Tag Archives: Orkelesh

(es) LA NOCHE DEL MUNDO INFERNAL

Tomado de Ajajema nº 2.

Traducido del original en italiano del trabajo “INCUBO”, escrito por Orkelesh y editado por “Casa Editrice Ferox”.


Miraste el ocaso.
Percepción y presentimiento.
Por alrededor, en cada lugar, y dentro de cada tesoro escondido.
Olfatee tu olor, mezclado en los poros dilatados del presente.
Perdido, en los destellos luminosos de una realidad triste y opaca, huiste de cada espejo alejado del manto del toque humano.
Tú figura, tu postura, fue apariencia inexistente, criatura deforme que se expandió aumentando el dominio sobre el otro, y sobre lo que tenías cerca.
¿A quién tenías cerca? ¿Alguien tiene el coraje para hacerlo?
La fría superficie de tu cuerpo emanó un olor potente, fuerte y punzante.

Alguien, algún pobre ser mortal ha sentido dentro de sí algo, esa sensación que nadie al final quiere buscar. Miraste a la humanidad y la observaste, bajo tu mirada arrogante y fugaz, sin dar una señal de lo que estabas pensando.

Viniste en mi sueño.

Entraste aquí, en mi invocación, sublime audacia, y me aferré al profundo y hermético orden del secreto que anhelo, ascendiendo a un elemento inexistente que se esconde a sí mismo, y a los ojos plácidos de la humanidad vacua.

Tu rostro pálido fue mi ilusión y al mismo tiempo las ilusiones de los que estaban junto a mí.

Tu rostro hablaba de mundos lejanos, distantes, oscuros e inaprensibles, sin que existiera la necesidad de viajes.

Monstruoso, te equivocaste, y recorriste con grandes pasos mi habitación, con una luz tenue y fija hacia la pared, hecha de sucesiones y geométrica representación.

Querías, alzaste hacia ti la luz proyectada, se parecía a la esperanza caduca de la sociedad y de lo humano, vagando a través de las puertas del conocimiento.

Supremo, afirmaste, mientras yo era encadenado a la cama, por un vínculo a la

Tierra, tú no sentiste ni quisiste saber, la cosa que vi y soñé en mi sueño.

Fue la luz que se “mostró” en la pared regular, que te irritó.

Una luz que consideraste como el mundo exterior peleando “inútilmente”, contra el mundo interior, aquel del no conocimiento y de la inexistencia de cada valor fundamental.

Ah, como gritaste, monstruoso delante de mí, molestabas mi vista, que no pudo a atrapar tu instinto de muerte, aquel toque seductor y frío al mismo tiempo.

¡He aquí! Fue el tiempo que no existió más, no entendía el flujo de los instantes, no leyó la variación de la luz, la proyección de la sombra se paró ante la aplicación de su sonido mortal y cruel.

El tiempo -afirmaste, lo matamos, esta aparente verdad, que es llamada así por el humano mortal. Matamos el valor del tiempo, vamos a aniquilar el alzamiento de los acontecimientos y de las formas, conceptos y materia. Tu anormal rostro pronunciaba palabras de honor y horror. Ahora un humano debía ser engullido, en su caverna, donde succionas su linfa vital.

Fue el momento en que te eludía a través de mis ojos y mi mirada, que me sedujiste, apenas bajé de la cama.

¿Cayó La noche? Las pulsaciones articularon mi expresión en cada momento, tuve que crear una idea, y realizar mi pregunta hacia ti.

Ibas impasible, y anticipaste la producción de mi idea, aquella que tenía intención de llevar a cabo, participando en tu debate, con un impulso y sonidos de la boca, que pensé podían ser articulados.

Un áspero acento remarcaba aquello que debía expresarte, en una gutural expresión de señales y palabras…

Qué quieres de mí -dijiste, que pretendes mortal, estoy aquí y en todo, voy hacia atrás y estoy en mi reino, no puedes calcular, no puedes rodear, ni siquiera pensar, ni limitar mi cuerpo o mis movimientos. “Oscuro presagio, desconocido y olvidado del vacío, expresión de vida, de la humana sociedad, íntimo e irreal, presagio que limpia las extremidades adormecidas por la languidez del valor absoluto y utópico.”

