Tag Archives: Tierra

(Guatemala) La Venganza de la Tierra

La Naturaleza Salvaje una vez más se manifiesta con imponente terror. De esta manera el poder de la Tierra se deja sentir con ferocidad majestuosa. Esta vez no fue un terremoto ni una tormenta, esta vez la calamidad la ha traído la erupción de un volcán. “El Volcán de Fuego” en Guatemala se ha transformado en la pesadilla del país centroamericano. La erupción del monte este domingo 3 de junio le hiso recordar a la humanidad lo insignificante de su existencia, la podredumbre del humano moderno. Eran cerca de las tres de la tarde cuando una erupcion causo una avalancha de lava y piedras que se precipito por sobre los poblados cercanos, sepultando en salvajedad todo a su paso. Seguido de inmediato por las potentes erupciones de ceniza ardiente que han nublado toda la región.
El ensordecedor despertar del volcán ha dejado un paisaje de desolación en las humildes localidades cercanas, casas sepultadas con habitantes dentro y casi una centena de humanos muertos (73) ha sido el terrible saldo de la manifestación Salvaje. Una vez más nos regocijamos en la desgracia humana, nos regocijamos con la masacre ancestral de la Tierra, sonreímos ante su caótica venganza contra el humano.

Humanos infelices, ¡desgraciados! recuerden que son nada ante el poder y la autoridad suprema de la Naturaleza Salvaje, recuerden su insignificancia cuando lo Salvaje los borre de la faz de la Tierra.

Como no recordar la también reciente y maravillosa erupción del volcán kilauea en la isla de Hawái, erupción que solo dejo daños materiales y no victimas humanas.

¡Por la furia de los volcanes!
¡Por la venganza terrible de la Tierra contra el humano!
Gracias a lo Desconocido por sus mensajes de Caos.
Hoy serán bombas mañana Volcanes y Temblores…

(es) La Divinidad de los Halcones

Traducción de “The divinity of hawks“.


El orgulloso halcón sobre las ramas torcidas del viejo álamo
Forma oscura contra el cielo primaveral
La violencia del cielo en su mirada despiadada
Desplegando sus grandes velas
Saliendo de su posición elevada
La turbia sombra sobre los pastos iluminados por el sol
Una muerte brillante bajo las grandes alas
El afilado pico enrojecido con el joven sol
Estas notas en las grandes sinfonías de la tierra se sostienen con ritos de sangre

(es) Apuntar más alto

Traducción de “Aim Higher“.
¡Apunta tu odio contra la humanidad!
¡Dispara al híper-civilizado!


Alfredo Bonanno abre su famosa obra, Placer Armado, con este pasaje:
“¿Por qué diablos estos benditos muchachos disparan a Montanelli en las piernas? ¿No habría sido mejor haberle disparado en la boca?
Por supuesto que sí. Pero además habría sido más grave. Más vengativo y sombrío. Dejar coja a una bestia como esa, puede tener un lado más significativo, más profundo, que va más allá de la venganza, del castigo por la responsabilidad de Montanelli, periodista fascista y siervo de los amos.
Lisiarle significa obligarle a claudicar, hacerle recordar. Por otra parte, es una diversión más agradable que dispararle en la boca, con pedazos de cerebro saliendo a chorros por los ojos.”

