Tag Archives: Traducción

[en] (Chile) Thirty-Ninth Communique of the Individualists Tending Toward the Wild

 

Traducción en inglés del 39 comunciado de ITS atacando fieramente a los humanistas en Chile.

Traducción a cargo de Atassa.


Following the latest criticisms and responses that the anarchic nuns have spit out to people to defend their anarchist “comrades” who live in Chile along with us, we want to express some irrefutable points to situate the debate a bit.

We would like to speak of an “insurrectionary anarchist affinity group of tension,” or whatever they call themselves, that made amoral indiscriminate attack their own. FINALLY THEY ENTERED INTO OUR MADNESS! Or rather, they did so some time ago, and now they want to resurface.

It was 2014 and their target was what seemed to be the office of Chilean prison officials (conveniently without anyone present). That’s what they thought, since it was not clear what they thought they were burning. What is known is that they left a backpack with an explosive device in the street. They didn’t set up the famous anarchist guard of morality that makes sure innocents aren’t hurt.

And they shit the bed on this one by their standards since they became the first indiscriminate anarchists. A young drug addict named Sergio Landskron picked up the backpack and died due to the explosion. Finding this out probably made the anarchists fall off their bike, vomit up their vegan burgers, and start praying to St. Bonnano or Sister Bakunin asking for forgiveness for their sins.

Under the moral parameters of these crybabies, ITS was already in Chile in 2014. This couldn’t possibly have been anarchists. “It’s a set-up!” they should have cried.

But we know this isn’t the case, since the Mafia isn’t anti-prison, and at most eco-anarchist groups were already conspiring who share our hatred. But they don’t focus on prisons, as is well known. Landskron’s murderers never took responsibility for the attack, so much was their shame at violating their standards of the moral of attack.

This indiscriminate attack – let’s call it what it is – was a great SIN of the action group in question. Gallons of ink and saliva of anarchist morality burned that marginal youngster, who we recognize as one of the worst results of this rotten civilization, and, we could even call him a “victim”.

The anarchists kept quiet! They didn’t utter a peep about his death, there was no communique asking for forgiveness or explaining why they didn’t hit they intended target, as was the case with the prisoners of war Juan, Nataly, and Guillermo, to justify why they indiscriminately attacked a bus station.

Even less likely was the existence of a communiqué saying, “yes, we did it, it was an accident.” They hid their snouts out of fear of the cops. They were afraid to end up like savages without anarchist morality. Look at them killing the last victim of the system!

So now that it is all the style to threaten an anarchist war against the Eco-extremist Mafia, snitching included, we gave some clues about these nuns to the friends and family (some of them criminals) of Sergio Landskron, so that they’ll know who to shoot and stab to get even. They’re looking in freed squats around site of the indiscriminate attack and they’ll know who took their son-uncle-brother from them. They’re squats full of shitheads who have gotten out of the explosives game because of this anarcho-Christian sin, but we know that they have this hidden sin on their chest and it won’t be forgotten anytime soon.

Do the moralists consider this snitching too? It’s all the same to us, it’s not for nothing that we are egoists, criminals, and amoral. But let it be known, what we have just stated is just one demonstration that we know quite well those behind certain things, we know where the campaign in Chile against eco-extremism comes from. We thus state that if they continue with this pathetic campaign they shouldn’t be surprised when we respond.

In their anarcho-civilized morality, killing that Landskron kid was a sin so great that the Chilean anarchist movement kept quiet out of shame. They shouldn’t criticize the Tendency with their moral standards, since we aren’t up for being judged by their crooked scales. More than that, people will see that the emperor has no clothes.

Prowling Port Changos (ITS-Chile)

 

(es) El Nihilista Inhumano

Traducción del texto en italiano “Il Nichilista Inumano”, tomado del trabajo editorial “Inumano” escrito por el criminal y afín de sangre Orkelesh, editado por “Casa Editrice Ferox”.


Soy Nihilista y Terrorista.

Nos rompemos los huevos, tú humanista, cerdos del terreno del nirvana.

Mi Tendencia es inhumana y ferozmente amoral.

Animal cruel, vamos a poner bajo tierra la clemencia y la misericordia de estos cerdos heroicos.

Nos movemos, Clan de Sangre, y absorbemos la bondad y la disposición a la sonrisa “tirada”, en donde la vida, es generalmente reconocida.

Soy Nihilista y Terrorista.

Me place repetirlo, y repito que soy cruel ¡Voy a experimentar, sentir la emoción mortal, comprender dónde está, y golpear!

¡Si! En este mundo de mierda, descolorido y cálido.  ¿Cálido? ¡Ajajaja!

La “cosas y la personas” no existen, ¡no!

Camino por las calles, cuyo olor, hoy, del asfalto, fresco, huele al lamentable paso del hombre aterrorizado.

Lo siento, sí, lo siento, también, ya lo he expresado, y lo repito: ¿cuánta y qué paranoia pasiva tienes tú?

Mi “paranoia” es mi animalidad, atroz y siniestra, inocuo, siento indulgencia y la falsa espontaneidad terrenal.

¿Cuantos, de ustedes humanos, se mantienen en la “tierra”?

Lo oculto, mi sendero profundo y oscuro, se une a mi feroz modus operandi.

Quiero y pretendo destruir, aquel límite de conciencia.

Ah, ¿mi conciencia?, ¿o es solo un postulado de la “verdad”, la respiración de la normalidad, dentro de mí?

Me muevo sensible, una percepción que a veces falla a “costo”, porque estoy impulsando un deseo lacrimógeno:

Siento dentro de mi nariz, huele a sangre, pica, apesta, expresa un sentido de distopía.

Soy Nihilista y Terrorista.

No, no leo el síntoma perceptivo del hombre común.

No, odio y siento una ambición salvaje en la destrucción de este mundo y de la especie humana.

Un acto, un solo y único acto, con resentimiento ardiente, a aniquilar en su momento, fugado, expulsando la rarefacción de mi conciencia.

