con tremenda valentía

vocifera con alegría

que nuestros indios va a exterminar.

Con enorme desprecio

dijo que nuestros hijos

se van a globalizar*NdT1

hablando con la mano en el pecho

de que esta nación se va a salvar.

Con mi voz sencilla*NdT2

digo que la flor amarilla no voy a entregar

si con la paz no hubo forma

debido al rencor

ahora voy a atacar.

Con la fuerza de mi corazón

me pongo a disposición

y así junto a mis hermanos

nuestro verde poder salvar.

I MOMYI-PYRA’ANGA RATÃ RESÉ.

Notas del Traductor

1: Globalizar se podría interpretar como “civilizar”.

2: Puede referirse a expresar sus palabras de manera simple o sincera.

(es) Anhangá 2 -Editorial-

Traducción de la Editorial de la segunda revista Anhangá, enviada por “Mata”.

¡Que el poder del Watu inspire a los guerreros eco-extremistas!

¡Que el recuerdo de Yayá los llame a la confrontación!


“Para nosotros, el Watu (Río) es una entidad, no una cuenca hidrográfica como dicen los blancos. Así como allá en la India tienen el Río Ganges, que es sagrado y las personas entienden eso. Aquí en Brasil, los ríos pueden convertirse en cloacas, porque son vistos solo como un cuerpo de agua. […] Los niños hoy miran y preguntan a sus padres: “¿El Río murió? ¿El Río se terminó?”. Para la infancia es una marca que no se puede sanar […] Mirar a la Tierra, el Río y el Bosque como mercancía es un engaño muy grande que nos enterrará a todos”, Krenak Ailton sobre la muerte del Watu en manos de las empresas mineras Samarco y Vale.

Pindorama – el regreso de la conspiración eco-extremista desde este lado del sur ya era una promesa, los temblores en la tierra, que recientemente aterrorizaron a los civilizados por aquí fueron las reacciones animistas a los pasos dados por los guerreros de la Mafia ITS, nuevamente rumbo a la indiscriminada caza en las extensiones de la antigua Tierra de las Palmeras. Reposamos por algunos ciclos lunares agazapados en las sombras y la oscuridad. El motivo es que parte de nuestra Editorial se enfadó por una ridícula investigación bajo el nombre de Érebo. Contrariamente a lo que esperaban, no fue una amenaza para nosotros y entonces otra vez acá estamos, orgullosamente dando vida a este proyecto propagandístico iniciado hace un año, la Revista Anhangá – En Guerra Contra la Civilización y el Progreso Humano Desde el Sur, que ahora entra en su segunda edición.

Debido a una serie de acontecimientos el primer número de esta publicación fue lanzado de forma inconclusa, pero igual agradecemos a los wachos que tomaron la importante decisión de lanzarlo. Lejos de las condiciones en que se concibió la versión inaugural del proyecto, sale ahora el Nº 2 de esta Revista contando con más de 100 páginas mullidas de escritos que nutren la teoría y práctica del individualista eco-extremista. Esta edición nace de un tremendo esfuerzo cómplice de hermanos y hermanas afines del Sur y del Norte. El período entre la primera publicación y la actual, está marcado por una significativa expansión de los grupos ocultos adheridos a ITS, sumados a los rugidos y asaltos por el Sur, estos también surgieron y crecieron en las tierras del Viejo Continente, aquel donde pisaron los bárbaros, los vikingos, que con ferocidad y paganismo implantaron el terror en el corazón de las civilizaciones europeas. Las esporas del eco-extremismo fueron llevadas por fuertes vientos y cruzaron las grandes aguas hasta caer en los suelos de Grecia, donde caminan ahora la Secta Iconoclasta y los Cazadores Nocturnos; Reino Unido, tierra maldita de Misanthropos Cacoguen y España, territorio de los Criminales Animistas. Ya por el Sur y el Norte el ánimo de los guerreros no se detiene, contamos con aproximadamente una decena de muertes en más de 50 diversos ataques; paquetes incendiarios y explosivos abandonados indiscriminadamente despedazando carnes e imponiendo el terror; incendios salvajes contra máquinas, instituciones y objetos; explosivos abandonados contra blancos específicos exitosamente detonados; ataques armados contra peregrinos cristianos y montañistas asesinados a balazos; ataques armados contra estructuras de mega-empresas; amenazas de bomba; envenenamientos y maldiciones; puñaladas homicidas contra sacerdotes y funcionarios de universidades; paquetes bomba contra universidades y centros de investigación; un certero disparo en el cráneo al vice-rector del instituto tecnológico; una drogadicta asesinada y tantos otros ataques que por cuestiones estratégicas no fueron reivindicados públicamente. Como apuntan los medios gringos ya somos una amenaza terrorista internacional creciente en el mundo. Lo que se originó allá por el año 2011 en México se esparce por los cuatro cantos como una plaga maldita y ahora tiene presencia en diferentes ciudades de varios países en tres continentes. La Mafia Eco-extremista es nutrida por el odio catastrófico contra el progreso humano que destruye todo lo que es Salvaje, contra el progreso civilizado que exterminó a nuestros antepasados, sus creencias y modo de vida, contra la lógica occidental de domesticar y manipular lo que es silvestre, contra el esquematizado pensamiento religioso moderno y el racionalismo ateo que desprecia y destruye la forma animista de sentir, ver y entender el mundo, especialmente la serenidad y el Caos que habita dentro de nosotros, la fuerza antigua que nos empuja a revivir los adormecidos instintos, a recordar a nuestros antepasados y también el hecho de que un día fuimos parte de todo eso, del entorno y la vida salvaje, antes de la llegada de los civilizados.