Por supuesto, matar a alguien es mucho mas definitivo que dejarlo cojo, sin duda alguna. Y quizás también haya consecuencias legales involucradas (¿pinchazos de conciencia?) Es como cuando algunas personas dicen que la vida en prisión es peor que la pena de muerte. Hay un punto ahí, dependiendo de la perspectiva del observador. La gente inocente puede ser liberada, pero no puede ser resucitada. Quizás un fascista cojo puede cambiar sus costumbres, o puede que solo quieras que sufra. Quizás duermas mejor por las noches sabiendo que “solo lo dejaste cojo”. Leer la mente de alguien es un ejercicio fútil, así que no proseguiré por aquí.
¿Pero porque dispararle a un fascista en la cara sería mas “grave”, mas “vengativo y sombrío”? (“Ma sarebbe stato anche più pesante. Più vendicativo e più cupo.”) Bonanno procede a hablar de la piedad de los revolucionarios, tomando en consideración que la revolución esta lejos de ser piadosa. Para él, solo estamos por algo de cotorreo, para divertirnos en contra de la máquina gris que busca oprimirnos, y otro montón de cháchara insurreccional acerca de tener esperanza pero sin realmente tener esperanza, luchar pero divertirse al mismo tiempo etc. Todo se trata de alzarse por sobre esas dicótomas, y es por eso que la cosa menos severa es más divertida en tanto la cosa más sensible (dispararle a una persona en la cara y eliminarlo) es de alguna manera lo más moral, lo más “sombrío”, y lo menos subversivo.
Pero de acuerdo con algunos grandes insurreccionalistas sin insurrección, incluso mas subversivo es no hacer nada en absoluto y pretender que el mundo “normal”, el mundo en el que viven de hecho millones de personas, simplemente no existe. Verás, todo se trata de escapar de los binarios, bien y mal, revolución y vida real, naturaleza y civilización, el Yo y el Tú, el Uno y los Muchos etc. etc., solo afirmando que no existen. (Eso me recuerda a la historia quizás apócrifa de la Reina Victoria cruzando Boliva por fuera del mapa luego de que el Embajador de Su Majestad Real fuera procesado en las calles montando un burro a modo de humillación.) Ves como todo se trata de la percepción; ser consciente en oposición a ser “inconsciente” (estar despierto*NdT1 como dicen los niños estos días). Y en este sentido, hacer cualquier cosa que se asemeje remotamente al terrorismo, violencia revolucionaria, o incluso violencia criminal, es caer en las manos del Binarismo Opresor. En su burbuja, si denuncias lo Binario desde el comienzo, tú ganas, has trascendido. Si, yo también soy un cabrón en mi imaginación. Mis amigos imaginarios también piensan que soy especial.
(“Insurreccionalistas sin insurrección” me recuerda a la caracterización del comunista Bukharin acerca de que el anarquista es un liberal con una bomba. Los anarquistas mas modernos, en todo caso, son liberales con una bomba sin la bomba, Puedes hacer la aritmética por ti mismo.)
Fue hace aproximadamente la mitad de mi vida, pero por lo que puedo recordar de La Ideología Alemana y procesando al joven Marx, su punto principal era que la refutación de algo en lo abstracto no destruye aquello en el mundo físico. No me voy a meter en toda la polémica de “San Marx”, pero intentaré citar la Tesis sobre Feuerbach acerca de otro Hegeleano problemático que aborda el autor comunista:
“El problema de si al pensamiento humano se le puede atribuir una verdad objetiva, no es un problema teórico, sino un problema práctico. Es en la práctica donde el hombre tiene que demostrar la verdad, es decir, la realidad y el poderío, la terrenalidad de su pensamiento. El litigio sobre la realidad o irrealidad de un pensamiento que se aísla de la práctica, es un problema puramente escolástico…
La vida social es, en esencia, práctica. Todos los misterios que descarrían la teoría hacia el misticismo, encuentran su solución racional en la práctica humana y en la comprensión de esa práctica.”
Vamos a ahorrarle al lector todo el asunto de “el punto está en cambiarla”. Otro Marxista (¿Trotsky?) resumió el principio de manera más sucinta diciendo algo como (parafrasearé): “Cuando una idea busca el control de las masas, se convierte en una fuerza material.” No importa si una idea es “falsa”, si existe un dios o no etc. Debería importar, pero realmente no es asi. Si la gente esta preparada para matar o morir por ella, es una realidad física, puede que incluso sea una realidad física superior (¿un dios?). El progreso, por ejemplo, puede que sea un fantasma sin bases en la “realidad física”, pero esa idea creó la Presa de las Tres Gargantas en China: la creencia firme en el orden, el futuro, la benevolencia de la dominación del hombre sobre la naturaleza, νόμος sobre φύσις. Negarte a lidiar con eso y retraerte a tu propia imaginación y opinión simplemente significa que acabas protegido por tu fortaleza de opiniones infranqueables. Eso parece una victoria Pírrica si es que alguna ves existió una.
Pero permitannos retornar al disparo en la pierna: ¿No podríamos decir que este “placer” esta infectado por ideología Neo-Cristiana, como un malware corriendo en la parte trasera del software insurreccional? ¿Por que no es divertido ver sesos chorreando por el hueco de un ojo, pero ver a un fascista retorciéndose de dolor a causa de que le volaron la rotula es una buena pasada? ¿Podría ser que temas que te consideren un psicópata por matar a alguien, pero regodearte por dejar cojo a alguien no debería catalogarte en el estatus de psicópata, verdad? (Intenta explicárselo a tu tía Helen, puede que ella lo compre). ¿No podría tener nada que ver con todo el asunto del “No matarás” cierto? ¿O el monopolio absoluto por sobre la vida y la muerte que el Rey, el Estado, etc., han reclamado sobre la gente por milenios en el contexto Europeo? Quizás estas personas podrían empezar a ser honestas con ellas mismas, pero probablemente no. No deberían de sorprenderse, en todo caso, cuando alguno de sus compas llegue a la conclusión de que todo derramamiento de sangre es “fascista”, o si algunos incluso más confundidos coquetean con los “movimientos sociales” que promueven la intervención Estatal para desarmar a todo el mundo.
La moneda humana incluso para el insurreccionalista más ardiente, para el traidor de la especie más entusiasta, es demasiado preciada. Permitannos no invalidar esa moneda, exhortan ellos; al hacerlo uno cae en el cálculo moral de la sociedad. Al ser inmoral, uno reverencia la moralidad, en oposición a tener la actitud correcta, la “consciencia correcta”. Tan elevada percepción puede hacer de cruzar la calle un acto revolucionario, puede crear abundancia de la nada, puede partir el mar. Pero en cuanto a desafiar el humanismo inherente, el Cristianismo Inherente en todas las ideologías “radicales”, no podemos hacer eso. Lo siento, dejaremos de prestarles atención, y proseguiremos a la siguiente moda de la semana que prometa salvar a una sociedad que no quiere ser salvada, o al menos nuestro cómodo lugar en ella.
Disparar en la rodilla es disparar a las ramas más altas. El atacante está claramente perturbado por algo al punto de usar la violencia. ¿Porqué quieres herir a esa persona? ¿Por que tiene poder? ¿Quién le dio ese poder? ¿O quien consiente que lo tenga? ¿Hay mas de “nosotros” que de “ellos”, verdad? ¿Con quien estas enojado realmente? ¿Realmente crees que matarás al árbol si lo podas lo suficiente? ¿Que te detiene de disparar a la raíz? ¿Al verte enfrentado tanto al individuo y al colectivo, que te detiene de apuntar más alto, por sobre las rodillas hacia donde esta realmente el problema? ¿Mas allá del chivo expiatorio hacia la Masa amorfa que lo mantiene en su posición de poder?

