Tag Archives: Revista Ajajema

Artículo Sobre Violencia De-colonizadora y Eco-extremismo Para la Conferencia ASN del 2018

Publicado en la Revista Ajajema Nº 7.


El 13 de septiembre presenté este artículo en la Conferencia de la Red de Estudios Anarquistas, en la Universidad de Loughborough. Esto fue escrito para ser hablado y no ha sido editado para simplificar su lectura.
*
El teórico político pesimista Jacques Camatte, cuyos escritos luego de sus años como teórico Marxista influyeron al discurso anarquista de su época —en particular el ala anarco-primitivista— declaró en su trabajo Contra la Domesticación que; “Hay otros que creen que pueden combatir la violencia al proponer remedios contra la agresividad, y así. Todas estas personas suscriben, en forma general, a la proposición de que cada problema presupone su propia solución científica particular. Son por lo tanto esencialmente pasivos, dado que toman la visión de que el ser humano es un simple objeto a ser manipulado. Ellos a su vez están completamente desprovistos de lo necesario para crear nuevas relaciones ínter-personales (algo que tienen en común con los adversarios de la ciencia); son incapaces de ver que una solución científica es una solución capitalista, porque elimina a los humanos y antepone el prospecto de una sociedad totalmente controlada”.
Parece más que obvio que vivimos entre grandes cantidades de violencia y que la violencia y la necesidad de acabar con ella es el asunto dominante dentro de la narrativa en la que nos encontramos. La violencia de la cultura de la violación; la violencia de la opresión racial y colonial; la violencia del ISIS, los Islamistas y las fuerzas internacionales en su contra; la violencia de Rusia, Corea del Norte y Estados Unidos; la violencia de los tiroteos en escuelas de América; la violencia de los apuñalamientos en masa por parte de pandillas en Londres; de bombas, autos, armas, cuchillos y penes. Muchos actos de violencia son poco hablados; la violencia de las trampas para animales; la violencia de las moto-sierras; la violencia de deshabitar para desarrollar un área, o plantar monocultivos industriales para alimentar a una población en crecimiento.
Dentro del discurso radical, particularmente aquel dentro de la tradición anarquista, generalmente tenemos una suerte de relación torcida con la violencia. Mi deseo aquí es identificar un tema en nuestras discusiones que a menudo resulta descuidado —este tema tiene que ver con la interiorización y la exteriorización, bajo la mirada del gran Otro. Enfocaré este asunto dentro del discurso contemporáneo sobre las actividades de-coloniales, anti-coloniales y eco-extremistas. Esto también involucrará, en la parte final de este artículo, una afirmación ontológica, respecto a lo que es la violencia realmente.
El año pasado la organización chilena anti-colonial Lucha del Territorio Rebelde (Weichan Auka Mapu), en una sola acción, incendió 29 vehículos para la tala. Entre enero y mayo del 2016 el grupo cometió 30 actos similares de daños a la propiedad, en defensa del territorio en el que viven, los bosques y la vida salvaje. De forma similar, MEND (por sus siglas en inglés), el Movimiento de Emancipación del Delta del Níger, una organización combativa armada compuesta por células inconexas involucrada en una guerra de guerrillas contra las compañías del petróleo, hicieron volar oleoductos, atacaron campos de petróleo y secuestraron trabajadores del petróleo, como parte de sus actividades anti-coloniales.
Como voceros de los ámbitos de ambientalistas radicales y anti-coloniales anglo-parlantes, grupos como Earth First! y Deep Green Resistance han lanzado su apoyo a estos grupos y otros como ellos, buscando legitimarlos, dentro del contexto del discurso radical. Esto involucra el experimentar un proceso que Deleuze y Guattari llamaron territorialización, en el cual un proceso de interiorización acopla a estos grupos a la estructura de una maquinaria particular. Esto lleva a estos grupos hacia un lugar de aceptación moral, dentro del marco moral con orientaciones de izquierda. A partir de esto, estas acciones, las actividades de estos grupos, y otros similares, se vuelven parte de la narrativa de la política de izquierda radical, respecto del proceso de civilización e historia. Se convierten en personajes dentro de los capítulos que preceden a la “revolución” y, de forma similar a aquella descripta por Camatte en la cita que mencioné previamente, son vistos como objetos pasivos a ser científicamente manipulados. Como personajes dentro del meta-drama en el que residen, se les asigna una identidad que funciona completamente como un significador simbólico para un Otro, quién se coloca como el superyó paterno, legitimando sus luchas, como Dios al determinar quién va al cielo, o mejor, quien no será arrojado al gulag, incluso al gulag anarquista, luego de la revolución —interiorizado— y quien será arrojado al infierno, o al gulag, de nuevo, incluso el gulag construido por anarquistas – exteriorizado.
Este también es el caso en luchas de-coloniales que no están necesariamente conectadas a luchas eco-radicales, tales como la lucha Palestina en contra de las violencias de Israel, en las cuales los manifestantes desarmados son pintados como “inocentes” por organizaciones de izquierda pacifistas que usan la lucha de aquellos como una plataforma para la suya propia, con la implicancia de que los Palestinos armados, tales como Hamas, son objetivos legítimos para la violencia colonial estatista.
Mientras que los líderes de estas organizaciones, quienes pueden haber sido educados en filosofías occidentales como el Marxismo, anarquismo, etc., puede que asuman esta trayectoria política, pienso que, en la actualidad, más allá de estas interiorizaciones, a los individuos que están involucrados activamente con las acciones de estas organizaciones u otras similares; no les importa el progreso, la historia, el capitalismo o nada de eso. Les importan los bosques, ríos y el mundo en el que están inmersos y en el cual habitan como Extensiones de este.
Estas funciones de encuadramiento maquinista, en la forma en la que Heidegger describe al respecto de la tecnología y el encuadramiento, en donde, como objetos, símbolos y personajes de una descripción tecnológica, encajan dentro del modo de existencia humana descripto previamente, aquel de la narrativa ideológica izquierdista, des-humanizados, inanimados y des-animalizados.
Y ahora quiero desplazarme hacia algo que podría parecer de muchas formas como totalmente opuesto, pero yo argumento que se enraíza en la misma narrativa que he estado describiendo aquí. En todo caso, para hacerlo voy a dedicarme un poco a la historia.
Se puede decir que la campaña bombardera de 17 años de Kaczynski es la campaña más exitosa de su tipo. Como el Unabomber, Kaczynski envió 16 bombas, hacía varias ubicaciones dentro de los Estados Unidos. Fue únicamente luego de la publicación de su manifiesto, La Sociedad Industrial y su Futuro, que sus motivaciones se esclarecieron y fue capturado. El trabajo es una crítica brillantemente articulada hacia la sociedad industrial, que incluye una crítica al izquierdismo, en la cual no profundizaré aquí, puesto que no es necesaria para esto y ocuparía demasiado espacio. Solo la menciono por su relevancia y por lo que estoy a punto de desarrollar.
La influencia de Kaczynski, respecto al espacio anti-colonial, es particularmente notable, en relación al movimiento post-anarquista nihilista terrorista llamado Eco-extremismo. Surgiendo de las discusiones nihilistas-anarquistas y anti-civ de la darknet, y casi completamente situado en América del Sur y Centro, por parte de individuos indígenas y anti-civilización, con solo algunas células en Europa, este movimiento es uno que ha buscado activamente exteriorizarse de la maquinaria y narrativa izquierdista.
En sus actividades anti-progresistas anti-melioristas, el grupo que es el partidario más elocuente del Eco-extremismo, Individualistas Tendiendo a lo Salvaje, ITS (ya que la S es por Salvaje), centraron sus actividades en, al igual que Kaczynski, poner bombas en instituciones universitarias, tales como laboratorios nano-tecnológicos; antes de avanzar a sus afamados, debido al rechazo moral, asesinatos indiscriminados, en nombre de la Naturaleza Salvaje.
En caso de que no estén familiarizados con el grupo, me gustaría plasmar aquí citas de sus primeros comunicados.
1. “¿Se colapsará la Civilización y nacerá un mundo nuevo, por los esfuerzos de lxs guerrerxs anticivilización? ¡Por favor! Veamos la verdad, plantemos los pies en la Tierra y dejemos de volar dentro de la mente ilusoria e izquierdista. La revolución nunca existió y por ende lxs revolucionarixs tampoco, aquellxs que se visualizan como “potencialmente revolucionarixs” y que buscan un “cambio radical anti tecnología”, están siendo verdaderamente idealistas e irracionales porque todo eso no existe, dentro de este mundo moribundo solo existe la Autonomía del Individuo y es por la que luchamos.
2. “Un mundo sin domesticación, con un sistema acabado por la obra de lxs “revolucionarixs”, con la Naturaleza Salvaje naciendo de las cenizas del antiguo régimen tecnológico y la especie humana (lo que quedaría) de vuelta a lo salvaje, es completamente ilusorio y soñador.
3. Its da su verdadera cara, vamos al punto central, la fiera defensa de la Naturaleza Salvaje (incluida la humana) no se negocia, se ejecuta con los materiales necesarios, sin compasión y aceptando la responsabilidad del acto. Nuestros instintos nos lo marcan, pues (como hemos dicho anteriormente) estamos a favor de la violencia natural y en contra de la destructividad civilizada.
La respuesta que ha recibido ITS ha sido de exteriorización activa por parte de los izquierdistas y anarquistas-morales. La publicación de anarquismo de izquierda Its Going Down particularmente se pronunció en contra de ITS, notablemente luego de su comunicado 29, en el cual reivindican la responsabilidad por el asesinato de una mujer en un bosque, y también han demonizado a anarquistas y occidentales que incluyen al Eco-extremismo en sus discusiones. Its Going Down etiquetó a ITS como Eco-fascistas en una de sus condenas hacia el grupo, en un intento obvio de demonizarlos moralmente, excluyéndolos de la comunidad de grupos y organizaciones consideradas aceptables dentro de la moralidad anarquista. Esto es, tal como con el MEND y el Lucha por el Territorio Rebelde (Weichan Auka Mapu), realizado bajo la mirada de un Otro superyó paternal, reprimiendo aquello que es moralmente inaceptable, desde una posición de autoridad moral, como Dios. Esto es un ejemplo de lo que describe Camatte, en donde los izquierdistas condenando a ITS y al Eco-extremismo tratan a los Eco-extremistas, a aquellos interesados en el Eco-extremismo y a sus propios simpatizantes y partidarios, como objetos para la manipulación científica, en un movimiento capitalista por controlar, por territorializar.