A algunos de nosotros nos enfurece saber, mediante nuestros abuelos y bisabuelos, que hace tres generaciones fuimos forzados a abandonar nuestras tierras ancestrales y sometidos a sobrevivir marginalmente en un entorno domesticado mientras los bosques eran talados, los montes explotados y excavados y los ríos barridos y drenados; nos duele no poder expresar lo que vemos o comunicarnos a través de nuestro idioma akwén, puesto que al hacerlo eramos asesinados porque decían que hablar nuestra propia lengua era señal de demencia y atraso, nos entristece saber que nuestro entendimiento fue completamente entorpecido por costumbres y creencias ajenas a las que practicamos desde tiempos inmemorables y en su lugar nos fuerzan a tragarnos al dios cristiano. Por todo eso es nuestra guerra, por nosotros mismos, por los Antiguos, por lo poco que queda del entorno salvaje y por la certeza de que los actos de aquellos que asesinan a los Espíritus de la Naturaleza no quedarán impunes. Landerretche lo sabe muy bien después de que lo wachos cómplices de la Horda Mística del Bosque enviaran a su casa un paquete explosivo que detonó en sus manos y que, por suerte (para él), no lo mató. El bastardo es uno de los jefes de una de las empresas mineras más grandes del mundo. Seguro que su nombre se sigue entonando en los cantos de guerra de los mafiosos y que tarde o temprano, la venganza otra vez tocará su puerta. Samarco y Vale son otros dos monstruos mineros responsables de causar destrucciones de proporciones colosales como la del Río Dulce y tantas otras, por eso la cita de Krenak. Otro motivo para la cita es que en el pasado, y por aquella misma región, fue donde centenares de nuestros bisabuelos fueron forzados a abandonar sus tierras. Los ríos, los bosques, las llanuras, los animales, los montes, todo esto fue removido o asesinado con la llegada del progreso y de los civilizados, con aquello moría parte de nosotros. En vista de eso no nos que nada más que la guerra a vida o muerte, somos inadaptables a este mundo moderno; no solo por sensatez, sobretodo por instinto y por el llamado primitivo de aquellos que vinieron antes que nosotros. Caminar en las urbes sintiendo a través del piso la respiración sofocante de la Tierra sepultada por el cemento no es algo que dejaremos pasar desapercibido, por eso regresamos con el segundo número de la Revista Anhangá, esperando que el material que contiene esta publicación nutra y conecte el imaginario y la fuerza de tantos otros individualistas guerreros y guerreras, tal como Regresión, Ajajema, Extinción y Atassa lo han hecho.

En esta edición se hallarán escritos sobre la espiritualidad eco-extremista, la potencialidad del individualismo, debates y críticas sobre moralidad y valores civilizados, reflexiones sobre humanismo y violencia indiscriminada, escritos sobre veganismo y la evolución de la dieta, críticas a ideologías izquierdistas y a la creencia en un revolución, escritos que reviven memorias de prácticas guerreras, cosmología pagana, apuntes sobre misantropía y extincionismo, apuntes sobre primitivismo, lecciones tomadas de grupos terroristas, vandálicos, delincuentes y de movimientos libertarios, además de varios poemas, canciones, textos filosóficos, manifiestos personales, un manual para la fabricación de Peróxido de Acetona y un análisis crítico desde una mirada eco-extremista de la más reciente obra de Theodore Kaczynski.

