Tag Archives: Revista Ajajema

El Ejército del Pueblo Paraguayo, ¿Qué se puede aprender de ellos?

Texto publicado la Revista Ajajema en febrero pasado.


El EPP es una organización armada de Paraguay, nacida oficialmente en 2008 (aunque cabría mencionar que según algunos analistas, comenzaron actuando desde 1997 desde un grupo duro desprendido del Partido Patria Libre), las zonas en donde tiene presencia son en los departamentos de Concepción, San Pedro y Amambay, es decir, la zona noreste del país.

Sus estructuras políticas son marxistas-leninistas, pero su actuar se asemeja mucho al empleado por los anarquistas expropiadores uruguayos y argentinos activos a finales de los años 80’s y a principios de los años 90’s.

En muchas organizaciones armadas activas (como esta) o inactivas a lo largo de la historia, podemos aprender algunas cosas interesantes, siempre alejados de los valores morales que establecen que, porque estas organizaciones tienen un andamiaje ideológico ajeno a lo nuestro, debemos ignorarlas, nosotros no respondemos a ningún impulso moral. Los eco-extremistas y los terroristas nihilistas no somos anarquistas antiautoritarios, ni somos anti-fascistas para cerrarnos a la información dejada por estos grupos armados, es evidente que no compartimos sus doctrinas, pero no compartirlas no significa que desestimemos la lecciones que han dejado, esto para seguir nuestro camino en la criminalidad saciando nuestros fines Egóicos.

Cosas valiosas se pueden aprender tanto de los grupos armados de izquierda como de derecha, y no tenemos ningún problema moral en admitirlo pues más de una vez nos hemos reivindicado con una marcada tendencia a lo anti-político y lo anti-ideológico.

Robos y secuestros

Así como lo hacían los anarco-bandidos el EPP reivindica sus atracos tanto de manera directa como indirecta, es decir, ya que su modus operandi los caracteriza, y a la par, en algunos casos también han reivindicado los secuestros en donde han participado.

Para recordar sus atracos, nos debemos remontar al año 1997, cuando asaltaron un banco de Choré, en San Pedro, aunque el atraco resultó fallido, con la experiencia de los años se fueron afinando en los robos o “expropiaciones”, como le llaman ellos.

Entre los secuestro más llamativos, está el del ganadero y maderero Alberto Lindstron en julio de 2008, intercambiado  por 130 mil dólares. El EPP liberó al maderero después del pago de lo exigido, pero lo amenazó de muerte si es que seguía con sus prácticas, Lindstron hizo caso omiso de la amenaza, hasta que en mayo de 2013 el grupo lo asesinó.

El mismo destino tuvo Cecilia Cubas, hija del ex-presidente Raúl Cubas, secuestrada en medio de una terrible balacera en 2004 y encontrada muerta en 2005, caso que sacudió a todo la población Paraguaya.

Otros casos llamativos fueron los secuestros del ganadero Fidel Zavala en 2009 y Arlan Fick, hijo de un adinerado terrateniente en 2014, los cuales tuvieron una gran repercusión mediática, y por consecuente el apoyo o el desprecio popular no se hicieron esperar, a pesar de la “mala fama” del EPP en los medios al tildarlos de criminales (antes que de “revolucionarios”), todo esto dio cabida a la penetración del grupo en la mente colectiva de la sociedad paraguaya, en su “fama” entre las masas, y también contribuyó a que el grupo se ganara una importante relevancia política y militar en el país.

La estrategia inicial del EPP de hacerse primero de dinero, para comprar armas, vehículos, casas y en general, logística de guerra, antes que comenzar con operaciones político-militares, es sumamente inteligente, y nos recuerda a organizaciones terroristas como “Al Qaeda del Magreb Islámico”, (liderado por el fiero Mokhtak Belmokhtar) que utilizó (y sigue utilizando) el secuestro de europeos y estadunidenses para así auto-finarse y para darle continuidad a su guerra contra occidente.

Organización y discrecionalidad

La organización del EPP es similar a la llamada “informalidad” de los anarquistas insurreccionalistas, aunque no es la misma, desde luego. Las células del EPP son grupos muy pequeños de pocos guerrilleros que guardan muy bien la compostura, no llaman la atención y son bastante desconfiados. Sus distintas células no se conocen entre sí, por lo que la delación y la infiltración entre sus integrantes es un caso prácticamente aislado. Las células siguen órdenes que se dan mediante los comunicados públicos de la organización.

Aunque se conoce que los integrantes del EPP llegan a los 500 militantes, en su relativamente corta historia, llama la atención que han tenido pocos presos políticos, si bien, parte de los miembros presos del EPP fueron detenidos por su pasado político en el Partido Patria Libre, y otra parte de ellos, han sido encarcelados después de enfrentamientos contra la policía o el ejército, ejemplo claro de esto se dio en abril de 2010 en el departamento de Alto Paraguay (extremo norte del país), cuando un guerrillero del EPP se enfrentó a balazos contra un policía que intentó registrarlo, el guerrillero logró escapar herido y se intentó resguardar en la selva, el enfrentamiento produjo una búsqueda furtiva por parte de las autoridades contra miembros del EPP en los indómitos terrenos de los montes del Chaco paraguayo.

Al parecer algunas columnas del EPP se alarmaron entre sí y se suscitaron nuevos enfrentamientos en ese mismo mes, pero en el departamento de Concepción, en donde se reportó un total de cuatro policías muertos.

Para julio de ese año, el guerrillero buscado, de nombre Severiano Martínez, herido y con una infección en el cerebro tras la balacera contra el policía en abril, fue encontrado por policías y fue abatido, no sin antes descargar su arma 9mm contra ellos. Derivado de esto, al descubrir la identidad del guerrillero, la policía comenzó a investigar a su círculo cercano, cateó su casa y en su computadora encontraron información de otros líderes del EPP, así, para septiembre de ese año, dos altos miembros del grupo armado acabarían siendo asesinados, otros más tuvieron que pasar a la total clandestinidad y sus rostros fueron expuestos en todos los medios de comunicación, tuvieran o no que ver con la organización, la cosa era hacer ver que el gobierno metía “realmente” guerrilleros del EPP en las cárceles para no quedar en ridículo ante los medios.

Acción militar

Aunque el EPP sufrió el comentado revés, al parecer la seguridad y la doble vida que llevan es tan alta que, el controvertido grupo Wikileaks, filtró información de que el gobierno paraguayo en 2010, había solicitado a los grandes organismos de inteligencia estadounidenses autorización para usar tecnología de alta calidad para espiar los teléfonos del narcotráfico (que en realidad era para intentar espiar al EPP), con lo cual, hasta el día de hoy no han tenido resultado alguno derivado del espionaje gubernamental.

En septiembre de 2011, justo un año después de que las autoridades festejaran la muerte de aquellos lideres “EPPistas” y que ordenara la captura de otros, el grupo sorprendió con un ataque “relámpago” a una comisaría, donde resultaron dos policías muertos, uno de ellos asesinado con más de 10 balazos en su cuerpo, demostrando que el EPP seguía activo.

Hoy en día, al EPP se le han atribuido más de 60 muertes directas de entre militares, policías, empresarios y civiles, la mayoría de estos fueron ejecutados por continuar con la plantación de soya y maíz de Monsanto y el uso de sus agroquímicos nocivos, los cuales quedaron prohibidos por el grupo en las localidades en donde tiene presencia.

La última acción militar del grupo armado fue a finales de agosto de 2016, cuando detonaron un explosivo al paso de un vehículo militar, y remataron a los soldados heridos, dejando muertos a 8 de estos, por lo cual las alarmas del gobierno se encendieron prometiendo dar con los responsables sin que hasta el momento se sepa de alguna detención.

Lecciones

De la historia del EPP se pueden aprender varias lecciones para los eco-extremistas y los nihilistas terroristas que quieran tomarlas.