Sí, sí, expulsemos la concienzuda visión mortal, les digo a los Fraternos de Sangre… ¡Destruyamos: al “gentil”, clemente, dulce, humano, bueno, compasivo, generoso, indulgente, magnánimo, misericordioso, apacible, manso, cariñoso, suave, tierno, amoroso, benevolente”…!

¡Somos Nihilistas Inhumanos!

(Estados Unidos) Indymierda = Indyshit

Las nenas lloronas de indymedia California (“indybay”) han publicado una divertida crítica en contra de los teóricos eco-extremistas y sus aliados en Estados Unidos, y puesto que estos maricas nos incluyeron en esa pobretona crítica, nosotros respondemos burlona y sarcásticamente de la siguiente forma:

 

¡Ah! ¡Gracias por traducir las notas de Maldición Eco-extremista y de Nomen Nescio, ustedes contribuyen a la propaganda anti-humanista también! Ojalá y puedan traducir esta nota y reproducir estos memes en su página web…

Maldición Eco-extremista blog

 

(es-en) Palabras no mencionadas después de los ataques Nihilistas Misantrópicos

Traducción al español del nuevo texto punzante y filoso del terrible Misantrhopos Cacogen, de su original en inglés.

¡Complicidad con los Nihilistas Misántropos y sus proyectos de Terrorismo Anti-político!


Con el éxito o el fracaso, a veces es difícil saberlo con seguridad. ¿Pero a quién le importa? La experimentación del ataque indiscriminado continúa porque Yo lo anhelo. Consulta tus ideologías para averiguar el por qué, o mejor… pregúntale a tu conciencia.

La Nada se ajusta a mis sentidos cuando mis sentidos se conforman a la Nada. La proyección del insomnio se manifiesta en el descenso. Estoy teniendo relaciones sexuales con el Caos. Lo penetro y me penetra. ¡Qué poderoso es experimentar sobre la destrucción de la noción humana y el entierro del idealismo! ¡Cuán mezquinos son todos ante la cara de la experiencia pura nihilista y la negación del valor del valor! Me regocijo en el Momento y no me retiro. ¡Odio a los humanos pungentemente!

Mi voluntad se desborda de odio y quiere convertirse en el hacha con la que voy a penetrar la imbecilidad de las sociedades humanas. Egomanía surge y se convierte en el combustible canalizando mi sangre negra hacia la realización del ataque del Misántropo Nihilista, Despreciador de la noción de entrenamiento social y Violador del espíritu santo del progreso.

En el burdel de la existencia humana me río nihilísticamente y ofrezco mi odio libremente. Rechazo la enfermedad de la libertad en cualquier contexto ético. Mi libertad puede ser la de cometer atrocidades. ¿Quién va a decirme qué es la libertad?, ¿quién sabe lo que es ese dictador de la mente?

¡Contra toda santidad de anti-renuncia, Nihil se levanta! Que el Abismo se convierta en la amputación de la existencia humana. El terror se alinea con mi poder para tomar represalias en este mundo séptico. El flujo sanguíneo a través de mis venas, con cada ataque me da un nuevo nacimiento, el nacimiento del eterno Fin.

¡Complicidad con las Sectas Nihilistas Terroristas, con los Nihilistas Criminales, con los Misántropos Antisociales, con GITS y con ITS!

¡A difundir la plaga de las Tendencias Misantrópicas del Nihilismo y del Eco-extremismo!

Agresor Nihilista, Misanthropos Cacogen

___________________________

Words following unmentioned Misanthropic Nihilist attacks

With success or failure, sometimes it is difficult to know for sure. But who cares? The experimentation on indiscriminate attack continues because I crave it. Consult your ideologies to figure out why, or even better… ask your conscience.

Nothingness conforms to my senses as my senses conform to Nothing. Sleepless projection manifests in the Descent. I am having sexual intercourse with Chaos. I penetrate it and it penetrates me. How powerful it is to experiment on the destruction of the human notion and the interment of idealism! How petty they all are in the face of nihilistic pure experience and the Negation of the value of value! I rejoice in the Moment and I don’t hold myself back. I hate humans pungently!

My will bursts out of overflowing of Hate and it wants to become the axe with which I will penetrate the imbecility of human societies. Egomania arises and becomes the fuel channeling my black blood towards carrying out the strike of the Nihilist Misanthrope, Defiler of the notion of social training and Violator of the holy spirit of progress.

In the brothel of human existence I laugh nihilistically and I offer my hatred freely. I deny the sickness of freedom in any ethical context. My freedom might be to commit atrocities. Who is going to tell me what is freedom? Who knows what this dictator of the mind is?

Against every sanctimonial self-renunciation, Nihil arise! May the Abyss become the amputation of human existence. Terror align with my power to retaliate on this septic world. Blood flow through my veins, with every attack give me a new birth, the birth of the neverending End.

Complicity with Nihilist Terrorist sects, Criminalistic Nihilists, Antisocial Misanthropes, GITS and with ITS!

To spread the plague of the misanthropic tendencies of Nihilism and Eco-extremism!

Nihilist aggressor, Misanthropos Cacogen

(tü) Yeni Put Üzerine

Algunos párrafos desde Así habló Zaratustra en turco, publicado recientemente por Nihilist Okumalar (Lecturas Nihilistas).


Bir yerlerde halklar ve sürüler var hâlâ, ama bizde değil, kardeşlerim: burada devletler var.

Devlet mi? Nedir bu? Pekala! Şimdi kulak verin bana. Çünkü şimdi size halkların ölümü hakkında bir çift sözüm var.

Devlet tüm soğuk canavarların en soğuğudur. Soğuktur soyledigi yalanlar da; ve şu yalan dökülür dudaklarından: “Ben, devlet, halkın ta kendisiyim.”