Eso quería expresarle, la nada, en comparación a su poder iracundo y seductor.

Sólo fue un instante, un veloz movimiento de sonidos de la boca, nada comparado a la magnitud de la destrucción de la sociedad, del valor dado a las cosas, contra todo lo que se perfila regular y utópico.

Su imagen se posó en la pared, se volvió deforme y se levantó, volviéndose normal, cayó en un vacío sin luz, era su poder, su instinto de muerte que debía ser transmitido, sin que pudiéramos saber “dónde y porque”, desgarrando la garganta de la conciencia, en lo profundo de un abismo dónde miles de remolinos se comían el vacío y a los remolinos.

Espirales y ondas en toda la habitación, todo tambaleaba, se sentía el paso de un ciclo que terminaba y nacía, para morir, expresión de aquella subida a la cima del conocimiento, amplificando el dolor del deseo de lo que perseguía.

Ahora, sólo ahora, veía y sentía, que llevaba en mi mano un cadáver, los restos de algo que se parecía a un humano, y mientras “miraba”, eso que sus fauces comían, destrozaban y tragaron, predijeron la muerte de lo humano, por la selección y la conexión, en su viaje sin rumbo, para aniquilar y destruir el concepto del hombre, sus esperanzas, y su tiempo.

Miraste el ocaso.

(es) El Nihilista Inhumano

Traducción del texto en italiano “Il Nichilista Inumano”, tomado del trabajo editorial “Inumano” escrito por el criminal y afín de sangre Orkelesh, editado por “Casa Editrice Ferox”.


Soy Nihilista y Terrorista.

Nos rompemos los huevos, tú humanista, cerdos del terreno del nirvana.

Mi Tendencia es inhumana y ferozmente amoral.

Animal cruel, vamos a poner bajo tierra la clemencia y la misericordia de estos cerdos heroicos.

Nos movemos, Clan de Sangre, y absorbemos la bondad y la disposición a la sonrisa “tirada”, en donde la vida, es generalmente reconocida.

Soy Nihilista y Terrorista.

Me place repetirlo, y repito que soy cruel ¡Voy a experimentar, sentir la emoción mortal, comprender dónde está, y golpear!

¡Si! En este mundo de mierda, descolorido y cálido.  ¿Cálido? ¡Ajajaja!

La “cosas y la personas” no existen, ¡no!

Camino por las calles, cuyo olor, hoy, del asfalto, fresco, huele al lamentable paso del hombre aterrorizado.

Lo siento, sí, lo siento, también, ya lo he expresado, y lo repito: ¿cuánta y qué paranoia pasiva tienes tú?

Mi “paranoia” es mi animalidad, atroz y siniestra, inocuo, siento indulgencia y la falsa espontaneidad terrenal.

¿Cuantos, de ustedes humanos, se mantienen en la “tierra”?

Lo oculto, mi sendero profundo y oscuro, se une a mi feroz modus operandi.

Quiero y pretendo destruir, aquel límite de conciencia.

Ah, ¿mi conciencia?, ¿o es solo un postulado de la “verdad”, la respiración de la normalidad, dentro de mí?

Me muevo sensible, una percepción que a veces falla a “costo”, porque estoy impulsando un deseo lacrimógeno:

Siento dentro de mi nariz, huele a sangre, pica, apesta, expresa un sentido de distopía.

Soy Nihilista y Terrorista.

No, no leo el síntoma perceptivo del hombre común.

No, odio y siento una ambición salvaje en la destrucción de este mundo y de la especie humana.

Un acto, un solo y único acto, con resentimiento ardiente, a aniquilar en su momento, fugado, expulsando la rarefacción de mi conciencia.

Sí, sí, expulsemos la concienzuda visión mortal, les digo a los Fraternos de Sangre… ¡Destruyamos: al “gentil”, clemente, dulce, humano, bueno, compasivo, generoso, indulgente, magnánimo, misericordioso, apacible, manso, cariñoso, suave, tierno, amoroso, benevolente”…!

¡Somos Nihilistas Inhumanos!

REVISTA AJAJEMA N° 2

Con total complicidad criminal publicamos, el segundo número de la “Revista Ajajema: Contra el progreso humano desde el Sur”.

Saludamos la iniciativa de propaganda eco-extremista con gran alegría, y animamos a la multiplicación de proyectos como este que se dediquen a pulir las armas homicidas anti-humanistas.