  1. a) Es altamente recomendable ser precavidos, tener un grupo cerrado y actuar solo con ellos o de manera solitaria, no emplear el tiempo en “invitar” o “reclutar” a otras personas que no conozcas a tu círculo cercano, el EPP es ejemplo de la discrecionalidad, porque ni aun con programas espías del FBI han podido desmantelar la organización.
  2. b) El número de miembros de un grupúsculo no importa si los atentados que realizan estos son directos y certeros, el EPP enseña que no es necesario tener todo un “ejército” (aunque contrariamente se autodefinan como tal), o contar con una gran cantidad de hombres armados, asesinar a una persona siempre capta la atención mediática y dependiendo del objetivo, puede crear una controversia local (como el empleado de la facultad de química de la UNAM asesinado por ITS en junio de 2016), o internacional (como el experto en biotecnológia asesinado por ITS en noviembre de 2011), un asesinato lo puede cometer una persona con un simple cuchillo, no es necesario un gran armamento o un gran número de combatientes.
  3. c) No es recomendable almacenar información de otros grupos que pueda estar al alcance de la policía, puesto que si gozas de este tipo de información, caes preso y la policía catea tu casa, te pueden relacionar con ellos y dar con más integrantes de tu mismo grupo o de otros. En otras palabras, NO cometas el mismo error que Severiano Martínez.
  4. d) Es recomendable tener una fuente de ingresos para financiar atentados, ya sea trabajando o atracando, esto depende de las condiciones en las que se desenvuelvan los individualistas interesados en la guerra contra la civilización.

(pt) REVISTA ANHANGÁ

Con orgullo criminal presentamos la Revista Anhangá, escrita en portugués y editada cuidadosamente, es uno de los tantos proyectos de difusión que se han estado presentando últimamente en estos medios, y que, con los cuales, se videncia la creciente extensión de las tendencias eco-extremista y nihilista terrorista.

¡Animamos a la propaganda, y a la actividad terroristica contra la civilización!

DESCARGA LA REVISTA:

https://mega.nz/#!qtVhiZzK!BImoUICDLC5rxzuHnqr8nGYOA86KC-SPGK5A0WMAa6k

DESCARGA LA REVISTA EN PDF (DESCARGA DISPONIBLE SOLO POR UN MES):

http://z7zbg7sxhxfergpo.onion/emighicvitngjjqjj45u-phirtffda5mbwq5j

REVISTA ANHANGÁ


Editorial


O esporo do eco-extremismo nas indomáveis terras do sul faz brotar mais um projeto contra a civilização e o progresso humano. É com grande soberba que apresentamos o início do criminoso Editorial Ponta de Lança, uma iniciativa oculta de abrangência lusófana que servirá para alçamento da guerra eco-extremista entre os e as individualistas falantes da língua portuguesa. Num rumo niilista e eco-extremista o projeto servirá para elevar a teoria e prática do eco-extremismo principalmente por meio da publicação revelada neste instante, a Revista Anhangá: Em Guerra Contra a Civilização e o Progresso Humano Desde o Sul.

Anhangá, espírito que os antigos tupis depositavam sua crença. Para os nativos, um violento protetor do mundo selvagem, para os jesuítas, a manifestação maldita do diabo cristão. Segundo saberes antigos, Anhangá é uma entidade metamórfica que pode assumir as mais diversas formas, podendo adquirir fisionomias animalescas e até humanóide, mas se manifestando comumente na forma de um veado branco com olhos de fogo. Anhangá é um maldito espírito errante que vagueia pelas florestas, é amaldiçoado pelos cristãos e temido principalmente por aqueles que devastam as matas “para além do equilíbrio”. Quando este espectro atroz percebe destruições no mundo selvagem ou se depara com caças desnecessárias se escuta no local um assovio estridente que faz com que presas caçadas desapareçam instantaneamente mata adentro, restando apenas o humano frente a esta visagem pagã. Impiedoso, Anhangá pune com fúria todos aqueles que interferem na natureza para além de seu necessário, podendo levar sua vítima à loucura por meio da atormentação, às vezes lhe impondo uma intensa febre e a matando, nunca deixando impune os que ousam profanar o selvagem. Anhangá é traiçoeiro, por meio de tocaias ataca os profanadores das matas, e lhes causa feridas e confusão sem ao menos ser percebido, pois investe desde as sombras. Vê-lo, ouvi-lo ou sequer presenti-lo torna-se o prenúncio da desgraça. Segundo dizeres tupis, se deparar com este maldito espírito é sinônimo de culpa, uma autoria que é sempre recordada através da agonizante vingança.

Tida como infernal e muitas vezes comparada ao demônio cristão, é esta temível entidade que resgatamos e tomamos o seu nome para ferozmente intitular o nosso projeto editorial de difusão da Máfia Eco-extremista e Niilista, uma iniciativa que orgulhosamente servirá de suporte para a consolidação do projeto internacionalista de ITS nestas terras amazônicas e em outras regiões lusófanas.

Nesta publicação a teoria eco-extremista será detalhadamente apresentada juntamente com toda a sua base fundamental. Nos concentraremos inicialmente na explicação do que é o eco-extremismo em si, de modo cru. Importantes textos complementares poderão ser conferidos no desenrolar desta revista. Temas como revolução, primitivismo, individualismo, veganismo, amoralidade, violência indiscriminada, paganismo etc., serão discutidos no corpo desta publicação. E longe de ser uma mera iniciativa propagandística a Revista Anhangá é uma pura apologia ao crime e, resumidamente, a prática delinquencial, terrorista e ancestral. Nós potencializamos a praxe eco-extremista, valorizamos a ação individual acima de tudo. Esta iniciativa é para os que escutam o chamado sagrado das montanhas, dos rios, do fundo das florestas, dos céus, da terra e dos seres silvestres, é para aqueles e aquelas que escutam o eco do indômito rogando por violentos atentados contra os híper-civilizados e todo o seu lixo tecnológico acumulado nos cemitérios cinzas de concreto e aço habitados pela espécie mais repugnante deste planeta. Esta é uma publicação para individualistas de coragem que elegeram a guerra extremista contra a civilização e toda a sua artificialização como o único caminho a ser seguido em vida, é para quem escuta o grito de seus antepassados aborígenes que deram guerra ao progresso humano e que tomam partido desta mesma guerra no agora sem esperar por dias melhores, abdicando de ideias utopistas, posições esquerdistas ou salvações messiânicas, é para egoístas que crêem que o seu “eu” estará sempre acima de qualquer coletivo, norma ou código social e moral, é para misantropos que querem ver a espécie humana varrida da terra e suas pegadas apagadas da história terrena, é para quem deseja resgatar e reviver as práticas de seus ancestrais guerreiros e as crenças pagãs dos antigos, é para os individualistas que renunciaram ao ocidentalismo e para qualquer ecologista extremista que deseja agir sob profunda vigança diante do progresso tecnológico-humano que a tudo dilacera.

Como Anhangá nós eco-extremistas desde as sombras assumimos as mais diversas formas para dilacerar e matar as nossas presas humanas em repentinas tocaias. Como Anhangá nós individualistas terroristas vingamos a destruição que o progresso tecno-humano gera ao mundo selvagem, atacando mortalmente a nossa própria espécie e a suas criações. Como Anhangá somos uma ameaça invisível que vagueia pelas florestas e asquerosas urbes amaldiçoando a destruição causada pelo antro e maldizendo as suas próprias edificações. Como Anhangá exaltamos o indomável, oculto e o desconhecido, venerando todo o belo pertencente às profundezas do selvagem, e por isso, inspirado neste espírito, apresentamos esta revista.

A intitulação e a criação deste projeto surge também inspirado numa outra iniciativa sulista aparecida há pouco tempo, a Revista Ajajema. Ajajema é o espírito maligno que acreditavam os Alacufes patagônicos, o espírito da destruição que tinha ao seu domínio as forças da natureza. Nos baseando nesta iniciativa decidimos também resgatar do profundo esquecimento uma temível entidade das terras de Pindorama (nome que os antigos indígenas destas terras davam ao “Brasil”), o metamórfico Anhangá. Portanto, desde estas terras amazônicas saudamos os ferozes individualistas responsáveis pela Revista Ajajema, um caloroso abraço a todos eles, foram para nós uma fonte de inspiração. Tanto quanto esta iniciativa sulista a Revista Regresión, desta vez, do norte, igualmente nos influenciou, e inclusive se ofereceu para valiosamente contribuir com alguns importantes detalhes desta publicação. Agradecemos a todos estes wachos que se disporam a nos ajudar. Nós agradecemos também a todos os manos cúmplices que contribuíram com este projeto, a “Espectro”, “XXX”,  “Nẽn-pé”, a “Tuira”, minha companheira e cúmplice, e a todos os outros manos que elegeram o anonimato e dispensaram citações, mas que fizeram contribuições cruciais. Sem vocês este projeto não poderia alcançar esta elevada qualidade final.