Yalandır bu! Yaratıcılardı halkları yaratanlar ve onların üzerlerine birer inanç ve sevgi astılar: böylece, hizmet ettiler yaşama.

Birçokları için tuzaklar kuranlar ve bu tuzağı devlet diye adlandıranlar, yok edicilerdir: bir kılıç ve yüzlerce hırs asarlar onların üzerine.

Nerede hâlâ halk varsa, orada anlaşılmaz devlet ve uğursuzluk gözüyle bakılır ona, törelere ve yasalara yönelik bir günah olarak nefret edilir ondan.

Şu ipucunu vereyim size: Her halk iyiye ve kötüye ilişkin kendi dilini konuşur; komşusu anlamaz bunu. O kendi dilini törelerinde ve yasalarında yaratmıştır.

Oysa devlet iyinin ve kötünün tüm dilleriyle yalan söyler; her konuştuğu da yalandır — ve her ne varsa elinde, onu çalarak elde etmiştir.

Her şey sahtedir onda; çalıntı dişlerle ısırır, o ısırgan. Sahtedir iç organları bile.

iyi ve kötüye ilişkin dildeki karmaşa: devletin işareti olarak bu ipucunu veriyorum size. Sahiden, ölüm isteminin işaretidir bu! ö lümü vaaz edenlere göz kırpar, sahiden!

Gereğinden fazla insan doğuyor: lüzumsuzlar için icat edilmiştir devlet!

Baksanıza, nasıl da çekiyor kendine onları, çok-fazlaları! Nasıl da çiğneyip yutuyor onları ve geviş getiriyor sonra da!

“Yeryüzünde benden büyük yok: Ben, tanrının düzen kuran parmağıyım” — böyle bögürüyor bu canavar. Ve sadece uzun kulaklılar ve yalnızca yakını görebilenler de değildir, önünde diz çökenler!

Ah, büyük ruhlar, sizlere de fısıldıyor tüyler ürpertici yalanlarım.

Ah, bulur o, kendilerini tüketmekten hoşlanan zengin yürekleri!

Evet, sizi de bulur o, siz eski tanrıyı ak edenleri! Yorgun düştünüz kavgada, şimdi de bu yeni putun işine yanyor yorgunluğunuz!

Kahramanlan ve saygıdeğer kişileri toplamak istiyor etrafına, bu yeni pul! İç huzurunun güneşinde ısınmaktan hoşlanıyor — bu soğuk canavar!

Siz ona tapınırsanız, her şeyi verecektir o size , bu yeni puj;: böyle satın alıyor erdeminizin pırıltısını ve gururlu gözlerinizdeki bakışı.

Sizi kullanarak tuzağa düşürmek istiyor çok-fazlalan! Evet, bir cehennem hilesi yaratılmıştır orada, bir ölüm atı, tanrısal şereflerle süslü koşu takımlanyla şıngırdayan!

Evet, çoğunluk için bir ölüm yaratılmıştır orada, kendim yaşam diye öven bir ölüm: doğrusu yürekten bir hizmettir bu, ölümü vaaz edenlerin tümü için!

Devlet diyorum, herkesin, iyilerin ve kötülerin zehir içtiği o yere: devlet, iyilerin ve kötülerin, herkesin kendim kaybettiği yer: devlet, herkesin yavaş yavaş intihar etmesine — “yaşam” adı verilen yer.

Bakın şu lüzumsuzlara! Mucitlerin eserlerini ve bilgelerin hazînelerini çalıyorlar: kültür diyorlar hırsızlıklarına — ve her şey hastalık ve felaket oluyor onlara!

Bakın şu lüzumsuzlara! Her daim hastadırlar, balgam çıkartırlar ve gazete derler bu çıkarttıklarına. Birbirlerini yularlar ve kendilerini bile hazmedemezler.

Bakın şu lüzumsuzlara! Servet edinirler ve böylece daha da yoksullaşırlar. Güç ve gücün kaldıracını isterler, yani çok para sahibi olmayı isterler, — bu çulsuzlar!5

Şu çevik maymunların tırmanışına bakın! Birbirlerinin sırtından tırmanırlar, böylece çamura ve derine batarlar.

Tahta geçmek ister hepsi: onların deliliğidir bu — sanki mutluluk tahtta otururmuş gibi! Genellikle çamur oturur tahtta — ve genellikle taht da çamurda.

Bunların hepsi delidir, birbirlerinin sırtına tırmanan maymunlardır ve aşın kızışmışlardır benim gözümde. Putlarının, o soğuk hayvanın kötü kokusu geliyor burnuma: kötü kokulan geliyor burnuma hepsinin, bu putperestlerin.

Kardeşlerim, onların ağızlarının ve hırslarının kokuşmuşluğunda boğulmak mı istiyorsunuz! En iyisi pencereleri kırın da, atın kendinizi açık havaya!

Uzak durun bu kötü kokudan! Uzaklaşın lüzumsuzların putperestliğinden!

Uzak durun bu kötü kokudan! Uzak durun bu insan kurbanların buharından!

Büyük ruhlar için açık duruyor yeryüzü önlerinde hâlâ. Münzeviler ve münzevi çiftler için, etrafında durgun denizlerin kokusunun estiği birçok yer var hâlâ.

Büyük ruhlar için özgür bir yaşam açık duruyor önlerinde hâlâ. Sahiden, kimin az mülkü varsa, o daha az başkasının malı olur: şan olsun küçük yoksulluğa!

Orada, devletin bittiği yerde başlar, fazlalık olmayan ilk insan: orada başlar gerekli olanın şarkısı, biricik ve eşsiz bir biçimde.

Oraya, devletin bittiği yere — oraya bakın kardeşlerim! Görmüyor musunuz, gökkuşağını ve Üstinsana giden köprüleri? —

Böyle söyledi Zerdüşt.

(es) Moralidad

Traducción del “Morality” de Antisocial Evolution.