Notas del traductor:
1: La palabra usada en inglés es “woke”, término político de orígen Afro-americano que se refiere a una conciencia percibida respecto a la justicia social y la justicia racial. En las acepciones mas modernas del término se usa para hablar de conciencia social en términos generales.

(es) Sobre la Realidad del Cuerpo

Traducción de “On the Reality of the Body“, tomado de Antisocial Evolution.


Nunca entenderé porque tanta gente ha llamado al cuerpo una ilusión, al igual que nunca entenderé como pueden imaginarse la espiritualidad por fuera del drama de la vida, con todas sus contradicciones y fallas. Debe ser que nunca fueron conscientes de la carne, los nervios, cada órgano en sí. Pero mientras que no comprendo esta falta de conciencia, Creo que es una condición necesaria para la felicidad. Aquellos aun apegados a la vida de forma irracional, y aun fascinados por sus orgánicos ritmos anteriores al nacimiento de la conciencia, son ignorantes al estado en el cual la realidad del cuerpo está siempre-presente en la consciencia. Esta presencia denota una enfermedad existencial fundamental. ¿No es una enfermedad el estar constantemente consciente de tus nervios, tus pies, tu estomago, tu corazón, cada parte de tu ser? Con esta consciencia, ¿no abandonan los órganos sus funciones normales? La realidad del cuerpo es una de las realidades mas terribles. ¿Que sería del espíritu sin los tormentos de la carne, y de la consciencia sin una gran sensibilidad nerviosa?, ¿como podría uno imaginarse la vida sin el cuerpo, como una existencia libre e incondicional del espíritu? Solo hombres saludables e irresponsables que carecen de espíritu podrían pensar en esto. El espíritu es hijo de una enfermedad existencial, y el Hombre es un animal enfermo. El espíritu es una anomalía en la vida. Yo he renunciado a tanto, ¿porque no renunciaría al espíritu también?, ¿pero a parte de ser una enfermedad de vida, no es la renuncia una enfermedad del espíritu primero y principal?

Emile Cioran

(es) Contra el misticismo

Traducción de “Against mysticism”, escrito originalmente en inglés por Abe Cabrera.


Hace varios años ya, si se me pregunta si soy una persona “espiritual”, he respondido que soy “religioso” y no “espiritual”. Parte de esto se debe a mi inclinación personal a ser un cascarrabias y un contrario. Después de todo, ser “espiritual” es algo mucho más aceptable para la persona moderna. “Religioso” denota fanatismo, falta de pensamiento, obediencia ciega, etc. Ser “espiritual” significa, “Creo en algo, pero no me desbordo. No soy un rarito.” Dado que desde mi juventud, me ha importado poco lo que esta sociedad piensa, llevo el “religioso” como una placa de honor, a pesar de que no soy, estrictamente hablando, un adherente a alguna fe real.