La revista Eco-extremista Regresión realiza un notable intento por exteriorizarse, tanto en su nombre como en su contenido. Se describe como el antónimo del progreso, como una fuerza regresiva antitética, ubicando su estrategia en un estilo Marxista activo de la dialéctica dual. La Revista proclama activamente que no desea ser leída o que esté buscando atraer lectores, pero se encuentra disponible para leer por cualquier online. Está diciendo activamente que “no somos uno de ustedes” y “no formamos parte de esto”, en una forma muy similar a como los Izquierdistas buscan exteriorizar al Eco-extremismo. A partir de estos ejemplos que he presentado, he intentado identificar que, tanto en encuadramientos morales positivos y negativos, mediante tanto interiorización o exteriorización dentro de la narrativa del progreso, revolución e historia, la relación izquierdista respecto a los proyectos extremistas y radicales anti-coloniales y de-coloniales es una cuya estructura maquinista es ideológica y funcionalmente colonialista y racista. La izquierda no acepta ni condena las acciones de los grupos indígenas y anti-coloniales simplemente en sus propios términos, pero los acopla con el simbolismo de su propio diseño ideológico. Al mismo tiempo, el movimiento de-colonial se ha incorporado tanto a la maquinaria Izquierdista, que, en el caso de los Eco-extremistas, los pueblos indígenas se están alejando de la lucha.
En este punto siento la necesidad de desplazarme a un lugar ligeramente diferente de aquel en el que hemos estado la mayor parte de esto, aunque sin alejarme demasiado. Encuadro esto es un lugar geográfico, más que en un tiempo histórico, puesto que a lo que me estoy desplazando no es ni históricamente progresivo ni reaccionario, o regresivo, cualquiera sea el término que prefieras, sino metafísicamente presentista, en un sentido inmediatista egoísta y fenomenológico. Karl Popper declaró en su trabajo La Sociedad Abierta y Sus Enemigos, en donde critica el historicismo teleológico de Hegel, Marx y pensadores similares por ser fundamentalmente totalitarios, que la “Historia no tiene significado” —una proposición indudablemente desagradable para cualquiera que tenga una postura política izquierdista, pero este es el sentimiento al que deseo desplazarme.
Este es el asunto de la destrucción, la cual luego diferenciaré de la violencia. Ahora, cuando miro hacia afuera de mí mismo hacia lo que el discurso y acción post-anarquistas significan hoy en día, en el tiempo presente, en tanto que nos encontramos en una crisis sistemática, colapso ecológico y entre tanta violencia, me parece a mi que realmente solo podemos comenzar a hablar sobre ontología. No estoy queriendo decir que estamos hablando y que solo podemos hablar sobre conceptos vagos y abstractos, sino que en la raíz de nuestros discursos y si somos honestos con nuestras discusiones, estamos hablando de psico-onticos, socio-onticos, eco-onticos, sobre Realidades y sobre lo Real. Estoy indagando aquí, al incorporar lo ontico junto con la ontología, dentro del mundo de las Cosas (C mayúscula) y la reificación (usando el término tanto en el sentido expuesto por el viejo y confiable Comunista Marx y en el sentido de la falacia del concretismo, también conocido como hipostatación).
Estas discusiones ontológicas pueden a menudo ser encuadradas dentro de los teatros simbólicos de las ideologías, interiorizando y exteriorizando, en procesos de territorialización. Pero debajo de estas vestiduras, en la carne desnuda de nuestro discurso, es ontológico. Somos, de muchas maneras, todos anarquistas ontológicos de praxis.
En base a esto, haré una afirmación, que el proyecto anarquista ontológico es uno de destrucción activa, en el sentido Heideggeriano (con la k reemplazando la c). Me gustaría tomar prestado el término de ontología de guerrilla de Robert Anton Wilson para esto. Tal como observó Heidegger, la destrucción es una tarea presentista que no encaja en categorías normales de positivo-negativo, siendo nihilísticamente amoral y no posicionada en el pasado. Sin ser dualísticamente positiva ni negativa, la destrucción aquí es una fuerza radicalmente monista, en el sentido que sugiere el anarquista-colectivista Bakunin cuando declaró que “la pasión por la destrucción es también una pasión creativa” inmediata; a diferencia de las tradiciones gnósticas de la ideología revolucionaria de izquierda, en las cuales tanto la teoría como la práctica retienen un dualismo esotérico, respecto a objetos que pueden ser manipulados científicamente.
Incluso más que como una práctica antropológica, yo afirmo que la verdadera destrucción-creativa sin objetivos del Ser es el proceso de transformación que está sucediendo de forma constante. La civilización y la historia, en este sentido, son intentos de frenar este proceso y crear, mediante la reificación simbólica, una ontología social de un estructurado-espacio absoluto —la construcción de territorios, de objetos con interiores y exteriores, de la naturaleza y del espacio que esta por fuera de la naturaleza (civilización), de grupos y categorías; un teatro de fantasmas, tecnológicamente in-autentico, en el sentido que expone Heidegger, intentando reprimir la relacionabilidad del Ser, en forma de desarrollos extendidos en el tiempo, o mejor, como el transcurrir de la vida visto como el espacio abierto de la posibilidad. La civilización, con el fin de mantener la maquinaria de su funcionamiento, debe restringir, mediante la colonización, la moralidad, etc., el espacio abierto de la posibilidad, mediante la interiorización y la exteriorización enfocadas hacia una narrativa totalitaria, con un sendero dirigido.
Ahora, en un sentido lo que yo, como alguien del mundo anti-civ, estoy diciendo con esto es que deberíamos deshacernos de los grupos, categorías, territorios, interiores, exteriores, inclusión, exclusión, objetos, símbolos y otros fantasmas tecnológicos, pero difícilmente esto llegue a alguna parte en el tiempo presente. Así que, junto con esto, deseo hacer otra afirmación para nosotros como individuos, o mejor como singularidades, involucradas en los proyectos de-coloniales y anti-coloniales de desterritorialización; que abracemos radicalmente la noción de monismo-como-pluralismo; no para interiorizar la cartografía del espacio radical de una forma nueva respecto a aquella en la que lo hacemos actualmente. Si no, para dejar la situación tan desordenada como sea posible y no juzgar el desorden mediante condena moral, y no encajar eventos dentro de las estructuras de ideologías de izquierda, sino dejarlo todo en el espacio de la posibilidad. Quizás esto se podría considerar el equivalente eco-anarquista de la noción liberal de Bergson de la sociedad abierta —aunque también, quizás no. Si, sin embargo, estamos lidiando con procesos ontológicos, yo sugiero que consideremos nuestras percepciones de la realidad, como del espacio y tiempo, en el modo en el que indica el matemático Poincare con su filosofía de la geometría; como si hubiésemos nacido sin intuiciones, las cuales se han vuelto ligadas a convenciones normativas más que a hechos.
Esta idea que estoy proponiendo es obviamente muy incómoda, puesto que deja abierto casi todo, pero si vamos a de-colonizar el espacio físico estructuralmente racista de las políticas anti-coloniales, entonces nos queda este lugar de incomodidad, en el cual debemos reconocer sin categorizar moralmente, en un sentido anti-político.
Finalmente, también deseo hacer una afirmación ontológica aquí, a los fines del discurso, que mucho de lo que es categorizado como violencia por grupos eco-radicales y anti-coloniales no es violencia, siendo la violencia un objeto reificado de la civilización, significando violación. Sino que lo que resulta a menudo categorizado como violencia en este sentido es realmente una aceptación de la destrucción-creativa no-ontica acósmica ontológica salvaje. Violación, de esta forma, parece ser el funcionamiento maquinista básico de la civilización —invirtiendo la afirmación de ITS de que la naturaleza es violenta y la civilización destructiva. El propósito de la civilización es el propósito de la violencia. Esto no es para legitimar estas acciones que estoy describiendo como destructivas en lugar de violentas, sino diferenciarlas a los fines de la praxis post-anarquista.
Violar es interrumpir el flujo de un espacio y crear una obstrucción, como una presa en un rio, como un militar llegando para interrumpir la vida cotidiana de la comunidad, como un pene forzando su ingreso en un cuerpo mediante la violación. La destrucción es un aspecto creativo de los procesos del espacio de materializarse-volverse-temporal que es el Ser. La destrucción es la apertura del espacio.
De-colonizar es destruir la narrativa de producción que es esta cultura. Des-territorializemos, sin re-territorializar, y sin juzgar lo que crece en el espacio abierto. Dejemos las cosas abiertas y no tratemos al mundo como un objeto para nuestra manipulación. Dejemos de intentar ser Dios y destruyamos el totalitarismo. Vivamos libres de interiores y exteriores, de inclusión y exclusión. Volvamos real el sin fronteras ni límites, y seamos anarquistas abrazando la anarquía. Poincare dijo que “La Geometría no es verdad, es ventajosa”, pero esto no llega lo suficientemente lejos. La geometría no es verdad, ¡Pero puede ser una aventura!
Esto va más allá del espacio de-colonial obviamente, puesto que incluye los espacios de teoría y práctica anti-patriarcales, de ambientalismo radical y anti-estatismo, ya que a estos también les vendría bien deconstruir sus territorios y abrazar la noción ontológica de monismo = pluralismo —pero no hay espacio en este ensayo para incluir estas luchas.
Me gustaría finalizar con esta frase del filósofo Marxista-autónomo Agamben; “Lo que tuvo que perdurar en el inconsciente colectivo como monstruoso híbrido de humano y animal, dividido entre el bosque y la ciudad —el hombre lobo— es, por lo tanto, en su origen la figura del hombre que ha sido expulsado de la ciudad. Que tal hombre sea definido como un hombre-lobo y no simplemente como un lobo… es decisivo aquí. La vida del bandido, como la del hombre sagrado, no es una pieza de naturaleza humana sin relación alguna con la ley y la ciudad. Es, en cambio, un umbral de indistinción y de pasaje entre animal y hombre, fusis y nomos, exclusión e inclusión: la vida del bandido es la vida del Loup garou, el hombre lobo, quien no es precisamente ni hombre ni bestia, y que habita paradójicamente dentro de ambos sin pertenecer a ninguno”.