La moral es la teoría de que todo acto humano debe ser bueno o malo. El propósito de todos los sistemas morales es fijar el comportamiento humano mediante la imposición de normas absolutas, diseñadas de tal manera que permanezcan más allá del examinar y de la crítica. Todos los sistemas morales se presentan como la norma superior, la ley absoluta, el orden perentorio que impone a todo el mundo, en todo momento, lo que deben hacer y lo que no deben hacer, aplicable a todos los seres humanos sin excepción.

Para comprender plenamente cómo funciona la moralidad como mecanismo de control, es útil examinar las funciones psicológicas subyacentes a los códigos morales y las justificaciones utilizadas para exigirles la obediencia universal. Hasta hace poco una de las más comunes de estas justificaciones era un llamado Dios y, de hecho, esto no ha desaparecido por completo. Este dios nos dice lo que es correcto o incorrecto o así dice la creencia. Este concepto metafísico del sueño emite reglas para que nosotros obedezcamos, y si nos negamos a hacerlo, este dios nos castigará horriblemente. Sin embargo, al amenazar a otras personas de tal manera, el moralista ha cambiado la cuestión a una cuestión de moralidad, a otra de conveniencia, a evitar los dolorosos resultados de no someterse a alguien o algo más poderoso que nosotros mismos.

Por supuesto, hay quienes no creen en un dios que no obstante son creyentes en la moralidad. Estos moralistas humanistas buscan una sanción para sus códigos morales en alguna otra idea fija: el Bien Común; una concepción teleológica de la evolución humana; las necesidades de la humanidad o de la sociedad; derechos naturales, y así sucesivamente. Un análisis crítico de este tipo de justificación moral demuestra que no hay más detrás de el que hay detrás de “la voluntad de Dios”. Conceptos como el “bien común” o “bienestar social” son meras piezas retóricas de gran resonancia utilizadas para disfrazar los intereses particulares de quienes las utilizan.

Es precisamente este disfraz de intereses particulares como leyes morales que se esconde detrás de la mascarada ideológica de la moralidad. Los sistemas morales funcionan como un ocultamiento del propósito real y del motivo y casi siempre son una “voluntad de poder” disfrazada. Empape los planos luminosos de los Salvadores Morales de la Humanidad en el ácido del análisis brutal y vea el patrón escondido en el rollo: el deseo de forzar una cierta línea de acción sobre todos, el deseo de gobernar y reprimir. Sólo cuando, en ciertos momentos y lugares, por medio de la fuerza física o de la astucia superior, algunos logran imponer su particular interpretación moral a los demás desde una sola moral que triunfa, comprendida y seguida por todos de la misma manera -como en la Edad Media, cuando la Iglesia católica había disuelto toda la variedad en unidad, o como vemos hoy en ciertas partes del mundo islámico.
Uno de los usos más populares del mito moral es añadir una guarnición al plato ya desagradable de la política. Al convertir incluso las más insignificantes de las actividades políticas en una cruzada moral, se puede asegurar el apoyo de los crédulos, los vengativos y los envidiosos, así como dar una pseudo-fuerza a los débiles y los vacilantes. Si bien es de esperar que aquellos que deseen gobernar a otros invoquen reprimendas morales en un intento de convertir (o purgar) al iconoclasta ideológico desviador o crítico, es profundamente desalentador observar a los autoproclamados anarquistas actuando en la misma farsa, en la forma de los códigos del discurso políticamente correcto, las restricciones dietéticas, las elecciones de los consumidores, la ética social dogmática y las moralidades esclavistas como el pacifismo. Es difícil imaginar algo más deshilachado, más irremediablemente plausible, para fundar una rebelión antiautoritaria que la moral, pero los anarquistas lo hacen todo el tiempo, en detrimento de su propia lucha y credibilidad.

El egoísmo consciente del egoísmo – no es ni moral ni inmoral. Está más allá del “bien y el mal”. Es amoral. Un egoísta puede ser veraz o mentiroso, considerado o desconsiderado, generoso o cruel, de acuerdo con su naturaleza, gustos o circunstancias, y a su propio riesgo, pero no está obligado a ser ninguna de estas. Puede comportarse de una manera que la moral llama “buena” o de una manera que ellos llaman “mal”, pero lo hace porque juzga su interés por mentir en una dirección u otra, no porque esté poseído por el espectro del moralismo o del inmoralismo.

Mientras que el moralista tiende a ver los conflictos entre individuos (y grupos e instituciones) en términos de “correcto” e “incorrecto”, el egoísta nunca considera a un adversario correcto o incorrecto en ningún sentido moral. Cada uno está simplemente persiguiendo el cumplimiento de su propia agenda, y si el conflicto no puede ser resuelto de otra manera, debe ser resuelto por la fuerza. Pues, no se equivoquen, al repudiar la idea de moralidad, los egoístas no hacen excepción a la “violencia”. Tampoco trazan ninguna distinción piadosa entre la iniciación de la fuerza o la fuerza de represalia. Se usa cualquiera de las formas si es una manera conveniente de perseguir un fin dado, y para el egoísta no hay ley moral que prohíba la violencia a la que deben subordinar su voluntad a la soberanía personal.

Para el egoísta consciente, la inexistencia de la moralidad es tan cierta como dos y dos hacen cuatro, y en este sentido, el egoísmo supera los límites de las más audaces especulaciones del anarquismo sobre la soberanía individual, actuando como un disolvente poderoso para una imaginación obstruida por teorías de “correcto e incorrecto”. Sólo después de escudriñar todo el horizonte de la amoralidad -la nada que queda en ausencia del bien y del mal o de cualquier otra autoridad metafísica- el individuo se encuentra cara a cara con una libertad emocionante y terrible en la que nada es verdadero y todo está permitido.

(es) Lo extraño

Traducción de “The Stranger” de Antisocial Evolution.