Que a civilização trema com a invocação de Anhangá bem como o Chile ardeu em chamas após a chamada de Ajajema. Esta entidade maldita é agora resgatada para dar continuidade a guerra contra o progresso humano nestas terras. Como o maldito Anhangá os eco-extremistas estão de tocaia nas cidades e nas florestas afiando os seus punhais, preparando as suas bombas, venenos, objetos pontiagudos e cortantes e carregando as suas armas para desferir fogo, balas e bombas contra tudo o que é civilizado nesta guerra amoral e indiscriminada. Dormente há muitos anos Anhangá agora desperta cuspindo cólera e com os seus olhos ardendo em chamas, reparando que o progresso tecno-humano engoliu a quase toda a beleza do mundo e percebendo que não há inocentes em meio a toda esta desgraça.

Estamos vivendo numa era de extremos, a Natureza Selvagem indiscriminadamente abala e derruba as estruturas e tecnologias criadas pela espécie humana, reclamando o que sempre foi seu e provando que nunca haverá espaço no mundo para a existência de civilizações. Bem como o indômito avança por cima das urbes o extremismo ecológico se expande pelos quatro cantos da terra. A máfia internacionalista dos ITS já se encontra enraizada pelas Américas e possui cúmplices de sangue na Europa e na Ásia. Mais individualistas surgem a cada dia do abandono das antigas crenças utópicas esquerdistas e tomam partido nesta guerra amoral de vida ou morte, sepultando de uma vez por todas o velho anarquismo e até mesmo a já cansada “nova anarquia”. A era das revoluções acabaram, as utopias falharam e atacar é o que resta. Achar que o eco-extremismo poderá ser erradicado é insensatez.

Ademais do que já foi falado isto é, antes de mais nada, pelos Jê. É por vocês, meus irmãos e irmãs guerreiros e guerreiras Xakriabás. É por esta ancestralidade perdida e por suas crenças menosprezadas pelos ocidentalizados. Poucos restam de vocês, muitos foram os que caíram em guerra ou foram profundamente humilhados. Aqui e agora reivindico a ancestralidade Xakriabá. Que os híper-civilizados paguem com suas vidas por suas ações, pois isto é e sempre será, até a tua morte ou a minha.

Verão de 2017

Por Jê.

LA GUERRA MAPUCHE CONTRA LA CIVILIZACIÓN DURANTE LA LLEGADA DE LOS INVASORES OCCIDENTALES

Filoso texto publicado en “Ajajema” número 1, recordando la resistencia ancestral en lo que se conoce hoy como “Chile”.

¡Porque la guerra heredada por los antiguos ahora la libran los individualistas que no dejan morir el fuego del conflicto!


Unas palabras previas

Sabemos que en la actualidad la última descendencia mapuche (la más radical) se encuentra en medio de un conflicto contra el estado Chileno, lucha que reivindica la recuperación de sus tierras y la autonomía de su pueblo. Grupos armados y de guerrilla que atentan violentamente contra estructuras y personas, por medio de explosivos y generalmente con fuego, atacan empresas forestales y todo lo que tenga que ver con ellas, casas patronales, fundos, bodegas, camiones transportadores, maquinarias, hidroeléctricas, iglesias y escuelas.

Conocemos la inclinación ideológica que estos grupos tienen en la actualidad, no estamos aquí para cuestionar las motivaciones que esos individuos tengan o no.

Podríamos enarbolar nuestras diferencias para con el discurso que ellos manejan, podríamos polemizar, pero sería algo totalmente innecesario, pues siempre es grato ver y enterarse de cada nuevo atentado contra las estructuras de la civilización en las tierras que fueron el campo de batalla de los antiguos Araucanos allá por el 1500.

El siguiente texto redactado por algunos eco-extremistas del sur, va en nombre de todos esos nativos indómitos, que murieron en una batalla a muerte contra los castellanos invasores.

¡Sus vidas renacen en cada atentado contra el progreso humano!

¡Por los Mapuche, los Selknam, los Alacalufes y los Yámanas!

Introducción

“América”, tierra habitada desde hace miles de años por salvajes tribus de aborígenes de cazadores-recolectores. Clanes nativos que opusieron una fiera resistencia a la llegada del hombre extraño invasor, dando y siendo participes de cruentas guerras contra los civilizadores y su mundo cristiano-humanista. Resistencia a muerte contra los que pretendían subyugar, cristianizar y domesticar sus hermosas voluntades y modus vivendi.

Dentro de todas aquellas almas indómitas e incivilizadas resalta una por su ferocidad y coraje, cuyos descendientes directos viven hasta la actualidad, repartidos por el centro-sur de las tierras del territorio llamado “Chile”: Los Araucanos, el pueblo mapuche que dio tremenda guerra a la invasión europea.

Este relato/ensayo expondrá un poco de su historia, sus guerras y personajes, cabe decir eso si, que este texto está respaldado por varias fuentes históricas, las que en algunos casos, difieren entre sí en lo que respecta a fechas, lugares, y situaciones. En este ensayo procuraremos describir (con nuestras palabras) su historia, sus costumbres, sus feroces guerreros y los conflictos llenos de violencia que los Mapuches se encargaron de perpetrar contra los españoles.

I. ¡Tierra, Tierra!

Era octubre de 1492 cuando el famoso navegante italiano Cristóbal Colon divisaba y descubría lo que para él eran las “Indias”. Esas salvajes y vírgenes tierras que más tarde serian conocidas como el “continente Americano”.

El navegante junto con su tripulación y con la ayuda económica de los reyes de España, llegaba a estas tierras con ansias de conquista y riquezas. Ese día de octubre los navegantes desembarcaron en una isla del centro de América, el registro dice algo así:

“Aquel hermoso día del 12 de octubre de 1492 pudo ver colon que había llegado a una isla. Desembarcó portando el estandarte de Castilla y dio gracias a Dios por el feliz éxito de la empresa.

De los frondosos bosques de la isla salió una multitud de hombres y mujeres semidesnudos, que contemplaban admirados a los recién llegados y sus naves”

Esta primera expedición marcó una antes y un después en la invasión de América. Una vez que Colon estuvo de regreso en España fue recibido con honores por los reyes, que admirados por su el descubrimiento y las posibilidades económicas, no tardaron en financiar más viajes a las tierras recién descubiertas. En total fueron cuatro los viajes que Colon realizó a América, y en cada expedición descubría nuevas islas.

Años más tarde moría en España, sus expediciones fueron una pieza clave en la llegada del hombre blanco a estas tierras, pues no pasó mucho tiempo hasta que empezaron a llegar tripulaciones enteras en busca de las riquezas de la tierras “Indias”, y en nombre de su Dios cristiano comenzaron o someter a los naturales de las “nuevas tierras”.

II. Pueblo de temer

Los invasores en su afán de conquista se adentraban cada vez más al sur de América, es así como llegan a Perú y Chile, en este último territorio les esperaba una temida raza de guerreros salvajes. De esto dejó constancia Diego de Almagro, que ya en 1536 se había adentrado hacia Chile con un ejército de españoles, y unos miles más de indios esclavizados de los países ya sometidos al poder colonizador español (a los que llamaban yanaconas). Aquí es donde Almagro se da cuenta y se entera de la presencia de esa temible raza de indios indómitos, y al pensar que se defraudaría de las riquezas de esas tierras decide volverse al Perú.

Los araucanos eran tan temidos que incluso la gran civilización Inca no se atrevió nunca a adentrarse a sus territorios. Esto último queda detallado de la siguiente forma en un documento de esa época:

“Por los años 1443 – 1445, el inca Túpac Yupanqui, sabedor de que al sur de sus dominios existía una poblada comarca, excursionó hasta el valle de Aconcagua y estableció allí una guarnición. Más tarde, su hijo y sucesor, Huayna Cápac, hizo también un viaje a Chile; pero sus ejércitos no pudieron avanzar más al sur del Bio-Bío, donde encontraron indómitos araucanos, y estableció como límite de sus conquistas el rio Maule.”

III. Los Araucanos

El término araucano, fue dado por los españoles a los habitantes de la región de Chile entre los ríos Bio-Bio y Valdivia. Viene de la palabra auca, voz quichua que quiere decir rebelde.