¡Por la continuidad de la Guerra ancestral!


REVISTA AJAJEMA N° 2

Contenido:

-Editorial

-Epew (Cuento Mapuche)

-En lo lechoso, la extrañeza reside en el camino (Traducción de “Puma”)

-Creación del mundo (Mitología Mapuche)

-El mundo espiritual de los Fueguinos (Tomado de Martín G.)

-Cuentos Fueguinos (Varios autores)

-Un poema de guerra (Traducción de Zúpay)

-Reventando los barrotes de las jaulas anárquicas: Breves reflexiones desde un ex-anarquista

-Una gran y terrible tormenta (Traducción de Zúpay)

-Del norte al sur (Xale)

-La noche del mundo infernal (Traducción de Espíritu Tanu)

-Apología del Caos (Grupo editorial)

-A la Mafia del Sur (Espíritu Pwelche)

___________________

Contacto:

ajajema[arroba]mail1click.com

DESCARGAR CON TOR (DISPONIBLE SÓLO POR UN MES):

http://z7zbg7sxhxfergpo.onion/dq2zh7gjt45jhhwnhpao-5gwahqeas4dnrody

DESCARGAR SIN TOR:

https://mega.nz/#!HpkUDI5A!RlcNKj4x7BAEdwNt7kESkoUsmFRzGry5ZAhsEnxnu64

(it) INUMANO

Trabajo de la “Casa Editrice Ferox” en italiano, el que contiene diferentes textos del Ocultista y Nihilista Terrorista Orkelesh.

¡Por la propaganda terrorística que incita al arrojo salvaje y asesino de los valores humanísticos!


INUMANO

“Inumano” è il secondo opuscolo dell’occultista e Terrorista Nichilista “Orkelesh”, che noi fieramente presentiamo come opus Unico e Egoistico, che si staglia per dare e promuovere la violenza amorale e l’attentato ai valori della società marcescente.
Nostro fratello di sangue, abbandona il terreno del sacro e del profano, per promuovere il proprio attacco e attentato alla vita dualistica, avendo attorno a se, il proprio demone, che non promette nulla, ma sprona a scendere in un fondo oscuro senza luce, per annientare “lo specchio riflesso”, quello che pero crede a due soluzioni per una scelta: bene o male..
Un azione un attentato, non ha un sinonimo dualistico, non contiene un valore accettato, o accertato, da qualunque Ente umano, ma è l’agire scelto dall’Individuo, che colpisce sfondando il muro compensativo della ragione e della logica.
Per gli Attentati amorali e anti-politici contro la struttura della società morale!

Gli editori.

DESCARGA

 Indice di “Inumano” con i seguenti titoli:

-Non manifesto

-Il Nichilista inumano

-A-gnosis

-La politica è una sòla

-Intimo al visibile

-Truce

(es) Frio

Traducción al español del texto “Glaciale” escrito originalmente en italiano por Orkelesh, publicado en la Revista Ajajema.


Frio, meto mi mano.

Frio y caliente, esta mi mano.

La respiración es “solitaria.”

Un funeral Nihilístico, como mi Afín, cumple su círculo roto en una vuelta eterna.

Beso mi mano, y siento su pulso.

Frio, empuño la pistola.

Siento, que en torno a “ella”, late la vida que hoy tomaré.

Funesto es el día, en el que, mi mirada penetra entre las calles abarrotadas de muertos.

Funesto es el día, en el que, trazo el punto en la calle, y el olor de sangre envuelve mis pensamientos.

Indiferente hacia aquello que deseo golpear, siento congelar la sangre en mis las venas.

¿Dónde estás?, llega a mi ojo Egóico, penetra dentro de mí, ¿debo “sentirte”?. .  ¿Puedo hacerte “ver”?

Por qué incluso en el rincón remoto de un abismo, ¿acabamos dentro?

Frio, un tórrido deseo, se introduce dentro, mientras recorro, con zancadas, dictadas por el margen que se crea alrededor de mí.

Soy hostil pero no odio, no tengo ningún sentimiento resentido, pero quiero golpear profundo, para empujarme y encajarme en el corazón mustio de algún humanoide.

¿Seré juzgado por los siglos de los siglos? No me importa.