‘¿A quién amas más, hombre desconcertante, dinoslo: a tu padre, tu madre, tu hermana o a tu hermano? ‘
No tengo padre, ni madre, ni hermana, ni hermano.
‘¿A tus amigos?’
Ahora estás usando una palabra cuyo significado para este día me sigue siendo desconocido.
‘¿A tu país?’
No sé en qué latitud eso miente.
‘¿A la Belleza?’
Yo la amaría de buena gana, si fuera una diosa e inmortal.
‘¿Al Oro?’
Yo lo odio como tú odias a Dios.
-¿Qué es lo que más te gusta, extraño?
“Me encantan las nubes … las nubes pasajeras … allí … allí … las maravillosas nubes!”

Charles Baudelaire

(es) Notas sobre la extinción

Traducción del texto “Notes on extinction”, escrito originalmente por Abe Cabrera.


La extinción es la gramática de la civilización tecno-industrial. Es como llegó a ser lo que es, y la extinción es lo que la sostiene. Es como si creara vida con el fin de simplemente destruirla. Esto va desde campos del agro-negocio, a fetos abortados, hasta pueblos enteros que han sido borrados en nombre del “progreso”. Si el nihilista pasivo puede arrojar la acusación de que la naturaleza es indiferente a las criaturas que hace nacer, lo que es aun más seguro es que la civilización Europea Cristiana (en particular) ha tomado a pecho esta premisa y ha operado con ella a un ritmo acelerado y exagerado. Aquello que a la naturaleza le lleva millones de años crear, formular y desarrollar, la civilización puede sacárselo de encima en una tarde. Todo nuestro modo de vida es alimentado por los cadáveres de animales muertos millones de años antes de que la primera sombra de un ancestro humano honrara la faz de la tierra.

En el eco-extremismo, la necesidad/propiedad/simetría de la extinción humana es la base del ataque indiscriminado. Es discutible si el ataque eco-extremista es alguna vez “indiscriminado” en un sentido absoluto. Porque para ser verdaderamente indiscriminado, uno quizás necesitaría ni siquiera levantarse de la cama y disparar un proyectil por la ventana hacia una calle adyacente. Todos aquellos ataques que no sean de esta naturaleza exacta requieren planificación, reflexión, preparación, etc. Ahora, donde uno discute que el ataque eco-extremista es indiscriminado es en la elección de la víctima. Porque a menudo puede resultar que quienquiera que esté cerca o en la “línea de fuego” sea quien sale herido, cuando esto no era intencionado. De nuevo, aún no nos libramos de la ciénaga ética incluso si hemos decidido quién es culpable o inocente. De hecho, condenas exhaustivas a gente e incluso a su propiedad son casi tan viejas como la civilización misma. Vayamos a nuestra confiable Biblia. En el bien conocido relato de la caída de Jericó, está escrito:

Cuando sonaron las trompetas, el ejercito gritó, y al sonido de la trompeta, cuando los hombres dieron un fuerte grito, la pared colapsó; por lo que todos cargaron directo hacia adentro, y tomaron la ciudad.

Consagraron la ciudad al Señor y destruyeron con la espada todo ser vivo en ella; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, ganado, ovejas y burros.”

Esto no es un evento único en las Sagradas Escrituras: El Pueblo elegido por Dios dejó ciudades devastadas como si fuese una cuestión rutinaria, e incluso fueron castigados por Dios por ser compasivos con el ganado.

Por supuesto, la gente no será particularmente persuadida al mencionar la historia antigua, así que iremos al grano. El tema de la civilización no es un tema de moralidad sino de números. No es un problema filosófico sino más bien un problema matemático y físico. Si puedes superar a tu enemigo en número, eventualmente debe sucumbir. Muchas guerras han sido guerras de agotamiento donde el bando tácticamente superior fue derrotado por ola tras ola de enemigos siéndole arrojados. Esto pasó en la guerra civil Estadounidense, las guerras Indias Estadounidenses, la guerra de liberación nacional de Vietnam, etc. etc. A menudo no es una cuestión de ser capaz de ganar, sino de ser capaz de soportar derrota tras derrota tras derrota hasta que el enemigo no pueda pelear más. La culpa o inocencia en este paradigma es irrelevante: la presencia misma de cuerpos (hombre, mujer, niño, o incluso una bestia de carga) es suficiente incursión como para garantizar su destrucción sin escrúpulos.

Eso está bien para los tiempos incultos del pasado, pero el presente ha aprendido su lección humanista, ¿verdad? Bueno, no exactamente. Sin siquiera tener que recurrir a Stalin o Mao y los millones que tuvieron que morir en el proceso creado antisépticamente de “acumulación de capital primitivo”, anula incluso al izquierdista más anti-autoritario, y encuentra a alguien que cree que está bien si, por ejemplo, un grupo insurgente vuela en pedazos una heladería llena de niños en nombre de la “liberación nacional” siempre y cuando el colonialista lo haya hecho primero:

Así que al final, no importa si algunos millones mueren, o si niños son volados en pedazos, o si unas cuantas monjas son violadas por revolucionarios. Una causa justa cubre una multitud de pecados… excepto para las víctimas de la causa justa. El tema sobre lidiar con vidas humanas es que no es un juego de números, al menos para el híper-civilizado. Mientras que muchos podrían decirle adiós a las atrocidades del pasado, nadie se está ofreciendo de voluntario para las atrocidades del futuro, precisamente aquellas atrocidades que serán requeridas para un mejor mañana. Todos quieren ser rey, nadie quiere ser el campesino que paga impuestos para apoyar al rey en su excesivo estilo de vida. Todos quieren jugar, pero nadie quiere invertir en el juego.

Ni deberían querer hacerlo, porque el juego está arreglado. Eso no detiene a los soñadores, los revolucionarios, los conservadores, etc. de ofrecer como “voluntarios” a las futuras generaciones y a gente que no conocen a la ardua tarea de forjar un mejor mañana en el cual salgan más o menos ilesos. Las visiones de un mejor futuro son agradables mientras puedas confiar en los esfuerzos de otras personas para llevar a cabo tu vision por ti. Por supuesto, esperar que la gente haga esto es tonto, pero eso no detiene al soñador revolucionario.