Como un órgano difusor de la Mafia Eco-extremista esperamos que el material contribuya no solo a aquellos guerreros y guerreras que están en pie de guerra contra el Sistema Tecno-Industrial, sino también a aquellos y aquellas tendientes a lo salvaje, a los criminales, antisociales, egoístas, misántropos, anarquistas caóticos, nihilistas terroristas y tantos otros que siembran en el aquí y ahora el Caos en el interior de esta civilización, que atacan sus valores, sus estructuras e instituciones y también a sus invenciones tecnológicas.

Con profundo respeto pedimos a Yayá que desde su cueva nos dé sabiduría para nuestros movimientos. Ciertamente cuando los civilizados escuchen el silbido estridente del viento, sabrán que desde la oscuridad fuimos convocados por este furioso espíritu para atacar y asesinar. Solamente por venganza. Al igual que las catástrofes somos una de las respuestas de la Naturaleza Salvaje a todo esta artificialidad, porque también somos parte de ella y de su reacción. Valerosos indiscriminados sin valores morales, como las tempestades, terremotos, huracanes y otras catástrofes que no distinguen clase social, sexo o color de piel ni el momento de sus manifestaciones homicidas. Y para finalizar queremos agradecer cariñosamente a los hermanos y hermanas cómplices de estas tierras y de afuera, a Nẽn-pém, XXX, Urucun, Xale, a los hermanos de la Revista Ajajema y algunos otros que dieron textos para citar, y además de contribuir de algún modo para el seguimiento de esta revista, son también fuente de gran inspiración; algunos geográficamente más cercanos, otros más distantes, pero todos en la misma guerra contra la civilización y defendiendo con garras el mismo proyecto, la Mafia de ITS.

Pedimos que los Espíritus de la Tierra borren los pasos de los afines de sangre y de guerra y que la terrible furia de Yayá caiga sobre aquellos que destruyen la Naturaleza Salvaje.

La emboscada sigue hasta tu muerte o la mía… ¡GUERRA!

Grupo Editorial Ponta de Lança (Punta de Lanza).

Otoño de 2018

Contacto: pontadelanca(a)pm.me

(es) Anhangá 1 -Editorial-

Traducción de la Editorial de la primer revista Anhangá, enviada por “Mata”.

Saludamos con ahínco terrorístico la nueva iniciativa de propaganda surgida en tierras sureñas, recordemos que Anhangá se encuentra actualmente en su segundo número, pero la traducción de esta Editorial era una cuenta pendiente desde su publicación, al parecer la traducción de la segunda Editorial también esta en proceso, por la cual esperamos con ansias eso también.

¡Ánimo a los nuevos propagandistas!


La espora del eco-extremismo en las indomables tierras del sur hacen brotar un proyecto más contra la civilización y el progreso humano. Es con una gran orgullo que presentamos el inicio de la criminosa Editorial Punta de Lanza, una iniciativa oculta que servirá para el alzamiento de la guerra eco-extremista entre los y las individualistas hablantes del portugués. En el rumbo nihilista y eco-extremista el proyecto servirá para elevar la teoría y la práctica del eco-extremismo principalmente por medio de la publicación revelada en este instante, la Revista Anhangá: En Guerra Contra la Civilización y el Progreso Humano Desde el Sur.