Hay otra razón para mi reticencia hacia la idea de lo “espiritual”: También soy “anti-místico”. O sino, siempre he valorado el pensamiento, el debate, la formulación, el realizar rituales, y la observación de comportamiento por sobre alguna clase de sentimiento vago, la “quemazón en el pecho” como lo llaman los Protestantes Estadounidenses, que indica una presencia inefable. Desconfío radicalmente de la experiencia personal y la intuición individual. Desconfío radicalmente de mí y mis propios “deseos”. Este sentimiento viene de un ethos (NdT1) de campesino de no querer se flojo, no querer tomar la ruta fácil por la cual uno ve y encuentra poco. Uno debe agotar todas las posibilidades antes de que se alcance una posición, uno debe interrogar premisas hasta que no se pueda llegar a ninguna otra conclusión. De hecho, todo este proyecto es un ejercicio en eso: su propósito es no descansar en un dogma sino luchar con una tendencia.

La mayoría de las personas odian el pensamiento religioso porque creen que es el intelecto humano “dándose por vencido”. Y de hecho, especialmente en las manifestaciones Pietistas y New Age (NdT2) de la espiritualidad, eso es exactamente lo que es. La gente observa las cosas, arroja sus manos al aire, y concluye, “¡Es demasiado complicado, es un misterio!”. Sí, eso es flojo; hay un cierto dogma y cerradura mental ligada a los tipos “espirituales no religiosos”. Su negativa a pensar significa que otros van a pensar por ellos; el “conductor-automático” mental de la sociedad tomará el control cuando ellos se rehúsen a hacerlo. También, simplemente no es natural. El cerebro es una herramienta como todas las otras herramientas, pensar es una facultad como correr o pelear. Negarse a ejercitarla puede ser tan domesticado como decirle a un niño que no se ponga inquieto en su escritorio en un aula. Hay un ascetismo de la mente que puede arraigarse entonces; una fe ciega que se cierra del mundo y no se abre a este. En ese caso, sólo te estás alabando a ti mismo. Puede que tengas tiempo para eso, pero yo no.

Si pienso que, luego de todas sus labores, todos sus esfuerzos, la mente debe descansar. Al final del día, debe aceptar que también debe comer y dormir, debe tener el consuelo de la calidez y la familiaridad de un hogar. Estaba releyendo recientemente el Itinerarium de St. Bonaventura, y este pasaje me recordó sobre estos puntos.

En consideración de esto, además, existe la perfección de la iluminación en la mente dado que, al sexto día, vemos que fuimos hechos en la imagen de Dios. Por lo que, si la imagen es una similitud expresiva, mientras que nuestra mente contempla al Hijo de Dios, el Cristo, quien es a través de Su naturaleza la imagen invisible de Dios, nuestra humanidad tan magníficamente exaltada, unida más allá de la expresión, ver en una cosa y en uno al mismo tiempo tanto el primero y el último, las mismísimas alturas y las mismísimas profundidades, la circunferencia y el centro, el Alfa y el Omega, el causante y aquello que es causado, el creador y aquello que es creado, el libro que es escrito por dentro y aquel que es escrito por fuera, ya ha alcanzado cierta perfección de Su iluminación en el sexto nivel, tanto como en el sexto día. Ahora nada queda más que el día de descanso, en el que la actividad de la mente humana descansa en disociación mental de todo lo que haría.

Por supuesto, no concuerdo aquí con la teología Católica del sigo XIII, pero de lo que está hablando el Doctor Seráfico es que, después de cierto punto, la mente debe rendirse a Dios porque no puede ir más allá. Aquí Bonaventura está haciendo la analogía entre la mente agotada de ascender hacia el misterio de Dios y de Dios mirando por sobre su creación en el sexto día y viendo que “fue buena”. Dios ha llegado a cierta perfección en lo que él hizo, y el descanso también debe hacerlo la mente.

Pero vivimos en una era indolente. Incluso en comparación al Alto Escolasticismo, el conocimiento no es lo que solía ser. Bonaventura y sus compañeros de clase debieron avanzar con esfuerzo entre el trivium y el quadrivium (NdT3), filosofía natural, metafísica, dialéctica, ascendiendo todo el tramo hasta comentar sobre las Sagradas Escrituras como lo más alto del conocimiento: Revelación Divina. Para nosotros hoy en día, las respuestas están a sólo una búsqueda en Google de distancia, hay millones de personas que jamás hemos conocido a las que les gustarían decirnos qué pensar y decir. El número de textos en el mundo en todas las formas ocho mil años después de que Bonaventura escribió es inconmensurable. La palabra y el pensamiento humano casi se ahogan en texto, todo es visto (o clickeado) pero nada es oído o comprendido. Agotar la mente, probar su fortaleza, y realmente salir de nosotros mismos y hacia el Mundo puede que sea mucho más dificultoso ahora de lo que fue durante las Eras Medias, incluso asumiendo que fuéramos ignorantes campesinos de antaño (la mayoría). El Mundo fue hecho Texto y fue borrado entre nosotros…