Saltar de estas observaciones a la conclusión de que “por lo tanto, todos los humanos deben extinguirse” puede ser correctamente señalado como un reductio ad absurdum. Solo porque nadie tenga la culpa no significa que todos tengan la culpa, o que la culpa siquiera exista.

Por lo tanto, ninguna medida disciplinaria o incluso ningún lenguaje disciplinario está justificado. Quizás esto tiene un propósito, pero déjennos ponerlo de otro modo: el ideal humano (forma) no podrá tener nunca el huésped físico apropiado (materia) para realizarse a sí mismo. La forma siempre es un fantasma, merodeando sobre la hirviente masa de material humano crudo. La humanidad nunca podrá ser motivada por un ideal, nunca podrá ser unida a un plan ético orgánico que pueda conformar sus acciones colectivas hacia un mejor futuro. En otras palabras, la humanidad como un todo es un zombie colectivo, algo que se topa con el aspecto de la vida pero en realidad está constantemente al borde de volar en pedazos por la falta de cualquier inteligencia o voluntad colectiva definida. Podemos hablar de acción colectiva global, pero es en su mayoría retórica vacía. El problema es de una escala divina pero los medios para abordarlo son demasiado humanos.

Así que a pesar de lo que uno podría pensar sobre sus partes, el humano como una categoría universal es un fenómeno endeble y fugaz. Pero de nuevo, déjennos regresar al apartado de arriba: el problema real con los humanos no es que no son lo suficientemente inteligentes, sino más bien que hay demasiados de ellos conectados de una forma desordenada por las comunicaciones y transportes globales. El problema no es un director ejecutivo o mil políticos o un millón de policías. El problema son siete mil millones de personas con sueños y aspiraciones y grandes expectativas para sus hijos… que solo pueden llegar a expensas de otros seres en el planeta. El problema son los valores de la humanidad por el bien de la humanidad, humanidad como un sistema cerrado, humanidad como el imperativo categórico. Siete mil millones de anarco-primitivistas traidores a la especie serían inferiores a una humanidad constituida solo por diez ejecutivos de Monsanto. Tus sentimientos, opiniones, creencias y acciones no cuentan. Básicamente, lo que cuenta es tu sola existencia animal, porque es parasitaria e injustificable. A menos que tu existencia particular pueda convencer a siete mil millones de personas de cometer suicidio colectivo, dejando quizás solo un puñado de homo sapiens viviendo en la Tierra como un animal entre otros, no eres distinto a cualquier otra persona.

Por supuesto, puedes decir que esto solo se aplica a la civilización Europea (post-) Cristiana híper-civilizada, pero ¿estamos realmente tan seguros? Fuera de los interminables debates sobre si el hombre acabó con la megafauna en las Américas y Australia, sabemos por seguro que el hombre acabó con el moa, un gran ave no voladora nativa de Nueva Zelanda que fue extinta a menos de 150 años de que los humanos colonizaran esas islas (bastante antes de que los europeos llegaran). El problema con las cosas que suceden es que siempre tuvieron el potencial de suceder, ceteris paribus. Incluso si algunos humanos (¿la mayoría?) nunca llevó una especie a la extinción, lo han hecho, y siempre tienen el potencial de hacerlo. Eso no es una declaración de culpa sino una declaración de hechos. Así como decir que un perro es capaz de atacar a un niño no es un juicio moral sobre el perro: es una declaración de la realidad de la situación.

Quizás el verdadero problema ético detrás del ataque indiscriminado no es uno sobre la asignación de culpa, sino sobre distinguir si la inocencia siquiera existe en este contexto. Siete mil millones de personas no viven sus vidas siendo inocentes o culpables de nada. Su modo por defecto es “ocupándose de sus propios asuntos”. Son prescindibles, no saben lo que hacen. A ese nivel, sus vidas están más que nada desprovistas de contenido ético discernible. E incluso en situaciones donde la gente se “preocupa”, a menudo roban a Pedro para pagarle a Pablo: Viven parte de sus vidas de un modo no ético para sustentar una fachada ética en alguna otra parte de sus vidas. La conclusión es: si no quieres ese bosque talado, o ese piso oceánico taladrado, o ese río contaminado, no tienes que mirar lejos para ver de quién es culpable. Tú lo eres, tus amigos lo son, aquellos a quienes amas lo son. ¿O tú y ellos comen solo aire y viven en chozas hechas de ramas de arboles nativos? ¿ O te tratas a ti mismo con plantas locales cuando estas enfermo, o chequeas tu e-mail usando solo un arco de fricción (NdT1) de madera? Si (por tus acciones, no tus palabras) no te importa la Naturaleza Salvaje, ¿por qué deberías importarle a ella? Por qué deberías importarle a alguien?

La vida humana no es ni nunca podrá ser heroica, ética, noble, ni ninguna otra de lo que apunta a ser. Puedes esperar poco de ella, y no es eterna. Aquellos que siguen defendiendo el humanismo solo desean cerrar filas y defender el poder humano como su propio fin por cualquier medio necesario, pero están defendiendo los medios materiales por los que la supremacía de esa especie es sostenida. El eco-extremista ha llegado a la conclusión de que la única forma de atacar a la supremacía humana es atacar humanos en cualquier grado en que sean capaces. No hacen esto por algún sentido invertido de moralidad, sino por el entendimiento de que la moralidad es imposible, o más bien, no puede hacer lo que dice que hace: Separar el trigo de la paja, la oveja de las cabras y el inocente del culpable. Su ataque es un rechazo a la premisa de que el ideal humano puede gobernar la vida a un nivel ético universal. Es lanzarse hacia lo Inhumano en el Nombre de lo Desconocido, con pocas expectativas en cuanto a logros humanos.