Pueblo rudimentario que sin embargo fue participe de la epopeya más grandiosa que registra la historia de los pueblos primitivos de América, por su indomable valor en una lucha de tres siglos contra los españoles.

Características:

El araucano era de tez morena, de estatura mediana y miembros bien formados; cara redonda con frente estrecha y pómulos pronunciados; ojos pequeños, nariz achatada y boca grande. De aire grave, sombrío, como desconfiado, pero que mostraba resolución e imponía respeto.

Los indios aborígenes, andaban primitivamente apenas cubiertos con pieles atadas a la cintura. Se amarraban el pelo a la altura de la frente con una tira (trarilonco) de cuero o de alguna corteza vegetal. Siempre descalzos.

Los araucanos no tenían ciudades; vivían en agrupaciones o reducciones constituidas por varias tribus. Cada tribu estaba formada por familias de una sola estirpe y obedecían a un ulmén o cacique, que generalmente era el más viejo o el más valiente. Solamente en tiempo de guerra reconocían la autoridad suprema de un jefe guerrero, llamado toqui.

Espíritus guerreros:

Fueron los araucanos los indios más valientes de sur-América: no se sometieron jamás a la dominación de los incas ni a la de los españoles. Desde niños eran entrenados para la guerra con ejercicios corporales.

Cuando alguna tribu tenía algún ultraje que vengar, concertaba sus temidos malones, que consistían en un ataque sorpresivo al enemigo, sobre el que caían devastando sus propiedades, robando sus provisiones, ganados y hasta sus mujeres.

En la defensa común, la convocatoria de guerra se anunciaba haciendo “correr la flecha”. El cacique de la tribu que la acordaba, enviaba a un emisario con una flecha ensangrentada con sangre de guanaco al de la de la tribu más próxima, y este a su vez a la siguiente, y así sucesivamente hasta llegar al último. La guerra la hacían en medio de una gritería infernal, modalidad llamada chivateo.

El “Nguillatun”:

El nguillatun era el ritual de adoración y ofrenda que los mapuches rendían a la fuerza suprema.  En el recinto destinado al nguillatun plantaban una gran rama de canelo —su árbol sagrado— y otra de maqui, amarradas a un tronco semejante a una escala (rehue), y a su pie colocaban corderos, pan y chica de maíz en cantaros.

Las rogativas las pronunciaban los ancianos prestigiosos, al mismo tiempo que ofrecían la sangre de los corderos recién sacrificados. Inmediatamente toda la concurrencia empezaba dar vueltas en torno del rehue, cantando y bailando al son de sus instrumentos musicales, poseídos de frenética excitación. La escena culminaba con la subida de la machi al rehue, donde, en actitud arrobada, imploraba a los espíritus los deseos de la multitud.

Todo este culto era para su creador supremo, la fuerza que ellos llamaban Nguenechen.

Las Machis:

Las machis eran las médicas o curanderas. Comúnmente lo ejercían sola las mujeres. Ellas elegidas por un ser místico practicaban la hechicería, siendo las intermediarias entre la tribu y el mundo de los espíritus.

El Machitún:

El machitún era el ritual de sanación de las machis, en este se encargaban de aliviar los males al enfermo. El ritual casi siempre requería del sacrificio de un animal, con cuya sangre salpicaban el cuerpo del desdichado. La quema de hierbas y el rezo de oraciones completaban el ritual de los mapuches.

Los pillanes:

Según las creencias araucanas, los espíritus o almas de sus antepasados se transformaban en pillanes, seres invisibles que tenían su morada entre las nubes y la altura de las montañas. Desde allí, los muertos hechos pillanes continuaban su vida anterior y dirigían las fuerzas de la naturaleza, puesta ahora a sus órdenes. De su voluntad dependían el buen o mal tiempo, ellos manejaban las erupciones volcánicas, los temblores, los truenos, los rayos y las tempestades. De esta forma para ganar la buena voluntad de los pillanes los invocaban celebrando una ceremonia mística.

IV. PRIMEROS CONFLICTOS

Es 12 de febrero de 1541 y el militar español Pedro de Valdivia logra imponerse en el centro de Chile, junto a sus milicias, armas modernas, caballería y la ayuda de miles de indios yanaconas peleando para él, somete gran parte del centro de Chile, fundando de esta forma la cuidad de Santiago. Cuidad que más tarde se convertiría en la gran capital del país sureño. Pero no contento y enterado de que los territorios del sur gozaban de una inmensa riqueza (específicamente oro), toma la decisión de ir a la conquista de aquellas indómitas tierras, habitadas por los temidos araucanos.

“Labali, Labali”:

Los Mapuches en un principio creían que los españoles eran inmortales, cansados de tener que soportar su presencia en sus tierras deciden poner a prueba dicha superstición. Es así como engañando a uno de los españoles prometiéndole ora a destajo, lo llevaron a un lugar aislado, donde de sorpresa le dieron tremendo mazazo en la cabeza, cayendo de inmediatamente al suelo y comprobando que estaba muerto, sus dudas se disiparon, los invasores eran mortales.

Inmediatamente la noticia empezó a correr de tribu en tribu, al grito en su idioma nativo de: “Labali, Labali” (mortal, mortal). La sublevación no tardó, liderados por el cacique mapuche Michimalonco, planean una emboscada contra los españoles que se encontraban explotando un yacimiento de oro, quemando el barco con el que pretendían llevárselo y matando a todos los españoles y yanaconas que ahí se encontraban. En represalia a esto y tras no encontrar a los responsables de la matanza y destrucción, Valdivia hizo apresar a siete de los más importantes caciques de la zona central.

La destrucción de Santiago:

A solo unos pocos meses de la fundación de Santiago, la cuidad entera es atacada por miles de nativos, los que enterados del apresamiento de los caciques y el del viaje de Valdivia al sur para dar con los indios alzados, no dudan en atacar la cuidad. El alzamiento documentado como la “destrucción de Santiago”, fue liderado por el cacique mapuche Michimalonco, el objetivo principal del ataque era la liberación de los indios apresados. De todas formas, la masa salvaje enfurecida prendió fuego a las casas, destruyó y mató todo a su paso.

La batalla duró dos días, es en estas circunstancias que la amante de Valdivia decapita a los siete caciques cautivos, mostrando sus cabezas en la plaza, mandando un contundente mensaje a los indios, que sorprendidos empiezan su retirada.

Tragedia española:

Cuando regresa Valdivia es testigo de la catástrofe dejada por los naturales, la ciudad recién inaugurada esta convertida en ruinas. Una decena de españoles y unos cientos de yanaconas muertos son el resultado del feroz ataque indígena.

Valdivia y sus hombres sin alimentos y sitiados, piden ayuda a los gobernadores del Perú, para ello, envía a algunos de sus hombres con un gran cargamento de oro hacia el país del norte con la intención de seducirlos, pero la caravana es emboscada por una horda de salvajes, robándoles todo el oro y matando a todos los españoles menos a su líder, que es hecho esclavo. El mismo que logra más tarde escapar llegando a Perú.

Dos años tarda en regresar con la ayuda económica para Santiago, con un buque lleno de provisiones.

Años más tarde en 1549 con Valdivia hecho gobernador de Chile, los invasores se prestan a avanzar a la conquista de las tierras araucanas. En el trayecto, una vez cruzado el Bio-Bio, Pedro de Valdivia fue constantemente atacado por tribus Mapuches. Una de estas batallas ocurre cerca del rio Andalien, de la que salen victoriosos los españoles y donde capturan una gran cantidad de indios.

El gobernador esta vez decide mandar un fuerte mensaje, manda a cortar la nariz y una de las manos a todos los capturados.

Después de esto, inaugura la ciudad de Concepción, y se propone la construcción de una gran cantidad de fuertes.

V. Caupolicán

Con Valdivia ya en pleno territorio mapuche, los caciques tenían que ponerse de acuerdo en quien sería elegido como toqui (el líder en tiempos de guerra). Como prueba para decidir quién sería el elegido se propuso un reto de fuerza, el que más tiempo lograra sostener sobre sus hombros un pesado tronco sería el ganador. Paicavi, Elicura, Puren, Ongolmo, Tucapel, Lincoyan, fueron algunos de los guerreros, pero no pudieron contra la hazaña del que salió victorioso de aquella prueba el gran Caupolicán, quien sostuvo el tronco por un día y una noche entera, de esta manera él se convertía uno de los salvajes toqui.