(Chile) Chadwick reafirma que ITS recibe ayuda del exterior

5 de agosto 2019

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, salió esta tarde, en La Moneda, a reafirmar sus dichos respecto a que grupos terroristas reciben ayuda desde el exterior.

En entrevista con la prensa, el jefe de gabinete aseguró que “enfrentamos a grupos terroristas, en este caso, que obviamente son organizaciones que tienen apoyo, que son implacables, que no respetan a nada, que están dispuestos a correr riesgos con tal de producir daño. No estamos enfrentando a un mero delincuente, sino que a organizaciones que tienen apoyo muchas veces no solo nacional, sino que también del exterior. Enfrentamos a un adversario y a un enemigo poderoso”.

Estas declaraciones generaron una serie de críticas desde la oposición, especialmente desde los integrantes del Senado, donde incluso este mediodía el presidente de la Cámara Alta, Jaime Quintana (PPD), puso en duda la votación de la ley corta antiterrorista para mañana, llamando al jefe de gabinete a aclarar sus dichos respecto al financiamiento de estas agrupaciones.

Al respecto, Chadwick afirmó que “me ha sorprendido la reacción que se ha tenido frente a la declaración que yo he hecho, porque es de público conocimiento que organizaciones como la llamada ITS, que es una organización Ecoterrorista, cuando hizo su reivindicación frente al envío de la bomba del presidente de Metro Louis de Grange, ellos mismos, públicamente en esa reivindicación señalaron que habían hecho o recibido la bomba explosiva desde Argentina e, incluso, firman esa declaración bajo la expresión ‘ITS Chile- Argentina’, es de público conocimiento estos vínculos y este apoyo. Lo han dicho ello mismos”.

El ministro planteó que estas organizaciones igualmente “lo han señalado en publicaciones con posterioridad al envío de la bomba que se hizo a Oscar Landerretche, por lo tanto, son opiniones que han dado públicamente organismos”. Insistiendo en que “yo doy a conocer siempre antecedentes que son de carácter público. No doy a conocer antecedentes que puedan ser propios de la investigación o que estén bajo reserva, porque eso me parecería una irresponsabilidad”.

Al preguntársele por la ley larga antiterrorista, el secretario de Estado afirmó que “sigue adelante”.

Consultado, en tanto, por las palabras de Quintana y las dudas que planteó respecto a que mañana se vea en sala la ley corta, el secretario de Estado afirmó que “nosotros esperamos que mañana se vote y que el Senado tenga disposición a votar. No vemos que exista ninguna razón y esperamos que no exista ninguna razón para seguir postergando una materia que corresponde, es votar en la sala del Senado mañana. Y más allá de lo que corresponde a los reglamentos del Senado y a la forma en cómo se establece la tabla del Senado, es también una medida y una necesidad en su oportunidad que lo hagamos luego, que lo hagamos pronto. Porque tenemos acciones terroristas y tenemos investigaciones que llevan adelante la Fiscalía, que queremos que se pueda contar con estas medidas especiales”.

Con todo, Chadwick aseguró que está disponible para entregar los antecedentes que posee respecto al apoyo externo de grupos terroristas, tal como lo pidió el líder del Senado.

“Todo lo que pueda responder en el Senado o en la Cámara estoy dispuesto a hacerlo como ministro del Interior. Pero en este caso, la respuesta, más allá de poder hacerla en el Senado, sin ningún inconveniente, es pública, es cosa de verla en la página web que corresponda”, indicó.

Durante la mañana, además, Chile Vamos salió a respaldar al ministro del Interior y sus declaraciones, donde se acusó que las críticas opositoras buscaban desviar el foco del debate de fondo.

Respuesta a Huenchumilla

El jefe de gabinete también se refirió a las críticas que le hizo el senador Francisco Huenchumilla (DC), durante esta jornada. El parlamentario por La Araucanía, aseguró que el ministro “tiene demasiado tejado de vidrio en todo lo que ha pasado en el año y medio que lleva de gobierno, donde le hemos perdonado muchas cosas, como para que siga sobregirándose en esta materia”.