Anhangá, espíritu en el que los antiguos tupis depositaban su creencia. Para los nativos, un violento protector del mundo salvaje, para los jesuitas, la manifestación maldita del diablo cristiano. Según saberes antiguos, Anhangá es una entidad metamórfica que puede tener diversas formas, pudiendo adquirir fisionomías animalescas y hasta humanas, pero comúnmente se manifiesta con la forma de un venado blanco con ojos de fuego. Anhangá es un espíritu maldito errante que vaga por los bosques, es maldecido por los cristianos y temido principalmente por aquellos que devastan las selvas de forma desmesurada, rompiendo el equilibrio. Cuando este espectro atroz percibe destrucciones en el mundo salvaje o se encuentra con cazas innecesarias, se escucha en el lugar un estridente silbido que hace que las presas cazadas desaparezcan instantáneamente selva adentro, dejando solo al humano frente a este espectro pagano. Enardecido, Anhangá castiga con furia a todos aquellos que interfieren en la naturaleza más de lo necesario, pudiendo llevar a su victima a la locura por medio del tormento, algunas veces le produce una intensa fiebre mortal, nunca dejando impune a los que osan profanar lo salvaje. Anhangá es traicionero, por medio de emboscadas ataca a los profanadores de las selvas, y les causa heridas y confusión sin siquiera ser percibido, porque embiste desde las sombras. Verlo, escucharlo o siquiera presentirlo, se torna en un presagio de la desgracia. Según dicen los tupis, encontrarse con este espíritu maldito es sinónimo de culpabilidad, una atribución que siempre es recordada a través de la agonizante venganza.

Vista como infernal y muchas veces comparada con el demonio cristiano, es esta temible entidad que rescatamos y cuyo nombre tomamos para ferozmente darle título a nuestro proyecto editorial de difusión de la Mafia Eco-extremista y Nihilista, una iniciativa que orgullosamente servirá de soporte para la consolidación del proyecto internacional de ITS en estas tierras amazónicas y en otras regiones de habla portuguesa. En esta publicación la teoría eco-extremista será detalladamente presentada en conjunto con toda su base fundamental. Nos concentraremos inicialmente en la explicación de qué es el eco-extremismo en si, de forma cruda. Importantes textos complementarios podrán ser añadidos en el desarrollo de esta revista.

Temas como revolución, primitivismo, individualismo, veganismo, amoralidad, violencia indiscriminada, paganismo etc., serán discutidos en el cuerpo de esta publicación. Lejos de ser una mera iniciativa propagandística la Revista Anhangá es pura apología al crimen y en resumen, a la práctica delincuente, terrorista y ancestral. Nosotros potenciamos la modalidad eco-extremista, valorizamos la acción individual por encima de todo. Esta iniciativa es para los que escuchan el llamado sagrado de las montañas, de los ríos, de lo profundo de los bosques, de los cielos, de la tierra y de los seres silvestres, es para aquellos y aquellas que escuchan el eco de lo indómito rogando por violentos atentados contra los hiper-civilizados y toda su basura tecnológica acumulada en los cementerios de cenizas de concreto y acero habitados por la especie más repugnante de este planeta. Esta es una publicación para individualistas con coraje que eligieron la guerra extremista contra la civilización y toda su artificialización como el único camino a seguir en vida, es para quien escucha el grito de sus antepasados aborígenes que dieron guerra al progreso humano y que toman partido de esta misma guerra en el ahora sin esperar por días mejores, abdicando de ideas utópicas, posiciones izquierdistas o salvaciones mesiánicas, es para egoístas que creen que su “yo” estará siempre encima de cualquier colectivo, norma o código social y moral, es para misántropos que quieren ver a la especie humana extinta de la tierra y sus huellas borradas de la historia del planeta, es para quien desea rescatar y revivir las prácticas de sus guerreros ancestrales y las creencias paganas de los antiguos, es para los individualistas que renuncian al occidentalismo y para cualquier ecologista extremista que desea dirigir su profunda venganza hacia el rostro del progreso tecnológico-humano que destroza la Naturaleza Salvaje. Como Anhangá nosotros los eco-extremistas desde las sombras asumimos las más diversas formas para despedazar y matar a nuestras presas humanas en repentinas emboscadas. Como Anhangá nosotros los individualistas terroristas vengamos la destrucción que el progreso tecno-humano genera al mundo salvaje, atacando mortalmente a nuestra propia especie y a sus creaciones. Como Anhangá somos una amenaza invisible que vaga por los bosques y por las asquerosas urbes maldiciendo la destrucción causada por el antro y maldiciendo a sus propias edificaciones. Como Anhangá enaltecemos lo indomable, oculto y lo desconocido, venerando todo lo bello perteneciente a las profundidades de lo salvaje, es por eso, inspirados en este espíritu, que presentamos esta revista.