Así, nuestra era es una en la cual el misticismo es inapropiado. Hay mucho trabajo qué hacer al respecto de convertirse en cuerpo nuevamente, sobre convertirse en animal, sobre pensar silenciosamente y practicar la virtud (aquí pienso más en el sentido clásico de excelencia). Vivimos en un campo de batalla y no en un claustro, nuestra suerte es el trabajo duro y no la contemplación. Nuestros sentidos y mentes jamás fueron más débiles: máquinas, nuestros esclavos alimentados-a-petroleo, hacen más por nosotros de lo que hicieron por los aletargados reyes antiguos. Nuestro tiempo no es para la paz sino para atacar, para cuestionar, y para escrutar todo a nuestro alrededor e incluso a nosotros mismos.

Sin embargo, debemos aceptar que nuestras mentes tienen que descansar, a pesar de todo esto. Desconfío del ethos humanista / progresista porque piensa que la mente humana es divina, que puede abarcar todo o al menos lo necesario. Que puede contener en sí misma la totalidad del pasado y suficiente certeza sobre el futuro como para que alcance… Yo soy mucho más pesimista. Puedo reverenciar fuerzas por fuera de mí mismo dado que sé que la mente también debe descansar en la perfección que percibe: debe reconocer la perfección allá afuera, y saber que no lo es todo. Si, este es un ciclo de pelear y dejar ir, de interrogar y discernir tus espíritus y los de otros. Pero al final del día, en el sexto día si quieres, debemos refugiarnos en aquello que nos mueve y que se mueve a través de nosotros. Somos tacaños para aquellos pocos rayos de calor. Podemos aceptar esa comodidad por el camino, pero nunca debemos olvidar que somos peregrinos en el corazón de lo Desconocido, a primera luz, debemos juntar nuestras cosas y partir nuevamente.

___________

Notas del traductor:

1. Ethos: Significa un “sistema de creencias”, de valores, comportamientos, etc.

2. New Age: Significa “Nueva Era”, se mantuvo en su idioma original porque así es como se suele usar el término, incluso en los países de habla hispana.

3. Trivium y Cuadrivium: Trivium significa en latín «tres vías o caminos»; agrupaba las disciplinas relacionadas con la elocuencia, mientras que Quadrivium significa «cuatro caminos»; y agrupaba las disciplinas relacionadas con las matemáticas.

(es) Para el agraciado

Traducción de “For the graceful one”, escrito originalmente por Shaughnessy.


A la distancia la brillante luz del sol desde del rocío vuelve a empapar

El rico abrigo de ámbar en el sol matutino

Sus suaves pasos ocultan su calmo poder

Columnas de nublada respiración se alzan dentro del aire de la mañana

El sol atrapa la sangre en sus fugaces orejas con un rojo resplandor

Sus ojos siempre observadores

El frágil cuerpo se vuelve firme mientras ella me ve observando

Una cerrada contemplación sólo por un momento

Sus poderosas piernas la envían de regreso hacia el oscuro abrazo del bosque

Uno puede nunca sentir la pérdida en nosotros mismos tan claramente como cuando se está en presencia de cosas salvajes

(es) Notas sobre Gilles de Rais

Traducción de “Notes upon Gilles de Rais”, escrito originalmente en inglés por Abe Cabrera.


[las citas son tomadas de El Juicio de Gilles de Rais por Georges Bataille, a no ser que se indique otra cosa]

La idea incontenible que he tenido en los últimos meses, una que me ha hecho ser mas contemplativo que lo usual, es la ideal del mal, ya he pasado por esto, pero persiste en repetirse. Cuando era un Cristiano, la idea de que habría algunos, o quizás la mayor parte de la humanidad, que serían excluidos de la luz de Dios por elección, que odiarían a Dios y la felicidad eterna, y renunciarían a ellos por siempre, parecería como un szforzando (NdT1) cacofónico manchando la historia de la salvación. Aquí hablo de la idea de que todas las cosas avanzan a partir de Dios sólo para volver a él, el diagrama del exitus-reditus (NdT2) de los Neoplatónicos que serviría como plantilla para la esperanza Cristiana, para el tiempo en que Dios “sería todo en todo”. Excepto que no lo sería. Aquellos que defienden la eternidad de la condena a los libertinos/depravados declaran que los demonios y aquellos sufriendo en el Infierno por toda la eternidad sirven de testimonio de la Justicia de Dios: que aquellos que renuncian a Dios libremente se mantendrán siempre obstinados con esa elección. Al final, me parece a mi que mal jamas sería erradicado: el mal, en un sentido, gana.