Consultado por estas palabras, Chadwick se limitó a contestar que “yo respondo ideas y no descalificaciones, y cosas constructivas. Y la pregunta es muy simple, construyamos, no descalifiquemos. Son respetables las posiciones. Si el senador Huenchumilla quiere votar en contra de este proyecto, es respetable que lo haga, nosotros hacemos un llamado a que lo miremos como un proyecto de país”.

El titular de Interior añadió que si algún senador quiere votar en contra de la ley corta “lo lamentamos mucho, pero lo respetamos. Así como exigimos también que haya respeto por parte de las autoridades de gobierno”.

(Chile) Revista Ajajema en la mira de los pacos

Más propaganda gratis gracias al atentado anarco-bienechor en Santiago.


31 de julio 2019
Los mensajes en Internet de grupos supuestamente anarquistas y que se adjudican atentados en Santiago no dan tregua, lo que ha obligado a los organismos de Inteligencia del Estado a monitorear constantemente los sitios web en que dan a conocer sus acciones y sus presuntos planes a seguir.

El primero ocurrió el lunes, cuando el grupo autodenominado “Cómplices Sediciosos/Fracción por la Venganza”, que sería de tendencia anarquista, se adjudicó los envíos de las encomiendas-bombas que el jueves pasado llegaron hasta la 54 Comisaría de Carabineros de Huechuraba y la oficina del exministro del Interior Rodrigo Hinzpeter, en las dependencias de Quiñenco en Las Condes. El primer artefacto estalló y dejó ocho policías heridos, mientras que el segundo logró ser desactivado antes de que Hinzpeter lo abriera.

Y ayer, la agrupación “Ecoterrista” se hizo presente en el sitio web donde reivindican sus atentados. Este fue el grupo que hizo su aparición en enero de 2017 con la bomba que lesionó al entonces presidente de Codelco Óscar Landerretche. Además, aseguraron ser el grupo que a comienzos de año instaló un artefacto explosivo en un paradero de Transantiago en Vicuña Mackenna y, ahora último, el envío de la encomienda-bomba dirigida al presidente del directorio de Metro, Louis de Grange, que logró ser interceptada por Carabineros.

Este nuevo mensaje de los “ecoterroristas”, que también se hacen llamar “Individualistas Tendiendo a lo Salvaje” (ITS), no tuvo relación con la adjudicación de un atentado. Sino que con la publicación de una revista digital en formato PDF llamada Ajajem, que tiene 76 páginas y que entre otros elementos realizaron advertencias sobre eventuales nuevos ataques y en su última página realizaron un diagrama sobre cómo realizar una carta-bomba. Continue reading (Chile) Revista Ajajema en la mira de los pacos

(Sur) Revista Ajejema n° 7

REVISTA AJAJEMA Nº 7

Editorial

Una vez más salimos, una vez más nuestras letras y nuestra propaganda ven la luz. Seguimos inclaudicables en nuestro camino de apología y difusión en nombre de las siglas del caos; ITS.
Desde las sombras, desde el más feroz anonimato continuamos editando nuestras páginas, paginas encaminadas y orientadas a la agudización de la guerra de las tendencias eco-extremistas y misántropas/nihilistas.
A seis meses de nuestro último número, en ese tiempo con el sol quemando fuerte y temperaturas ardientes… Hoy, invierno del 2019 de la era del crucificado y nuestra Revista Ajajema aflora una vez más.
El sur está congelado y su frio hiela los huesos, la lluvia desborda ríos y convierte sus calles en ríos civilizados… nuestra edición responde a esa inclemencia, a ese proceso salvaje, en el nombre del clima volvemos a surgir como propaganda terrorística, apologizadora de atentados y asesinatos. ¡Oh! frio majestuoso, asesino de hombres, en tu nombre escribimos. ¡Oh! lluvia indiscriminada, saboteadora de urbes y enemiga de la humanidad moderna, por ti y por tu furia editamos.
Contemplaos la cordillera más blanca que nunca, las animas de la blanquecina nieve nos habla, está furiosa, nos recuerda nuestro camino y nos susurra al oído; ¡venganza! Los hermanos ya han respondido ese llamado… ¿Tú lo has escuchado? ¿Aquel susurro? Procura que no quede sin respuesta…
*
Muchas cosas han pasado desde nuestro último número, atentados, egos, pólvora, sigilos, amuletos… la Mafia ITS. Los individualistas extremistas aún están íntegros y a la espera, pacientes y al acecho siempre, libres y salvajes como el viento que azota las estructuras civilizadas.
Por poco y los hermanos de la HMB junto con los cómplices de SRS no matan al puto de Metro de Santiago, por poco y no lo desfiguran, por poco y no incrustaron un perno en el cuerpo de su esposa o de su hija.
Sabemos que los aparatos de inteligencia chilenos e internacionales están al pendiente de lo que decimos, así que escuchen atentos pedazos de mierda; en el Norte, en el Sur y al otro lado del océano andan los hermanos, piensen que nos hemos ido, que nos hemos apagado o que abandonamos la guerra, pero cuando vean y escuchen el estruendo del bombazo o vean las llamas ardientes del fuego, no se sorprendan… ustedes y todos sus aparatos tecnológicos, sus miles de peritos especialistas en bombas y sus seniles expertos en terrorismo nos tiene sin un puto cuidado.
Porque la Revista Ajajema tiene la bendición de lo antiguo, seguimos las ordenes de lo Desconocido. Ajajema es, y siempre ha sido, Terror incivilizado, Ajajema es letra y es imagen, Ajajema es guerra, Ajajema es… ITS-Sur.
Siempre al acecho, recabando, buscando y analizando, nos hemos ido, aguardamos la orden de lo Oculto, su mandato será obedecido y practicado, esperen, espérennos…
Desde la total impunidad, desde las sombras practicamos el terror, ocultos siempre, ¡bombas y revistas a la civilización!
¡Muerte al progreso de la humanidad!
¡Muerte a su vida civilizada y a sus habitantes apestosos!
¡Viva la guerra de los hermanos de ITS en el norte, en el sur y al otro lado!

Individualistas Tendiendo a lo Salvaje-Chile
-Grupo Ajajema: Letras del Caos

_______________

Contenido:
Editorial
Poemas de Shagnessy
-Arboles
-Canción del mundo
-Sobre la tragedia
-Teología I
-Teología II
Moribundo anarquismo verde
Cuentos Kawesqar
-Cuento del Martín pescador
-Cuento del cisne de cuello negro
-Cuento de los sapos
Artículo Sobre Violencia De-colonizadora y Eco-extremismo Para la Conferencia ASN del 2018
Fiera
Theodore Kaczynski Revolución anti-tecnología: por qué y cómo, Una evaluación crítica
El llamado de las Guerreras
Un demonio entre ustedes
El terrible autoritario y la terrible union de los egoistas
Desvarío antihumano
Apología del Caos
Hijos de Ted
Cronología maldita
(Kawesqar) La jornada de los nómadas acuáticos
El credo satánico
Paroxismo en el delirio nihilista
Los eclipses en karukinka

(Chile) Horda Mística del Bosque: ¡Que se callen los que hablan, que hablen los que hacen!

Texto aparecido en la Revista Ajajema número 6.

Las palabras son del grupo de ITS en Chile, La Horda Mística del Bosque se refiere al reciente atentado que perpetraron en enero del 2019 y de pasada basurea a los insufribles anarco-pedorros del sur.


Una vez más nuestras manos egoístas implantaron el terror en plena civilización, una vez más hicimos sangrar cuerpos humanos con nuestros explosivos. Y es que nos lo debían, la sangre aguardo, y llego terriblemente.

Salimos de nuestros refugios encomendados a las fuerzas de la Tierra, transportamos la carga en medio del gentío repugnante y nos dirigimos a paso firme a nuestro objetivo cuidadosamente estudiado. Nuestros hermanos nos cuidan las espaldas, caminamos y caminamos. Observamos y seguimos el plan, nuestros pasos portan la tragedia, de ellos depende la desgracia. Ya estamos en el lugar, unos imbéciles nos miran, nuestros corazones nos golpean el pecho, aguardamos, pacientes. Es hora, les abandonamos nuestro regalo explosivo en pleno centro de la capital. La huida, adrenalínica, no es más que la repetición de la llegada. Estamos lejos y solo esperamos que la curiosidad mate al gato…

Una vez más nuestras siglas extremistas causaron el impacto buscado y nuestros Egos hirvieron en Caos cuando nos enteramos de la detonación.