Con Caupolicán al mando de las fuerzas mapuches, ya en 1553 atacan de manera formidable el fuerte de Tucapel. Lugar que se encontraba defendido de manera considerable por una gran cantidad de hombres españoles, rindiéndola sus pies y destruyendo el fuerte.

VI. LEFTRARO

Es en estas circunstancias como entra en escena un nuevo guerrero mapuche, (considerado el más importante guerrero Araucano), su nombre era Leftraro (o Lautaro). Hecho prisionero por Valdivia y viviendo con los españoles por más de un año, tuvo el tiempo suficiente para aprender todo sobre las tácticas de los españoles, sus métodos y estrategias.

Cansado de la esclavitud y de servir a los españoles, se rebela y se une a la sublevación aborigen. Para esto y enterado que Valdivia se dirigía a vengar la destrucción del fuerte de Tucapel, se reúne con los indios y les enseña nuevas tácticas en el campo de batalla, táctica que consistía en la formación de varios grupos, los que entrarían en batalla uno tras otro, hasta cansar a los enemigos. Obviamente este método de batalla fue aprendido por Leftraro de los españoles, en sus años viviendo con ellos.

En un apasionado discurso con los caciques, Leftraro gana la simpatía de los Mapuches, los que aprueban su plan y a la vez lo nombran vice-toqui.

Batalla de Tucapel:

Ya para finales de 1553 y con Valdivia recién llegado en lo que hasta hace poco era el fuerte Tucapel, desde los bosques comienzan a salir las fuerzas indias atacando violentamente en grupos a los castellanos, los que sorprendidos por la nueva táctica de combate de los indios se vieron prontamente derrotados.

Los guerreros Mapuches liderados esta vez por el ingenio de Leftraro y la valentía de Caupolicán diezmaron a los hombres de Valdivia, ningún enemigo escapó con vida. Mientras Valdivia se disponía a huir del campo de batalla en su caballo, de inmediato fue alcanzado y hecho prisionero, esta vez al gobernador de Chile le esperaba algo acorde a su categoría…

Muerte de Valdivia:

Con Valdivia prisionero y conducido ante la presencia de Leftraro y Caupolicán, daba inicio la escena de venganza en nombre de los hermanos muertos a manos del conquistador.  El malogrado gobernador pedía piedad y les prometía que si le perdonaban la vida se retiraría de sus tierras.

Mientras la lengua de Valdivia continuaba rogando, de entre la muchedumbre se alza un guerrero de nombre Leucoton, armado y con furia salvaje descarga un golpe de maza en la cabeza del desdichado, cayendo al suelo salpicando y chorreando sangre. Y así, con la cabeza destrozada en suelo termina la vida del primer gobernador de Chile, la escena no hace más que enardecer de jolgorio a los mapuches alzados.

Algunas versiones hablan de que los mapuches una vez muerto Valdivia, le arrancaron el corazón y se lo comieron.

Esta muerte causó gran consternación en toda la colonia española que miraban con preocupación los acontecimientos, estos de inmediato designaron al sucesor de Valdivia, Francisco de Villagra.

Bárbaro exterminador:

El verdugo del gobernador junto con sus hombres continúan con sus andanas, es de esta manera que se dispone a marchar contra la ciudad de Concepción. A su paso sale el nuevo gobernador, el que es rápidamente derrotado en la cuesta de Marihueñu en 1554. Los araucanos se adentraban en Concepción, y los españoles desmoralizados evacuaban la ciudad dejándose a merced de los salvajes. Es entonces cuando los guerreros saquean y queman la cuidad entera, este hecho es documentado como “la destrucción de Concepción”. Este violento ataque es detallado de la siguiente manera:

“Leftaro desde una colina contemplaba los incendios, dando gritos de contento, y en tono elocuente y altivo decía en su idioma nativo:

—Yo soy Leftraro, que acabó con los españoles; yo soy el que los derroté en Tucapel y la cuesta de Marihueñu. Yo maté a Valdivia, y a Villagra puse en fuga. Yo les maté a sus soldados y abrase la cuidad de concepción”

Los libros de historia describen a Leftraro como un “bárbaro exterminador” y tienen toda la razón, pues se encargó de destruir con violencia primitiva todo a su paso.

Combate de Mataquito:

Con Leftraro en racha, alentado por sus victorias, y poseedor de una notoria fama de crueldad, decide salir a la caza de los españoles. Es 1556, y para ese entonces el vice-toqui contaba ya con una formidable caballería, emprende entonces el viaje a Santiago, su propósito es expulsar de sus tierras definitivamente a los invasores y atacar la capital de Chile. Mientras Caupolicán se queda en el sur avanzando hacia las ciudades de Imperial y Valdivia, Leftraro ya cruza el Maule.

Cuando se supo que las hordas mapuches se dirigían a Santiago el pánico de apodero de los españoles, incluso pensaron en retirarse a la ciudad de La Serena y hasta el Perú.

Es así como Villagra sale al encuentro del toqui, tratando de impedir el avance de los salvajes araucanos a la capital.

La batalla tuvo lugar a orillas del rio Mataquito, la que fue favorable para los indios. Combate que dejó a mal traer eso sí, a las fuerzas araucanas, todo esto llevó a que una gran cantidad de guerreros abandonar la guerra. Debido a esta deserción, Leftraro toma la decisión de castigar violentamente a los desertores y a los poblados indígenas que se negaran a apoyarlo, es así como con sus fuerzas restantes toman refugio y establecen un campamento en algún lugar cerca del rio Mataquito.

Traición indígena:

Con los araucanos en su campamento reponiendo energías para un próximo combate, y los indios víctimas de los vejámenes que Leftraro les propinó por no unírseles, es como se gesta el final del guerrero araucano.

Los indios que desertaron a la guerra y los otros maltratados, en represalia al comportamiento del toqui deciden ir a informar a Villagra la localización del campamento Mapuche. El ejército español decide marchar en plena noche hacia la cima de las colinas de Caune, quedando de esta manera el ejército español con plena visión del asentamiento araucano.

Muerte de Leftraro:

Con los indios totalmente desprevenidos, es como los castellanos dejaron caer de esta manera una mortal emboscada.

Es abril de 1557, recién amanece y el ataque enemigo se lleva acabo, Leftraro es muerto por un lanzazo mientras salía de su ruca. Con el líder toqui muerto, los salvajes araucanos siguen dando tremenda guerra a los invasores, la batalla se extiende por horas, pero la suerte ya estaba echada. La gran mayoría de los indios pelean hasta la muerte por la defensa de sus indómitas y salvajes tierras, algunos guerreros logran huir.

Según se cuenta, la cabeza de Leftraro fue puesta en una lanza y llevada a Santiago exhibida en la plaza pública por los civilizadores europeos.

VII. GALVARINO

Dentro de los feroces guerreros mapuches destacó también Galvarino, cacique que participó en numerosas batallas. Si bien, la información en torno a su personaje es más bien escasa, su muerte y los vejámenes infringidos por los españoles, le dieron una importante notoriedad dentro de la guerra mapuche contra la corona española.

Con Galvarino hecho prisionero, es donde empieza el suceso de la historia registrado como el “suplicio de Galvarino”, acto que evidenciaría la tenacidad, valentía y fiereza que caracterizaba a la raza Araucana. Estando apresado el gobernador, ordena que le corten ambas manos al indio y que lo liberen con vida. Dicho acto pretendía ser un mensaje de terror para los demás alzados que aun abundaban.

Llegado el momento del castigo, Galvarino coloca tranquilamente la primera mano en el tronco destinado, viendo como su mano era arrojada al suelo por el hacha y sin siquiera dar una muestra de dolor pone inmediatamente la otra mano, que rápidamente le es cortada. Es en estos instantes, cuando coloca ahora su cuello en el tronco para que de una vez le quitaran la vida, lo que no consigue, pues la orden era liberarlo con vida.

Enfurecidos los indios por el suplicio a Galvarino, deciden dar batalla a los españoles en la comarca de Millarapue. Liderados por el salvaje Caupolicán dieron cruenta batalla a los invasores, aun así los Mapuches esta vez debieron replegarse. En esta batalla es nuevamente apresado Galvarino, esta vez de manera definitiva.