El título y la creación de este proyecto surge también inspirado en otra iniciativa sureña aparecida hace poco tiempo, la Revista Ajajema. Ajajema es el espíritu maligno en el que creían los Alakalufes patagónicos, el espíritu de la destrucción que tenía en su dominio las fuerzas de la naturaleza. Basándonos en esta iniciativa decidimos también rescatar del profundo olvido a una entidad temible de las tierras de Píndorama (nombre que los antiguos indígenas de estas tierra daban a “Brasil”), el metamórfico Anhangá. Por lo tanto, desde estas tierras amazónicas saludamos a los feroces individualistas responsables por la Revista Ajajema, un caluroso abrazo a todos ellos, fueron para nosotros una fuente de inspiración. Tanto como esta iniciativa sureña, la Revista Regresión, esta vez del norte, que igualmente nos influenció, e inclusive se ofrecieron para valiosamente contribuir con algunos importantes detalles de esta publicación. Agradecemos a todos estos wachos que se dispusieron a ayudarnos. Agradecemos también a todos los hermanos cómplices que contribuyeron con este proyecto, a “Espectro”, “XXX”, “Nẽn-pé”, a “Tuira”, y a todos los otros hermanos que eligieron el anonimato y nos proveyeron de material para citar, realizando contribuciones cruciales. Sin ustedes este proyecto no podría alcanzar esta elevada calidad final.

Que la civilización arda con la invocación de Anhangá al igual que en Chile ardió en llamas después de la llamada de Ajajema. Esta entidad maldita es ahora rescatada para dar continuidad a la guerra contra el progreso humano en estas tierras. Como el maldito Anhangá los eco-extremistas están de emboscada en las ciudades y en los bosques afilando sus puñales, preparando sus bombas, venenos, objetos punzantes y cortantes, y cargando sus armas para descargar fuego, balas y bombas contra todo lo que es civilización, en esta guerra amoral e indiscriminada. Dormido hace muchos años Anhangá ahora despierta lleno de cólera y con sus ojos ardiendo en llamas, protegiendo lo que el progreso tecno-humano engulló, casi toda la belleza del mundo, y percibiendo que no hay inocentes en medio de toda esta desgracia.

Estamos viviendo en una era de extremos, la Naturaleza Salvaje indiscriminadamente sacude y derrumba las estructuras tecnológicas creadas por la especie humana, reclamando lo que siempre fue suyo y demostrando que nunca va a haber lugar en el mundo para la existencia de civilizaciones. Como lo indómito avanza por encima de las urbes, el extremismo ecológico se expande por los cuatro cantos de la tierra. La mafia internacional de los ITS ya se encuentra enraizada por América y posee cómplices de sangre en Europa y Asia. Pero los individualistas surgen cada día del abandono de las antiguas creencias utópicas izquierdistas y toman partido en esta guerra amoral de vida o muerte, sepultando de una vez por todas el viejo anarquismo y hasta la mismísima “nueva anarquía”. La era de las revoluciones ha acabado, las utopías han fracasado y atacar es lo único que queda. Pensar que el eco-extremismo podrá ser erradicado es insensato.

Más allá de que ya se ha hablado de esto, antes que nada, por los Jê. Es por ustedes, mis hermanos y hermanas guerreros y guerreras Xakriabás. Es por esta ancestralidad perdida y por sus creencias menospreciadas por los occidentales. Pocos quedan de ustedes, muchos fueron los que cayeron en guerra o fueron profundamente humillados. Aquí y ahora reivindico la ancestralidad Xakribá. Que los hiper-civilizados paguen con sus vidas por sus acciones, porque esto es y será, hasta tu muerte o la mía.

Verano 2017

Por Jê.

 

¡Por la defensa extremista de la Naturaleza Salvaje!

¡Guerra a muerte contra la civilización y los que la perfeccionan!

¡Por la expansión de los atentados amorales e indiscriminados contra todo lo tecno-humano!

¡Muerte a los híper-civilizados y que todo lo indómito avance catastróficamente sobre lo artificial!

(es) Desde adentro

Pequeño poema anti-humanista enviado por “Mata”.

¡Que los individualistas camuflados sigan destrozando la puta civilización desde adentro!


No quiero cambiar al mundo, porque no quiere ser cambiado.

Quiero destruirlo, conmigo adentro.

Explotar desde adentro.

Con sentimientos, con furia, con alegría, desde adentro.

Con miedo, con lágrimas, desde adentro.

Sin empatía ni compasión, desde adentro.

Con intriga pero sin ninguna expectativa, desde adentro.

Sangre, entrañas y destrucción.