Nuestros espíritus extasiados y nuestros cuerpos temblorosos miraron al cielo con los ojos cerrados agradeciendo a lo Desconocido por la explosión y por habernos hecho salir sanos y salvos una vez más. Los espíritus de nuestros ancestros nos bendicen y guían, ellos nos han mantenido ocultos, ellos son los que borran nuestros pasos.

Nuestra explosión abrió el portal hacia el mundo de los muertos, ahora sus espíritus danzan con nosotros al unísono, con ellos compartimos el placer egoísta de nuestros atentados. Golpeamos repentinamente como los terremotos, nos dejamos caer como el zarpazo del puma en contra de su presa. El factor sorpresa es y será nuestra mayor arma. Este es nuestro relato, este es nuestro Ego hirviente hecho letras. Relato que solo unos pocos son capaces de narrar. Ahora más que nunca; ¡que se callen los que hablan, y que hablen los que hacen! Y que así sea.

*

En tiempos en donde la palabrería abunda, en tiempos en donde los que hablan piensan que están haciendo. Hablan y hablan y puro que nunca se han puesto pálidos los bastardos culiaos. Hablamos, hablamos y hablamos y no nos cansamos de hablar, pero porque podemos, porque tenemos el “derecho”. ¡Todos los que hablan por hablar que cierren el puto hocico!

Denle, anden, vallan, vengan, salgan. Traten de cazarnos, traten de encontrarnos (y no nos referimos a la policía) traten que sea de ubicarnos malditos inmundos. Y ahí veremos de qué están hechos…

Nosotros somos los imbéciles pone-bombas, los delirantes extremistas paganos, y a mucha honra. Ustedes son la mierda más asquerosa de todas.

Son tan asquerosos que esperan a que mueran los guerreros para cagarse su honor, son tan asquerosos que les dan asco a sus mismos pares, son tan indignos que salen como enfermos de la cabeza a juzgar los arrojos indomables.

¡Porque los guerreros se recuerdan con guerra, con guerra te recordamos hermano Kevin Garrido, con guerra te recordamos hermano Mark Conditt!

Ya saben, si no hacen, no hablen…

-Horda Mística del Bosque

(es) FRANGERE III-SOBRE EL TERRORISMO INDISCRIMINADO Y EL MISANTROPISMO-ARCA

Texto tomado de la Revista Ajajema numero 6.

” Por favor, sea siempre tranquilo y recto, correcto y coherente, sepa cómo aprovechar el sufrimiento y la desdicha, no crea todo lo que dicen, siempre busque la verdad antes de hablar y recuerde que no basta con tener una prueba para enfrentar un razonamiento. Para estar seguro en un razonamiento se requieren tres pruebas, y corrección y consistencia. Que el Señor te bendiga y te proteja. “
-Bernardo Provenzano

Y mientras el mafioso Bernardo Provenzano, en ese momento Jefe de “Cosa Nostra”, en su infinita sabiduría (antes lo llamaban “el tractor”, porque barría a los enemigos por donde pasaba, participo en la “Matanza de Via Lazio” en Palermo [1 ]) , aconsejaba buscar siempre la verdad con tres pruebas, las sociedades morales dictan el ritmo y la argumentación del valor de las cosas que suceden a lo largo del tiempo, dando un sentido totalizador e inequívoco, yendo hacia una nivelación simplificada, lidiando con el argumento “así entonces …”, solo para escribir algo sin sentido, sin llegar a un punto focal, a algo que podría resultar en profundizar los sentidos para así entrar a las entrañas del conflicto, atacar “verdaderamente” al enemigo demoníaco y amoral.
Naturalmente para las almas puras, profundamente sociales, especíalmente a los pseudo sociólogos, molestará la cita del Jefe de la “Cosa Nostra” porque, como saben, el Mafioso, es seguramente la mano armada del “estado capital”, es un malvado. No se trata de un simple “humano”, sino de una bestia que se excita con la sangre, además un traficante de drogas…
Tomo “inspiración” en las profundidades pantanosas de la sociedad decadente, como fuente para el Debate Amoral, allí donde hay que estar. En un mundo ahora postrado por la decadencia y también por la senilidad de los movimientos como el anarquista moderno, que está acercándose peligrosamente a la izquierda oficial…
Por ejemplo, ¿Por qué las bandas criminales tienen éxito en ciertas cosas -con esto quiero decir que actúan con un modus operandi criminal específico- y algunos anarquistas modernos no? [2]
Estamos en una era en la que investigamos el uso de la frase en latín que dice “Ad Hominem”, lo ocultamos de una oración afirmativa y luego lo negamos hasta el fondo de la conciencia, pero sabemos que estas son palabras y declaraciones que corresponden directamente a la rabia cristiana, sabemos que es la de los esclavos.
Finalmente, recuerdo que este texto está hecho de sangre y carne, experimentación física y mental que trasciende el “pensamiento material” en un Ataque Solipsista y Nihilistico a la sociedad…
Además, este texto que, aunque inicialmente es lanzado en una versión electrónica, es de tendencia clandestina e ilegal. Porque en un escrito como este, está la idea criminal de las palabras expresadas, del ilegalismo difuso y la negación de los códigos penales, nada de esto se reduce a una expresión para-política o reduccionista e idealista.
No solo el Atentado expresa un acto ilegal y criminal (para aquellos que lo consideran así), sino también una palabra, un texto, un blog, la música, un video… Continue reading (es) FRANGERE III-SOBRE EL TERRORISMO INDISCRIMINADO Y EL MISANTROPISMO-ARCA

[en] Nihilistic Pessimism

Traducción de “Pesimismo Nihilista” publicado en la Revista Ajajema Nº 6.


Pessimism is something closely tied to the nihilist tendencies, however this brief essay focus on my own perspective as an extremist individualist and the role that this notion have on my daily life.

I will not make a profound analisys of the common or mainstream nihilism or pesimism, wich is, on general terms, a useless constant whinning for everything, a teenager-like tantrum, to live vegetating inside one’s own bubble as the rest of the world vegetates on their own.

Those individuals found their identity (more a colletive rather than an individual one) by carrying on a lifestyle of way of thinking consisting on forcefully live in a permanent state of “sadness” and lament, they’re always depressed, without strenght nor desires to do something. Due to their lack of warrior instinct, they step over their own ego because “everything is bad” and everything makes them feel sad, everything is useless, they wish to die (yet they did not commit suicide)…etc. Generally, those individuals live or had lived a comfortable life, in wich they never had to fight or put effort to archieve something, and at every chance in wich situation gets uncomfortable they drown and get frustrated.
Those beings self-generate and induce those feelings or emotions by force, even it could be said that some of them even became addicted to this mindstate that they forced theirselves to have, finding constantly new reasons (excuses) to remain inside that bubble of personal misery that they had builded in their pursuit to be a depressive assholes and fit in that social identity of the marginated pessimist and eternal depressive one.
That is not nihilism nor pessimism, neither misanthropy… that’s just pathetic. In the end, those beings just found under the label of nihilism/pessimism a excuse in wich they can hide their own weakness and cowardice.

The pessimism of the individualist extremist is not born based on self-forcing oneself to think or feel in this or that way nor try to fit in or be nice to someone, but instead it comes from his/her own nature. His engagement with the world and the interaction with it, along with a sharpened, awake and realist perception of what surrounds him are what forged his spirit, his way understand what is around him and how he interact with it. He stand on his own shoes and does not need to find excuses on the shit that surrounds him in order to behave like an unsatisfied little child because life did not went as expected.

As a nihilist pessimist I understand that whatever I do, there is no solution neither I do have the capability to change something, sometimes not even my own existence is tied to my will, or at least not in the terms I wish. However far from taking this as an excuse to cry around and rot on my own misery I turned it into my weapon.