En 1557 es condenado a morir ahorcado de un árbol, un español pide piedad para Galvarino este de inmediato alza la voz, diciendo:

“—No quiero recibir la vida de vosotros, y solo siento la muerte por no haber podido hacerlos pedazos con los dientes”

Inmediatamente los españoles se ofenden con las palabras del cacique, que no hacen más que apresurar su muerte.

VIII. La guerra de cañete

Ya para finales del año 1557 es nombrado el reemplazante de Villagra, su puesto es ocupado por García Hurtado de Mendoza hijo del virrey del Perú. De inmediato emprendió viaje a la Araucanía, donde funda la fortaleza de Cañete.

Es a principios del año siguiente cuando los indómitos mapuches planean y dejan caer un ataque contra el fuerte de Cañéte, lugar atestado de españoles fuertemente armados. Con el toqui Caupolicán al mando de las miles de espíritus Araucanos, dirigen toda su fiereza contra los europeos. El ataque es un éxito tanto así que los salvajes logran sitiar el fuerte.

La traición, una vez más:

Con el fuerte sitiado y los españoles nerviosos, es como se gesta una vez más la desgracia para los mapuches.

En este hecho en particular, las dos versiones distan mucho entre sí, si bien, las dos coinciden en la traición como causa de la derrota nativa, difieren en la muerte de Caupolicán. Pues esta vez engañado por el plan de un indio y siguiendo sus consejos cae en una trampa.

Caupolicán prisionero:

La diferencia en las versiones se remite netamente a la captura de Caupolicán. Una de ellas dice que el toqui confiado del plan del indio, que le aconsejaba atacar en una hora a la cual los españoles dormían, se adentran sigilosamente a las entradas del fuerte donde son recibidos por la artillería de los invasores. En esta versión, Caupolicán es hecho prisionero dando guerra.

Por el contrario, la otra dice que el indio traicionero llevó al ejército español a la ruca donde dormía el Toqui. Rendido una vez más por la traición Caupolicán es entonces hecho prisionero.

Muerte de Caupolicán:

La muerte de Caupolicán fue un verdadero suplicio, el Toqui guerrero fue condenado a morir empalado. Muerte que también es enfrentada con una magistral entereza y valentía por parte del salvaje guerrero, que aun estando todo encadenado se las ingenió para tumbar de un puntapié al verdugo, que cayó al suelo malherido.

Es así como los mismos españoles se encargan de sentar al indómito en la pica, muriendo por perforación intestinal.

Batalla de Quiapo

La guerra de quiapo tuvo lugar a finales 1558. La historia dice que los mapuches esta vez al mando del Toqui Lemucaguin, quien és descrito como el hijo de Caupolicán. Los Araucanos crearon varios fuertes rodeando de esta forma a los españoles. Es así como de Mendoza y su contundente ejército toman por asalto el fuerte, enfrentando en un combate desigual los mapuches son derrotados, haciendo prisioneros a cientos de nativos que más tarde fueron ahorcados.

La muerte de Caupolicán marcó un antes y un después en la guerra salvaje de los mapuches. Por nuestra parte hasta acá dejamos este ensayo/relato de lo que fue/fueron los guerreros Araucanos.

Palabras finales

Finalizamos este texto con los hechos de la muerte de Caupolicán y la posterior batalla de quien fuera su hijo. Puede que hayamos olvidado algún hecho, lo más probable, nuestra intención desde un principio era rescatar este pequeño trozo de la historia de la guerra Mapuche contra la corona española.

Sabemos que las guerras continuaron después de esto. Sabemos del alzamiento Mapuche en la guerra del pacifico, de cómo los indígenas se aprovecharon de ese conflicto para arremeter contra los invasores. De cómo los nativos fueron arrasados por las pestes de los invasores blancos. De la misma forma, sabemos de los métodos evangelizadores de los españoles para con los paganos nativos y sus maravillosas costumbres. Escribir sobre la totalidad de la “guerra de Arauco”, seria escribir páginas y páginas de texto, puesto que la misma fue un conflicto que duró casi 300 años, (oficialmente, hasta la independencia de Chile).

También nos imaginamos las guerras de los Mapuches mucho ante de que llegaran los españoles, no las conocemos y ni siquiera están registradas, pero estamos seguros que existieron, esas batallas a muerte contra el imperio Inca o alguna tribu enemiga.

Enaltecemos las figuras de los salvajes guerreros araucanos anónimos y conocidos, nos reapropiamos de sus historias y vidas, las rescatamos de la amnesia histórica, las potenciamos en la actualidad de manera pagana, incivilizada y amoral.

Admitimos que son fuente de inspiración para los que atentan contra la civilización y el progreso en las tierras del sur.

¡Viva la guerra de los antiguos contra la civilización!

¡Viva la guerra de los nuevos contra la civilización!

 

(es) Frio

Traducción al español del texto “Glaciale” escrito originalmente en italiano por Orkelesh, publicado en la Revista Ajajema.


Frio, meto mi mano.

Frio y caliente, esta mi mano.

La respiración es “solitaria.”

Un funeral Nihilístico, como mi Afín, cumple su círculo roto en una vuelta eterna.

Beso mi mano, y siento su pulso.

Frio, empuño la pistola.

Siento, que en torno a “ella”, late la vida que hoy tomaré.

Funesto es el día, en el que, mi mirada penetra entre las calles abarrotadas de muertos.

Funesto es el día, en el que, trazo el punto en la calle, y el olor de sangre envuelve mis pensamientos.

Indiferente hacia aquello que deseo golpear, siento congelar la sangre en mis las venas.

¿Dónde estás?, llega a mi ojo Egóico, penetra dentro de mí, ¿debo “sentirte”?. .  ¿Puedo hacerte “ver”?

Por qué incluso en el rincón remoto de un abismo, ¿acabamos dentro?

Frio, un tórrido deseo, se introduce dentro, mientras recorro, con zancadas, dictadas por el margen que se crea alrededor de mí.

Soy hostil pero no odio, no tengo ningún sentimiento resentido, pero quiero golpear profundo, para empujarme y encajarme en el corazón mustio de algún humanoide.

¿Seré juzgado por los siglos de los siglos? No me importa.

Ahora, que alrededor de mí, el suspiro y el lamento, de un día despreciable, igual pienso que mañana será lo mismo, actúo, para hundir y beber el fluido vital, que instantes después se agota en su frágil apego a una vida extrema.

Vosotros no sois “extremos”, vosotros odiáis a quién se acerca al extremo, y por esto que esta lucha, debe ser llevada a cabo, no para establecer “algo”, sino para alterar la historia que se pretende, secuencia y sucesión, inmutable.

He aquí, vengo, partícula infinitesimal del ego, tendiendo a lo extremo, para conquistar el extremo y el abismo del Nihilismo.

Frio.

Orkelesh

(en-it) AJAJEMA

Traducción en inglés y en italiano de la editorial de la nueva revista “Ajajema: Contra el progreso humano desde el sur”.

Traducción en inglés a cargo de “Atassa”.

Traducción en italiano a cargo de “Rapace”.

¡Por la expansión del eco-extremismo en el Sur!

¡Que la semilla salvaje crezca en los espíritus de los guerreros “dormidos”!

________________________

Ajajema: Against Human Progress from the South

Editorial:

Ajajema was an evil spirit of the savage Kawesqar (Alacalufes), one of the many hunter-gather tribes of Patagonia. He had a dreadful and violent reputation. He had the forces of nature at his disposition, such as the wind which overturned boats and the flames that started fires. He was feared because he was thought to be the cause of illness, accidents, and death.  During the day he resided in the swamps and at night he lurked  on the coasts looking for a victim on whom to inflict tragedy.

That was Ajajema for the savages of Tierra del Fuego. This is the horrible pagan god we rescue from deepest forgetfulness. He is the spirit after which we name this new eco-extremist magazine.

In this manner, in the name of all of the Southern primitive spirits, and in savage remembrance of their lives, this new editorial effort emerges from the shadows and comes out into the light. It bears a special name taken from the unique mysticism of the Fuegians: “Ajejema: Against Human Progress from the South.”

With greatest pride we present it as creators of this new project against civilization in the name of all that is hidden, ineffable, and ancient.