Ahora, que alrededor de mí, el suspiro y el lamento, de un día despreciable, igual pienso que mañana será lo mismo, actúo, para hundir y beber el fluido vital, que instantes después se agota en su frágil apego a una vida extrema.

Vosotros no sois “extremos”, vosotros odiáis a quién se acerca al extremo, y por esto que esta lucha, debe ser llevada a cabo, no para establecer “algo”, sino para alterar la historia que se pretende, secuencia y sucesión, inmutable.

He aquí, vengo, partícula infinitesimal del ego, tendiendo a lo extremo, para conquistar el extremo y el abismo del Nihilismo.

Frio.

Orkelesh

REVISTA REGRESIÓN N° 7

Con inmenso orgullo publicamos la séptima entrega de la Revista Regresión, siendo esta la última revista que saldrá en un tiempo, pausando así el proyecto que comenzó hace 3 años gregorianos para regresar en algún momento, según sus editores.

¡Vida a los nuevos proyectos de difusión eco-extremista!


Revista Regresión N° 7

DESCARGA POR TOR (DISPONIBLE PARA UN MES SOLAMENTE)

http://z7zbg7sxhxfergpo.onion/apcpp75dd6guelc7hzg4-qfnbfmw6sg3sipv5

DESCARGA POR MEGA:

https://mega.nz/#!FE0TlYJa!pNCtsbyFR18gfybtBvBdKr3sg2H4-TuNlgt5-9klMNc

Contenido:

-Editorial. Por el Grupo Editorial

-Atassa: Lecciones de la Guerra Creek (1813-184). Traducido de Abe Cabrera

-Los seris, los eco-extremistas y el nahualismo. Por Hats Hax

-Selknam. Ceremonias secretas reservadas para los hombres. Tomado de Martín Gusinde

-El regreso del Guerrero. Traducido de Ramón Elani

-Cronología Maldita. Por el Grupo Archivístico Öme

-Para los “nihilistas pasivos del casos”. Por Xale

-Algunas reflexiones sobre el actuar del humano moderno desde una perspectiva eco-extremista. Por Ozomatli y Huehuecoyotl

-Reflexiones respecto a la libertad. Por Zúpay

-Guerra Oculta. Por Nechayevshchina

-Clan de Sangre. Por Orkelesh

-La Guerra de José Vigoa: Un breve discurso sobre el método eco-extremista. Traducido del blog de Atassa

-José VIgoa. Datos biográficos. Por Xale

-Asesinando a nuestro civilizado interno. Por Ghoul

-Números anteriores y donde encontrarlos

Derrame de sangre en los caminos de la “verdad absoluta”

Traducción egóica de un texto destructor de la moral y la ética ciudadana del italiano.


Sangre, mi sangre, impetuosa contra el lamento de la multitud.

Fría, en su rojo errante, en medio y en el pavimento de la “verdad absoluta”.

El corazón late de manera atroz, siento la necesidad de actuar.

¿Qué cosa es, quien es, cual o que es esta fuerza innata dentro de mí?

La siento, asciende y sale, excita mis sentidos y rechaza el orden que debo darle.

Qué es lo que está dentro de mí, la sangre roja y pulsante, aquello que percibo es lo desconocido y oculto vagando entre y dentro de las relaciones, interesadas y desinteresadas, que sirven a mi proyecto existencial.

Hoy, como ayer, el vagabundo gira en busca del extremo, de la destrucción de una verdad, que en la realidad impacta, no existe.

¿No existe para el “yo”? ¡Eso es!

Veo y me rodea, un enjambre de personas “emocionales”, que dicen “si” y “permitido”, no oyen, y no saben, lo que son para ellos mismos… para arrebatar su apática esencia de vivir.

Sonrío y me escondo en un traje falso, camino en el pensamiento del enigma y la resolución.

Putos humanos, presas que toman y llevan, para succionar el líquido vital, que congela sus verdades, al fondo de su miserable existencia.

El miedo moral se siente, tengo que hacerlo mío, hacer daño con mi instinto brutal, tajar y cupular intensamente.

Impuro deseo lascivo, irracional y sangriento, la descendiente de la muerte súbita.

Sangre, mi sangre, impetuosa contra el lamento de la multitud.

Orkelesh