My pessimism fall upon shaped as arson, bullets, indiscriminate bombings, parcel-bombs, sharp and offensive words that, as knives, go through and cut the moral of the correct thinking, and in the end is in that way that my own pessimism, maybe in a contradiction, contributes to change my own perception of my own self, of the world thats surround me, changing my reality, even if this change goes unnoticed for the others, even if nothing has really changed, the world will continue the same even if 10, 20 or 100 more bombs explode, but not my own reality, my own self that is builded and evolves with every lived experiences.
My OWN melts and mix with all those notions while I write this words, when I make my body and mind ready before carrying out a new attack or at the very moment when I am doing it. My senses become one with the fire, the gunpowder, the spilled blood.
In oppossition to those who think that pissimism and/or nihilism is about being a bitter person and being consumed by the lament, like a ragdoll or a piece of shit without blood in the veins and will, my pessimism does not understand about self-victimization, is not a “misunderstood” and does not ask for(nor offer) mercy at all. And you better believe me when I say that, even in my most deep pessimism I laught like the devil and I am filled with a tremendous joy when I commit any of my crimes, but also this joy comes to my daily life, even when I am disguised between the hordes of sheep, because I understand who I am and why I do what I do. Even in that moment. I understand and feel that I am part of something bigger and at the same time I am satisfaying my most egoist instincts and emotions.
Is in this way how my own pessimism end up being the mechanism that gives me strenght to keep going on, to continue through an uncertain path towards the unknown, towards the nothing. yet knowing that whatever I do, there is no chances of “sucess”, of change nor to have a good ending, and yet still going on with proud and even joy and pleasure.

Fiera

October 2018

Sobre Eco-Extremismo

Publicado en Ajajema N° 6.


Mi relación con el eco-extremismo ha pasado por muchas etapas a los largo de los años y recientemente he sentido una suerte de necesidad por hacer una especie de reflexión personal sobre la tendencia y mi relación con ella. Como una nota aparte, el eco-extremismo no es un tema monolítico. Ha sido comprendido de diferentes maneras incluso por aquellos dentro de la misma tendencia. Consecuentemente no pretendo ofrecer ningún comentario definitivo, solo reflexiones sobre mis propios acercamientos personales (teóricos) con el eco-extremismo como tendencia de acción y pensamiento anti-civilización.
Hasta mi giro algo reciente hacia una perspectiva más “anti-civ” (un término que ha llegado a disgustarme debido a que es demasiado amplio e incluye un bagaje desagradable), mis raíces se alojaban de forma bastante firme en los campos ideológicos del izquierdismo contemporáneo. Probablemente me hubiera declarado como una especie de Marxista libertario si me hubiesen preguntado. Sostuve la doctrina del progreso, creía en la dedicada lucha por un mejor mañana, el futuro utópico. Y era, aunque de forma reticente, un humanista, creía en una especie de bondad subyacente al ser humano que podría ser destapada o actualizada si tan solo el sistema de producción fuese liberado de sus contradicciones, derrocado, o alguna otra mierda como esa.
Había hallado algunos lazos con lo que ahora sé que eran versiones del anarco-primitivismo inspiradas por Zerzan pero generalmente lo había encontrado ridículo por varias razones. Pero mi primera introducción al eco-extremismo fue de la mano de una serie de trabajos teóricos de un escritor eco-extremista bajo el nombre de Chahta-Ima. Muchos de estos textos exploraban los matices y las bases filosóficas de la tendencia. Encontré en los escritos de Chahta-Ima y en mucho del resto del material ligado a la tendencia (Revista Regresión, los comunicados de ITS y Reacción Salvaje, Atassa, etc.) algo que resonaba profundamente tanto con mis crecientes desacuerdos con toda la visión del mundo progresista y humanista y con la monstruosidad histórica que ha engendrado, tanto como con mi reverencia creciente por lo inhumano.
A un nivel teórico (y nivel práctico en lo que a eso respecta) el eco-extremismo fue y aún es un cuchillo frío al corazón de las estructuras filosóficas y materiales que sostienen el mundo progresista y humanista. Desde las de-construcciones de la filosofía humanista y progresista hasta la explosión de cada artefacto incendiario la tendencia es una manifestación visceral del rechazo violento al orden existente.
En adición a su marca particular de anti-modernismo violento (a falta de un mejor término) los escritos expresan una bella forma de reverencia a las raíces de lo inhumano en gran parte por un intento de reclamar las creencias animistas/paganas y sus correspondientes lazos ancestrales con la tierra, tanto como un legado antiguo de resistencia violenta contra el avance del progreso. Estos temas se desarrollan ampliamente en la etapa de actividad eco-extremista definida por el desenvolvimiento de Reacción Salvaje y el trabajo articulado en varios números de la Revista Regresión y se mantuvo en el re-surgimiento de ITS, que aún se sentía en varias formas en deuda debido a sus previos lazos con Kaczynski, a pesar de su distancia teórica y práctica con él (para una revisión mucho más detallada de este período vean Tendiendo al Salvajismo por Abe Cabrera).
En resumen la tendencia ha representado y sigue representando tanto una manifestación ideal y material del ataque implacable contra el orden de la civilización moderna y todas sus instancias. Como lo ha dicho un escritor eco-extremista,
Y así los esfuerzos pesimistas, nihilistas, inhumanistas del eco-extremismo son las pesadillas que atormentan aquellos sueños que constituyen los cimientos de todo el ideal humanista y progresista. El niño se retuerce frente a los monstruos que vienen por la noche, escalando hacia las penumbras de sus sueños para aterrorizarlo y destrozar sus más preciadas fantasías. Y él patalea y grita y se despierta de su sueño, temblando, para entrar en aquél mundo oscuro y despiadado con un sudor frío.
Han sido mayormente estos elementos previamente mencionados que me han acompañado más tiempo a lo largo de mi acercamiento a la tendencia, el rechazo vehemente a los pilares de la sociedad moderna y una profunda reverencia por lo inhumano. El realismo endurecido del rechazo eco-extremista por los sueños vacíos del progreso (su severo rechazo por el futuro) y por la idolatría hacia el humanismo (su abrazo a la belleza profunda de lo inhumano y su rechazo a los delirios modernos sobre la superioridad humana) reflejaba y sigue reflejando mi creciente convicción de que una gran parte del proyecto progresista/humanista era predicado sobre poco más que escasas abstracciones de la mente humana. Una suerte de obsesión con los sueños fraguados en los oscuros confines de la mente humana que jamás podrían ser realizados, sea en la forma de nuestro solipsismo moderno que nos enceguece a la profunda belleza de lo inhumano con mentiras acerca de nuestra propia significancia o la lucha interminable por aquello que está siempre en el horizonte, el futuro glorioso que nunca será porque no existe en ningún otro lugar más que en la mente humana.
De seguro que estos puntos no son únicos del eco-extremismo, y he sido expuesto a ellos en otro trabajo, más significativamente en el encuentro con el trabajo del poeta Americano Robinson Jeffers y sus explicaciones sobre su filosofía de “inhumanismo”. He hallado estos sentimientos increíblemente poderosos en los escritos de Jeffers también y probablemente debo gran parte del cambio en mis visiones a la perspectiva que me fue abierta por su poesía. Y así, encontrar los mismos sentimientos articulados en los escritos eco-extremistas (no obstante con una dosis más saludable de violencia) fue igualmente conmovedor para mí y de seguro me llevó a una resonancia más profunda con las bases espirituales y filosóficas del eco-extremismo.
De forma interesante (o quizás poco sorprendente) es también este aspecto, la forma en la que el eco-extremismo se posiciona como una crítica adecuadamente matizada y poderosa (aunque increíblemente debes leerlos para encontrarla) a los cimientos del progresismo y el humanismo, el que resulta consistentemente poco abordado en la mayoría sino todas las contiendas contra la tendencia. La “contienda” más amplia contra el pensamiento eco-extremista en el mundo anglo-parlante fue sin duda alguna resultado de la publicación de Atassa: Lecturas sobre Eco-extremismo, en sus volúmenes 1 y 2. Mientras que las publicaciones han sido experiencias diferentes para las distintas partes involucradas en su producción, algo que sí han experimentado de la misma forma más allá de aquellas variadas intenciones es un encuentro violento para el paisaje ideológico contemporáneo de las políticas “radicales”, volúmenes que han traído a la conversación aquello que el eco-extremismo ha estado diciendo (y respaldando con la acción) al sur de la frontera. Bueno, un encuentro y también una ferviente tormenta de mierda de furia entre las filas de la izquierda, la mayor parte siendo solo sonido y rabia que no significa nada.
Para ser honesto, a estas alturas he perdido la pista de todos los furiosos escritos basura con señalamientos morales vacíos para denunciar lo malo que es el eco-extremismo, y al mismo tiempo redoblando sus apuestas contra las mismas estructuras que el eco-extremismo intenta socavar. Todo esto parece ser entendido por los anarquistas y su clase como una “contienda” contra la tendencia, “lidiando con las preguntas difíciles” o algo. Es o verdadera estupidez o concienzuda ignorancia para no tener que enfrentarse a algo que es verdaderamente desafiante en lugar de un refuerzo superficial a las confortantes fantasías que orientan y dan significado al ethos del mundo moderno. De los volúmenes de ruido, en todo caso, aún no he visto realmente ninguna contienda verdaderamente crítica a los cuestionamientos de la filosofía humanista y progresista. Y no se trata de que el trabajo no esté allí, la cuidadosa articulación realizada por un número de teóricos eco-extremistas para ampliar la plataforma filosófica del eco-extremismo. Pero supongo que no debería verme terriblemente sorprendido con la respuesta al eco-extremismo. No es y nunca quiso ser una marca de atracción masiva. No es para nada un cómodo encuentro. Encara sin piedad al corazón del mundo moderno, con una navaja fría y un sacrifico de sangre a aquellos dioses oscuros más allá del reino del ser humano. Con el tiempo he aprendido a dejar que esta reacción sea lo que es, los golpes y gritos de la especie cuando la arrancan de sus sueños confortables y la llevan cara a cara contra los poderes oscuros del mundo.
Rememorando el tiempo que he pasado lidiando con el eco-extremismo, he descubierto que es una tendencia por la que no puedo evitar sentir afinidad. De seguro que hay elementos que no acepto de todo corazón, y como lo señalé en la introducción, no es ni ha sido jamás un tema monolítico. A medida que la tendencia ha crecido con los años ha desarrollado numerosas tensiones dentro de sí misma. Esta es una parte inevitable del crecimiento, supongo. Versiones de un nihilismo misantrópico más rotundo, desprovisto de una reverencia del estilo animista/pagana se ha desarrollado a partir de una aceptación más profunda del nihilismo y el egoísmo, una aceptación del extincionismo e ideas similares se han desarrollado a medida que la tendencia se ha ido expandiendo. Yo personalmente no encuentro estas permutaciones demasiado interesantes y he expresado mis propios problemas con el nihilismo misantrópico por ejemplo, al menos en lo que a mí respecta. También tengo recelo de lo que considero que son problemas no abordados en las bases filosóficas del extincionismo que probablemente llevarían a un análisis más alargado en el futuro. Pero sin embargo, más allá de mí recelo personal hacia ciertos elementos siempre he encontrado en mis acercamientos a las bases filosóficas y espirituales de la tendencia algo que, más allá todos sus elementos “problemáticos”, simboliza algo profundamente hermoso. En el rechazo violento a nuestro predicamento moderno y el vuelco hacia la vasta e incomprensible gloria de lo inhumano se encuentra algo profundamente conmovedor. Yo no soy un eco-terrorista. Paso mi tiempo caminando por el bosque, escribiendo y sacando fotografías en lugar de hacer bombas. Pero en sentimientos tales como este no puedo evitar el sentir una profunda afinidad:
[El Hombre Moderno] nunca se arrodillará ante la inmensidad y la fuerza de la Naturaleza Salvaje y toda su belleza, esplendor, sabiduría y riqueza. Siempre buscará manipular y dominar lo Desconocido, nombrar lo Innombrable y desafiar su furia. Se atreverá a meter sus sucias manos en todo aquello que es hermoso y viviente para arrancar las entrañas de la Tierra e imponer su mundo gris, ruidoso y lleno de humo. Nunca será capaz de comprender la belleza de las constelaciones, el sabor de las aguas naturales, la serenidad de los bosques, el silencio de la noche, el misterio que es desconocido, la canción del animal en lo profundo del bosque, el movimiento del viento, los cursos de los ríos, la furia de las tormentas, la infinidad de los cielos, nunca. Mientras camine por la Tierra el siempre traerá vergüenza para los Espíritus de la Tierra, pavimentando todo lo vital hasta que no queda nada más que sus metrópolis sucias y secas.