A la mente moderna no le gusta pensar acerca del mal. O sí, porque existe (es una forma de decir), pero siempre es algo que esta allí afuera. El Mal es lo que otras personas hacen, no lo que hago yo. La mente de izquierda o progresista, en particular, no le agrada pensar en las cosas en términos de la moral, bien o mal, sino en el sentido de lo patológico. Los actos malos son siempre el resultado de defectos en la persona o en la sociedad, y pueden ser re-configurados para sacarlos de la persona mediante la educación o un orden social más justo. Muchos piensan que, al aferrarse a la patología, la idea de que algunas personas están locas, enfermas, son psicópatas o simplemente imbéciles, de alguna forma han escapado de la moralidad a través de la percepción científica. “No es un tema de un fallo moral”, por lo que sigue la lógica, “es que esta persona en particular está defectuosa por tal-y-tal razón” (rellenar el espacio: mala crianza, pobreza, opresión, patriarcado, misoginia, etc. etc.) No vaya a ser que los humanos hagan cosas por alguna especie de deseo aleatorio por el caos y la violencia: que incluso la mejor de las condiciones hará brotar cisnes negros de crueldad y caos al igual que la lluvia parece producir de la nada hongos en el césped.

Sea que uno cite la patología o la moralidad, salud mental o malicia de la voluntad, el resultado es el mismo: un predecible y racional animal domesticado fácilmente adaptable a cualquier agenda que se le pueda imponer en el momento. El radical secular piensa que, al renunciar a la moralidad, él o ella está abriendo la puerta para liberar el caos, cuando en realidad están haciendo meramente lo que han hecho todos los moralistas, sólo cambiando la etiqueta. Si uno está realmente en contra de la dominación, uno no puede determinar lo que eso significa en cada contexto, especialmente lo que significa para la personas que no son tú. Un futuro predecible, sin importar cuan placentero sea para el intelecto en términos de libertad y justicia, nunca puede ser llevado a cabo por seres libres e indomesticados, al menos en nuestro contexto. Dejar ir el control significa que no te toca determinar como se verán “otros mundos”. De hecho, el futuro es nuestro enemigo. Si crearas “otro mundo”, posiblemente querríamos quemarlo también.

Unidos al dios de la soberanía mediante ritos de iniciación, los jóvenes guerreros voluntariosamente se distinguen en particular por una ferocidad bestial; ellos no conocían reglas ni límites. En su rabia extasiada, se los confundía con animales salvajes, con osos furiosos, con lobos. Los Harii de Tacitus incrementaban el espanto que provocaba su delirio al emplear armaduras negras y, queriendo sorprender a sus enemigos, para aterrorizarlos, se frotaban su cuerpo con hollín. Este “ejercito fúnebre”, con el fin de aumentar el terror, escogían “noches completamente oscuras”. A menudo se les otorgaba el nombre de Berserkir (“guerreros con pieles de oso”). Como los Centauros de Grecia, los Gandharva de India o Luperci de Roma, ellos se convertían en animales en su delirio. Los Chetti, a quienes también describe Tacitus, se satisfacían de scelera improbissima (NdT3): ellos atacaban, ellos ejecutaban y despellejaban. Eran asesinos, y “ni el hierro ni el acero podían hacer algo contra ellos.” La furia de los Berserkir los convertía en monstruos. Ammien Marcellin, hablando de los Taifali, es indignante cuando describe sus prácticas pederastas… Ellos se entregaban a períodos de borracheras que finalmente tenían éxito en arrancar cualquier humanidad que les quedara.

No había nada en la religión Germánica que pudiera compensar esta crueldad y este desenfreno juvenil. No había, como con los Gauls, o los Romanos, un sacerdocio para oponer el aprendizaje y la moderación por sobre el alcoholismo, ferocidad, y violencia.

A menudo me he preguntado por que la visión primitivista del mundo ha sido una “cerrada”, y por cerrada, quiero decir profundamente antropocéntrica, incluso si lo fue a través de ignorancia (negligente). O interpretan realidades indígenas previas mediante la “visión del conquistado” (para usar la frase de León Portilla). Específicamente, ellos visualizan qué tipo de “naturaleza humana” se puede discernir de la historia del Hombre como una entidad independiente, libre de lugar, contexto, interacción con otras criaturas, etc. Esto incluiría la violencia, aunque también incluye la armonía, cooperación, etc. cuando no se esta bajo amenaza. Pero arrincona a un animal salvaje, déjalo sin mas opciones que obedecer o pelear, y observa cómo actúa. El individuo humano no está automáticamente conectado a esta entidad mística conocida como la Humanidad, fuera del tiempo y espacio: una encarnación de un tropo eterno.