Nota del traductor:

1) Se refiere a un instrumento primitivo utilizado para hacer fuego por fricción.

(es) Nota obligatoria sobre la Misantropía

Traducción de la interesante postura individual del escritor del blog, “On the Nameless” sobre la misantropía.


Parece que ha habido una ráfaga de textos que se acercan recientemente al tema de la misantropía en los círculos en los que me encuentro corriendo. El más reciente, fue publicado en un blog por el editor de la revista Atassa (mucho amor) en su blog Wandering Cannibals. Es un tema que he explorado personalmente también dada la ubicuidad del término en el material con el que me relaciono. El reciente mensaje del editor de Atassa trajo a la mente algunos de los pensamientos que había tomado en mi cuaderno sobre la noción de “misantropía”, y me motivó a tomar algún tiempo para revisar y ampliar sobre ellos más plenamente aquí.

Cuando se trata de la cuestión de la misantropía, me parece que tengo que hacer eco de las recientes palabras del editor de Atassa, “Yo soy un mal misántropo”, al menos en la medida en que el término se utiliza comúnmente. Debo también observar que encuentro que mis propias razones no se alinean perfectamente con las de su autor original. Sin embargo, si soy perfectamente honesto conmigo mismo y dejo de lado las entretenidas retórica retumbante para quizás un análisis más sobrio y teórico, es verdad que realmente no me encuentro alineando con las filas del misántropo, entiendelo.

Para mí, el tema tiene que ver más con lo que me parece el vacío del término “misantropía” en sí, y las consecuencias de un rechazo de lo que el término significa cuando se entiende en ese sentido. Etimológicamente la palabra misantropía se deriva de una combinación del griego misein (“odiar”) o miso (“odio”), y el griego anthropos (“hombre, humanidad, humanidad”, etc. Esto nos da el misanthropos griego, y nuestra misantropía. El odio a “la humanidad”, “al humano”, ” a la humanidad”, etc. Por simplicidad y espacio nos limitaremos a comprender la misantropía como un “odio a la humanidad”. El significante que usamos para denotar la totalidad del hombre en una diferencia que hace en este caso.

El problema para mí está enraizado en un rechazo a la significación del término “humanidad” o cualquier otro tipo de noción universalizante que espera tratar la complejidad asombrosa del ser humano como una especie de sujeto monolítico. Para ser justos, les concederé que la homogeneización del mundo en repeticiones sin fin del mismo arquetipo híper-civilizado hace que sea menos difícil, pero eso no es realmente el punto. El punto es que si rechazamos la abstracción “humanidad” cuando se santifica en el cambio de progreso por los humanistas y sus filas, entonces no llegamos a dar la vuelta y usar la misma abstracción porque encaja con nuestras propias predilecciones anti-humanistas . Si no hay “humanidad” para el anarquista social o el comunista entonces no hay “humanidad” para el odio del misántropo excepto dentro de los confines espectrales de nuestras facultades noéticas. Uno no puede odiar una abstracción vaga, sólo individuos reales. Y por lo tanto, si no es posible en realidad odiar a un universal, o tal vez debería decir que no es realmente razonable dada la vacuidad de su contenido, entonces el término es, al menos, cuestionable. Más bien que un pensamiento que realmente significa algo real, termina siendo más como un florecimiento retórico usado para señalar un odio profundamente asentado para el orden existente (un sentimiento con el que no estoy en desacuerdo incluso si encuentro su expresión “misantrópica” cuestionable a veces) en una especie de rechazo despreocupado del revendedor que se niega a abordar la sutileza real y el matiz del mundo colgando su negación en una abstracción sin sentido.

Y para mí el término “misantropía” no significa mucho. No pongo mucho en ella, ya que realmente no parece expresar algo que resuena conmigo, mucho de la misma manera que soy a menudo ambivalente hacia el uso del apodo “nihilismo”. Es algo que simplemente no significa mucho para mí o parece describir la forma en que realmente pienso o siento de una manera muy cuidadosa o matizada. No me encuentro vagando por el mundo odiando a cada ser humano que me encuentro o incluso a todo lo que el ser humano es, y por eso encuentro la idea de aceptar una narrativa totalizadora de odio como “misantropía” intelectualmente perezosa e inaceptable. No compré ese algo tan complejo, variado y matizado como el ser humano puede ser tratado tan fácilmente, puesto a un lado después de tales golpes anchos. Y así supongo que esto me hace “un mal misántropo”, o lo que sea.

Sin embargo, todo esto ha sido dicho, ¿hay un lugar para la “misantropía”, entendido de otra manera? Después de todo, yo mismo he escrito cosas que hacen uso de conceptos como “El hombre”, “la humanidad”, “el ser humano”, etc. Todo lo que probablemente podría ser leído como misántropo en el sentido que he rechazado arriba, y para ser perfectamente honesto, probablemente soy culpable de recurrir a las abstracciones por el bien de los floreos apasionados en el calor de la escritura. Pero la respuesta corta es sí. Creo que existe un lugar para la misantropía como una forma de reflexión, análisis o crítica filosófica que reconoce que la “humanidad” es una abstracción conceptual y que sigue siendo consciente de que se trata de la “humanidad” no como una realidad concreta , ya que no tiene ninguno, sino como esa abstracción en movimiento del ideal humanista, ese (ig) idealismo noble y moderno que arrogantemente ha establecido su ídolo narcisista hecho a sí mismo “Hombre” encima de la gran belleza del todo y profanado la gran belleza de la tierra en el servicio incesante de esta abstracción vacía. Es un rechazo del “hombre” expresado en un conjunto más amplio de postulados epistemológicos y metafísicos que van en contra de los supuestos filosóficos de la iluminación, la modernidad, el humanismo, etc. Este es probablemente el único sentido en el que me encuentro marginálmente involucrado en los círculos “misántropos”. No porque odie a cada ser humano que me encuentre, porque no lo hago, sino porque he venido a rechazar el ideal humanista de la degradación arrogante del todo al servicio de un ser “Humanidad”. Incluso como una abstracción hueca y vacía, es repugnante para mí y se opone a todo lo que encuentro hermoso en el mundo (y me atrevo a incluir aquí incluso al ser humano en su belleza más complicada). Donde mi odio es más prominente es donde esta miseria es más flagrantemente manifestada. En los bosques rotos destruidos por las viviendas decadentes de un mono narcisista, en las montañas aplastadas y toda su vida destruida por juguetes superfluos y lujosos.