(Chile) Sobre feminismo, puñaladas y dizque-nazismo

Ad portas de la “fiesta” del feminismo que se celebrara este 8 de marzo a nivel mundial y que específicamente en Chile han estado haciendo noticia con sus manifestaciones. Replicamos este texto aparecido en la última entrega de la revista Ajajema (numero 6).
Las filosas e incorrectas reflexiones de Tanu acerca de un hecho particular en una manifestación en Santiago de Chile en julio del año pasado toman vital relevancia hoy, a solo horas de una nueva marcha feminista.


A continuación expondré un texto sobre la realidad nacional chilena, en éste abordaré un hecho muy violento en donde resultan heridas de puñaladas tres mujeres en una marcha de la lucha feminista. Escribo estas letras con intenciones maliciosas y cizañeras, con la idea de contribuir a la intensificación de la violencia civilizada. Porque deseo lo peor para la civilización, que se pudran las relaciones sociales, que se tuerzan las desconfianzas, que todo se extremicey agudice y que reviente en un completo caos es mi mayor deseo. Así que si alguien busca una opinión que analice políticamente el caso o que pretenda dar soluciones al conflicto aquí no encontrara nada de eso. Para el lector que desconoce los sucesos, a continuación expongo los ingredientes:

El contexto
En la capital de Chile el día 25 de julio se convoca a una marcha en defensa del aborto, la manifestación que es abiertamente feminista convoca a una gran multitud. Son pasadas las siete de la tarde y ya es de noche cuando empieza la caminata. Como es de costumbre, llegado un punto de avance aparecen los vandálicos encapuchados, de inmediato se empiezan a generar los desmanes; intentos de saqueos, destrucción de la propiedad, piedras, cocteles molotov y barricadas son parte de la escena. Una vez más los inadaptados de siempre desbordan en violencia la concentración pacífica.
Es en circunstancias como estas cuando los siempre indeseables ciudadanos (feministas) empiezan a recriminar el compartimento de la horda destructiva, se generan entonces discusiones entre los unos y los otros, saliendo golpeados de patadas y puños algunos ineptos héroes ciudadanos. En este ambiente y con los ánimos caldeados es que un par de encapuchados armados previamente con cuchillos carniceros logran herir a tres hembras. Con heridas en las piernas, caderas y abdomen… les regalan un pasaje de ida derechito al hospital.

Sangre pacifista
En un acto de violencia pocas veces visto en el sur somos testigos de este interesantísimo evento de violencia. La gallada hippienta predicando la paz, idiotamente osa desafiar a parte de los violentistas, en su afán heroico y obviando toda lógica enfrentan a una multitud extasiada por la violencia. Y es que claro, no se esperaban una respuesta así de homicida por la contraparte. Demás que estaban acostumbrados a salir sanos y salvos de hechos parecidos. Pero esta vez no, esta vez fueron por lana y salieron trasquiladas. Ese día se derramo en el piso sangre heroica, sangre de paz y eso siempre es bueno.

Lloriqueo feminista
Era que no, de inmediato los medios festinaron con la noticia. El grito en cielo que pegaron las organizadoras del evento aún se escucha, comenzaba a salir a flote toda la asquerosidad progresista y victimista llamada “feminismo”. El progresismo híper-civilizado de inmediato pidiendo responsables, desde los ciudadanos comunes hasta altas esferas políticas horrorizados con el hecho. Todas al unísono escupiendo la misma hediondez. Asustadas y preocupadas ante un hecho sin precedentes en sus filas, se hacen las desentendidas y no ´pueden explicarse como dentro de sus “mismas filas” han sido violentadas.

Pseudo nazis
La otra alarma y el hecho noticioso que tiene directa relación con los hechos ha sido la aparición ante los medios de un grupo nacionalista llamado “Movimiento Social Patriota”. Resulta que estos tipos ese misma tarde en un acto de contra-manifestación realizaron una particular intervención en rechazo a las demandas de la “marcha del aborto”. Pintan la calle de rojo simbolizando sangre, prenden un poco de fuego y lanzan papeles. De inmediato las feministas organizadoras de la marcha achacan a este grupo como responsable de los apuñalamientos. Y como era de esperar la prensa con su acostumbrada idiotez y falta de conocimiento replican la noticia y se arma la grande. Los ingredientes para los medios estaban en la mesa; grupo neo-nazi, feminismo, encapuchados, apuñaladas, ahhh…
Pero con la misma inmediatez este grupo “nazi” pasa a desmentir públicamente los hechos, aclarando ante todos que no han sido los responsables de un acto que escapa de su lógica de acción.