Los grupos humanos aprendieron de su entorno, ellos se vieron a sí mismos como descendientes de los animales que los rodeaban, o al menos en un linaje cercano a ellos. Algunas veces esto daría paso a un orden social igualitario, otras veces no. Aveces hay jerarquías entre los animales, quizás aprendieron su orden social de la misma forma en la que aprendieron el uso de plantas medicinales en un lugar en particular: no como resultado de la voluntad humana, o prueba y error, sino a través de una “revelación” de lo inhumano. El pensar que nosotros los humanos escogemos nuestra vida, de hecho, nuestro mundo, es una estupidez que da risa. Nadie vive por tanto tiempo, y nadie es tan sabio. El negar eso es negar el sentido del lugar en favor de un Ideal Humano (Anarquía o lo que sea): no vives en tu lugar, vives en un Ideal Humano. Y no es nada más que un Infierno domesticado, sin importar que pretendas que sea diferente.

“Anduvimos de caza, la noche de ayer nos convertimos en lobos, nuestra sed de sangre se sació por unos momentos, mientras los demonios de nuestros antepasados se apoderaban de nuestras mentes y de nuestros cuerpos…” (ITS, Décimo Comunicado)

En los tiempos de Gilles de Rais, la guerra siempre era el juego de los señores. Si este juego devasta poblaciones, exalta a las clases privilegiadas. Tiene para las clases privilegiadas el significado final que el trabajo nunca podría tener para los pobres. El interés del trabajo está subordinado a sus resultados; el interés de la guerra no es nada más que guerra. Es la guerra en sí la que fascina y la que aterroriza. Aquellos que son como Gilles de Rais, quienes viven en la expectación de que estas terribles batallas dejen muerte, gritos de horror y sufrimiento detrás de ellas, no conocen nada más que les de esta emoción violenta. La generaciones presentes ya no conocen prácticamente nada sobre la exaltación, a pesar de que la muerte era su base, ese era antiguamente el significado menos ridículo de la guerra, un hecho que es posible que nos abandone a una sensación de impotencia en el mundo. ¿Acaso no estamos cegados en el preciso momento en el que la loca verdad de otra época nos es ocultada?

¿Enfrentados a una pregunta tan banal como esa, que podemos hacer, si no escondernos?

***

La Tragedia es la impotencia de la razón.

Eso no significa que la leyes de la Tragedia son contrarias a la razón. Una ley no puede pertenecer realmente a aquello que es contrario a la razón. ¿Podría una ley oponerse a la Razón? Pero la violencia humana, que tiene la fuerza para correr en contra de la Razón, es trágica, y si es posible, debería ser suprimida; o al menos no puede ser ignorada o desatendida…

Esa es una temática que todas las personas que han enfrentado mis trabajos publicados se niegan a ver, porque si lo enfrentaran, destruiría su fraude. Se acabaría el trile, el Emperador no tendría ropa, etc. Ellos no pueden admitir que no tenemos agencia mas allá de nosotros mismos, los humanos no “aprenden de la historia”, que luchamos poderosamente en contra de fuerzas que entendemos sólo de forma pobre. La última herejía del moderno es admitir que estamos inintencionadamente actuando en una Obra Misteriosa, un mito, en el que todo ha sido ya determinado (en todo sentido). O sino, no tenemos idea de cómo saldrán las cosas, y los intentos de cambiar la realidad sólo darán lugar a resultados aleatorios y no intencionados; que nuestra realidad es un “error” que nunca debió cometerse en primer lugar. O sino, quizás nuestra aniquilación está siendo llevada a cabo precisamente a través del instrumento del antropocentrismo y el humanismo, bajo la apariencia de solidaridad y cooperación.

Nadie puede admitir esto, dado que la ilusión del Humano quedaría expuesta: el juego con el que encuentran suficiente significado en la vida como para no arrojarse desde un edificio. Pero algunos de nosotros seguiremos viviendo a pesar de esta nefasta realidad. De hecho, estamos agradecidos por ella: al final del día nos recuerda lo patéticos y tontos que somos. Aquello más grande no es lo Humano, o ninguna idea que el humano pueda producir. Nuestra felicidad, por decirlo de esa forma, se encuentra en otro lado.

_____________________

Notas del Traductor:

1. Szforzando: Asumiendo que el autor haya querido escribir “Sforzando” significa tanto un acorde acentuado como una anotación que se hace sobre una nota musical para indicar que debe de ser tocada con un fuerte ataque inicial.

2. Exitus-reditus: Es un término en Latín que significa “partida y retorno”.

3. Scelera improbissima: Término en Latín que significa algo como “crimen/fechoría en exceso”.


(es) Las enseñanzas del bosque

Traducción de “The teachings of the forest”, escrito originalmente en inglés por Shaughnessy.


Vacía tu mente de todo pensamiento. / Deja que tu corazón este en paz. / Observa la confusión de los seres, / pero contempla su retorno.”