This is an eco-extremist, nihilist, and criminal publication compiled from the untamed lands of the South. This magazine comes at a time of ferocious attacks, new publication projects, and the consolidation of the ITS international project. This new editorial project seeks to violently empower the current war against human progress that brave individualists of action wage. This is a propagandistic effort that emerges from the deep affinity formed by valued accomplices.

In its first issue, Ajajema contains pieces concerning the memory of primitive wars that natives waged to defend their land and way of life. There are also pieces that remember initiation rituals of the savages of Tierra del Fuego, as well as their mysticism and paganism. We also mention contemporary armed groups, learning from them and taking away valuable lessons.

These are essays that remember but also ones that exhort and incite violent conflicts against the technological system and all human progress. We are a complex network of individual apologists for “Evil” and the politically incorrect, promoters of chaos and disaster. We cheer on the fight to the death against the civilized mega-machine, also the sharpening of the war against the modern world of cement and steel.

Each of us has felt a call of the wild beating in our hearts when we touch the earth. We feel it in the wind, on the hills when the sun sets, and when the moonlight takes its place. Interested readers, do you also feel it? Have you felt this call? If so, this magazine and these words are directed at you.

From this venue and in this first editorial we send a warm embrace to all of friends who have contributed interesting texts. They should know that reading their words brightens our spirits.

To our good buddies over at Regresión Magazine for their exquisite attention to detail and for being an inspiration. To  “Místico y Maldito”, to “Espíritu Tanu”, to “Malviviente”, to “Mefisto”, to “Orkelesh”, to “Huehuecoyotl”,and many more…

The publication of Ajajema is the manifestation of the sentiments of different aligned homies who live down in the southern lands.

For the ancient ones, Ajajema was the name of disaster and desolation, and it means the same to us. May the cities and their structures shake before the coming of Ajajema. Let them find out that this evil spirit has come back to life and he is stalking the city with a thirst for vengeance.

May civilization and the hyper-civilized flee terrified before the hidden power of Ajajema. May his curses fall against the innovators and those who sustain human progress. Modern man and his progress have seriously harmed the Earth, and they have awakened the evil spirits vomiting curses of death and chaos.

For Ajajema has awakened from his long sleep. He has awakened furious and with his mouth full of curses against civilization. He has awakened and noticed that the swamps where he lived are now covered with a thick layer of cement. He has awakened to see that the coasts where he stalked no longer divide the mountains, now they are covered by large masses of concrete.

Learning that those masses were the new houses of man, he has decided to burn them as he had once burned the huts of the ancients. There are fires without number. He has decided to knock down the new houses of man. For years he has commanded large waves from the ocean, he has destroyed hundreds of houses. His patience is eternal, he has the entire ocean at his command. He’s only waiting for the right moment.

With “Ajajema”. With all of the evil spirits of the sisters” Tanu “and “Xalpen”. With the Selknam Moon-Woman. With the pagan deities “Kawtcho” y “Mwono” of the Alacalufes. With the warlike spirits of the Mapuches transformed into “Pillanes”, with “Nguenechen”. With all that is ancient and ineffable, encouraging the war against civilization and progress.

Ajajema, Summer 2017

_______________________

Table of Contents:

-Editorial: “Grupo Ajajema”.

-Cold (Translation by “Mefisto” from the Italian text “Glaciale”, written by “Orkelesh”)

-The Mapuche War Against Civilization during the arrival of the Westerners. By Místico y Maldito”, “Espíritu Tanu”, and “Malviviente”.

-Pessimist by “Huehuecoyotl”.

-The Paraguayan People’s Army, Can we learn anything from them? By “Andino”.

-I write you. By “Huehuecoyotl”.

– A little look toward the past: The old Fuegians. Taken from “Los Fueguinos” by Martín Gusinde.

-In memory of Angela.

-In memory of Kiepja.

-A domicilio. By “Talibán Sureño”.

__________________________

EDITORIALE DI “AJAJEMA: DAL SUD CONTRO IL PROGRESSO UMANO”

Ajajema, è lo spirito maligno nel quale credevano i selvaggi Kawesqar, Alacalufes, una delle tante tribù di cacciatori-raccoglitori nelle terre della Patagonia. Portatore di una temibile e violenta reputazione, a sua disposizione aveva le forze della natura, come il vento, che rovesciava le imbarcazioni e il fuoco che provocava incendi. Temuto, perché causava malattie, incidenti e la morte. Di giorno abitava nei pantani e le notti, girava fieramente, attorno alle coste per sperimentare e fare cadere la sua disgrazia.

Quello che era Ajajema per i selvaggi della Terra del Fuoco, è per noi, che lo riscattiamo dall’oblio più profondo, la divinità maledetta e pagana, spirito che orgogliosamente citiamo in questa nuova rivista eco-estremista.

In questo modo, in nome di tutti gli spiriti primitivi del sud, nel ricordo selvaggio delle loro vite, questo nuovo “sforzo” editoriale, emerge alla luce e si muove e sviluppa tra le ombre.  Appropriandosi e denominandosi attraverso, la misticità unica dei nativi Fueguinos: “Ajajema: Dal sud contro il progresso umano”.

Con massimo orgoglio, presentiamo e siamo artefici, di questo nuovo progetto contro la civilizzazione, nel nome di tutto l’occulto, l’ignoto e l’antico.

Questa pubblicazione eco-estremista, nichilista e malavitosa, è editata dagli indomabili delle terre del sud. Rivista che arriva in tempi di feroci attacchi, nuovi progetti di diffusione e il consolidarsi del progetto internazionalista delle ITS. Il nuovo progetto editoriale, cui diamo il potere violento nella guerra attuale contro il progresso umano, che valorosi individualisti di azione combattono. Sforzo propagandistico che emerge dalla profonda affinità nata tra valorosi complici.

La rivista Ajajema nel suo primo numero è composta di testi sulle guerre primitive dei nativi che si sono assunti la responsabilità di difendere le loro terre e il proprio modus vivendi. Testi in cui sono ricordati i rituali dei selvaggi della Terra del Fuoco, cosi come la misticità e il paganesimo. Oltre che si parla di gruppi armati attuali, apprendendo da essi, appropriandosi di valorose “lezioni”.

Allo stesso modo di “quelli” che ricordano, ci sono testi che incitano, richiamando al conflitto violento contro il sistema tecnologico e tutto il progresso umano. Siamo una complessa struttura d’individui apologizzatori del “Male” e dell’incorretto, promotori del caos e della disgrazia.  Incoraggiamo il confronto a morte contro la mega- macchina della civilizzazione, e conferendoci la guerra contro il mondo moderno fatto di cemento e acciaio.

Ognuno di noi sente il richiamo del selvaggio, che rimbomba nei nostri cuori quando palpita la terra, lo sentiamo nel vento, nelle colline al “cadere” del sole e nella luce della luna quando occupa il suo posto. Voi lettori interessati sentite questo? Avete sentito questo richiamo? Allora, questa rivista e queste parole sono anche per voi.

Dal nostro scranno e con questa introduzione editoriale mandiamo un caloroso abbraccio a tutti i ragazzi che hanno contribuito con i loro interessanti testi. Sappiano che leggere le loro parole animano lo spirito.

Ai “wachos” affini della Rivista Regresión, per la loro collaborazione con i loro magnifici dettagli, e per essere una fonte d’ispirazione. A “Místico y Maldito”, a “Espíritu Tanu”, a “Malviviente”, a “Mefisto”, a “Orkelesh”, a “Huehuecoyotl”, e altri…

La creazione di Ajajema è la manifestazione dei sentimenti di differenti affini che vivono nelle terre del sud.

Per gli antichi, Ajajema era il nome della disgrazia e della desolazione, che è quello che significa per noi oggi, per i quali facciamo tremare le città e le sue strutture , dopo la visita di Ajajema.  Devono sapere che lo spirito malvagio viene da noi rivissuto ed è in agguato nelle città, con sete di vendetta.

Che la civilizzazione e gli iper-civilizzati fuggano impauriti per il potere occulto di Ajajema, che tutte le sue maledizioni cadano sopra i perfezionatori e i sostenitori del progresso umano. Perché l’uomo moderno e il suo progresso hanno danneggiato pesantemente la Terra, svegliando i spiriti maligni, che vomitano congiure di morte e caos.