Palabras finales
“(…) Éstos encapuchados comenzaron a golpear indiscriminadamente y sin provocación alguna; en ese instante una encapuchada se dirige a golpear a una compañera que simplemente les manifestó que no quemaran neumáticos (…)”
“(…) Al caminar comencé a sentir un ardor en mi pierna derecha y al tocarla noté mis manos empapadas en sangre, fue ahí que mi amigo corrió a una ambulancia cercana en la cual me trasladaron a la Posta Central, ya que esa sangre se debía a 3 puñaladas, 2 en mi piernay una en la cadera (…)”
“(…) En estos momentos aún me encuentro en shock y muy débil por la cantidad de sangre que perdí en el ataque, imposibilitada de caminar (…)”
Bueno, lo anterior solo fue un relato-resumen del hecho noticioso que nos convoca. Ya sabiendo el contexto tengo algunas cosas que decir.
Primero decir que estoy sin duda del lado de la criminalidad, por ende el apuñalamiento contra esas tres hembras es de mí más profundo agrado, el que hayan sido unas tipas feministas lo hace aún más agradable. No me entrampo en la asquerosa condescendencia contra la mujer, detesto todo ese movimiento feminista pasado a caca, por su rol ciudadano y progresista.
Y es que no me cabe en la cabeza la total victimización de todo esto llamado feminismo, no puedo entender la condescendencia hacia el sexo femenino. Si ellas mismas son las que siguen relegando siempre la voluntad de las hembras a un segundo plano, si ellas mismas son las que automáticamente se resignan a la debilidad, a la inferioridad con respecto al hombre. Ya estoy empezando a creer que el hecho de nacer con vagina sugiere una malformación o que el hecho de ser mujer implique un retraso mental, que mierda es eso. Asquerosas mil veces todas esas malnacidas feministas que ven en sus genitales debilidad. Malditas enfermas.
Se puede argumentar que la biología de una mujer es diferente a la de un hombre, que una mujer embarazada se encuentra restringida físicamente, este último punto puede ser cierto, pero eso no es siempre, no estás embarazada toda la vida. He conocido hombres enclenques y cobardes como un niño, pero también he conocido mujeres fuertes y valientes como los océanos.
A ver si más temprano que tarde todas estas feministas hediondas y las más radicales igual empiezan a ponerse a tono y cumplen todo lo que rezan sus consignas. Espero que pronto comiencen a matar machos al azar, a ver si luego empiezan a cortar penes como los lindos esténciles que pintan. La verdad, esta sería la única manera en la que me lograrían simpatizar un poco, anden, vayan, apúrense, no vaya a ser cosa que salga algún grupo misógino real que se les adelante.
Veo en este apuñalamiento una importante notica, haber, no hay que ser inteligentes para entender quienes han sido los que apuñalaron al trio de hembras. Claramente han sido individualistas cercanos a la anarquía (por no decir anarquistas).
Lo que a mí me llena de placer es el acto sanguinario, que este haya sido perpetrado por el vandalismo encapuchado independiente de su ideología es algo digno de admirar. La escena del ciudadano corriendo con la carne abierta después de dárselas de héroe me alegra el alma. Llámenme psicópata, perverso, machista, nazi o lo que quieran.
Qué bueno que los encapuchados se estén poniendo a punto, eso es lo que se debe esperar de la masa violentista. Ya no pueden salir solo con sus botellas con bencina, no, ya no pueden ir a alzar sus banderitas negras, no, ya no pueden ir a apedrear a los pacos, no. Ahora deben salir preparados a lo menos con un puñal, si es posible con un arma de fuego o una bomba. Haber si para la próxima intervención encapuchada se atreven estos pelafustanes héroes a enfrentarlos. La idea de que de ahora en más la imagen del encapuchado infunda verdadero terror es algo que se debe potenciar y agudizar, y hechos extremos como este son de vital importancia. Así que ya saben jóvenes antisociales, algunos están haciendo un buen trabajo defendiendo el terror encapuchado, procuren seguir sus pasos.
La otra cosa noticiosa de este altercado ha sido la aparición pública de un grupo al que muchos le dan la categoría de “neo-nazis”. Que risa me da esto, si a estos patriotas no les alcanza ni para “pinochetistas”. La verdad es que nosotros y la mafia de ITS en específico sonamos más nazis que estos pollos. Cualquier comunicado de ITS los deja como unos niñitos rebeldes.
Me las daré de sociólogo pero estos maricas patriotas para mí son la máxima expresión de cuidadanismo. Demás que con el tiempo ganan adeptos, pues el común ciudadano ama su país, odia al extranjero, no quiere más delincuencia, ni pobreza ni ninguna de esas mariconadas… y bueno, quien sabe si el día de mañana llegan a ocupar un lugar dentro de los partidos políticos del país, ya que esas son sus mayores pretensiones.
No sé qué se puede esperar de un grupo así, me parece que nada muy peligroso, pues a ver si el día de mañana aparece algún verdadero grupo neo-nazi, de esos que implanten el terror y que atenten violentamente, no como estos payasos que anden con las niñadas de pegar papeles en la pared o colgar trapos.
Ya lo decía al principio, que todo se extremice, que la vida civilizada se vuelva una pesadilla. Que las pandillas delincuenciales disparen a sangre fría si hay resistencia en el robo. Que siga abundando la droga en las calles. Que las barras bravas del fútbol se pongan más bélicas y que lleven su guerra a la calle. Que vuelvan los grupos anarquistas terroristas con sus extintores. Que salgan bandas feministas radicales matando machos. Que surjan grupos nazis matadores de inmigrantes. Que el narcotráfico amenace la seguridad nacional. Que los inmigrantes armen bandas delictivas que agudicen el odio. Que aparezcan los fanáticos religiosos matando homosexuales. Que salgan las sectas místicas o satanistas sacrificando humanos. Que abunden los locos y los monstruos antisociales solitarios.
Y sepan que en medio de toda esta calaña de criminalidad, en medio de toda esta putrefacción civilizada estamos nosotros; los traidores de nuestra especie, los que tienden a los salvaje, los que se han creado deidades en los ciclos de la tierra, los místicos y terroristas que aún recuerdan sus raíces, los que han revivido los terribles espíritus de los ancestrales habitantes. Y Así, téngalo presente que en medio de todo esto no faltaran los paquetes bombas de ITS y sus terroristas pasos. Y de esta forma todos juntos hagamos de la civilización el mismísimo infierno.
La civilización se pudre y nosotros con ella. Porque si, nosotros también estamos podridos, podridos de odio y resentimiento. Hemos entendido que no queda más que podrirse para realmente ver que no hay alternativa para la humanidad, no hay esperanza para la civilización. Solo así (podrido) ya no tendrás complejos morales para desatar todo el caos que hay dentro de ti, no hay otra manera y quien piense lo contrario o quien ose arreglar toda esta mierda civilizada, quien tenga esperanzas en un mejor mañana está perdido y solo vegeta en el mundo. Perodale, necio, sigue luchando para mejorar el progreso, sigue añorando la revolución y la autogestión universal de la humanidad, sigue soñando con el mundo feliz en donde no haya policías ni curas ni cárceles…
Bueno, así queda este textito que empezó hablando de feminismo y apuñaladas. Ya saben feministas y feministos, enfermos desgraciados que no hacen otra cosa que victimizarse, si van a enfrentar nuevamente a un horda de capuchas piénsenlo dos veces antes, no vaya a ser cosa que ahora les claven la cuchilla en el corazón.
-Tanu, Jefe editor de Revista Ajajema.
“(…) Sé que es un acto terrorista de un grupo minoritario, el cual quiere que estemos con miedo, no luchemos por nuestros derechos, quieren ensuciar el movimiento diciendo que todo fue en medio de una riña, lo cual no es cierto, ya que fue un ataque directo a los que fuimos a participar de forma pacífica de esta manifestación (…)”

*Todas las citas son de una de las feministas heridas asistente a la marcha*