Y, por supuesto, esta miseria se manifiesta en las acciones de los seres humanos individuales, y así entiendo el odio de los hombres y comparto los sentimientos que a menudo se expresan en los escritos de las filas de los nihilistas y misántropos. Supongo que al final del día la educación de mi filósofo significa que a menudo pienso que los problemas son más complicados de lo que admitimos y que a menudo merecen un poco más de matices y complejidad de lo que encuentro en la mayoría de los textos. Y por lo tanto, esto a menudo significa que no necesariamente me sienta tan fácilmente atraído con los Nihilistas y Compañia. Sin una fuerte dosis de ojo lateral ambivalente, aunque en mi corazón siento profundamente los mismos sentimientos que ellos. Pero eso está bien, es todo amor.

(es-it) Odio misantrópico

Traducción del fiero texto con sentir misantrópico desde el sitio afín de sangre “Abisso Nichilista”, publicado recientemente en Proyecto Amoklaufe.


Misántropo no se nace, se hace.

La receta para un misántropo genuino siempre comienza con una persona rebosante de amor por su prójimo; a esto, uno agrega una pizca de desencanto, mezclada con una saludable dosis de cinismo y de amargo resentimiento; luego dejado reposar con el fin de que los ingredientes se asienten hasta estar totalmente sumergidos, y terminado sirviéndolo sobre un mundo ocupado con otras personas.

Detrás de cada personalidad misantrópica uno encuentra los restos en descomposición de un antiguo filántropo.

Todo esto es evidente sólo si uno considera la intensidad de la apasionada crítica del misántropo. El grado de su desprecio y desdén por la humanidad es siempre precedido por una abundancia de amor apasionado; porque es imposible para uno, odiar apasionadamente si uno no sabe cómo amar apasionadamente.

Que muchos misántropos fueron una vez, en la ingenuidad de su juventud, idealistas o románticos no debería tomar a nadie por sorpresa en lo absoluto.

Lo que distingue al odio misantrópico es su amplitud y universalidad. El odio misantrópico es general, porque el misántropo detesta a todos los hombres; su odio abarca todo, porque desprecia con cada fibra de su ser a la muchedumbre y sus imbéciles costumbres y gestos; él amontona desprecio en aquello que es popular y cotidiano para las irreflexivas y amorfas masas; tiene demasiada experiencia en las costumbres de los hombres como para tomar nada al pie de la letra, y su escepticismo hacia las presuntas intenciones de otros no conoce límites.

El misántropo genuino y verdadero no debería ser confundido con distante indiferencia, tal cual el caso del egoísta. El egoísta subordina los intereses de otros a los suyos; y así, es relativamente apático a las masas. Como tal, es generalmente ajeno.

Por el contrario, el misántropo es demasiado reflexivo y demasiado consciente para ser un simple egoísta. Porque la misantropía nunca es indiferencia pasiva, sino que siempre se manifiesta en aborrecimiento y odio activos.

______________________________________

Pubblichiamo Egoisticamente affini questo testo sul “Misantropismo”, estrapolato dal cessato- e affine- sito “Abisso Nichilista”- specificando che è un breve testo, ma contiene delle buone basi, per dibattere amoralmente, in maniera più approfondita, rispetto alle blande generalizzazioni di dicotomia: misantropia=fascismo e stronzate umaniste varie…

Link originale da qua:

http://abissonichilista.altervista.org/misanthropic-hate/

___________

Misantropo non si nasce, si diventa.

La ricetta di un genuino misantropo inizia sempre con una persona traboccante di amore per il proprio compagno; A questo si aggiunge un pizzico di disincanto, mescolati con una dose sana di cinismo e di amaro rancore; Poi, lasciate riposare perché gli ingredienti dovranno stabilizzarsi insieme fino a che non si è completamente immersi, e si può alla fine servire in un mondo occupato con altre persone.

Dietro ogni personalità misantropica si trovano i resti di un ex filantropo.

Questo è evidente se solo si considerano l’intensità e la passione al vetriolo del misantropo. Il grado del suo disprezzo e disprezzo per l’umanità è sempre preceduto da un’abbondanza di amore appassionato; Perché è impossibile per un individuo odiare in maniera passionale se non si sa come appassionatamente amare.

Molti misantropi sono stati una sola volta, nell’ingenuità della loro giovinezza, idealisti o romantici, e questo non dovrebbe essere vista in maniera assoluta come una sorpresa.

Ciò che distingue l’odio misantropico è la sua ampiezza e l’universalità. L’odio misantropico è generale, perché il misantropo odia tutti gli uomini; Il suo odio comprende tutto – perché disprezza con ogni fibra del suo essere la folla e le stupide abitudini e i manierismi;  Attacca con disprezzo ciò che è popolare e comune alle masse indifese e amorfe; Ha troppa esperienza nei modi di pensare degli uomini per carpire da loro qualche valore, e il suo scetticismo non ha limiti verso le intenzioni affermate da altri.

La misantropia genuina è vera e non deve essere confusa con l’indifferenza distaccata, come avviene per l’egoista. Gli egoisti subordinano gli interessi dell’altro al proprio; Essendo relativamente apatici alle masse, è generalmente inconsapevoli.

Al contrario, il misantropo è troppo riflessivo e consapevole di essere un semplice egoista. Poiché la misantropia non è mai l’indifferenza passiva, ma si manifesta sempre con attiva avversione e odio.