Laozi | Daodejing

La vida del bosque oscuro nos enseña una profunda verdad

En la presurosa corriente del gran rio

En el cambio de los cielos grises de otoño

En los vientos fríos a través de los desnudos toldos de arce y álamo

En el silencioso poder de los siempre-verdes

Las diez mil cosas del bosque cuentan esta antigua verdad

Se cuenta a lo largo del bosque oscuro en lenguas mas antiguas que aquellas de los hombres

Quizás oigas susurros de estas antiguas verdades

Pero primero debes volverte inhumano

Cortar tu cabeza y residir en la quietud

Y en la quietud los susurros del sin forma

(es) Transitoriedad

Traducción de “Transience”, escrito originalmente en inglés por Shaughnessy.


La noche fría trajo una corona de joyas para el bosque oscuro

Incontables diamantes para adornar los zarcillos de la tierra

Un brillante esplendor en la gloria de la mañana

Pero el sol se enciende sobre el bosque congelado por sólo un momento

Al calor de los primeros rayos de amanecer

Las resplandecientes joyas del bosque glacial se derriten en la clara mañana

Diamantes convertidos en incontables gotas de plata derretidas

Un vapor se alza en el despertar del amanecer

La corona de joyas ascendiendo para convertirse en la brillante llovizna de una niebla matutina

Pronta a desaparecer

La transitoriedad de las cosas

(es) Las Bestias deben permanecer unidas

Traducción de “Beast must stick together”, escrito originalmente por Ramon Elani.


Para Bec

Si los trotamundos no fueran en sí mismos la causa, entonces al igual que la fragancia y el color del loto en el cielo, no habría percepción del universo.” —Nagarjuna

La bestia joven le dijo a la vieja: ¿Cómo puedo vivir en este mundo?

Este mundo lacerado, roto.

La bestia vieja le dijo a la joven: Sigue tu aliento. Habla con los espíritus en charcos.

Estas cosas pasarán.

La bestia joven le dijo a la vieja: Todo lo que veo es asqueroso e indeciblemente feo.

Un mundo que es desgarrado y yo, desgarrado, dentro de él.

La bestia vieja le dijo a la joven: Ve hacia el bosque, haz tartas y tejidos.

Escucha las voces de la tormenta sobre los acantilados.

La bestia joven le dijo a la vieja: ¡O crone, bruja! Busco el profundo foso en los oscuros bosques.

No puedo hallarlo.

La bestia vieja le dijo a la joven: Sólo lo hallarás en las oscuras profundidades del silencio.

¿Que buscarás que no puedas hallar en tu interior?

La bestia joven le dijo a la vieja: ¡Pero hiervo en ira! ¡Ansío sangre y venganza!

Los dioses deberán presenciar el terror que desataré sobre este mundo malo.

La bestia vieja le dijo a la joven: A no ser hagas de ti un hueco no habrá lugar para que los dioses moren en tu interior.

Le bestia joven le dijo a la vieja: Mi corazón es negro y no puedo soltar mi amargura.

Escupo sobre la paz y la gentileza del sueño.

La bestia vieja le dijo a la joven: Cuando estés solo en el hielo, rodeado de demonios, sólo estará la voz de tu alma verdadera para guiarte.

Le bestia joven le dijo a la vieja: Crone de tormenta, me lleva la corriente, estoy flotando,

atormentado por los ojos siempre-observadores de la oscuridad.

La bestia vieja le dijo a la joven: Mira los cortes sobre mi pecho, me quité la carne con irregulares cortes del cuchillo despellejador.

Le bestia joven le dijo a la vieja: Te prepararé un festín y reluciente carne roja se te hará agua la boca.

La bestia vieja le dijo a la joven: Mira esta lanza sobre la cual me he empalado.

Mira las trenzas de pelo con las cuales me he estrangulado.

La bestia joven le dijo a la vieja: Te vi en la casa oscura que estaba ahogada con humo. Te vi caminar con la luna.

La bestia vieja le dijo a la joven: Yo maté a mi hermano por sus oscurecidas manos aquella noche.

Los maté a todos ellos por su silencio.

La bestia joven le dijo a la vieja: ¿Qué viste caminando entre las estrellas?

¿Qué oíste en los susurros de la nieve?

La bestia vieja le dijo a la joven: El demonio azul se alza de las glaciales profundidades.

Él entierra sus afilados dedos en las entrañas del mundo.

La bestia joven le dijo a la vieja: ¿Te ahogarás en lágrimas? Un mar de óxido.

Despedazado en fragmentos por las olas de hierro.

La bestia vieja le dijo a la joven: Sumérgete profundo en el abismo del océano y no temas.

Después de todo, las bestias deben permanecer unidas.