Perchè Ajajema si è svegliato dal suo lungo sonno, furiosa e con la bocca piena di maledizioni per la civilizzazione. Svegliandosi notò che i pantani dove abitava, ora erano coperti da una grossa cappa di cemento. Destandosi, vide tra le coste, dove passava, che ora i monti non si vedono, perché sono coperti da una grande mole di “concreto”.

Intuito che quei moli erano le nuove case dell’uomo, si è determinato a bruciarli, come anticamente bruciava le capanne degli antichi. I suoi incendi sono innumerevoli. Nello stesso modo si determina, nell’abbattere le nuove case dell’uomo, dove per anni ha loro mandato gigantesche onde dall’oceano. La sua pazienza è eterna. Ha distrutto migliaia di case, avendo a sua disposizione l’intero oceano, e aspetta solo il momento opportuno.

Con “Ajajema”. Con i malvagi spiriti dei fratelli ” Tanu “ e “Xalpen”. Con la “Donna-Luna” dei Selknam. Con gli dei pagani “Kawtcho” y “Mwono” degli Alacalufes. Con gli spiriti dei guerrieri Mapuche, trasformati in Pillanes”, con “Nguenechen”. Con tutto l’antico e lo sconosciuto che da coraggio per la guerra contro la civilizzazione e il progresso.

Ajajema, verano 2017

AJAJEMA: CONTRA EL PROGRESO HUMANO DESDE EL SUR

aja

A nosotros ha llegado sorpresivamente una nueva revista con temática eco-extremista, editada desde el sur del continente donde la Mafia Eco-extremista está presente.

Con gran felicidad la hacemos publica, deseando todo lo mejor a los eco-extremistas que han hecho posible este trabajo de gran importancia para la difusión, la expansión y la perpetuación de la Tendencia allá en el sur.

¡Por el avance de la Mafia Eco-extremista!

¡A propagar la perversión mental, y los atentados terroristas contra la civilización y el progreso humano!

¡Abajo los valores morales humanistas, muerte a los híper-civilizados!

¡Por la defensa extremista de la Naturaleza Salvaje!

Descarga revista:

https://mega.nz/#!lUcV0DCR!U0hS6jcFPDhPY9c7_qKq6YDVzpun-oIvhZKTd85NVys

Léela aquí:

ajajema


Editorial

Ajajema, el espíritu maligno en el que creían los salvajes Kawesqar (Alacalufes), una de las tantas tribus de cazadores-recolectores de las tierras de la Patagonia. Portador de una temible y violenta reputación, a su disposición tenía las fuerzas de la naturaleza, como el viento, aquel que volcaba las embarcaciones y el fuego provocador de incendios. Temido era por ser el causante de las enfermedades, los accidentes y la muerte. Por los días habita los pantanos y en las noches ronda fieramente las costas en busca de dejar caer su desgracia.

Eso era Ajajema para los salvajes de tierra del fuego, esta es la deidad maldita y pagana que rescatamos desde el más profundo olvido, espíritu con el que orgullosamente nombramos esta nueva revista eco-extremista.

De esta manera, en nombre de todas aquellas almas primitivas sureñas, y en salvaje recuerdo a sus vidas, es que este nuevo esfuerzo editorial sale a luz y se gesta desde las sombras. Llevando como nombre la misticidad única de los nativos Fueguinos, “Ajajema: Contra el progreso humano desde el sur”.

Con orgullo máximo presentamos y somos artífices de este nuevo proyecto contra la civilización, en nombre de todo lo oculto, desconocido y antiguo.

Publicación eco-extremista, nihilista y delincuencial editada desde las indomables tierras sureñas. Revista que llega en tiempos de feroces atentados, nuevos proyectos de difusión y la consolidación del proyecto internacionalista de ITS. Nuevo proyecto editorial que potenciamos violentamente en la actual guerra contra el progreso humano que libran valiosos individualistas de acción. Esfuerzo propagandístico que surge desde la profunda afinidad gestada entre valiosos cómplices.

Ajajema en su primer número trae letras de recuerdo sobre primitivas guerras de nativos que se encargaron de defender sus tierras y modus vivendi. Letras que recuerdan los rituales de iniciación de los salvajes de Tierra del Fuego, así como su misticidad y paganismo. También se habla sobre grupos armados de la actualidad, aprendiendo de ellos y sacando valiosas lecciones.

Y sí, estas son letras que recuerdan, pero también son letras que llaman e incitan al conflicto violento contra el sistema tecnológico y todo su progreso humano.  Somos un complejo entramado de individuos apologizadores del “Mal” y de lo incorrecto, promotores del caos y la desgracia. Alentamos el enfrentamiento a muerte contra la mega-maquina civilizadora, y también a la agudización de la guerra contra el mundo moderno de cemento y acero.

Cada uno de nosotros sentimos un llamado, el llamado de lo salvaje retumbando en nuestros corazones cuando palpita la tierra, lo sentimos en el viento, en las colinas al caer el sol y en la luz de la luna tomando su lugar. Ustedes lectores interesados ¿sienten eso? ¿Han sentido ese llamado? Entonces, esta revista y estas palabras también van para ustedes.

Desde esta tribuna y con esta primera editorial mandamos un caluroso abrazo a todos los cabros que contribuyeron con sus interesantes textos, sepan que leer sus palabras anima el espíritu.

A los wachos afines de la Revista Regresión por colaborar en exquisitos detalles y por ser una fuente de inspiración. A “Místico y Maldito”, al “Espíritu Tanu”, a “Malviviente”, a “Mefisto”, a “Orkelesh”, a “Huehuecoyotl”, y más…

La creación de Ajajema es la manifestación de los sentimientos de los diferentes cabros afines que andamos por las tierras de los sures.

Para los antiguos, Ajajema era el nombre de la desgracia y la desolación, lo mismo significa hoy en día para nosotros, que tiemblen las ciudades y sus estructuras ante la llegada de Ajajema.  Sepan que ha revivido ese malvado espíritu y está al acecho por las ciudades con sed de venganza.

Que la civilización y los híper-civilizados huyan despavoridos del poder oculto de Ajajema, que todas sus maldiciones caigan sobre los perfeccionadores y sostenedores del progreso humano. Porque el hombre moderno y su progreso han dañado severamente la Tierra, se han despertado los espíritus malignos vomitando conjuros de muerte y caos.

Porque Ajajema despertó de su largo sueño, despertó furiosa y con la boca llena de maldiciones para la civilización. Despertó y notó que los pantanos donde habitaba ahora los cubre una gruesa capa de cemento. Despertó y vio que por las costas donde deambulaba ya no se divisan los montes, ellos son tapados ahora por grandes moles de concreto.

Enterado que aquellas moles eran las nuevas casas del hombre, se ha empecinado en quemarlas como antaño quemaba las chozas de los antiguos, son incontables sus incendios. Se ha empecinado de la misma forma en derribar los nuevos hogares del hombre, por años les ha mandado gigantescas olas desde el océano, ha destruido cientos de casas, su paciencia es eterna, tiene a su disposición el océano entero, solo espera el momento adecuado.

Con “Ajajema”. Con los malvados espíritus de las hermanas” Tanu “y “Xalpen”. Con la “Mujer-Luna” Selknam. Con las paganos deidades “Kawtcho” y “Mwono” de los Alacalufes. Con los espíritus de los guerreros Mapuches transformados en “Pillanes”, con “Nguenechen”. Con todo lo antiguo y desconocido alentando a la guerra contra la civilización y el progreso.

Ajajema, verano 2017

_______________________

Contacto:

[email protected]

_______________________

Contenido:

-Editorial. Por el “Grupo Ajajema”.

-Frio (traducción de “Mefisto” del texto original en italiano “Glaciale”, escrito por “Orkelesh”).

-La Guerra Mapuche contra la Civilización, durante la llegada de los invasores occidentales. Por “Místico y Maldito”, “Espíritu Tanu”, y “Malviviente”.

-Pesimista. Por “Huehuecoyotl”.

-El Ejército del Pueblo Paraguayo. ¿Qué se puede aprender de ellos? Por “Andino”.

-Te escribo. Por “Huehuecoyotl”.

-Una pequeña mirada al pasado: Los Antiguos Fueguinos. Extraído de “Los Fueguinos”, de Martín Gusinde.

-En memoria de Angela.

-En memoria de Kiepja.

-A domicilio. Por el “Talibán Sureño”.